Está en la página 1de 6

Ponencia Región Estudiantil.

Autores: - CRISTOBAL PINO


- PATRICIO LÓPEZ
Regional Estudiantil

“La estructura orgánica deberá ser construida desde los espacios de base, tomando en
consideración las particularidades territoriales y sectoriales de los militantes, y además,
deberá estar constantemente en evaluación y crítica. La estructura orgánica y la
intervención política deberá ser fiel reflejo que la organización se constituye en su esencia
como feminista.”
Durante el último año el Frente Estudiantil del Movimiento Autonomista ha logrado
consolidarse hacia la externa de este, alcanzando importantes victorias a nivel federativo y
de centros de estudiantes, tanto universitarios como secundarios. La consecución de los
objetivos, la presencia en vocerías estudiantiles nacionales y el crecimiento organizacional
implican nuevos desafíos hacia la interna como a la externa, lo que implica necesariamente
revisión de las estructuras del movimiento y si estas cumplen con las necesidades de la
militancia.

Actualmente en la interna de Movimiento Autonomista, el espacio estudiantil (estudiantes


universitarios como a los secundarios) está constituido como un “Frente” con presencia en
distintas regiones del país. Este frente tiene una orgánica propia, elegida democráticamente
por sus militantes y cuenta con una orgánica tanto a nivel nacional, como también una
orgánica de zonal/regional y territorial (bases universitarias y secundarias). Luego del
congreso que se llevo acabo entre el año 2016 y 2017 “Construyendo Alternativa”, una de
sus definiciones fueron las tareas y atribuciones que tienen los frentes para con el
movimiento, donde nuestros representantes nacionales sólo tienen con derecho a voz y no
a voto en la Asamblea Nacional. Lo que ha generado en su principio muchas controversias y
discusiones dentro de los frentes, nuestro frente no se quedo atras de la discusión.
actualmente existe una propuesta de estatutos emanada desde la Asamblea Nacional que
mantiene estas condiciones.

“Frentes
Definición
Órgano de militancia de base abocado al trabajo temático y/o sectorial, asumiendo la
elaboración política, sosteniendo y generando la inserción social de la organización en su
determinado ámbito y asumiendo la representación del movimiento en dicho sector o tema.
Los frentes promueven el debate al interior de la organización mediante votos políticos
específicos de su espacio de intervención social, y elaboración de debates y reflexión que
atañe a su sector. Así mismo deben desarrollar la política del movimiento en su propio
ámbito y lo representan en las diversas instancias en donde participen. Los frentes también
desarrollan y despliegan su la política del movimiento con los mismos encargades que
cualquier espacio de militancia con un plan político con similares características que el plan
de político de los territorios geográficos.

Funciones
Promueven el debate al interior de la organización mediante votos políticos en las temáticas
y áreas a las que estén abocados o cuya elaboración sea necesaria para la política del
movimiento en general.
Desarrollan la política del movimiento en su propio ámbito y lo representan.

Vinculación con órganos superiores


Forman parte de las asambleas regionales, representándose a nivel nacional a partir de este
espacio.

PROPUESTA: Los frentes tienen una división regional que en forma conjunta generan una
unidad nacional. A su vez, cada frente regional forma parte de la asamblea regional
correspondiente, y cada frente nacional de un determinado sector o tema forman parte de
la asamblea nacional.” (A.N. Movimiento autonomista, 2017)

Es necesario que como Frente Estudiantil demos la discusión respecto de cual es el rol de los
estudiantes dentro de nuestra estructura interna y cuáles serán nuestras definiciones para
el próximo congreso General del Movimiento Autonomista.

Actualmente la dirección de nuestro movimiento apunta hacia la territorialización, es decir,


que la priorización de las acciones y de la actividad política está centrada en el trabajo en
comunales, zonales y regionales, no obstante el trabajo que desarrollamos los estudiantes
en nuestros distintos espacios universitarios y secundarios, puede ser considerado un
trabajo territorial, puesto que como estudiantes desarrollamos gran parte de nuestra
actividad política dentro de los espacios educacionales y más aun cuando el único espacio
de militancia de muchos miembros del Frente Estudiantil son sus espacios de base, ya sea
porque no existen comunales ni zonales en los que tengan cabida geográfica o porque el
tiempo dedicado al trabajo político en los centros educacionales impide militar en algún
comunal. Estas y otras razones provocan que un gran número de compañeras y compañeros
no puedan ver representada su voz y voto en la Asamblea Nacional, por lo que como
estudiantes debemos ser propositivos y presentar alternativas a la actual estructura,
entendiendo las virtudes y falencias que presenta nuestra organica.

Es por esto que presentamos al Primer congreso del Frente estudiantil del Movimiento
Autonomista la idea de transformar nuestro Frente Estudiantil en un Regional Estudiantil,
con su propia estructura orgánica, militancia y sus propios objetivos políticos (siempre en la
línea de los objetivos y necesidades de nuestro movimiento), el constituirnos como un
regional aportará al espacio estudiantil una independencia en su constitución y operatividad
dentro del movimiento, a su vez, dará una mayor relevancia a nuestras definiciones políticas
dentro del movimiento, ya que el estudiantil a constituirse como un regional podrá contar
con un voto en la Asamblea Nacional, lo que solucionará el problema de invisibilización del
espacio estudiantil en la militancia autonomista.
Por otra parte, la constitución del Regional podrá darle una legitimidad al espacio para
coordinar junto a la Asamblea Nacional y la Dirección Nacional del movimiento áreas como
el financiamiento o acciones políticas conjuntas (siempre manteniendo la autonomía del
espacio estudiantil en la toma de decisiones). Cabe destacar que esta idea de transformar
nuestro Frente en Regional debe tener un carácter de excepcional, puesto que también
debemos considerar ciertas características de orden operativo, como la
sobrerrepresentación de la militancia con compañeras y compañeras también tengan la
capacidad de desarrollar labores paralelas en el Estudiantil y en Regionales y/o Comunales.
Para solucionar estos conflictos de carácter operativo debemos considerar los siguientes
puntos:

Como primera opción, puede existir posibilidad de una doble militancia Regional, donde
quienes participen del Regional Estudiantil, puedan participar de otros Regionales con
derecho a un sólo voto. La actualización constante de los padrones y la vinculación entre los
encargados orgánicos de los distintos regionales permitirá, a traves de nuestra plataforma
verificar quienes están autorizados para votar en el Regional Estudiantil o en otro Regional
según la elección que haga el militante. En el caso de las cotizaciones militantes donde
sucedería algo similar respecto al acápite anterior en que, el o la militante, podrá elegir el
dónde cotizar como militante debiendo éste informar al les encargades de finanzas de cada
espacio.

O como segunda opción, podemos considerar la posibilidad de que compañeras y


compañeros participen de del Regional Estudiantil sin militar en este y que su militancia este
en otro Regional o viceversa, lo que quita derechos políticos dentro de alguno de los dos
Regionales.

Es labor de este congreso el definir cual de estas dos opciones o alguna otra, es la más
óptima para las necesidades de nuestra militancia.

Se propone además una estructura para este regional, la cual esta basada en la estructura
del frente estudiantil, es decir, entendiendo que durante este congreso se actualizará la
estructura orgánica del Frente Estudiantil, es de esperar que se utilice el mismo modelo
para el Regional Estudiantil, con el objetivo de no burocratizar en demasía este cambio.
Frente educacional:

Ante la necesidad de contar con insumos que promuevan el debate interior de la


organización mediante votos políticos respecto de educación e insumos que potencien el
accionar de los distintos territorios, Regionales, principalmente al Regional Estudiantil
respecto de materias que involucren a los distintos actores de la educación o luchas
relacionadas a materias educacionales, es que surge la necesidad de crear un frente
educacional, que integre a todos aquellos actores que han quedado fuera de la lucha
educacional debido a la falta de espacios de acción y discusión política.
Es de considerar que este espacio debe ser autónomo en su accionar y constitución, al igual
que los regionales, pero debe tener la capacidad de crear y sintetizar contenidos que que
aporten a la necesidades del movimiento en su totalidad, es decir, tanto a los actores que
están relacionados con las luchas que llevan los actores educacionales, como los que no
tienen ninguna relación en estas materias. Este frente debe además generar vinculación con
los centros de estudios de las distintas universidades u otras instancias, con el objetivo de
intercambiar y complementar ideas, insumos, planes de formación, etc.

De la composición del Frente Educacional


Este frente debera integrar a todos los actores de la educación, funcionarios, docentes,
estudiantes y apoderados, y como cualquier frente sectorial/temático debe además dar
cabida a cualquier militante que tenga intenciones de apoyar el trabajo de este frente en
materia educacional, se propone a la plenaria, que este frente cuente con su propia mesa
educacional integrada en principio por:
Mesa Frente Educacional
2 Docentes
2 Funcionarios
2 Apoderados
3 Estudiantes (2 Universitarios y 1 secundario)

No obstante, entendiendo la autonomía del espacio esta estructura podría variar conforme
el paso del tiempo y las necesidades de este frente.

Es necesario que como movimiento seamos capaces de generar contenido y disputar la


institucionalidad con propuestas, que consideren a todos los actores de la educación y que
ayuden al fortalecimiento del movimiento social. Además de rearticular espacios de lucha
que han sido invisibilizados. No obstante cabe destacar que espacios como el Regional
Estudiantil deben mantener su independencia en la toma de decisiones y en su accionar
político, puesto que existen disputas que pueden confrontar incluso a distintos actores de la
educación, es por esto que se plantea solo la posibilidad de un Regional Estudiantil y no un
Regional Educacional con la idea de mantener la autonomía en nuestras definiciones y
acciones.

Bibliografía:
Movimiento Autonomista, A.N. (2017). ​Espacios de militancia, derechos, deberes y
financiamiento​.
https://docs.google.com/document/d/16GYxKo_MBgcHC7GgVx3EDKNc0n7TnFuyQFb_Q2kh
kyc/edit

Intereses relacionados