Está en la página 1de 2

COMO DEBATIR

Cada día, cuando hablamos con un amigo, familiar o compañero de trabajo,


participamos en un debate: compartimos opiniones y defendemos nuestro
punto de vista. Este ejercicio nos sirve para entrenar las habilidades de
comunicación, para ser más críticos, aprender a tomar decisiones, escuchar
visiones diferentes a la nuestra, estructurar ideas y responder rápidamente a
objeciones. Éstas son las 10 recomendaciones para participar en un debate:

1. Conocer el tema y documentarse: es fundamental tener el


conocimiento necesario para participar en un debate. Pero, aunque
creas que lo sabes todo, es recomendable que te documentes antes.
Repasa publicaciones de medios de comunicación o libros para tener
información actualizada y toma nota de todo aquello que pueda
ayudarte a reforzar tus ideas.
2. Ser breve y conciso: no divagues en subtemas para explicar tu
argumento principal. Si lo haces, corres el peligro que el público
desconecte. Ejemplificar sí, ayuda a crear proximidad con el público.
Pero no abuses de ello, un ejemplo mal utilizado puede restar fuerza al
argumento que quieres defender.
3. Respetar opiniones: aunque los demás no compartan la misma visión
que tú, no te lo tomes mal. Céntrate en aquello que quieres transmitir y
no ataques a los demás participantes
4. Saber defender opiniones que no son la nuestra: ¿qué pasaría si
tuvieras que defender una idea con la que no estás de acuerdo? Esta
adaptabilidad es la que debería tener una persona que debate. Es normal
que nos cueste defender algo en lo que no creemos, pero deberíamos de
ser capaces de encontrar argumentos para poderlo hacer. Así
entenderemos mejor la postura de la otra parte.
5. Ser capaz de responder a las objeciones y de criticar los argumentos
de los oponentes: aunque los demás nos tumben un argumento, no
debemos quedarnos callados. Intenta encontrar otro para superar la
objeción. Sé crítico con la opinión de los oponentes, sobre todo cuando
empiecen a hacer afirmaciones sin fundamento con el único objetivo de
ganar el debate.
6. Identificar las falacias: debes ser capaz de distinguir las verdades de
las falacias. No dejes que te engañen ni hagas uso de mentiras con el
objetivo de salir victorioso
7. Respetar el turno i las indicaciones del presentador: ya se sabe que
en los debates formados por un grupo considerable de personas es
difícil encontrar espacio para que todo el mundo pueda hablar, pero
debe respetarse el turno y las indicaciones del presentador.
8. Tener una actitud abierta al diálogo: muestra interés en ofrecer tu
punto de vista y escuchar a los demás. Mantente abierto a hablar con los
oponentes, a establecer una conversación.
9. Tener conciencia del lenguaje no verbal: antes de presentarte al
debate, entrena en casa todos los componentes del lenguaje no verbal
(gestos, expresión facial, postura, vestimenta…). De esta forma
conseguirás que tu mensaje verbal sea más potente.
10.Ser un buen perdedor: no se trata de un combate para ver quién es el
mejor. A menudo no hay vencedores ni vencidos. En cualquier caso, no
pierdas la humildad y no seas arrogante. Acepta la derrota y tómatelo
como una oportunidad para darte a conocer.