Está en la página 1de 9

Serpiente bicéfala

A) Contextualización en el área andina


Desde épocas muy tempranas se representó a la serpiente, viene apareciendo desde el pre
cerámico como es el caso de los tejidos de Huaca Prieta, representado en forma de “S”
terminando en dos cabezas de falcónida y en otros de la costa central mostrando dos
cabezas diagonalmente opuestas (Campana, 2016).

Ya en el formativo se da un uso recurrente de este motivo, en Chavín se encuentra


representado en la litoescultura, como en la Estela con ser antropomorfo con cabellos de
serpiente (medusa) (Narvaez,2003), la Gran Huanca , Escalinata de las Serpientes, en el
friso de la esquina suroeste del Templo Nuevo , Esta serpiente tiene una cabeza , tiene el
cuerpo alargado ya sea horizontal o vertical , se encuentran de perfil mostrando un ojo y
algunas apéndices, además presenta la cola enrollada y muestra las fauces cerradas. Entre
las características morfológicas esta la mancha larga y ondulada detrás del ojo.

Más tarde se halla una representación similar a la serpiente bicéfala del Patio, en el caso
Moche, en la botella donde se observa ofrendas y adorantes bajo el cielo nocturno; se
presenta la serpiente bicéfala de la misma forma arqueada y con sus cabezas a los extremos,
aunque en vez de volutas presenta una cresta y sobre esta se hallan esferas. Donde se
personificaron lo que parecen ser sacerdotes consumiendo coca bajo la serpiente bicéfala
celeste nocturna (Golte,2009).

En la cultura Lambayeque se distingue una representación de la serpiente mítica en el vaso


B de Denver; la cual tiene una representación diferente que la serpiente bicéfala del Patio
de los Frisos, y es que solo está conformada por una cabeza, presentando un cuerpo
ondulante hacia abajo, presenta 5 apéndices de forma alterna, solo uno de ellos en forma
de ola; aunque la serpiente menor tiene 3 apéndices alternos que tienen forma de ola
(Narváez p.80).

Esta serpiente forma parte de una narrativa, donde se hallan diferentes tipos de personajes,
conformando un adminículo, como define Campana (2015); sin embargo, en el patio suele
presentarse como el tema principal; exhibiéndose de forma repetitiva junto con otros dos
elementos.

La serpiente mítica tiene una connotación creadora, generando vida en diferentes órdenes:
aves, serpientes, plantas, peces y crustáceos, además de seres humanos; mientras la
serpiente bicéfala representa a la vía láctea, por la ubicación y forma arqueada que
muestra(Ibit).
Donde hay un parecido muy singular es en Huaca Dragón, donde los Chimú también
plasmaron la serpiente bicéfala en un mural, y no solo eso, sino que tiene los mismos
motivos asociados que en Los Frisos, teniendo ambos casi el mismo tema principal; sin
embargo, estos estarían mejor definidos y representados de forma iterativa casi de forma
idéntica; a diferencia de los Lambayeque que lo reprodujeron con variación entre un tema
y otro.

La serpiente bicéfala presenta volutas en forma de ola que tienen dos direcciones,
dirigiéndose hacia afuera, presenta tres bandas bien definidas, en la cabeza destaca
claramente sus fauces; a diferencia de nuestra serpiente, donde las volutas tienen una solo
dirección, si seguimos el discurso iconográfico estas tienen dirección oeste; solo se halla
una con doble dirección; en cuanto a las bandas son diferentes para cada caso; mientras las
cabeza apenas se distingue y se aproxima la diferenciación entre la cabeza de la serpiente
y del personaje antropomorfo.

…..?
De acuerdo a las investigaciones etnológicas realizadas en la selva permitieron conocer la
relación que existe entre los ancestros y las serpientes, porque uno de los recursos más
importante es el agua, que está ligado a la lluvia, al trueno, relámpago y el arco iris. Esa
serpiente, sustancia vital de los ancestros es el agua de vida; por lo tanto, las serpientes,
apéndices y atributos de los ancestros en la iconografía mochica y andina, significaría la
inmortalidad de las huacas(Hocquenghem,1989:208).

Además, en las crónicas también se señala a la serpiente como un símbolo de adoración;


Cristóbal de Albornoz, en sus indagaciones, proclamó que los indígenas «las adoraban y
sirven […] nombrando machacuay y amaru. Esta especie cuando pueden ser havidas vivas,
las meten en tinajas grandes y las sustentan muchos años con sangre de cuyes y yerbas y
les hacen muchas fiestas y sacrificios» (Duviols 1967 en Mayer y Millones,2012).

B) Identificación como especie

Debido a que las representaciones realistas de ofidios son bastante escasas (Hocquenghem
1987 en Goepfer 2013) se hace una aproximación con las pocas características presentes
en la S. b apoyándose en lo identificado en otras culturas, como la cultura Cupisnique y
Chavín, donde se representó la macanche (Campana, 2015:169) al igual que en Huaca
Dragón donde el motivo central es muy similar al de Patio de los Frisos.
En base a esto se asevera que los motivos de la S.b corresponden a una especie de ofidio
denominado Boa constrictor ortonii comúnmente conocido como “macanche”(Fig.50), que
tiene su distribución a lo largo de la ecorregión del Bosque Seco Ecuatorial (CIZA, 2003), se
alimenta de mamíferos como roedores y murciélagos, también come pájaros, anfibios,
lagartos, iguanas y otras serpientes, cabe destacar el tamaño adulto las hembras son más
grandes que los machos adultos (GISD, 2015).

Entre las características morfológicas esta la


mancha larga y ondulada detrás del ojo
(Fig.49); que se representaron en lapidas y
cerámica Chavín y Cupisnique de forma
tridimensional como una voluta con forma de
ola (Fig.50) (Campana 2015:170), esta voluta
se representó de manera bidimensional en
ambos lados de las partes superior de la
Fig.49 cabeza de la Boa constrictor ortonii serpiente bicéfala (Fig. 52).

fig. 50. Representación de boas en la cultura Chavín, Campana 2015.

Sin embargo, en algunos motivos las S.b poseen más de un par de apéndices, lo que puede
indicar las falsas “orejas” de la macanche; además de estas cabezas están en actitud de
devorar a los personajes antropomorfos, empezando por su cabeza, hecho que coincide con
el hábito alimenticio de serpientes como la macanche (León de Vaal. 2016)
Fig.51 Boa constrictor ortonii Fig. 52 Serpiente bicéfala, posibles manchas y orejas enmarcado
. con círculos rojos
SERPIENTE DE CHAVIN DE HUANTAR SERPIENTE DEL PATIO DE LOS FRISOS

Estela con ser antropomorfo con cabellos de serpiente.

Serpientes en la Gran Huanca, Galería del Lanzón.

Escalinata de las Serpiente


SERPIENTE MITICA DEL VASO B DE DENVER- LAMBAYEQUE SERPIENTE BICEFALA DEL PATIO DE LOS FRISOS
SERPIENTE BICEFALA, BOTELLA ASA ESTRIBO- MOCHE SERPIENTE BICEFALA DEL PATIO DE LOS FRISOS
SÍNTESIS Y DISCUSIÓN

De acuerdo a las características que presenta variaciones para cada cultura, la


serpiente se representó de diferentes formas, sin tener una representación
realista; en la apoca del formativo, dentro de Chavín ocupa un tercer lugar
después del felino y la falcónida; por lo tanto, en esta época se representa
como un “adminículo” relacionado a seres de mayor estatus (Campana,2015).

Empieza a tener una mayor presencia durante la época Moche, donde tiene
una semejanza con la serpiente bicéfala del patio de los Frisos; donde se piensa
que ambas están relacionadas con la vía láctea, donde habría un
relacionamiento del mundo de abajo con el mundo celeste(Golte,2009).