Está en la página 1de 3

¿Montar una empresa?

¿Y qué negocio
poner?
Hoy quiero darte un consejo por si estás pensando en montar una empresa y te estás
preguntando qué negocio poner. El consejo te lo doy ahora mismo:

Monta un SISTEMA y no desarrolles un esquema de


AUTO EMPLEO
Verás que me ha costado 2 lineas darte el consejo que es más importante para mí. Sobre
estos temas, ahora voy a argumentar un poco por qué opino de esta manera.

Primero quiero decirte que a lo largo de mi recorrido profesional, he tenido la


posibilidad de montar tres empresas, y al día de hoy todavía tengo una empresa mía que
gestiona mis activos online. Aunque ahora mismo también estoy trabajando como
empleado.

Lo que importa realmente cuando estás a punto de tomar una decisión de montar una
empresa, es primero tener un plan. Si no tienes un plan, no sabes muy bien adónde vas.
Y creo que como objetivo final, este plan debe marcarte el rumbo y decirte adónde
quieres llegar. Cualquier plan que no define el modelo de empresa a la que se quiere
llegar es un claro síntoma de que su autor todavía no está del todo preparado para
lanzarse.

Cuando hablo de modelo, quiero compartir contigo algo muy importante. Si montas un
sistema, es más que probable que durante los dos, tres o cinco primeros años tengas que
trabajar mucho, levando el peso de tu negocio tú mismo. Pero ten en cuenta que lo que
estás haciendo con tanto esfuerzo es montar un sistema que trabaja sin ti, una vez
llegado a puerto. Creo que ahí está la clave.

Cuando hablamos de sistemas, hay dos formas de hacerlo. Una de las alternativas es
hacer una inversión propia fuerte. En este caso, desde el inicio del proyecto ya vas a
tener que reclutar unos empleados, y tú te puedes dedicar a las ventas mientras ellos se
encargan de llevar adelante los proyectos. Es un modelo que funciona. Es el modelo
tradicional de las agencias o consultorías.

Pero ves que desde el inicio ya necesitas un aporte financiero importante, y lo normal es
que los emprendedores no dispongan de este dinero para contratar empleados. Entonces
lo que hacen es juntarse con otros socios con competencias distintas y así se
complementan: uno para las ventas, otro para las operaciones, y así forman el pequeño
negocio, la micro-pymes de toda la vida.

De todas formas, aún si has montado un negocio de este tipo, son modelos que
rápidamente llegan a su techo, porque básicamente lo que estás monetizando son
horas de tu tiempo, que las vendes a una tarifa. Esto significa que si en un momento
no estás porque te vas de vacaciones, o si estás enfermo, o si quieres pasar unos días
con tu familia, en tales casos tus fuentes de ingresos en seguida se secan y no ingresa
nada. Es un problema muy importante.

Por eso, cuando yo hablo de sistema, creo que cualquier emprendedor debería tener esto
en mente y en su proyecto, y a partir de ello intentar aportar algunas respuestas.

Modelos digitales
En los tiempos que corren y con el auge de las redes sociales en Internet, creo que los
negocios se están moviendo definitivamente hacia el canal de Internet. Si piensas en el
canal de Internet, existen dos ejemplos concretos de negocios que son sistemas. Primero
una típica tienda online, por ejemplo, de vinos. Un modelo de ese tipo tiene sus
ventajas, porque no importará si estás durmiendo; igual la gente tendrá posibilidad de
seguir haciendo sus pedidos, y tú mañana por la mañana tomarás esos pedidos y los
resolverás.

De cualquier modo, aún en este caso, hay una serie de tareas que siguen siendo de
tipo OFFLINE. Tienes que gestionar las existencias, el manipulado de productos, tener
una nave, pagar seguros, preparar los paquetes, y entregarlos a los clientes, ya sea por
correo o por mensajería. Sin dudas éste es un sistema, pero a mi entender, un sistema
parcial. Aún así, con que tengas un par de empleados encargados de gestionar la
logística de tu tienda, pues habrás montado un sistema que de hecho funciona sin ti.

Pero hay mejores alternativas. Si piensas en temas de formación basada en la gran


Internet, hay una serie de productos que te ofrecen una ventaja mayor, que son los
productos digitales. Podemos pensar en libros electrónicos o en un curso de formación
online, un desarrollo informático, o un plugin para WordPress. Y siguen los ejemplos,
un diseño web de un theme para WordPress, un plantilla para Joomla. Como ves, te
estoy enumerando una serie de productos que puedes intentar vender online, y cuya
entrega es instantánea. Aquí entonces tenemos un sistema perfecto, porque no sólo la
venta se ha automatizado, sino también la entrega de productos.

Cuando me refiero a sistema, éste debe ser el destino final de tu viaje como
emprendedor, porque al fin y al cabo, no importa si estás durmiendo, si estás de viaje o
si estás enfermo. Tu sistema seguirá funcionando (y facturando). Sin ti.

Por todas estas razones, para mí éste es el primer objetivo que deberían plantearse los
emprendedores, y al mismo tiempo es algo que no veo tan claro en muchas de las
empresas que se están lanzando. Entonces cuidado con los proyectos de auto empleo,
tipo consultoría o diseño web Freelance.

De cualquier modo, soy consciente de que cualquier proyecto tiene una fase en la cual
tú deberás estar en todo, controlando los gastos y montando básicamente tu negocio.
Pero es importante que este período tenga fecha de finalización, a partir de la cual tú
pasarás a otra posición. Si en ese punto el negocio no está funcionando tal como lo
tenías previsto, mi consejo es que prepares tu salida del mismo. Pero si funciona, debes
orientar todos tus objetivos y tus esfuerzos hacia una sola cosa: hacer crecer tu
proyecto o montar un nuevo proyecto.
Te aclaro que los proyectos de auto empleo son planes que pueden ser muy interesantes
para darte calidad de vida. Pero muy a menudo no te traerán más dinero. O si consigues
más dinero como Freelance, lo sueles lograr haciéndole pagar el precio a tu calidad de
vida, a tu familia, por ejemplo trabajando los 7 días a la semana. El principal problema
que tienen, sobre todo si trabajas desde casa, es que hay un riesgo de encerrarte en tu
mundo y cortarte de los demás. Este aislamiento a veces conduce a una depresión, que
en el peor de los casos puede llegar a impedirte lograr los objetivos que te marcaste al
comienzo.

Por eso, para mí lo mejor es montar un sistema. A propósito, te recomiendo leer el


primer artículo que publiqué sobre este tema: Montar un negocio en Internet.

Pues bien, espero que te haya servido esta charla informal. Y tú? Ya sabes que
negocio poner?