Está en la página 1de 2

APOROFOBIA, ELRECHAZO DEL POBRE

CAPITULO 3 EL DISCURSO DEL ODIO

En este capítulo Adela Cortina nos habla de la construcción de una democracia


radical que debe ser el horizonte en que se sitúe un debate entre libertad de
expresión y protección de la imagen y de la identidad y la clave es el respeto activo,
en lugar de la existencia de una tolerancia pasiva, y las sociedades si quisiesen ser
realmente democráticas, deben serlo desde el reconocimiento de la dignidad de las
personas que tienen el derecho a ser respetados y a la autoestima.

Ni el respeto activo, ni la libertad de expresión pueden debilitarse, si no que en una


ética que es cívica y propia de la democracia radical siempre se tendrá como
fundamento el reconocimiento mutuo y la pobreza social que hace de los
ciudadanos peor situados blanco del desprecio.

Mi propuesta de película es Escritores de la libertad, o también puede ser


encontrada como Diarios de la calle o el Diario de los escritores libres; que se
desarrolla en Long Beach, California, en el año 1994. Todo comienza
específicamente dentro de un pequeño grupo de adolescentes de 14 a 16 años que
viven, más bien, sobreviven dentro de una sociedad en donde la droga, la muerte,
las pandillas y discriminación son algo cotidiano. Estos chicos defienden sus
principios étnicos junto con los demás integrantes de las pandillas a las que
pertenecen.

El Instituto Wilson Classical es el epicentro de la historia, donde la maestra de


literatura y los jóvenes estudiantes multiétnicos entran en un debate sobre el
racismo, del cual se generan cuestionamientos y dudas sobre el origen y las
consecuencias de la raza; es por esa razón, que Erin, en este caso la maestra, los
lleva al Museo de la Tolerancia en Los Ángeles, los invita a leer libros entre ellos el
Diario de Ana Frank y los motiva a que tengan un diario para plasmar sus
pensamientos. Todas estas herramientas les permiten a los adolescentes
reconstruir el pasado y conocer un poco de la historia universal.

Un ejemplo de discriminación o más bien discurso de odio es cuando una de las


estudiantes de clase de honor se pasa a la clase de la maestra Erin por la manera
en que la tratan los profesores, ella le comenta a la subdirectora como algunos
profesores le insinúan que es un logro que una persona de etnia negra tenga un
alto nivel académico, además le molesta que la perciban como portavoz de la etnia
a la que pertenece.

En la película se logra evidenciar como la profesora aplica una educación


intercultural, ella trata que por medio de su discurso se fomente el respeto y la
convivencia entre los estudiantes logrando que superen el etnocentrismo,
convirtiendo a los estudiantes en un grupo crítico y abierto a los otros compañeros
de las diferentes etnias.

Básicamente la película habla de que hay que hacer un ejercicio de introspección,


descubrir quién eres y tener el valor de afrontar tus temores y llegar a dar lo mejor
de ti mismo. Habla del respeto a cada individualidad, porque en última instancia
todos somos iguales, aunque creamos ser muy distintos.