Está en la página 1de 4

Aborto

El aborto consiste en la interrupción del embarazo y se puede producir tanto de forma


espontánea como inducida. Sea cual sea el caso, el aborto concluye con la expulsión
del fetoa través del canal vaginal.
Tipos

Aborto espontáneo
El aborto espontáneo es aquel que no se da de forma intencionada, sino a causa de una
serie de complicaciones en el feto o en la madre. Generalmente ocurre durante las 12
primeras semanas de gestación y no precisa de ningún tipo de intervención quirúrgica,

Muerte fetal
Cuando el aborto ocurre con posterioridad a las 20 primeras semanas de gestación se
conoce como muerte fetal y en estos casos siempre se requiere de cirugía para extraer
el feto del útero. Es un caso extraordinario, pues sólo ocurre en menos del 1 por ciento
de los embarazos.

Aborto inducido
El aborto inducido es aquel que se realiza por propia voluntad de la mujer. Hay dos
formas de interrumpir un embarazo: Aborto médico, Aborto quirúrgico.

Existen dos métodos frecuentes de aborto quirúrgico:


 Aspiración con vacío manual
La aspiración con vacío manual se puede hacer durante las 12 primeras semanas de
embarazo y consiste en la extracción de todo el tejido que contiene el útero con un
instrumento succionador de manera manual.
 Dilatación y evacuación
Este tipo de aborto quirúrgico se puede practicar tras el primer mes de embarazo, pero
siempre antes de la semana 13. Consiste también en la extracción del tejido que reviste
el útero, pero se realiza a través de una máquina.

Estadística.

 Entre 2010 y 2014 hubo en el mundo un promedio anual de 56 millones de


abortos provocados (en condiciones de seguridad o sin ellas).
 Hubo 35 abortos provocados por cada 1000 mujeres de entre 15 y 44 años de
edad.
 Un 25% de los embarazos acabaron en aborto provocado.
 La tasa de abortos fue mayor en las regiones en desarrollo que en las
desarrolladas.
 Según los cálculos, cada año hubo en el mundo unos 25 millones de abortos sin
condiciones de seguridad, casi todos ellos en países en desarrollo (1).

En Guatemala, el 56% de todos los embarazos no son planificados.

Aunque la ley guatemalteca sólo permita el aborto inducido para salvar la vida de
una mujer, muchas mujeres obtienen abortos ilegales. Casi 65.000 abortos
inducidos se realizan anualmente en Guatemala. Cada año, alrededor de 21.600
mujeres son hospitalizadas y 660 mujeres mueren por complicaciones de aborto
inseguro. Estas muertes son totalmente evitables a través de la legalización del
aborto. El aborto es ilegal bajo cualquier circunstancia, excepto para salvar la vida
de una mujer, según los artículos 133 a 139 del Código Penal de Guatemala.
Leyes.
La Constitución de Guatemala establece que el Estado garantiza y protege la vida
humana desde su concepción, así como la integridad y la seguridad de la persona.
Este precepto constitucional prevalece sobre la disposición del Código Civil que
dispone: “La personalidad civil comienza con el nacimiento y termina con la muerte;
sin embargo, al que está por nacer se le considera nacido para todo lo que le
favorece, siempre que nazca en condiciones de viabilidad”.
Por otro lado, en el Código Penal se define el aborto como la muerte del producto
de la concepción en cualquier momento de la preñez, y se castiga con penas
privativas de libertad el aborto intencional; Tal y como se menciona en los artículos
133 al artículo 140.

Cuando la mujer causare su aborto o consintiere que otra persona se lo cause, la


misma debe ser sancionada con prisión de 1 a 3 años. Si lo hiciere impulsada por
motivos que, ligados íntimamente a su estado, le produzcan indudable alteración
síquica, la sanción será de 6 meses a 2 años de prisión. Asimismo, quien de
propósito causare un aborto, será sancionado: 1º Con prisión de 1 a 3 años, si la
mujer lo consintiere, 2º Con prisión de 3 a 6 años, si obrare sin consentimiento de
la mujer. Si se hubiere empleado violencia, amenaza o engaño, la pena será de 4 a
8 años de prisión.

Si, a consecuencia del aborto consentido o de las maniobras abortivas consentidas,


resultare la muerte de la mujer, el responsable será sancionado con prisión de 3 a
8 años. Si se tratare de aborto o maniobras abortivas efectuados sin consentimiento
de la mujer y sobreviniere la muerte de ésta, el responsable será sancionado con
prisión de 4 a 12 años.
Soluciones.

El aborto peligroso se puede evitar por medio de:

 la buena educación sexual;


 la prevención de los embarazos no deseados mediante el uso de métodos
anticonceptivos eficaces, incluidos los anticonceptivos de emergencia; y
 la prestación de servicios legales de aborto seguro.

Además, las defunciones y discapacidades derivadas de los abortos peligrosos se


pueden limitar mediante el oportuno tratamiento de emergencia de las
complicaciones.

Dificultades.

Las complicaciones graves son muy raras, pero se pueden presentar.

Entre estas se incluyen las siguientes:

 El aborto no funciona y el embarazo no se interrumpe.


 Quedan restos de tejido del embarazo en tu útero.
 Coágulos de sangre en tu útero.
 Sangrado muy abundante.
 Infección.
 Lesiones en tu cuello uterino, útero o en otros órganos.
 Reacción alérgica a los medicamentos.

Efectos nocivos

Las principales complicaciones del aborto peligroso que ponen en peligro la vida
son las hemorragias, las infecciones y los traumatismos del tracto genital y los
órganos internos.

Signos y síntomas

Es preciso realizar una evaluación inicial exacta para asegurar el tratamiento


adecuado y el envío rápido de casos de aborto peligroso con complicaciones. Los
signos y síntomas críticos de las complicaciones que exigen atención inmediata
incluyen:

 sangrado vaginal anormal;


 dolor abdominal;
 infección; y
 choque (colapso del sistema circulatorio).
Las complicaciones derivadas del aborto peligroso pueden ser difíciles de
diagnosticar. Por ejemplo, una mujer con un embarazo extrauterino o ectópico
(desarrollo anormal de un cigoto fuera del útero) puede tener síntomas similares a
los de un aborto incompleto. Por consiguiente, es esencial que el personal sanitario
esté preparado para realizar envíos de pacientes y disponer lo necesario para su
traslado a un centro en el que se pueda realizar un diagnóstico definitivo y dispensar
rápidamente la atención apropiada.

Consecuencias
El aborto no seguro es una de las cinco principales causas de mortalidad
materna –junto con las hemorragias, las infecciones, la presión arterial alta
(preeclampsia y eclampsia) y el parto obstruido–, y además es la única de las cinco
que es casi totalmente prevenible. Estas cinco causas son responsables del 75%
de las muertes maternas en todo el mundo; el aborto no seguro, por su parte, es
responsable de al menos 1 de cada 12 muertes maternas.