Está en la página 1de 9

[2 4 0] reseñas

Bibliografía asumió su dirección en la década de los


Canto-Sperber, M. y Odien, R. La filosofía noventa y, junto con un grupo destaca-
moral y la vida cotidiana. Barcelona: do de científicos, entregó maravillosos
Paidós, 2005. resultados en los años 2000 y 2005.
Cortina, A. Ética mínima. Introducción Cómo habla Dios –un escrito que
a la filosofía práctica. Madrid: Anaya, apareció en español por primera vez en
1986. el 2008, y que para diciembre de 2009
contó su quinta edición–, relata algu-
Cortina, A. Ciudadanos del mundo.
nos aspectos de esa travesía llevada a
Hacia una teoría de la ciudadanía.
cabo en las ciencias biológicas. Su obje-
Madrid: Alianza, 1997.
tivo principal no es tanto informarnos
Cortina, A. Alianza y contrato. Madrid: de los desarrollos espectaculares de la
Trotta, 2001.
genética, como exponer ante el públi-
Cortina, A. Ética de la razón cordial. co una reflexión sobre las relaciones
Educar en la ciudadanía en el siglo XXI. existentes entre la ciencia y la fe. Desde
Oviedo: Nobel, 2007. este punto de vista, el autor no duda
Kant, I. Gesammelte Schriften [AA]. en agradecer a Dios por los resultados
Hrsg. von der Königlich Preussische, obtenidos en el desarrollo de su in-
bwz. der Deutschen Akademie der vestigación, pues piensa que la visión
Wissenschaften. Berlín et alia, 1902 ss. científica del mundo no tiene por qué
reñir con la experiencia de la fe.
Pablo Aguayo W. ¿En qué consiste esta armonía?
Universidad de Chile ¿Cómo ha llegado Francis Collins a ser
paguayo@derecho.uchile.cl
al mismo tiempo un científico riguroso
y un hombre de fe? ¿Tiene algo nuevo
que decir respecto a las relaciones entre
Collins, Francis S. ¿Cómo habla ciencia y fe? En esta época moderna de
Dios? La evidencia científica de la fe, 5a singulares desarrollos en cosmología,
ed. Madrid: Temas de Hoy, 2009. 317 pp. genoma humano, neurología y en una
particular compresión de la evolución,
Un mes después del comienzo del ¿existe aún la posibilidad de encon-
nuevo milenio se anunció en la radio, trar una armonía satisfactoria entre la
los noticieros y los periódicos más concepción científica y espiritual del
importantes del mundo, uno de los mundo? ¿Nos habla Dios a través del
proyectos más ambiciosos de la men- lenguaje de la ciencia? Collins apuesta
te humana: la elaboración del primer por la tradicional comprensión racio-
borrador del genoma humano, que nal de la fe, por la complementariedad
ordenaba y clasificaba el mapa gené- entre los principios de esa fe y de la
tico; algo así como el primer libro de ciencia. ¿Puede la mente abrazar am-
instrucciones sobre este ser tan com- bos reinos sin caer en la tentación de
plejo. El proyecto inició como una idea separarlos? ¿Es posible enriquecer e
incipiente en los años ochenta. Francis iluminar la existencia humana a partir
Collins, una autoridad en genética, de dicha complementariedad?

departamento de filosofía • facultad de ciencias humanas • universidad nacional de colombia


reseñas [2 41]

La primera parte del libro, “El para iniciar allí la carrera de Medicina.
abismo entre la ciencia y la fe”, refiere Llegado al camino del que sería su ho-
algunos acontecimientos centrales de la rizonte científico, nos dice, “adoraba
vida del autor: su camino intelectual y el estímulo intelectual, el reto ético, el
las circunstancias, dificultades y viven- elemento humano y la sorprendente
cias que motivaron el entendimiento complejidad de su cuerpo” (26). Esta
y la aceptación de su fe religiosa. Hijo nueva trayectoria le permitió entrar
de librepensadores, fue educado de un en contacto con pacientes enfermos y
modo superficial en asuntos de fe; los agonizantes, a quienes cuidaba. La re-
primeros años de enseñanza estuvieron lación sincera e íntima que entabló con
bajo la tutoría de su madre. A la edad algunos de ellos, le dio la posibilidad
de catorce años, nos dice Collins, em- de observar la tenacidad y paz con la
pezó a vislumbrarse su entusiasmo por que sus pacientes enfrentaban su en-
la química; pocos años después, tras fermedad apoyados en la fe religiosa.
su graduación universitaria, y motiva- ¿Era esta fe algo más que una muleta
do por los famosos en ciencia física de psicológica?
la época (Albert Einstein, Niels Böhr, La experiencia y el diálogo directo y
Werner Heisenberg y Paul Dirac, por abierto con sus pacientes le condujeron
mencionar algunos), inició su doctora- sin remedio a interrogantes religiosos
do en Físico-química en la Universidad fundamentales. No se trataba simple-
de Yale. Convencido de que todo en el mente de una cuestión académica entre
universo se podía explicar con ecuacio- ciencia y fe que había que resolver, sino
nes y principios de física, al descubrir de aquello que implicaba su existencia
en la biografía de Albert Einstein que personal, su vida concreta; era hora de
no creía en Yahvé, el dios de los judíos, tomarse en serio la evidencia a favor o
reforzó su idea de que ningún científi- en contra de la fe. Se embarcó, enton-
co serio podría sostener la posibilidad ces, en el estudio directo de los textos
de la existencia de Dios sin cometer al- de las grandes religiones del mundo;
guna clase de suicidio intelectual. Dos pero ello, aparte de ser difícil, era poco
años más tarde, desilusionado de su cautivante, ya que no encontraba bases
carrera como físico, decidió inscribirse racionales que sostuvieran esas creen-
en un curso de bioquímica e indagar en cias religiosas.
las ciencias de la vida. Para su sorpresa, Fue específicamente el contacto
este campo le ofreció nuevo material y con los escritos de Clive Staples Lewis
descubrimientos que lo dejaron mara- –conocido autor de las Crónicas de
villado: los principios del ADN, el ARN Narnia– el detonante que inclinó la
y la revelación del código genético le balanza a favor de la fe, al brindarle
brindaron la posibilidad de sumergir- argumentos que socavaban las bases
se en la investigación y de aplicar ese de lo que Collins consideraba la razón
conocimiento para beneficio de la hu- de su ateísmo. ¿Cuál fue el argumento
manidad. Con este deseo, y poco antes que le llevó a considerar la fe como una
de terminar su doctorado, fue aceptado opción racional? Lo que atrajo podero-
en la Universidad de Carolina del Norte samente su atención, fue aquello que él

ideas y valores · vol. lx · n. 147 • diciembre de 2011 • issn 0120-0062 • bogotá, colombia
o
[2 4 2] reseñas

entendió como “ley moral”, idea que Albert Einstein? Es del todo plausible
está presente a lo largo del libro, y que que el argumento que ofrece Collins
fue la clave que le ofreció razones po- como iniciativa para considerar la hi-
derosas para comprender el significado pótesis de la fe no logre convencer, y
del universo. Dicha ley se caracteriza menos aún a quien lleva un largo ca-
porque la comparten todos los seres mino en el trasegar por los asuntos
humanos, con independencia de sus filosóficos. Además, porque el autor
nociones de bien o mal moral, es decir, equipara en una misma reflexión la
las personas tienen conciencia del de- idea de lo bueno y de lo malo a la de
ber, de los valores; los seres humanos lo correcto y lo incorrecto. Creo, sin
no pueden vivir como si las normas embargo, que el argumento de la ley
“importaran un bledo”. moral no deja de ser interesante, en la
Basándose en el estudio que ade- medida en que sigue estando presente
lantó Lewis en su libro La abolición del en el debate contemporáneo, y el hecho
hombre, considera Collins que efecti- de que no logre convencer a muchos,
vamente es posible encontrar valores no significa que carezca de sentido. La
comunes en las culturas, una cierta idea de la ley moral no pretende ofrecer
unanimidad de la razón práctica en el una prueba contundente a favor de la
hombre. Este es otro argumento que fe, porque si tal prueba fuera posible,
apoya su idea de la ley moral, de la la fe perdería su razón de ser, lo mismo
conducta correcta; pues esta ley no ha que el supuesto de la libertad humana.
podido ser borrada por la filosofía de Pero, siguiendo la línea trazada por
la posmodernidad, ni por la sociobio- Kant, el autor muestra no sólo que la
logía, a la hora de tratar de explicar la razón no rechaza la idea de Dios, sino
actitud “altruista” del ser humano. En que, en cierta forma, “recomienda” la fe
efecto, el altruismo presenta un im- en su existencia.
portante desafío a los partidarios de la Por otro lado, con independencia
evolución: del argumento de la ley moral, merece
No se puede explicar por el impulso atención la manera en que el autor en-
de los ególatras genes individuales de frenta sus conflictos internos y pasa de
perpetuarse a sí mismos. Muy por el allí a la consideración de la divinidad
contrario, podría llevar a los humanos y, de esta, a la fe en un Dios personal.
a realizar sacrificios que implicarían Esta primera parte finaliza con
un gran sufrimiento o lesión personal, cuestiones filosóficas ampliamente co-
incluso la muerte, sin un evidente be- nocidas: ¿es Dios fruto de nuestra
neficio. (36) fantasía, de nuestras ilusiones y de-
seos? ¿Qué hay de todo el daño hecho
Si esta ley de la conducta humana no en nombre de la religión? ¿Por qué un
se puede explicar como un producto de Dios amoroso permitiría el sufrimien-
la cultura o de la evolución, ¿qué la ex- to en el mundo, o, lo que es lo mismo,
plica entonces? La respuesta supondría por qué es nuestra vida más un valle de
la intervención de un Creador. ¿Sería lágrimas que un jardín de las delicias?
este un Dios personal o el Dios de ¿Cómo puede una persona racional

departamento de filosofía • facultad de ciencias humanas • universidad nacional de colombia


reseñas [2 43]

creer en los milagros? Lo interesante más, que los científicos suelen tener un
de estos interrogantes está, no en que el buen sentido del humor.
autor los aborde desde una perspectiva Estos acercamientos a la compren-
original y novedosa, sino en el modo sión de la materia y los descubrimientos
personal como se enfrenta a ellos y los de la física en general, se constituyen
asume. en un puente que incentiva la pregun-
La segunda parte del libro nos in- ta filosófica: ¿por qué razón la materia
troduce en la reflexión mediante una se comporta de ese modo? ¿Cuál po-
pregunta inquietante: ¿existe al menos dría ser la razón de la irrazonable
un hecho singular extremadamente efectividad de las matemáticas en la
improbable e importante en la histo- descripción de la realidad? ¿Cómo
ria, que los científicos de casi todas las empezó todo? A partir de modelos ma-
disciplinas concuerden en que no se temáticos y de observaciones empíricas,
entiende y que nunca será entendido, físicas y cosmológicas se ha llegado a la
y para el que las leyes de la naturale- conclusión de que el universo tuvó su
za se quedan completamente cortas al origen en un solo momento, como un
ofrecer una explicación? ¿Sería eso un punto de energía pura, infinitamente
milagro? ¿Puede explicarse todo a par- denso y sin dimensiones; a este hecho
tir de las leyes de la naturaleza, incluso le dieron el nombre de Big Bang o Gran
lo excesivamente improbable? Explosión. Dicha tesis ha conducido a
Los temas que se presentan en esta unas conclusiones que dejan inquietos
segunda parte nos informan sobre los y perplejos a físicos, filósofos y teólogos
desarrollos de la ciencia en tres ámbitos por igual. Tales afirmaciones sugieren
consecutivos: los orígenes del universo, la necesidad de unas condiciones espe-
la vida en la tierra y el descubrimiento cíficas para que hubiera sido posible el
del genoma humano. En el campo de universo, para que se generara nuestro
la física, de la mano de figuras como sol y para que el planeta Tierra fuera un
Einstein, Hubble, Heisenberg, Penzias, lugar hospitalario. Collins relata estas
Wilson y Hawking la investigación observaciones del siguiente modo:
tuvo desarrollos sorprendentes en si- Si hubiera habido una simetría com-
glo  XX, de modo que, por la vía de la pleta entre la materia y la antimateria,
ciencia, se pasó de la cuestión científi- el universo pronto se habría desarrolla-
ca a la cuestión filosófica. Un ejemplo do hacia una radiación pura, y la gente,
de ello es que, gracias a los hallazgos los planetas, las estrellas y las galaxias,
científicos, hoy en día el concepto de nunca habrían existido […]. Si un
materia se sostiene a duras penas, ya segundo después del Big Bang la velo-
que se sabe que los neutrones y pro- cidad de expansión hubiera sido menor
tones, que antes se consideraban las incluso en un cien mil millonésimo de
partículas fundamentales del núcleo millonésimo, el universo se hubiera
atómico, están hechos de seis tipos de vuelto a colapsar antes de que hubiera
“algo” que los físicos llaman quarks podido alcanzar su tamaño actual. Por
(arriba, abajo, extraño, encanto, fondo otro lado, si la velocidad de expansión
y cima). Dichos nombres revelan, ade- hubiera sido mayor incluso en una

ideas y valores · vol. lx · n. 147 • diciembre de 2011 • issn 0120-0062 • bogotá, colombia
o
[2 4 4] reseñas

millonésima parte, las estrellas y los y genómica han contribuido al des-


planetas no se hubieran podido formar plazamiento de nuestra creencia en
[…]. Si la atracción nuclear fuerte que un Dios, pues aunque la naturaleza se
mantiene juntos a protones y neutrones ha mostrado indescifrable –todavía lo
hubiera sido incluso ligeramente más sigue siendo–, cada vez se van obte-
débil, solamente se hubiera formado hi- niendo nuevas y mejores respuestas.
drógeno en el universo. Si la atracción En consecuencia, tienen poco valor
nuclear fuerte hubiera sido ligeramente para la racionalidad de la fe los argu-
más fuerte, todo el hidrógeno se habría mentos que se inspiran en los agujeros
convertido en helio, y por lo tanto los que todavía no han sido llenados por
hornos de fusión de las estrellas y su ca- la ciencia. A este respecto nos dice
pacidad de generar elementos pesados Collins: “Ninguna hipótesis actual se
nunca hubieran nacido. Parece que la acerca a explicar cómo en el espacio
fuerza nuclear está ajustada justo lo su- de apenas ciento cincuenta millones de
ficiente para que se forme carbono, que años el ambiente prebiótico que había
es crítico para las formas de vida en la en la Tierra dio lugar a la vida” (101).
Tierra. Si la atracción hubiera sido lige- No obstante, según se ha dicho, el que
ramente más fuerte, todo el carbono se no haya por el momento explicaciones
hubiera convertido en oxígeno. (83-84) satisfactorias, no quiere decir que más
adelante no puedan darse desarro-
Lo que muestran estas constantes es llos espectaculares y descubrimientos
que la existencia de nuestro universo científicos insospechados. ¿Supone el
es ampliamente improbable, casi infi- avance de la ciencia la destrucción del
nitesimal. A esta serie de condiciones misterio, o una prueba en contra de la
se la llama en física el principio antro- fe? El autor considera que la elegancia
pocéntrico, que constituye un fuerte que se esconde tras la complejidad de
argumento a favor de la idea de que la vida es realmente causa de asombro
nuestro universo está afianzado para y de fe en Dios. Por ejemplo, la elegan-
dar vida a los seres humanos y, por cia digital del ADN, los componentes de
supuesto, aunque se ofrecen otras las cosas vivas, desde el ribosoma que
explicaciones, permite postular la in- traduce el ARN en proteína, a la meta-
tervención de un Creador. ¿Hechos morfosis de la oruga en mariposa, son
tan extraordinarios como el Big Bang, elementos estéticamente atractivos, e
la vida en la tierra y el posterior incluso sublimes. En particular, lo que
descubrimiento del mapa genético co- se quiere hacer ver es que no es posible
rresponden con el sentido del milagro? valerse de la ciencia para desbancar la
En esta misma dirección, el argu- creencia en Dios, ella no es un peligro
mento de la complejidad de la vida para la fe; a su vez, el argumento esté-
terrestre y de un diseñador inteligente tico tampoco constituye una prueba
ha cautivado a gran parte de la hu- fehaciente para tener que aceptar dicha
manidad; sin embargo, la revolución, existencia. Pero la manera como está
en este último siglo, de los estudios constituida la vida y lo que las ciencias
en paleontología, biología molecular develan ofrecen más bien razones para

departamento de filosofía • facultad de ciencias humanas • universidad nacional de colombia


reseñas [2 45]

asombrarse por su belleza y para pen- Así, resulta perfectamente factible, al


sar en la existencia de un Creador. menos para el creyente, que pueda for-
La segunda parte culmina con mularse el siguiente interrogante: ¿no
un informe detallado de lo que fue el ha sido por medio del lenguaje del ADN,
desciframiento de la secuencia del ge- el más importante de los textos biológi-
noma humano, tras un largo y arduo cos, que Dios dictó vida al ser? Es claro
trabajo de científicos comprometidos que a través de la ciencia se han resuel-
en distintos países del mundo, y las to cuestiones fascinantes, ¿pero puede
consecuencias que ello reporta para ella, de todas maneras, responder a la
la humanidad. La comparación en- cuestión de por qué existe la vida o de
tre el ser humano y otros organismos por qué estamos nosotros aquí?
es un punto realmente fascinante de En la tercera parte se profundiza
esta sección: al observar el gran tama- en las cuestiones relativas al entendi-
ño del genoma humano (­­­­tres mil cien miento entre la ciencia y la fe, relación
millones de letras de código de ADN que por cierto es más bien problemá-
distribuidas a lo largo de 24 cromo- tica, en particular en Estados Unidos.
somas) surgen varias sorpresas. Baste Un representante de esta hostilidad
aquí señalar una de ellas: la secuencia es el destacado evolucionista Richard
del genoma en otros organismos ha Dawkins, para quien la aceptación de
podido mostrar que somos un 99,9% la evolución en biología implica la nega-
idénticos y que tenemos una secuencia ción de la teología. Tras revisar cuatro
similar, prueba de que somos parte de de los argumentos principales que se
una misma familia, a la vez que pro- encuentran en la obra de Dawkins (El
porciona un poderoso soporte para la gen egoísta, El relojero ciego, Ascenso
teoría de Darwin de que provenimos a Monte improbable y el Capellán del
de un ancestro común. En todo caso, Diablo), Collins concluye que es impo-
estos sorprendentes resultados de las sible valerse de la ciencia, en particular
ciencias biológicas no pueden ignorar de la teoría de la evolución o de los des-
que la especie humana es el único or- cubrimientos en genética, para refutar
ganismo que ha secuenciado su propio las religiones monoteístas o para funda-
genoma; de ahí que lo fundamental de mentar una opción decididamente atea.
dicho contraste no radique en el núme- Del mismo modo, señala las dificulta-
ro de genes o en la articulación de la des que puede acarrear la idea de un
información genética. creacionismo mal comprendido, o sin
Por otra parte, la comparación en- la coherencia suficiente para sustentar-
tre la secuencia de un ser humano y se desde el punto de vista de la ciencia,
de un chimpancé, que es idéntica en así como de la problematicidad que
un 96%, no nos dice lo que significa entraña la reciente teoría del Diseño
un ser humano; en otras palabras, la Inteligente (DI), al no poder sostenerse
biología por sí sola no puede explicar científicamente, ni ofrecer argumentos
ciertos atributos del ser humano, como que sean evaluables empíricamente.
el conocimiento o la libertad; sólo nos Además, desde la perspectiva teológica,
dice algo de la forma como funciona. el DI presenta fallos sustanciales para

ideas y valores · vol. lx · n. 147 • diciembre de 2011 • issn 0120-0062 • bogotá, colombia
o
[2 4 6] reseñas

la racionalidad de la fe, al introducir a Es claro que no se trata de una de-


Dios en los espacios en blanco que la mostración enfática de la realidad de
ciencia no ha escrito todavía. esta presencia, sino de una postura
¿Puede darse, a pesar de la hostili- defendible, en tanto que no podemos
dad, un entendimiento razonable entre juzgar como algo irracional o carente
la ciencia y la fe? Para acercarse a esta de sentido la inclusión de un Dios que
armonía habría que tener en cuenta va- pone en marcha el universo a través
rias consideraciones. En primer lugar, de un proceso evolutivo. Sin embargo,
la evidencia de la ley moral –señalada esta perspectiva teísta de la evolución
en la primera parte del libro– posibilita debe enfrentar cuestionamientos se-
el entendimiento de los seres humanos rios, tales como: ¿por qué Dios se ha
y la práctica del altruismo. Argumento valido de un proceso cruel e ineficien-
al que Collins le otorga una centralidad te como la evolución para dar vida al
determinante. En segundo lugar, los ser? ¿Cómo afirmar que el universo ha
hallazgos de la ciencia y la elegancia de sido pensado para que existan seres
la evidencia científica que se esconde en inteligentes y que no son simplemente
las constitución de los organismos son el resultado del azar? En efecto, el esta-
una ocasión para el asombro y ofrecen do de cosas actual ha podido ser fruto
razones positivas que alientan la racio- de la casualidad, tal como lo aseguran
nalidad de la fe y propician el diálogo muchos biólogos, lo que daría a enten-
sincero y abierto con el saber científico, der un descuido por parte del Creador
dando a entender con ello que la fe es y nos llevaría a pensar que quizás el
una experiencia que también ofrece universo no tenga un sentido, como
razones, al igual que lo hace la cien- el que la religión pretende atribuirle.
cia. En tercer lugar, y a partir de lo que Estas y otras cuestiones se abordan de
Collins llama “la evolución teísta” (que un modo sucinto en el texto, y buscan,
descansa en un conjunto de postulados por supuesto, mostrar que el Dios de la
lógicamente consistente), es plausible Biblia es también el Dios del genoma y
afirmar que: de las leyes que configuran el univer-
Dios, quien no está limitado ni por so. De modo metafórico, lo expresaba
el espacio ni por el tiempo, creó el uni- Annie Dillard al preguntar: “¿cuál es
verso y estableció las leyes naturales que la diferencia entre una catedral y un
lo gobiernan. Al tratar de poblar con laboratorio de física? ¿No están ambos
seres vivos este universo que de otro diciendo: ¡Hola!?” (47).
modo sería estéril, Dios eligió el elegan- Proponer a Dios como principio de
te mecanismo de la evolución para crear todas las cosas o como respuesta a pre-
microbios, plantas y animales de toda guntas que la ciencia nunca pretendió
clase. Lo más notable es que Dios eligió abordar (¿cómo llegó aquí el universo?,
intencionalmente el mismo mecanismo ¿cuál es su sentido?, ¿cuál es el signi-
para dar lugar a criaturas especiales, do- ficado de la vida?, ¿hay algo después
tadas de inteligencia, conocimiento del la muerte?) no nos dice nada del Dios
bien y del mal, libre albedrío y un deseo personal que se ocupa de nosotros, del
de buscar amistad con él. (215) universo en general, y del cual nos ha-

departamento de filosofía • facultad de ciencias humanas • universidad nacional de colombia


reseñas [2 47]

blan las religiones monoteístas. El autor personal mediante la cual un cientí-


se detiene en este punto para introducir fico respetable ha llegado a abrazar
la reflexión acerca de la experiencia de la fe religiosa como una opción vital
la fe a la que él ha accedido tras una vi- que complementa su trabajo de inves-
vencia y decisión personal. Las razones tigador riguroso. La búsqueda de la
que ofrece el conocimiento racional y armonía entre la concepción espiritual
los hallazgos de la ciencia alientan la y científica del mundo es una iniciativa
fe religiosa, pero es la comunión per- interesante y prometedora; ambos pi-
sonal con esa presencia amorosa la que lares pueden muy bien enriquecerse y
le otorga verdadero sentido. En efecto, fortalecerse mutuamente, y llevar a la
para quien cree, la ciencia se convierte especie humana a mayores niveles de
en una oportunidad para el asombro; comprensión.
para el no creyente, la ciencia podría El escrito no dispone de una ar-
ser un motivo que inspire su opción gumentación que renueve el debate
por la fe. En últimas, la visión científica filosófico, pero cumple con el objetivo
del mundo y la religiosa pueden coexis- de estimular el planteamiento de pre-
tir en una misma persona y estimular guntas centrales, como aquellas que
su propia vida. indagan por la existencia de una
El libro culmina con una serie de presencia amorosa que se ocupa de no-
apreciaciones inquietantes en torno a sotros, o aquella otra que interroga por
los dilemas bioéticos planteados por los los cimientos de nuestra indiferencia
desarrollos de la genética y a los pronós- religiosa, ateísmo o agnosticismo. Es
ticos prometedores que dicha ciencia un texto inquisitivo, que pone al lec-
nos puede otorgar para la prevención tor ante la tarea de tomarse la cuestión
o curación de enfermedades como el en serio. También es una narración de
cáncer, la diabetes, el alzheimer, las carácter divulgativo, que nos informa
enfermedades cardiacas, la esquizofre- sobre los adelantos de la genética en
nia, la fibrosis quística y muchas otras ciencias biológicas y las implicaciones
dolencias que experimenta el ser hu- que ello puede tener para la fe, la ética y
mano. Se incluye un análisis sugerente el bienestar de los seres humanos. Tanto
en relación con las implicaciones que el el creyente, el cultivador de la filosofía,
material hereditario pudiera tener en el teólogo o el científico son llamados a
la conducta humana, el ejercicio de la estar al tanto, por igual, de los nuevos y
inteligencia y en temas tan polémicos recientes hallazgos científicos, como de
como la homosexualidad. la problematicidad de los asuntos filo-
Llegados a este punto, habría que sóficos y teológicos. Con ello se evitaría
decir que hay varios motivos por los correr el riesgo de poner en ridículo la
cuales valdría la pena leer el libro: si racionalidad de la fe al atacar hechos
bien no ofrece argumentos propiamen- científicos que se desconocen en su
te originales respecto a los problemas totalidad, ver en la ciencia un enemigo
de la fe religiosa o la existencia de un innecesario, de modo que ésta consi-
Creador, es un escrito lleno de vivaci- dere la fe como una postura caduca,
dad, en el que se expone la experiencia irracional o sin sentido.

ideas y valores · vol. lx · n. 147 • diciembre de 2011 • issn 0120-0062 • bogotá, colombia
o
[2 4 8] reseñas

¿Es, finalmente, la armonía entre la Si la posibilidad de convivencia


concepción espiritual y científica del pacífica y equitativa entre personas
mundo una necesidad, o es tan sólo provenientes de diversos medios cul-
el deseo de ciertos científicos legos en turales plantea problemas nada fáciles
materia de filosofía y teología? ¿Puede de resolver, estos mismos problemas se
la reflexión y los hallazgos del científico ven potenciados cuando en los conflic-
propiciar el diálogo con el filósofo y el tos se entreveran diferentes posiciones
teólogo, o se trata de dos áreas del saber religiosas. De ahí que el estudio del
que han de caminar por su propia par- profesor Gómez comience con la
cela con el pretexto de evitar confusión? determinación del “problema funda-
¿No es posible acaso que esta compren- mental del diálogo entre tradiciones
sión nos haga un poco más sabios? religiosas” (13), que no es otro que el
establecimiento de una base común,
Armando Rojas C. sin la cual no parece posible entablar
Universidad Católica de Colombia ningún diálogo. Al haber hecho crisis
arojas@ucatolica.edu.co “los conceptos básicos con los cuales
los filósofos, teólogos y académicos
[…] acostumbraban definir la religión
y solían concebir sus relaciones con la
Gómez, Carlos Miguel. Diálogo verdad, la salvación y la sociedad […],
interreligioso. El problema de su base no sabemos aún si el diálogo entre re-
común. Bogotá: Editorial Universidad ligiones es posible” –dice el autor–,
del Rosario, 2008. 108 pp. aunque “lo sentimos como una necesi-
dad urgente” (13).
Se trata del resultado de una te- Y aquí nos encontramos con el pri-
sis de maestría en Estudios de las mer problema grave, para el cual el
Religiones realizada en la Universidad texto que reseñamos no parece aportar-
de Lancaster, Inglaterra. El texto pasa nos respuesta alguna: ¿cómo delimitar
revista a las principales propuestas el concepto de religión para saber entre
que se han venido presentando para quiénes se está pretendiendo dialo-
establecer los principios sobre los cua- gar? Porque sin una determinación del
les hacer posible un diálogo entre las concepto, no parece posible pensar en
religiones, tema que hoy despierta un la idea misma de diálogo. Sería tanto
gran interés por razones bien cono- como pretender dialogar con todo el
cidas. La claridad de su exposición y que quiera participar, pero sin estable-
el examen cuidadoso de los pros y los cer ninguna regla mínima para ello.
contras de cada propuesta hacen del No pasaríamos de entablar una, tal vez
escrito un punto de referencia muy in- muy agradable, charla de cafetería.
teresante, no sólo para quien estudia El problema podrá resolverse, en
el tema del diálogo interreligioso, sino parte, una vez que Gómez establezca
también para quienes analizan las con- las condiciones para el diálogo, porque
diciones de convivencia en sociedades con ellas tendremos ya un criterio para
pluralistas. saber qué “religiones” pueden ser ad-

departamento de filosofía • facultad de ciencias humanas • universidad nacional de colombia