Está en la página 1de 12

AÑO XI

TERCERA ÉPOCA — NÚMERO 122


ARÉVALO—JULIO DE 2019

Precio del ejemplar impreso:


0,50 euros. http://lallanura.es

Más cine, por favor nos años “cine de verano”. Tampoco


duró demasiado.
“Un buen vino es como una buena LA ESPERANZA Y CERVANTES”. Y aun a pesar de que carecemos de
película: dura un instante y te deja en la una sala de proyección, sí parece que
boca un sabor a gloria; es nuevo en cada A lo largo de los años 50 el tra- a los arevalenses sigue gustándonos ir
sorbo y , como ocurre con las películas, dicional programa de Ferias recogía al cine. Eso sí, cuando nos apetece ver
nace y renace en cada saboreador... anuncios del “Gran Cinema”, a cargo alguna película de las de estreno nos
(Federico Fellini) de la empresa de Enrique Esteban. En acercamos a Medina del Campo, Ávila
el de 1952 anunciaba, por ejemplo, o Valladolid.
Que Arévalo ha sido siempre, o al dos grandes estrenos: “Fiesta Brava”
menos nosotros así lo creemos, una y “Serenata Argentina”, esta última ¿Y a qué viene todo esto, nos di-
ciudad aficionada al cine se constata protagonizada por Carmen Miranda y réis? Pues bien, creemos que existen
con mucha de la información docu- Don Ameche. Los grandes estrenos de formas de recuperar la posibilidad de
mental que podemos consultar so- la Feria de 1960 fueron “El Ruiseñor ver cine en Arévalo. Tal vez no poda-
bre el tema a lo largo de la historia. de las Cumbres” con Joselito y “¿Dón- mos llenar la sala del Teatro “Castilla”
de vas Alfonso XII?”. pero podemos intentar que haya algún
Nuestro cronista por antonomasia, tipo de “cine fórum”. Ciclos de cine
Marolo Perotas, en uno de sus relatos Algunos años después, coincidió clásico en que los aficionados puedan
dedicado a la Plaza de San Francis- que en Arévalo tuviéramos dos salas ver películas del tipo “El acorazado
co, relata esto: “Principios del siglo de cine, el “Gran Cinema” y el “Cine- Potenkim” o “La quimera del oro”.
XX. Feria de 1903. El señor Pinacho, Teatro Castilla”. Fueron años muy
buenos para los aficionados. Se pudie- Con un poco de apoyo institucional
empresario vallisoletano instala una
ron ver muy buenas películas. podríamos realizar algún ciclo de cine
barraca de madera y Arévalo y los
de verano en el marco de la plaza de
pueblos comarcanos, ven las primeras Más tarde el “Gran Cinema” se ce- la Villa.
películas, la mariposa artístico-lu- rró y mucho más tarde aún, todo cam-
minosa y el órgano de la portada con bió. Y se dejó de ir al cine, y el cine ¿Imagináis ver a Cary Grant, Frank
aquellas figuritas de cera y de cartón cerró sus puertas. Sinatra y Sophia Loren en “Orgullo y
piedra que llevaban el compás de los pasión” en una pantalla flanqueada a
rodillos de música. «El mar bravío», En el interín, aún, en el verano, ambos lados por las imponentes torres
«Corrida de toros» y «La llegada de nuestro Castillo acogió durante algu- de la iglesia de San Martín?
un tren» eran explicadas por un em-
pleado de la casa Pathé, quien con sus
burlescas y terroríficas frases hacía
levantar despavoridos a los especta-
dores de las primeras filas”.
En los programitas de Ferias de
1930 se hace reseña de estos eventos
así: “CINE en Cervantes” o “Noche. A
las diez: CINEMATÓGRAFO público
y CONCIERTO por la Banda y Gai-
tilla”.
A finales de 1940 se anunciaba en
los programas oficiales de esta for-
ma: “BAILES-TEATROS-CINE en los
salones de las Sociedades CASINO,
CIRCULO CULTURAL MERCANTIL,
pág. 2 la llanura número 122 - julio de 2019

Actualidad cultural Y de nuevo... “Nuevo Mester de Ju-


glaría”. Las Ferias y Fiestas de Aréva-
XIII marcha a pie “San Victorino lo nos han ofrecido de nuevo una cita
Asoc. “La Alhóndiga”
2019”. El pasado domingo, 30 de ju- con el grupo de música folk por exce-
nio, tuvo lugar la XIII Marcha a Pie lencia: “Nuevo Mester de Juglaría”. La
“San Victorino 2019”. Organizada plaza de la Villa se engalana otra vez
por el Excmo. Ayuntamiento de Aré- para acoger a un grupo que se ha en-
valo, en colaboración con el Club de cargado durante los últimos 50 años de
Senderismo “Los Pinares de Arévalo”, recoger las canciones más tradiciona-
discurrió por las veredas de los ríos les de nuestras tierras y ofrecérnoslas
Arevalillo y Adaja, con un recorrido en forma de conciertos que nos hacen
de unos 10 kilómetros. Se salió desde Un año más, la romería de la Vir- disfrutar siempre. Debido a que a la
el parque Gómez Pamo en dirección al gen del Camino. Entre los días 15 y hora de realizar la revista aún no había
Puente del Cubo siguiendo por la ribe- 17 de junio se ha celebrado en Aréva- tenido lugar el concierto de este año
ra derecha del río Arevalillo. Una vez lo, como es tradición, la romería de la esperamos hasta el próximo núme-
llegados a Machín, se subió hacia la Virgen del Camino o “La Caminanta”. ro para dar cumplida información del
Cañada Real hasta llegar a la avenida Comienza la fiesta popular con el tras- mismo.
Emilio Romero, bajando después por lado de la Virgen, el sábado 15, desde M. Luisa Pérez
el viejo puente de San Julián hasta la la ermita hasta la iglesia de San Juan.
ribera del Adaja. Allí, el domingo 16, después del me-
Se realizó luego una parada de descan- dio día se celebra la misa y ya por la
so y avituallamiento en “La Pesquera” tarde, se lleva de nuevo a la Virgen de
y se continuó posteriormente la ruta la Caminanta desde la iglesia hasta su
hacia el paseo fluvial terminando el re- ermita. Después, en los alrededores, se
corrido en el punto de partida. celebran diversos actos, tales como la
Teresa Pérez G. habitual merienda amenizada por bai-
les regionales que este año han estado Sumario:
a cargo de la Escuela de Folklore de
Arévalo. Los actos finalizaron el lunes 1. Editorial: Más cine, por favor.
por la mañana junto a la ermita. 2 y 3. Noticias de Cultura y Patrimo-
Juan C. López nio.
4. De libro: La casa de Bernarda Alba.
Fabio López.
5. Mirar un cuadro: Paisaje de Barto-
Concierto de la Banda Municipal de lomé Esteban Murillo.
Música. Como viene siendo habitual, 6. El molino de la Isla. Juan C. López
previo a la semana de las Ferias y Fies-
tas de Arévalo, y coincidiendo con la 7. Arévalo demográfico en los años 50
al 60. Segundo Bragado
festividad de San Pedro en Arévalo,
el pasado 29 de junio, la Banda Mu- 8. El ornitólogo alemán. Luis J. Martín
nicipal de Música de Arévalo deleitó a García-Sancho.
los asistentes con un ameno concierto 9. La ciudad, el pueblo y un sueño.
cuyo repertorio estuvo compuesto por José Félix Sobrino.
canciones clásicas de banda, así como
10. Nuestros poetas: Luis Arranz Boal,
por música de películas famosas. A lo La tradicional fiesta en honor a San Luis Miguel Gómez Garrido, Beatriz
largo del concierto se quiso ofrecer Pedro. De igual manera, el pasado 29 Gómez Gómez y Mamerto Pérez Serra-
un pequeño tributo tanto a Michael de junio, sábado, se celebró la festivi-
no.
Jackson como a Freddie Mercury. El dad de San Pedro con diversos actos. 11. Mudéjar civil. Juan C. López.
concierto, que es antesala de las fiestas Después de la habitual misa en la igle-
grandes de la localidad, tuvo una gran 12. Clásicos arevalenses: “Persona-
sia de Santa María la Mayor, el Santo jes”. Andar y ver de Julio Escobar.
aceptación y fue muy aplaudido por el sale en procesión desde la iglesia hacia
público asistente. la plaza mayor de Arévalo.
LA LLANURA de Arévalo.
Juan C. López Por la tarde, en el barrio de San Pedro
Publicación editada por:
y el entorno del castillo se realizaron “La Alhóndiga” de Arévalo,
diversas actividades para niños y jó- Asociación de Cultura y Patrimonio.
venes. La festividad culminó con una Avda. Emilio Romero, 14-B - 05200 Arévalo
verbena popular junto a la explanada lallanuradearevalo@gmail.com
del castillo en el que se impusieron las Número 122 - Julio de 2019
bandas a la Reina y Damas de las Fe- Depósito legal: AV-85-09
rias y Fiestas de 2019 así como a los Diseño y maquetación: “La Alhóndiga”,
representantes infantiles de los distin- Asociación de Cultura y Patrimonio.
tos colegios de nuestra localidad. Imprime: Imprenta Cid.
la llanura número 122 - julio de 2019 pág. 3
Por la Caminanta... el pollo de cigüe- Carlos del Solo presenta su nuevo li-
ña el vuelo levanta. El domingo 16 de bro. El pasado 13 de junio el escritor
junio, en el contexto de las IV Jorna- Carlos del Solo presentó en la Posada
das de Naturaleza y Medio Ambiente, Real “Los cinco linajes” de Arévalo su
el Grupo “Galérida Ornitólogos de libro “Jóvenes justicieros”, el cual está
Ávila” y La Asociación Cultural “La ilustrado por Juan Montávez.
Alhóndiga” organizaron una actividad De igual forma, el pasado 5 de julio,
con el título “Por La Caminanta… el fue el salón de actos del Ayuntamiento
pollo de cigüeña el vuelo levanta”. Teresa Libre de Langa el que acogió la presentación
En esta ocasión se propuso la observa- El silbo de los vencejos y la Hora del libro.
ción de los pollos de cigüeñas en sus Azul. Un año más, desde el Grupo Por último, el pasado 9 de julio en
primeros aleteos para ejercitarse sobre “Galérida Ornitólogos de Ávila” y “La Madrigal de las Altas Torres. Carlos
las torres mudéjares de las iglesias de Alhóndiga”, Asociación de Cultura y del Solo presentó esta divertida nove-
Santo Domingo de Silos y El Salvador. Patrimonio, y dentro de la programa- la que consta de diez capítulos llenos
Se colocaron telescopios terrestres ción de las IV Jornadas de Naturaleza de imaginación y que, además, según
para aproximar la visión de las cigüe- y Medio Ambiente, se realizó una ob- hace saber su ilustrador, en todos los
ñas a las personas que al acto se acer- servación de vencejos en la plaza de la dibujos que acompañan a los relatos
caron. Se realizó además un taller de Villa de Arévalo. Una vez comenzado hay una mosca escondida.
caretas de cigüeña en el que pudieron el acto, Víctor Coello, se encargó de
participar los más pequeños. ofrecer a los asistentes unas muy de-
La actividad fue un muy interesante talladas e interesantes explicaciones
complemento de la realizada a prime- sobre las costumbres y características
ros de febrero coincidiendo con la fes- más importantes de vencejos, aviones
tividad de San Blas. La diferencia es y golondrinas haciendo especial rese-
que entonces solo se podían observar ña de los lugares en que suelen realizar Vacaciones en Paz. Bajo este lema,
los ejemplares adultos recién llegados sus nidos así como los aspectos morfo- cada año se acoge en nuestro país a
de su periplo migratorio. lógicos que nos pueden permitir distin- niños y niñas saharauis. De este modo
Una vez más se contó con la colabo- guir a unos de otros. salen de unas condiciones infernales,
ración del grupo provincial de la So- Aprovecharon los asistentes, después más de 50º, y se integran en familias
ciedad Española de Ornitología “SEO de esas explicaciones, para acercarse durante los meses de julio y agosto.
BirdLife grupo Local Ávila”, el grupo hasta la iglesia de San Miguel con el Dos familias de Arévalo se han
de Fotógrafos Asociados “F/4 de Aré- fin de poder fotografiar una puesta de sumado a esta iniciativa que en 2019
valo” y del Ayuntamiento de Arévalo. sol que prometía ser espectacular. Y atiende a 40 niños y niñas en nuestra
Al coincidir este acto con la celebra- así fue. El sol rojo y los posteriores Comunidad.
ción de la romería de la Virgen de La cielos rosáceos permitieron realizar a Durante estos dos meses recibirán
Caminanta en Arévalo, es por lo que los aficionados a la fotografía algunas asistencia médica mediante una
se propuso el título de esta curiosa e buenas instantáneas que adornarán, no exploración general y una alimentación
interesante actividad que acerca a los nos cabe duda, el muro de Facebook: variada y adecuada a su edad; además
arevalenses al conocimiento de las ci- “Arévalo, naturalmente”. de aprender español, conocer nuestras
güeñas y a sus costumbres. Posteriormente regresaron de nuevo a costumbres y relacionarse con otros
la plaza de la Villa, lugar en el que es- niños y niñas de su edad. 
peraron ese momento mágico en el que
el cielo se tiñe de añil conocido como
“La Hora Azul”, para inmortalizar con
sus cámaras fotográficas las torres de
San Martín y Santa María con esos
fondos azulados tan característicos de
ese momento en que el día da paso a
Galérida Ornitólogos los primeros compases de la noche.
pág. 4 la llanura número 122 - julio de 2019

De libro Fue Margarita Xirgu la que junto a su


compañía se encargó de dar vida a esta
Después de la conversación, entra una
mendiga a escena a pedir algo de dine-
“El teatro es la poesía que se levanta obra de teatro que se quedó silenciada ro y este momento lo aprovecha Lorca
del libro y se hace humana. Y al hacer- durante casi veinte años por culpa de para que la criada pronuncie un monó-
se, habla y grita, llora y desespera. El la guerra. logo que refleje los contrastes existen-
teatro necesita que los personajes que tes entre ricos y pobres; es decir, entre
El argumento de “La casa de Ber- ella y Bernarda. ¡SILENCIO!
aparezcan en la escena lleven un traje narda Alba” está presentado de forma
de poesía y al mismo tiempo se les vean lineal y con una construcción muy pro- En esta escena aparecerá por vez
los huesos, la sangre…”. funda de los personajes ya que cada primera el nombre de Pepe el Romano,
El propio Lorca expresaba de esta uno de ellos representa una forma de un hombre que también estaba en el
manera la relación entre poesía-prosa- vivir y concebir la condición de mujer funeral pero del que Bernarda se niega
teatro. Normalmente, lo que más se en la época. ¡SILENCIO! a aceptar su presencia. García Lorca
conoce de Federico García Lorca es presenta algunos “apartes” en la trama
“La casa de Bernarda Alba” está que aprovecha para que los personajes
su poesía pero también escribió teatro. dividida en tres actos que cuentan con
García Lorca fue un brillante drama- que están con Bernarda la insulten y
una extensión muy parecida. Con ello demuestren el odio que sienten hacia
turgo además de excelente poeta. Pero observamos que Lorca se adaptó a los
no sólo escribía teatro, sino que él ella. ¡SILENCIO!
patrones del teatro a la hora de crear su
mismo dibujaba los figurines para los obra. Cada uno de los actos se corres- Bernarda se relaciona con sus hijas
vestidos de los actores, decidía sobre ponden a las partes del desarrollo de de una forma autoritaria, tiránica, im-
los decorados de sus obras y además la obra: planteamiento, nudo y desen- poniendo sus decisiones, apenas con-
dirigía la representación. lace. ¿Prefieres el teatro leído o visto? testadas abiertamente. Indiscutible su
En el año 1920 salía su primera Pregunta siempre presente cuando nos autoridad y luto siempre ante la muer-
obra de teatro: “El maleficio de la ma- enfrentamos a un texto teatral. Leer te. Todas las hijas, a excepción de la
riposa”. Obra que intentó hacer llegar teatro supone, de alguna manera, dar menor, Adela, aceptan las disposicio-
a diferentes pueblos españoles junto al rienda suelta al escenógrafo que todo nes de su madre. Adela será el perso-
grupo La Barraca. Su intención era lector tiene en su interior. ¡SILENCIO! naje rebelde, típico de Lorca, en el que
llevar el teatro a todas las clases socia- se presenta la oposición entre la autori-
Nos encontramos en el hogar de dad y el deseo. ¡SILENCIO!
les. Bernarda. Dos criadas empiezan a
Los temas de su teatro son esen- limpiar la habitación y, mientras tan- Pero en este hogar vive otra mujer,
cialmente los mismos que los de su to, empiezan a hablar sobre la señora. María Josefa, la madre de la protago-
poesía: la lucha por la libertad, el Todos los personajes son femeninos. nista y abuela de las nietas. Es la madre
amor, la muerte, etc. En sus obras Todos ellos suponen una suerte de de Bernarda y totalmente su antítesis.
sobresalen los personajes femeninos, “documental fotográfico”, según pala- Está encerrada en una habitación por-
en muchas ocasiones reprimidos, que bras del propio autor, de las mujeres de que Bernarda no quería que las muje-
el autor crea con una maña estupenda. la sociedad que Lorca vivía. Mujeres res del pueblo la vieran. ¡SILENCIO!
ricas y pobres, reprimidas en mayor o María Josefa aparece en escena con
En sus obras se funde la tradición menor grado. “Hilo y aguja para las
con la renovación, como casi todo lo flores en la cabeza y en el pecho, tiene
mujeres, látigo y mula para el varón”. una actitud jovial y divertida. Bernar-
que se hacía en la Generación del 27. ¡SILENCIO!
Además, Lorca es un autor que está da, abochornada, reñirá a la criada por
muy pendiente de todas y cada una Se nos retrata al personaje de Ber- haberla dejado salir de la habitación
de las innovaciones de la vanguardia. narda Alba como una mujer que pro- donde está encerrada. ¡SILENCIO!
Aun con todo esto, no deja de tener duce miedo y un sentimiento de repul- La casa de Bernarda tiene una
en cuenta elementos y referentes a la sión, Esta es, al menos, la descripción impactante y trágica escena final. ¡SI-
tradición del folclore y los mitos. Su de este personaje desde el punto de vis- LENCIO!
teatro emplea con bastante frecuencia ta de sus trabajadoras que le tienen una
la metáfora y el uso de símbolos y, fuerte antipatía. ¡SILENCIO! Para descubrirla, nada mejor que
aunque al principio recurra al verso, leer la obra o ver una representación de
Está ambientada en un momento la misma si lo prefiere.
después se va inclinando hacia el uso contemporáneo al autor e inspirada
de la prosa. en hechos reales, supone una gran re- Fabio López
Si estudiamos la vida y obra de flexión crítica sobre las costumbres de
García Lorca nos encontramos con que aquella época. La tiranía del supuesto
“La casa de Bernarda Alba” es una de honor y las normas sociales se repre-
sus piezas más aplaudidas. Se escribió sentan con gran realismo en el perso-
en 1936, antes de la muerte del autor, naje de Bernarda, quien ahoga las an-
pero hasta 1945 no se representó sobre sias de libertad y de vida. ¡SILENCIO!
un escenario debido a la gran crítica La historia de Bernarda también la
social que se puede leer entre líneas. conocemos gracias a estas dos señoras
Se trata de una tragedia rural de que nos explican que tiene cinco hijas
Lorca que se estrenó por vez primera y que, de todas ellas, solo Angustias,
en Buenos Aires, en el Teatro Avenida. la mayor, es hija de su primer marido. http://exeuntmagazine.com/
la llanura número 122 - julio de 2019 pág. 5

http://www.museodelprado.es

Mirar un cuadro de once lienzos para el pequeño claus-


tro del Monasterio de San Francisco el
prominentes fundaron la Real Acade-
mia de Bellas Artes de Santa Isabel de
Bartolomé Esteban Murillo na- Grande, en Sevilla. Por entonces pin- Hungría en Sevilla, con Murillo como
ció en Sevilla y fue bautizado allí el tó a menudo imágenes de niños, por presidente.
1 de enero de 1618. Su padre, Gaspar lo que adquirió fama en el extranjero, Cuando trabajaba en un altar para
Esteban, era barbero-cirujano; su ma- especialmente en Inglaterra y Francia. la iglesia de Santa Catalina, en Cádiz,
dre, María Pérez Murillo, provenía Sus pinturas de la Virgen y el Niño Murillo sufrió una caída de un anda-
de una familia de plateros y pinto- contribuyeron a popularizar aún más mio. Falleció pocos meses más tarde,
res. Siguiendo la tradición andaluza, este tema. en el año 1682.
el pintor adoptó el apellido materno, Murillo produjo una cantidad con- En este caso mostramos un cuadro
Murillo, en vez del paterno. Recibió siderable de obras de carácter religio- del autor titulado “Paisaje”.
instrucción en el estudio que tenía en so, entre ellas numerosas imágenes de
Sevilla Juan del Castillo, pariente suyo la Inmaculada Concepción. En enero Lipinskien, L.
de 1660, Murillo, Francisco de He- Del Greco a Goya.
por parte de madre. En 1645 recibió su
rrera el Joven y otros varios artistas Obras maestras del Museo del Prado,
primera misión importante: una serie
pág. 6 la llanura número 122 - julio de 2019

El molino de “La Isla” - Ciclos de conferencias y charlas


temáticas relacionadas con el agua,
sus ciclos y usos.
De entre los elementos importantes También ha contribuido, en parte, - Mesas redondas relacionadas,
referidos al Patrimonio Monumental a esa sensación de abandono la poca al igual que el apartado anterior, con
de Arévalo al que siempre hemos te- atención que, desde la institución mu- todo lo relacionado con el elemento vi-
nido desde nuestra asociación cultural nicipal, se le ha dedicado hasta ahora tal que es el agua.
una atención especial, es, sin lugar a a pesar de la importante dotación de
dudas, el Molino de “La Isla”, molino dinero público asignada a este lugar en - Exposiciones temáticas.
de las Clarisas como insiste en deno- los últimos años. - Campos de trabajo organizados a
minarle nuestro buen amigo Carlos través de conciertos con cátedras uni-
Hace poco más de tres años, a tra- versitarias relacionadas con el medio
Oviedo.
vés de una consultora especializada, natural.
Es un elemento constructivo impor- nuestra Asociación tomó contacto con
tante por muchas razones, entre ellas el Programa “Life”. Ya hemos hablado - Propuesta de recuperación de
por el entorno privilegiado en que se de este programa en otras ocasiones. los muros de contención frente a “La
encuentra o porque forma parte de ese Se trata de un proyecto por el que la Isla” mediante Murales de Naturaleza
reducido número de construcciones Confederación Hidrográfica del Duero y Medio Ambiente.
que aún se conservan en relativo buen pretende realizar una serie de propues- - Campamentos infantiles y juve-
estado y que pertenecen al Patrimonio tas para la mejora sustancial del acuí- niles.
Histórico Industrial. fero de Medina del Campo, el mismo - Actividades con estudiantes de
al que pertenece el territorio norte de primaria y secundaria en colegios e
En algunas ocasiones, no todas las
la provincia de Ávila, buscando mi- institutos.
que hubiéramos querido, desde nues-
tigar las consecuencias de su sobre- - Señalización de lugares y entor-
tra Asociación se han realizado paseos
explotación promoviendo su recarga nos.
hasta “La Isla”, buscando siempre
y mejorando los humedales asociados
transmitir a todos aquellos que nos - Creación de una biblioteca digital
mediante el uso de la red de arroyos y
acompañaban la importancia funda- relacionada con el proyecto. Publica-
ríos y la infraestructura ya existente de
mental de este singular espacio. El mo- ciones periódicas.
canales de riego, siempre con el acuer-
lino, la presa, la alameda, todo aquello - Proyecto integral para la recupe-
do de los usuarios de la red de aguas.
que conforma “La Isla” posee en su ración de “Las Cuestas”.
conjunto una excepcional importancia El molino albergará, en un futuro
medioambiental. Y eso a pesar de que próximo, la sede de las oficinas del - Otras actividades.
aún hay algunos vecinos de nuestra proyecto “Life Duero”. Ahora queda lo más importante, la
localidad que, pese a disfrutar a me- implicación de los arevalenses en la
Desde “La Alhóndiga” estamos
nudo del lugar, muestran una actitud propuesta. Porque “La Isla” es tuya,
elaborando una propuesta de activi-
de irresponsable desprecio por él. En mía, es de todos y a todos nos corres-
dades referidas a Naturaleza y Medio
efecto, muy a menudo, jóvenes y no ponde mantenerla limpia y en buen es-
Ambiente que pueden encajar perfec-
tan jóvenes que bajan a “La Pesquera” tado con el fin de que todos podamos
tamente en el proyecto y que consisten,
a pasar algunos de sus ratos de ocio, disfrutar de un espacio tan excepcio-
en líneas generales, en las siguientes:
arrojan sus desechos en los alrededores nal.
dejando el espacio sucio y maltratado. - Excursiones y salidas de campo. Juan C. López

Juan C. López
la llanura número 122 - julio de 2019 pág. 7

Arévalo demográfico en los años 50 al 60


Cuando uno sobrepasa ya los
ochenta años y echa la mirada y los re-
cuerdos hacia atrás, vienen a la mente
personas y familias que un día cons-
tituyeron el germen de una población,
en este caso Arévalo. Por tanto, con la
memoria histórica fresca y vívida, que
es la mejor forma de contar la historia,
voy a confeccionar un listado de fami-
lias e hijos con los que conviví durante
los años 50 al 60, y que, en la actuali-
dad, unos murieron y otros están lejos
de su pueblo natal.
A nadie se le escapa que en el Aré-
valo actual de intramuros, hacia dentro,
se ha perdido población en más de un
90% de la existente en aquellos años,
entre la década de los 50 y la de los Constantino Candeira
60. Para comenzar a confeccionar tal
listado podría comenzar desde la plaza al punto de partida: Sra. Antonia (“La taño se lidiaron toros, hoy solo se es-
del Real hasta la plaza o barrio de san Jeringera”), Sr. Victorio Sáez (“El cucha el silencio. ¡La plaza de la Villa!
Pedro, pero ante el temor de perderme Cristo”), Sr. Aurelio del Río (“Fichu- Archivo secular y germen de la historia
por los vericuetos y calles de la me- rín”), Sra. Margarita (“Pichelina”), donde se han rodado grandes películas,
moria, de vecinos y nombres, y hacer Sr. Castor (“Castete”), Sr. Mariano y se han escenificado grandes obras de
demasiado largo el presente texto, voy Roldán, Comunidad de vecinos, Sr. teatro, mercados medievales y un largo
a optar por una calle y unos personajes, Dionisio González, Sr. Esteban Quin- etcétera.
la calle de Santa María a San Miguel. tero (“El Cojo”), Sr. Máximo Carpizo
Pero, por encima de todo esto, la
(“Niño de las Berzas”), Sr. Norberto
Pasado el arco de la torre de la plaza de la Villa fue un auténtico se-
Mulas, Sr. Jesús Canales, Sr. Ginés
iglesia de Santa María, giramos a la millero y lugar de ocio donde gentes
Bernal (“Maeva”) y Sr. Segundo Bra-
izquierda en sentido creciente hacia de mi edad ejercitaron sus juegos au-
gado, mi padre.
la iglesia de San Miguel, para así, si- tóctonos, mientras las madres y abue-
guiendo tal orden conocer a las fami- En suma, 26 familias con un total las jugaban a las cartas cobijadas bajo
lias que en la mencionada calle vivie- de hijos aproximadamente y creo re- soportales en los atardeceres tibios de
ron: el Sr. Eulogio Bernardo (“Canta- cordar de 86, adolescentes entre los 10 septiembre.
res”), Sr. Isidro (“Berretes”), comuni- y los 15 años. A día de hoy esta cifra no
No todo se ha perdido, pues aún
dad Sra. Paz y Nino (“El Marranero”), creo que llegue al 8%. Con cifra y pa-
nos queda el crotorar de las cigüeñas y
el Sr. Robaduros y otros vecinos como labras he querido aportar mi grano de
el grato chirriar de los vencejos; y algo
Mauri y Pedro, Sr. Luis San Pedro (“El arena a una plaza y una calle en donde
más, la fantasía particular de cada uno
Salsa”), Sr. Fabri Carpizo, Sr. Fernan- hoy no se escucha el alegre jolgorio de
para ponerle título a una nueva pelícu-
do García (“Chiroles”), Sra. Carlota niños, piedra angular de generaciones
la, que podría ser: “El llanero solitario”
—viuda de Tamayo—, Sr. Isaías —el venideras. No solamente perdemos de-
o “Un espadachín bajo los soportales”.
Carpintero—, Sr. Gabino de Tomás, mográficamente población; perdemos
Pues sin pulso o con pulso sigue sien-
Sr. Mariano Bartolomé, Sra. Paula algo peor: las señas de identidad.
do la plaza más bonita.
(“La Baulera”), Sr. Antonio Ferreras. En cuanto a la plaza de la Villa,
donde según los cronistas oficiales an- Segundo Bragado, abril de 2019.
Calle abajo en sentido descendente
pág. 8 la llanura número 122 - julio de 2019

El ornitólogo alemán trolando la población de águilas impe-


riales para la Junta de Castilla y León”,
le dijo también que dejara de buscar el
La noticia le estalló en la cara como reció en lo alto de una duna fotogra- nido, que él ya le tenía controlado y
una bomba. Corría el mes de marzo del fiando las evoluciones aéreas de pesca que comprendiese que era muy peli-
año 2001. del charrancito, lanzándose como un groso molestar a una especie en grave
proyectil al Mediterráneo para captu- riesgo de extinción, de la que apenas
Su amigo José Luis le llamó para
rar pequeños peces con que cebar a su quedaban 200 parejas reproductoras en
decirle que iban a construir, a urbani-
prole, en uno de los muretes de arena todo el mundo. Hans le preguntó que
zar, a destruir el pinar.
que separaban dos tablas de agua rosa- si conocía el proyecto de urbanización
¿Cómo era posible?, se preguntaba da por la alta concentración en sal. del pinar, que si no era eso mucho más
Hans mientras pensaba en la legisla- peligroso para la conservación del há-
De lo que no se percató Hans es
ción que prohibía tajantemente alterar bitat de una especie gravemente ame-
que la playa entre su duna y el mar era
el área de nidificación del águila impe- nazada. A lo que el misterioso biólo-
nudista y que había gente desnuda to-
rial ibérica. go contestó que sí, e insistió en que la
mando el sol, paseando, jugando a la
Su abuelo paterno fue Aurelio Mar- pelota y bañándose, actividades total- Junta ya estaba enterada y tomaría las
tín, un emigrante arevalense que en mente habituales en una playa de estas medidas oportunas. Luego colgó.
los años 60 se había ido a Alemania a características. Se dio cuenta que algo Hans no hizo caso, buscó el nido y
ganarse el sustento, algo que no podía iba mal cuando empezó a oír gritos e le localizó con su potente telescopio,
hacer aquí decentemente. La primave- insultos. Pero ya era tarde, tres hom- desde unos 800 metros de distancia sin
ra anterior Hans había venido a pasar bres y una mujer le habían rodeado causar molestia alguna ni a la pareja
unos días a Arévalo para reencontrar- pertrechados con las palas de madera ni a los tres pollos en plumón. Días
se con la familia española, y también, con que estaban jugando a la pelota y más tarde tuvo que regresar a Alema-
ya de paso, desarrollar una de sus ma- uno de ellos llegó a levantarla en acti- nia. Allí se enteró ese mismo otoño de
yores pasiones, la ornitología. Quería tud amenazante lanzando un raquetazo que la Junta de Castilla y León había
ver al águila imperial ibérica, había que el ornitólogo alemán pudo esqui- autorizado la construcción de uno de
leído que en Ávila estaba aumentando var por muy poco. Intentó comunicar- los sectores de la urbanización que se
ligeramente la población. Uno de sus se con ellos, primero en castellano y levantaría destruyendo el pinar donde
primos le puso en contacto con Pepe, luego en alemán, pero nada, luego lo anidaba la imperial. Al final, la admi-
un pajarero abulense con años de ex- intentó en inglés. Ahora sí, aquellas nistración primaba los intereses par-
periencia. Fueron a buscar un nido que personas le estaban diciendo, de muy ticulares del constructor, por encima
descubrió el año anterior, pero nada, el malos modales, que dejara de hacerles de la legislación que prohíbe destruir
pequeño pinar junto al Adaja no esta- fotos. Él tuvo que explicarles mientras el hábitat de una especie en peligro de
ba ocupado. Pepe le puso en contacto intentaban arrancarle la cámara a la extinción.
con Chema; este le dijo que sí, que fuerza que no era fotógrafo, que era or-
la pareja criaba este año río abajo, en nitólogo y que estaba fotografiando a Al mismo tiempo pensaba que eso
la zona de extensos pinares conocida las aves acuáticas del litoral mediterrá- en Alemania hubiera sido impensable
como el corredor del Adaja. Pero ya neo. Pidió calma y les enseñó las mag- e imposible.
no le daba tiempo, tenía que regresar níficas fotos que había conseguido. En Arévalo, a cinco de julio de 2019.
a Alemania a trabajar, se le acababan Hasta tuvo que abrir la cámara para en- Luis José Martín García-Sancho.
las vacaciones. Así que lo dejó para señarles que esa era la única tarjeta de
el año siguiente. Su tía Paqui le dijo memoria que tenía el aparato. No muy
que volviera cuando quisiera, que aquí convencidos le dejaron en paz, pero le
siempre encontraría su casa. ordenaron que se fuera de allí, a lo que
Hans accedió para evitar daños mayo-
Hans Martín no era el típico ale-
res, solo se había ganado unos cuantos
mán, era más bien moreno y bastante
zarandeos, podría haber sido peor. Ya
espigado, alérgico al sol y, eso sí, afi-
un poco alejado comenzó a reírse solo,
cionado a los bares, terrazas y tapas
ciertamente un hombre vestido de los
acompañadas con una fresca cerveza.
pies a la cabeza y haciendo fotos en
Tanto por su alergia al sol como por
una playa nudista se podía considerar,
su afición a las aves tuvo problemas
al menos, sospechoso.
veranos atrás en Alicante. Se encon-
traba pasando unos días en Santa Pola Después de la mala noticia que le
donde, vestido con pantalón y camisa había dado su amigo José Luis, juntó
de manga larga y con la cámara y los unos cuantos días para volver a Aré-
prismáticos al cuello, solía recorrer las valo en el mes de mayo de 2001. Pre-
Salinas a pie, perdiéndose entre cana- guntó a sus amigos y se puso a buscar
les, carrizos, playas, dunas y pinedas. nidos de imperial en el corredor del
Allí podía ver en muy poco espacio Adaja entre Arévalo y Zorita. En esas
multitud de especies de aves, muchas estaba cuando recibió la llamada de
de las cuales no se observaban en su una persona desconocida que se identi-
Alemania natal. Uno de los días apa- ficó como “un biólogo que estaba con- David Pascual Carpizo
la llanura número 122 - julio de 2019 pág. 9

La ciudad, el pueblo y un sueño


“Huir a un pueblo para convertirlo en
el centro del mundo”
Jules Renard

No somos los mismos en el pue-


blo que en la ciudad. El lugar donde
se vive nos hace la vida. Nos la hace
o nos la deshace. Quienes vivimos en Fernando G. Muriel
la ciudad y vamos al pueblo de vez en
cuando lo sabemos bien. Igual –supon- te has detenido no puede ser mayor nancias insondables, que no acierto a
go- que quienes viven en el pueblo y que la extensión cubierta por tus pies. interpretar, pero no me parece casual
van a la ciudad, por el motivo que sea. El novelista Stendhal aseguraba que que suceda precisamente en Aréva-
Un racimo de personas nos saludan en “vivir en un pueblo quiere decir ver y lo. Resulta que voy caminando por
las calles del pueblo y más de uno nos sentir la realidad viva, utilizar directa- la Calle de Zapateros hacia la plaza
detiene para mantener una conversa- mente los ojos y las orejas, llevar una hasta que llego a la altura de un gru-
ción. En la capital, sin embargo, vamos vida mucho menos convencional”. Sin po de personas reunidas, hablando en
de aquí para allá, saliendo  o entrando embargo don Antonio Machado se re- círculo, ya casi al final de la calle. Al
de casa sin más compañía habitual que volvió contra la envidia en los pueblos, pasar junto a ellos, y justo cuando me
nosotros mismos. En los pueblos la ex- contra el “hombre malo que esconde dispongo a saludarles, uno de los con-
periencia se expande entre las peripe- un alma fea, esclava de los siete peca- gregados, que está de espaldas, se da la
cias que nos cuentan los otros. dos capitales; los ojos siempre turbios vuelta y resulta que soy yo mismo. No
de envidia o de tristeza, guarda su pre- nos decimos nada, simplemente nos
En la gran ciudad, por el contrario, sa y llora la que el vecino alcanza”. Se miramos durante unos segundos. La
el entorno es acaso tan populoso como ve que don Antonio no llegó a conocer primera vez que tuve este sueño me
mudo, más bien nos tapona los senti- Arévalo, donde prácticamente no sabe- desperté sobresaltado, en medio de
dos y la conversación nonata cristaliza mos lo que es la envidia. una gran angustia. Ahora, como ya sé
en monólogos ensimismados. Sin em- que estoy entre el grupo de personas,
bargo, estar entre quienes comparten Se trata de encontrar tu lugar en el
me acerco a él dispuesto a no asustar-
contigo historias, argumentos, volun- mundo, tu madriguera. Mientras redac-
me cuando me dé la vuelta y yo y mi
tades, memorias, afectos y desafectos, taba este artículo encuentro el siguien-
alter ego nos miremos, pero siempre
abrocha la vida en un entorno de tem- te párrafo en el libro La flecha negra,
se produce parecido sobresalto. Dice
peratura constante que protege mucho de R. L. Stevenson: “Aquí tenéis pues,
un amigo psiquiatra que sería muy
de la intemperie existencial. la madriguera del viejo Lawless…
interesante ahondar en el significado
Mucho he rodado de aquí para allá y
Nada más llegar a Salamanca Una- profundo del sueño y me aconseja que
por todas partes desde que tenía ca-
muno escribió a un amigo para infor- pasee a solas de vez en cuando por el
torce años (...) pero mi sitio está aquí.
marle de que si a los dos años de estar escenario del encuentro onírico, a ver
Mi patria es esta madriguera en la tie-
allí se enteraba de que jugaba al tresi- qué pasa.
rra. Ya llueva o ventee, ya luzca abril
llo a diario, daba durante una o dos ho- y canten los pájaros… o venga el in- O sea, que si un día me encuentran
ras vueltas a la plaza y echaba la sies- vierno y me siente solo con mi buen ustedes deambulando calle Zapate-
ta, le considerara un hombre perdido; compadre el fuego mientras gorjea el ros arriba y calle Zapateros abajo sin
pero que, si pasado ese tiempo, seguía petirrojo en la selva, aquí está mi igle- aparente propósito, no es que me haya
estudiando, meditando, escribiendo y sia y mi mercado, mi mujer y mi hijo. trastornado, es que estoy siguiendo los
peleando por la cultura, le considerase Aquí es donde siempre regreso y aquí, consejos del médico. Pero, sobre todo,
allí mucho mejor que en Madrid. ¡háganlo los santos!, quisiera morir”. procuren no despertarme.
La felicidad —escribe Kafka— es Desde hace algunos años vengo José Félix Sobrino
comprender que el suelo sobre el que teniendo un sueño recurrente, de reso-
pág. 10 la llanura número 122 - julio de 2019

Nuestros poetas
Aquí y allí
Mataron al poeta Allí quedó la infancia,
Amanecía en Granada. el patio, el huerto claro,
Poeta de muerte triste: el limonero madurando,
Lapidaron su palabra.
¡Qué corta tu vida fue! … los recuerdos.
Y ese brillo en la mirada
¡Los versos que no escribiste
lo apagó mente macabra. Aquí su juventud, la madurez,
alimentan nuestra fe!
La lucidez, la frescura, el norte de su brújula,
Los gitanos gimotean Madrid –la capital-
la fuerza de un pensamiento,
y el pueblo llano te llama. La Institución Libre de Enseñanza.
la dignidad, la cultura…
Ciegos odios vitorean
Se perdieron al momento. Allí los señoritos,
a quien tu sangre derrama.
A oscuras –vergüenza ajena- la feria y los lunares,
A Federico mataron los farolillos, el olor a azahar,
mataron alma fecunda.
con una fuerza brutal. y el “¡Ozú, qué calor, mi arma!”.
Inconmensurable pena
A García Lorca auparon
que el planeta entero inunda. Aquí el frío hasta los huesos,
a la gloria universal.
La estulticia y la ignorancia las aulas, los alumnos,
En la vega de Granada las palabras secas, escasas,
perpetraron crimen tal,
amaneció un nuevo día … atragantadas.
que a su verbo y su elegancia
y su musa –desterrada-
erigieron pedestal. Allí la Torre del Oro, la Giralda,
engendró nueva poesía.
Esa prosa limpia y fresca el baile de los caballos,
Luis Arranz Boal la Macarena y el cortijo,
y esos versos floreados,
contrastan con la grotesca las casitas blancas.
perversión de los malvados. Aquí el Duero, el Eresma,
pasear sus orillas,
los amores mal vistos,
…decirlo todo en versos.
Arévalo
(Soleares castellanas) Allí sus raíces,
sus primeras palabras,
Griterío de arrejaques conocer el mar,
y zurear del amor … su padre muerto.
en la humedad de la tarde. Aquí los álamos del río,
Fiel testigo de las Horas, la tuberculosis, el luto,
se alza la vieja cigüeña las maletas, huir de la tristeza,
sobre la torre ruinosa. Soria, Leonor, el llanto.
Templo de Santo Domingo. Allí Úbeda y sus cerros,
En lánguido color sepia, el arrastrar la pena,
posa abuela con el niño. las fuentes del Guadalquivir, Lorca
y renacer en nuevas canciones.
En sus telares de sombra,
mi alma teje recuerdos Aquí su vuelta, su regreso,
entre retazos de historia. Segovia y su San Quirce,
escapar los fines de semana,
Historia íntima, callada, “El café Castilla”… Guiomar.
que en el barro cristaliza
las vivencias de la infancia. Aquí y allí… la República
un Catorce de Abril
Luis Miguel Gómez Garrido y la bandera tricolor
izada en su mano.
Allí el exilio, Colliure, su tumba
y, tres días después, la de su madre
y la incertidumbre de “Estos días azules
(Fragmentos) y este sol de la infancia”…
Campanas de mi parroquia,
Igual que creo en mi madre, Beatriz Gómez Gómez
campanas de San Martín,
lo mismo que creo en Dios,
no está muy lejano el día
creía yo en su cariño,
en que doblaréis por mí.
y la infame me engañó.
Mamerto Pérez Serrano
la llanura número 122 - julio de 2019 pág. 11

Mudéjar civil en las de Madrigal de las Altas Torres,


y otras, financiadas por la Diputación
de las Posadas. Al puente, de construc-
ción claramente mudéjar, se le ado-
Provincial de Ávila o por la Junta de sa en el saliente oriental un derruido
Hablar de mudéjar en la Tierra de Castilla y León. molino conocido como “molino de la
Arévalo es hablar de las iglesias de Irvienza”. Alertada por el estado de
También se dedicaron recursos pú-
San Martín o Santa María en la cabe- este puente, que tiene cortado el paso
blicos, a principio de los ochenta del
cera de nuestra comarca, las de San en la actualidad, la Asociación de Pa-
pasado siglo XX, para la rehabilita-
Nicolás o, la también de Santa María trimonio de aquella localidad está tra-
ción de los puentes de los Barros y de
en Madrigal de las Altas Torres, la de bajando para que las administraciones
Medina en Arévalo. Se habían despre-
San Cipriano en Fontiveros o de tantas pertinentes consideren una posible ac-
ciado algunos años antes importantes
otras que se alzan orgullosas a todo lo tuación restauradora.
elementos mudéjares tales como el
largo y ancho de la extensa llanura que mismo palacio real o el puente del Ce- Sería importante poner los medios
conforma este territorio. menterio. necesarios que lleven, no tardando mu-
El catálogo del mudéjar se com- cho, a completar el catálogo del “mu-
Construcciones civiles siguen en el déjar al sur del Duero” realizando un
pone, en general, y no vayáis a pensar olvido. La casa palacio de las Milicias
que lo estamos criticando, de piezas estudio pormenorizado de todos y cada
Concejiles o la de los Altamirano. El uno de los elementos que lo componen.
arquitectónicas de carácter religioso. Y palacio de Valdeláguila o el de los Se-
salvo algunas y honrosas excepciones, Tanto los que forman parte del patrimo-
deño, todos ellos en Arévalo; o el de nio religioso, en este caso bastante deta-
bien entrado ya el siglo XXI, nos fal- Gómez de Sandoval, este, por su parte, llados, como los que pertenecen al patri-
ta completar ese catálogo incluyendo en Fontiveros. monio civil.
en él esos elementos que levantaron
los alarifes mudéjares y que también A veces nos encontramos verdade- Este debería ser uno de los primeros,
son, de hacer caso al cronista José Luis ras joyas salvando el paso de algunos y no menos importantes pasos, que debe-
Gutiérrez Robledo, alto ejemplo que de los ríos en localidades cercanas. Es rían darse dentro de ese proyecto general
aquellos sabios artesanos del siglo el caso del puente del Naranjo en el de impulso y promoción del mudéjar.
XIII, aquellos humildes albañiles, de- término municipal de Martín Muñoz Juan C. López.
jaron a los constructores de hoy.
Castillos, palacios, casonas, mo-
linos, puentes... todo un universo de
construcciones, muchas de ellas en un
estado manifiestamente mejorable y
que han sufrido, a lo largo de los años,
un cierto desdén social motivado, tal
vez, por dos razones fundamentales:
una por ser de fábrica moruna y la otra
por ser, además, construcción de ca-
rácter civil.
La arquitectura más representati-
va o, mejor, la más monumental, y en
parte a la que quizá algo más atención
se le ha prestado ha sido aquella que
tenía una misión defensiva. Restos de
murallas y castillos han sido los más
beneficiados en cuanto a lo civil se
refiere: las diversas campañas de res-
tauración del castillo o las obras en
varios tramos de la muralla en Arévalo
o las obras que se hicieron hace años Juan C. López

AGENDA DE ACTIVIDADES: julio de 2019 una paseo hasta “Las Fuentes del Soto”, situa-
das en el término municipal de Espinosa de los Caballeros.
- El próximo viernes, 26 de julio, a las 20:30 horas, la Bi-
La idea es llevar comida para rememorar la tradición por la
vidadesnos acercábamos hasta “El Soto” a
blioteca Pública Municipal de Arévalo acogerá un acto,
organizado por la Asociación “La Alhóndiga” en colabo- d a
cual muchos
a m b a acti
s día arevalenses
n es de que n
ageservirá pasar un festivo y comer allí la entonces acostumbrada
ración con el Excmo. Ayuntamiento
r c u e s ti o
de Arévalo
Poaniversario de la muerte c h a s .
para conmemorar el 25
p imas feSe quiere organizar este acto de forma conjunta con el Ayun-
óxescritor
prdel
arsea leerán
tortilla o paella.
se
arevalense Julio Escobar.a p
Enla z
el a n
mismo algunos
tamiento de Espinosa de los Caballeros.
fragmentos de su obra literaria y se podrán consultar algu-
Rogamos a todos aquellos que tengáis interés en rememorar
nos ejemplares de sus novelas más representativas..
aquellos “25 de julio” nos ayudéis a llevarlo a cabo.
- Desde la Asociación cultural “La Alhóndiga” estamos tra-
bajando con el fin de realizar el próximo domingo 28 de Más información en : http://la-llanura.blogspot.com.es/
pág. 12 la llanura número 122 - julio de 2019

Clásicos Arevalenses Colección: Agustín García Vegas (Chispa)

El bobo de Muñuver
El bobo que os presento era más
listo que Cardona, a juzgar por cuanto
voy a deciros. De talla colosal, aunque
escuálido y huesudo, parecía un pino
desgajado por la tormenta, de rasgos
fisonómicos enormes, zancudo, agui-
leño, rugoso, destartalado, y más aun
por la vestimenta con la que cubría su
cuerpo, que era, sobre el traje de pana,
una manta o casulla de algodón, parda
como los tapiales y los barbechos, con
lo cual se asemejaba a un estrafalario
anacoreta perdido en el desierto.
Este bobo, claro está, no sabía leer ilustres compatriotas? Pero su vida fue inventadas por su intelecto, de las que
ni escribir, y menos cuentas, aunque sí un puro abandono y finó al borde de no recuerdo más que algunos trozos
filosofía y retórica y algo más. cualquier camino, como una bestia sin como estos:
amo, acaso al mismo tiempo que en un
Si le preguntabais, por ejemplo: El hombre gana el jornal
anochecer de menta y rosa se encendía
«¿Cómo me llamo?», él os decía: y su mujer lo administra.
en lo alto el lucero vespertino.
El hombre es fuente que arroja
—¿Qué día naciste?
Perico el Tordo el agua en una vasija;
—El diecinueve de enero—se le si la vasija se sale
contestaba, y al instante daba la res- En ébano parecía tallado Perico, el agua se desperdicia.
puesta: como si perteneciese a una de esas ra- Antes de casarte observa
zas afincadas en el corazón africano. si rezuma tu vasija,
—El diecinueve de enero es San Magro, enjuto, afilado, con peinado y mira que a veces pierde
Canuto, San Mario y San Julio. borroso y bigote retorcido, ceñida a quien del exterior se fía.
—Oye, bobo de Muñuver, ¿y mi la cintura una faja carmesí y vestido
Y como tenía nuestro personaje
hermana, que vino al mundo el uno de de terciopelo remendado, daba la sen-
tanta disposición para la lírica, los mo-
abril? sación exacta de un gitano desgajado
zos de la localidad hacían uso de él en
de la tribu en virtud de algún misterio
—El uno de abril es Santa Teodo- los Carnavales, a fin de que les confec-
inextricable.
ra. cionara coplas y romances atiborrados
Iba siempre, en invierno y en vera- de pullas e indirectas hacia ciertos ve-
Es decir, que este analfabeto sabía no, embutido en una capa parda, bajo cinos, y se daba tal maña en ello, que
de memoria todo el santoral. cuyos anchos pliegues ocultaba, ade- más de cuatro confundieron sus versos
más de su cuerpo escurridizo, una talla con los un poeta que, por sobrado co-
Solía caer por nuestra ciudad tal
de San Roque, colocada sobre una hu- nocido, no nombro.
pobre hacia mediados de marzo, y
cha con una ranura para echar limosna,
como era muy fiel cristiano asistía a Perico el Tordo pidió un día permi-
al son de la campanilla que «El Tordo»
todas las fiestas religiosas con que los so a la autoridad competente al objeto
hacía sonar como un mandato inexcu-
cofrades y el pueblo conmemoran la de escalar una torre, creo que la de la
sable.
solemnidad del Patriarca San José. Los iglesia de Santa María, y cuando todo
mayordomos gustaban de convidarle a Y su cantinela era esta: «A las bue- el pueblo se reunió para presenciar tan
bizcochos y vino de Rueda después de nas almas, hermanos. San Roque ben- fantástica hazaña, el humorista desapa-
la función, obligándole a que repitiese dito os libre de la peste y de la maldi- reció, sin que se haya vuelto a saber de
el sermón que desde el púlpito predi- ción. Ni el rico, ni el poderoso, ni el su paradero, aunque hay quien asegura
cara el sacerdote. Y el bobo decía de vencido y el desamparado están libres haberle visto de demandadero en un
corrido toda la sagrada perorata, sin de tentación, males de cuerpo, y de palacio de la capital de la provincia,
olvidar palabra ni concepto. La gente envidia, de dolo y calumnia, Descon- famoso por su dueño, un duque dado
reía a coro y en corro y celebraba tal fiad de los amigos, que a veces llevan a los toros y al cante «jondo», que se
prodigio. la envidia dentro, como una víbora viste de torero para andar por casa y
maligna, y les ciega la soberbia de su escribe un libro desde hace tres lustros
Imaginaos a este bobo de diputado
vanidad. San Roque os pondrá a buen con la pretensión de demostrar que la
del distrito y en cualquier sesión me-
recaudo de peste animal o de hombre, Niña de los Peines desciende nada me-
morable del Congreso, después de ha-
de mujer o de bestia. A las buenas al- nos que de Florinda «la Cava».
ber estudiado y leído a «los pocos sa-
mas, hermanos.»
bios que en el mundo han sido». ¿Quién Julio Escobar
puede decir que, de haber seguido otro Este Perico sabía también hacer Andar y ver.
rumbo, este hombre no habría llegado música con una flauta hecha de saúco, Breviario de un observador.
a ser uno de nuestros más conspicuos e y más de una vez le vi recitar poesías

Intereses relacionados