Está en la página 1de 14

Este trabajo va dedicado a nuestros

padres y profesores que día a día nos

brindan su apoyo y comprensión


INTRODUCCIÓN

Son lesiones debidas a una agresión térmica sobre la piel o mucosas

abiertas al exterior.

Su repercusión socioeconómica es importante, debido a su

extraordinaria frecuencia (ocupan el 5º lugar tanto en frecuencia

como en mortalidad en accidentes infantiles), ya que suelen

acompañarse de una prolongada estancia hospitalaria, pudiendo

quedar secuelas estéticas, funcionales y psíquicas.


QUEMADURAS

1. DEFINICIÓN

Una quemadura es el resultado de impacto de calor, electricidad,

productos químicos, radioactivos en la piel o tejidos subcutáneos.

Son también lesiones producidas en el organismo en diversas

formas, tanto físicas como químicas.

Muchos de los casos de quemaduras se producen a causa de

accidentes dentro del hogar, son mayormente niños y los ancianos

los mas propensos a sufrir estos accidentes.

Las quemaduras pueden producirse por 3 tipos de agentes físicos

como son:

a) Quemaduras Térmicas: Producidas por

 El calor seco: Por ejemplo el fuego directo (incendios),

sólidos calientes (plancha), calor irradiado (estufa).

 El calor húmedo: Por ejemplo líquidos calientes (aguas,

aceite), vapores y gases calientes.

b) Quemaduras Eléctricas: Originados por el contacto con

cordones eléctricos o rayos.

c) Quemaduras por radiaciones: Al someterse a los rayos ultra

violeta, rayos x, etc.

También pueden producirse por sustancias cáusticas o corrosivas,

como ácidos y lejías.


2. CLASIFICACIÓN

Las quemaduras se clasifican según la cantidad de irritación o

destrucción que producen en la piel y son de 3 grados:

2.1. Quemadura de Primer Grado

Son las mas superficiales, pues solo afectan la capa

superficial de la piel (epidermis). Se caracteriza por provocar

enrojecimiento, ardor y leve hinchazón en la piel.

Las quemaduras de primer grado generalmente se producen

por acción de la luz solar o por contacto fugaz con agua

caliente. Usualmente sanan de 2 a 3 días, tiempo en el cual

se acompaña de una descamación de la capa superficial de la

piel.

2.2. Quemaduras de Segundo Grado

Afectan la epidermis y parte del corion. Se caracteriza por

provocar enrojecimiento, ardor y ampollas en la piel.

Generalmente son producidas por agua hirviendo y aceite

caliente, exposición prolongada al sol o por contacto fugaz

con el fuego, usualmente sanan en 2 a 4 semanas,

defendiendo de si son superficiales o profundas y de que no

presenten complicaciones (infección).


2.3. Quemaduras de Tercer Grado

Son las mas profundas, pues destruyen todo el espesor de la

piel, pudiendo afectar incluso a los músculos y al hueso.

Se caracterizan por formar escaras (zonas de tejido muerto).

El área quemada aparece oscura, dura al tacto y no suele

provocar dolor, pues los nervios han sido destruidos.

Generalmente son producidas por el fuego directo, aceite

hirviendo o descarga eléctrica. Pueden tardar meses en

curar, requiriéndose trasplante de piel para evitar la

formación de cicatrices retractibles.

3. CUÁNDO ES GRAVE UNA QUEMADURA

La gravedad de una quemadura depende de varios factores:

 De su profundidad (grado de la quemadura)

 De su extensión (área de piel comprometida).

 De su localización.

 De la edad del accidentado.

En general, cuando más extensa es una quemadura, mayor será

su gravedad (puede ser más grave una quemadura de segundo

grado que afecte todo el cuerpo que una de tercer grado que solo

compromete un dedo).

Se considera como grave:

 Toda quemadura de tercer grado.


 Las quemaduras de primer o segundo grado, cuando:

 En los niños y ancianos si afecta más de 10% del área

corporal total.

 En adultos si afecta más del 20% del área corporal total.

 Toda quemadura de segundo grado o tercer grado que esté

localizada en la cara, cuelo, genitales, manos o pies.

Rescate:

Es lo primero que debemos realizar, pero debemos ser racionales

a la hora de realizarlo. Tenemos que tomar en cuenta que el

quemado puede tener graves lesiones que en ocasiones pueden

ser mas graves que las quemaduras.

Debemos tomar en cuenta los siguientes aspectos:

Modo de llegar al quemado:

Si la víctima fue afectada por un cortocircuito, es necesario cortar

el flujo de la electricidad. Si fue la quemadura fue por combustión,

será necesario utilizar extintores y mantas.

Al colocar un pañuelo húmedo en la boca hasta la nariz, nos

evitará reducir un poco la inhalación de humo y gases, y así

podremos llegar a la victima.


Extinción de la llamas que han prendido en el quemado:

Una persona envuelta en llamas debe tirarse al suelo y revolcarse

para tratar de apagarlas. El cuerpo de la victima debe ser

golpeado con mantas o tejidos de poca combustión.

Rescate del quemado desde el foco del incendio hasta el exterior:

La victima debe ser arrastrada por el suelo, de esta manera

evitaremos que vuelva a arder en llamas.

Resucitación y primeros auxilios:

Si la victima presenta asfixias por intoxicación gaseosa se le debe

suministrar maniobras de resurrección respiratoria.

Peligros de las quemaduras:

Inmediato: el shock que aparece como consecuencia de la pérdida

del plasma y destrucción de los glóbulos rojos.

Posterior: la infección que se puede presentar y las cicatrices

debido al tratamiento o a la extensión de la quemadura.

Tratamiento:

• Colocar a la victima horizontalmente.

• La persona que está atendiendo a la victima debe lavarse las

manos muy bien.

• Se le debe quitar o cortar la ropa cercana a el área afectada y

que no este adherida a la piel.


• Para prevenir la infección de la herida se debe lavar con mucho

agua limpia y luego cubrirla con vendas grasa para las

quemaduras.

• La victima debe consumir bastante agua.

• Si la quemadura tiene lugar en las manos, se deben retira los

anillos inmediatamente.

Traslado de un quemado:

• Se le debe quitar los zapatos, cinturón y ropa apretada a la

victima.

• Se le deben extraer los anillos de los dedos en caso de que se

haya quemado las manos.

• Se le debe retirar la ropa cercana a la quemadura.

• Se le aplican los primeros auxilios mencionados anteriormente.

• La zona del cuerpo que fue afectada por el fuego debe ser

cubierta con vendas estériles.

• La victima no debe ingerir sustancias hasta que sea atendido

por médicos.

• Se debe valorar rápidamente la profundidad y extensión de la

quemadura con el fin de llevarlo a un centro hospitalario rápido.

Esquema para ilustrar la "regla de los 9" para estimar la superficie

corporal quemada.

4. PRIMEROS AUXILIOS

 Una zona que ha sufrido una quemadura, lo mejor que puede

hacerse como medida de primeros auxilios es aplicar frío,


mojar la zona quemada en agua fría o aplicar toallas

húmedas frías brinda alivio inmediato y notable de dolor. Sin

embargo, es necesario no aplicar directamente el hielo en la

quemadura, pues si se hace puede empeorar la lesión.

 La quemadura debe ser cubierta con la mayor rapidez

posible para reducir al mínimo la contaminación bacteriana y

disminuir el dolor al impedir que el aire se ponga en contacto

con la zona quemada. Los apositos estériles son el mejor

material, pero pueden emplearse también como recubierta

en situaciones de urgencia, lienzos limpios secos.

 No se emplearán pomadas ni ungüentos, de hecho, excepto

el apósito, no debe aplicarse a la lesión, medicamento o

material alguno.

 Las quemaduras químicas por el contacto con un material

corrosivo deberán ser lavadas de inmediato. Casi todos los

laboratorios de productos químicos disponen regaderas de

alta presión para tales situaciones de urgencia, ahora bien,

todas las regiones que han tomado contacto con el

compuesto químico deben ser perfectamente lavadas a

chorro de una regadera o en una corriente continua de agua.

 Si la sustancia química cae en los ojos o cerca de los mismos

se procederá a lavarse con agua fría simple, instilando

después dos o tres gotas de aceite (mineral o de oliva) y

avisando enseguida al médico.

 Cuando las llamas prenden los vestidos pueden ser

extinguidas si la víctima se acuesta rápidamente en el piso o

terreno y se le envuelve en una manta, gabán y alfombra.


La permanencia en pie en estos casos obliga al sujeto a

respirar el humo y si corre avivará las llamas.

 Una vez extinguiéndose las llamas se mejoran las ropas

calientes con agua fría y se llamará al médico, el cual a vez

la ayuda del personal hospitalario apropiado con el objeto de

instituir medidas encaminadas a salvar la vida del paciente

con pérdida de tiempo.

5. INTERVENCIÓN DE LA ENFERMERA:

La enfermera cumple importantes funciones, ya que la víctima de

una quemadura en espera de su traslado al hospital, debe

permanecer en cama sin intentar quitarse la ropa.

Las superficies quemadas expuestas pueden ser cubiertas con

material limpio para prevenir exposición al aire y contaminación;

así mismo, se tapa al paciente con una manta para evitar pérdida

de calor corporal. Es también importante que el enfermo

permanezca caliente durante su traslado al centro de tratamiento.

Usualmente un técnico médico para urgencias o personal de

ambulancia, adoptará las medidas necesarias para enfriar la

herida, establecer una vía intravenosa. La víctima es enviada

directamente al hospital y en general, no se administran

analgésicos hasta la llegada al mismo, donde puede valorar su

estado.
6. VALORACIÓN DE LA QUEMADURA

Es necesario la valoración inicial del quemado para elegir el mejor

método de tratamiento, para contar con un guía para reposición

de líquidos y determinar los recursos (personal y equipo),

disponibles para su cuidado, pues la valoración influye en el

pronóstico.

Se valora una quemadura para estimar su causa, el estado del

paciente, la extensión de la piel afectada y la profundidad del

ataque. Esta valoración inicial se lleva a cabo en un ambiente

limpio por personal conciente de la necesidad de evitar bacterias

patógenas y residentes del medio hospitalario contaminen la

herida abierta, cerrada o semi cerrada en el momento de la lesión,

para determinar si existe peligro real o potencial de lesión

endotraqueal o en pulmones.

7. ¿CÓMO PREVENIR LAS QUEMADURAS?

a. Evitando el contacto con las fuentes que pueden producirlas.

b. Manteniendo un buen estado los artefactos de uso doméstico

(cocinas, planchas, radios, cables de corriente eléctrica, etc.).

c. Guardando sustancias cáusticas y combustibles en lugares

cerrados y ventilados.

Mantener estos productos fuera del alcance de los niños.


BIBLIOGRAFÍA

Control de Signos Vitales Inyectables y Primeros Auxilios

Juan C. Alvarado Alva


ANEXOS