Está en la página 1de 2

3 Escurrimiento superficial

3.1 Características de la lluvia que inciden en los escurrimientos superficiales


Habiendo realizado lluvias para frecuencias y duración, se llega a las relaciones de altura-
duración- frecuencia. Estas relaciones se cumplen solamente para el punto donde han
sido hechas las observaciones, pero si el clima en el área es uniforme, pueden suponerse
representativas del área que rodea la estación de registro (Donezar et. al., 1977).
Martínez (1986) considera que en el análisis de las precipitaciones máximas que
generalmente se caracterizan por su alta densidad y corta duración, hay que considerar
su frecuencia de ocurrencia, el periodo de duración y el valor de la lluvia acumulada.
Estos tres factores se relacionan mediante curvas llamadas Frecuencia- Duración –
Altura de la lluvia.
3.1.1 Cantidad (P)
Becerra (1999), convencionalmente la cantidad de lluvia se mide por la altura que alcanza
la lámina de lluvia en el pluviómetro, expresada en mm. Por otro lado, también es común
referirse a la cantidad de lluvia acumulada en un periodo determinado, como precipitación
mensual o anual promedio.
La cantidad de lluvia precipitada en una cuenca influye de manera directamente
proporcional sobre los escurrimientos generados en la misma, en función de las
características particulares de la lluvia y las que imperan en la cuenca al momento de la
precipitación. De esa manera, a condiciones constantes de cuenca, una mayor
precipitación causará escurrimientos de mayor magnitud.
3.1.2 Duración (D)
La duración de un evento de lluvia puede ser muy variable, generalmente desde muy
pocos minutos hasta varias horas. Sin embargo, la duración de la tormenta, por si sola,
no tiene relación con le escorrentía a menos que esté asociada con una intensidad alta.
Esto último, sin embargo, es raro pues lo común es que las lluvias de duración prolongada
sean de poca intensidad y viceversa. (Becerra, 1999)

53
3.1.3 Frecuencia (F)
Chow (1994), la intensidad es la tasa temporal de precipitación, es decir, la profundidad
por unidad de tiempo (mm·h-1 o pulg·h-1). Puede ser la intensidad instantánea o
intensidad promedio sobre la duración de la lluvia. Comúnmente se utiliza la intensidad
promedio, que puede ser expresada como:

𝑃 ( 3.1 )
𝑖=
𝑡𝑑
donde
P profundidad de la lluvia (mm o pulgadas)
td duración (horas)
La frecuencia se expresa en función del periodo de retorno, T, que es el intervalo de
tiempo promedio entre eventos de precipitación que igualan o exceden la magnitud de
diseño.
La intensidad de las tormentas influye directamente sobre la fracción del volumen medio
de precipitación que forma escorrentía, así como también sobre el escurrimiento máximo
instantáneo producido por la tormenta (Becerra, 1999).
3.2 Generación de datos faltantes de lluvias
3.2.1 Método del U. S. National Weather Service
Este procedimiento ha sido verificado tanto teóricamente como empíricamente y
considera que el dato faltante en una cierta estación A, puede ser estimado en base a los
datos observados en las estaciones circundantes. El método puede ser aplicado para
estimar valores diarios, mensuales o anuales faltantes (ASCE, 1996).

∑(𝑃𝑖 ∗ 𝑊𝑖 ) ( 3.2 )
𝑃𝑥 =
∑ 𝑊𝑖
donde:
Pi Precipitación observada para la fecha de la faltante, en las estaciones auxiliares
circundantes (pueden ser como mínimo dos), en milímetros.
𝑊i (1/Di2), siendo Di la distancia entre cada estación circundante y la estación
incompleta, en Km o m.
Se recomienda utilizar cuatro estaciones auxiliares (las más cercanas) y de manera que
cada una quede localizada en uno de los cuadrantes que definen unos ejes coordenados
que pasan por la estación incompleta (Campos, 1998).

54