Está en la página 1de 1

Económico

Aunque el segundo gobierno de Fernando Belaúnde fue recibido con un gran impacto luego de
doce años de gobierno militar, los últimos años estuvieron marcados por la crisis económica
generada a partir de la crisis de la deuda externa que tuvo un efecto profundo en las economías
de toda Latinoamérica y los países decidieron replantear sus políticas económicas. Entre 1982 y
1983 ocurrió un Fenómeno del Niño que golpeó fuertemente a la costa norte del Perú. A partir
de 1983 la caída de los precios de los metales inició una preocupante crisis económica, reflejada
en las dificultades para el pago de la deuda externa y un fuerte aumento de la inflación y la
devaluación del sol. “La inflación se incrementó de un promedio de 68,21% anual entre 1979 y
1982 a un promedio de 130,78% entre 1983 y 1985”(Reyna,C,2000,p.1) . El febrero de 1985, el
sol es reemplazado por el inti con un valor de 1.000 soles aunque la transición monetaria
solamente concluyó en enero de 1986.Luego de superar de 1985 a 1987 la enorme crisis
económica, que había dejado Belaúnde, se empezó a sufrir un estancamiento. La mayor
demanda de la población no fue cubierta por la oferta, debido a que no se produjeron
inversiones privadas en infraestructura. Para detener la fuga de divisas de los empresarios, el
Presidente García anuncia en julio de 1987 la estatización de la banca, causando pánico en el
sector financiero. Perú entra en una grave crisis económica que lleva a una hiperinflación
histórica en este país, la cuarta más alta del mundo y al empobrecimiento de todos los sectores
de la población, así como el colapso de los servicios públicos.