Está en la página 1de 6

BURJ AL ARAB

Burj Al Arab 12 (en idioma árabe:"Torre de los árabes") es un hotel de lujo


con una altura de 320 metros, siendo el cuarto hotel más alto de todo el
mundo (superado por el Abraj Al Bait, el Rose Rotana y el Hotel Ryugyong)
y uno de los edificios hoteleros más representativos. Está situado en el mar,
sobre una isla artificial localizada a 270 metros de la playa en el Golfo
Pérsico, la cual está conectada a tierra firme mediante una calle. Fue
construido en cinco años, es uno de los hoteles más seguros y agradable del
mundo entero.
Para ubicarnos en el mapa, vale decir que Dubai es uno de los siete miembros
federados de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), el tercer mayor país
exportador de petróleo del mundo. Sin embargo, a diferencia de Abu Dhabi,
donde se concentra más del 90% de las reservas, las principales fuentes de
ingreso de Dubai son el turismo y el sector de la construcción. Se trata de
uno de los países con mayor renta per cápita del mundo, con una tasa de
desempleo oficial de 0%, y que en 2010 fue visitado por 15 millones de
turistas. Este paraíso de negocios inmobiliarios tuvo como gran impulsor en
los años 90 al jeque Mohamed bin Rashid, responsable personal de haber
iniciado el desarrollo del Burj Al Arab, el cuarto hotel más alto del mundo
(el primero es el Park Hyatt de Shanghai, con 492 metros de altura) y un
ícono en sí mismo. Sobre el mar del Golfo Pérsico, conectado a la playa de
Jumeirah por una carretera de 300 metros, este hotel no sólo imita la figura
de un dhow (un tipo de navío árabe), sino que desde un principio quiso
simbolizar la transformación urbana de Dubai en las últimas dos décadas.
Además, su locación específica fue elegida para que la torre no haga sombra
sobre la costa, donde está emplazado un exclusivo balneario. En verdad, el
establecimiento fue catalogado como siete estrellas porque no había forma
de “medir” tanto lujo. Todos los hoteles tienen una clasificación que va de
una a cinco estrellas o “cinco estrellas superior” (también denominado seis
estrellas). Lo cierto es que el Burj Al Arab inventó un nuevo casillero que
pocos pudieron imitar, una categoría de excelencia nunca antes vista.
Actualmente, son sólo cuatro los hospedajes en todo el mundo que pueden
jactarse de tener siete estrellas.
HISTORIA
La construcción del edificio se inició en 1994 y se inauguró oficialmente el
1 de diciembre de 1999. Su forma está inspirada en la vela de un bote y está
localizado en un área específica con el objetivo de que su sombra no cubra
la playa. En la azotea del hotel se encuentra un helipuerto, que fue utilizado
como cancha de tenis para una publicidad en la que participaron Andre
Agassi y Roger Federer; pero esto, a pesar de lo que muchos creen, no se
utiliza como cancha de tenis.
La decoración interior del edificio estuvo a cargo de la diseñadora china
Khuan Chew. Las instrucciones que el jeque de Dubái le dio a Chew para el
diseño de las suites y el atrio eran impactar e innovar. Khuan y su equipo
utilizaron grandes cantidades de mármol, terciopelo y hojillas de oro para
adornarlo. Seis meses antes de la inauguración, el jeque visitó el hotel para
dar su opinión. La majestuosidad de las suites cumplió sus expectativas de
demostrar lujo y grandeza, pero al ver el atrio pintado de un minimalista
blanco, lo reprobó. La decoradora tuvo que rediseñar la apariencia del
vestíbulo, añadiendo brillantes colores en el techo, fuentes de aguas
danzantes, un espectáculo de luces multicolores y acuarios gigantes.
En el hotel trabajan personas provenientes de más de 80 países, las cuales
deben cumplir un riguroso proceso de selección para poder atender a los
huéspedes en su idioma natal.
LUJO ASIATICO, LITERALMENTE
Para imaginar cómo es un cuarto del Burj Al Arab, hay que olvidarse de
todos los hoteles que uno haya conocido. Esta torre cuenta con 202 suites
dobles en 27 pisos y la más pequeña tiene 169 metros cuadrados, o sea la
superficie de un departamento de cuatro ambientes en Buenos Aires. En
cambio, la más grande mide de 800 metros cuadrados. Dentro de las suites,
el hotel distingue entre 142 habitaciones de lujo, 18 suites panorámicas, 4
suites club, 28 suites dobles, 6 suites de tres camas, 2 presidenciales y dos
reales. La mayoría de las unidades tiene cine privado, ascensor personal,
notebook propia (decir que hay wi fi sería una obviedad imperdonable), tres
televisores plasma de 42 pulgadas, 10 teléfonos, un jacuzzi del tamaño de
una laguna y cinco mayordomos abocados al room service de cada cuarto.
La decoración interior del edificio estuvo a cargo de la diseñadora china
Khuan Chew. Las instrucciones que el propio jeque de Dubai le dio a Chew
para el diseño de las suites y el atrio eran “generar un impacto innovador
nunca antes visto”. Para lograrlo, se utilizaron cantidades impensadas de
mármol de Statutario (el mismo que empleó Miguel Angel para sus
esculturas) en la recepción; mármol de Carrara para paredes y pisos, piedras
preciosas del norte de Italia, mosaicos árabes, terciopelo, 8.000 metros
cuadrados de láminas de oro de la India y unas 30.000 luces. Siete meses
antes de la inauguración, el jeque visitó el hotel para dar su veredicto. La
majestuosidad de las suites cumplió sus expectativas de demostrar lujo real
y grandeza, pero, al ver el atrio pintado completamente de blanco, se puso
furioso con Khuan Chew. La decoradora tuvo que rediseñar el vestíbulo,
añadir brillantes colores en el techo, fuentes de aguas danzantes, un
espectáculo de luces multicolores y acuarios gigantes.
TV COLOR, FRIGOBAR Y ALGO MAS
Enumerar los servicios del Burj Al Arab es una misión imposible. Sólo
podremos reseñar algunos de ellos. Diremos que posee ocho restaurantes y
lounges, entre los que destacan el Al Mahara, ubicado bajo el mar, con una
increíble vista subacuática a través de un vitral en forma de acuario, en el
que curiosean peces de colores. La especialidad en el salón -no podía ser de
otra manera- son los pescados y mariscos; diariamente llega al restaurante el
salmón de Escocia, además de champiñones de Francia y fresas de Japón. La
especialidad es un excéntrico postre recubierto con láminas de oro. Una cena
para dos personas en uno de los restaurantes del Burj Al Arab no baja de los
1.000 dólares (no incluye bebida, ni café). 172 Me gusta Plug-in social de
Facebook Burj Al Arab, el hotel más lujoso del mundo - Planeta JOY
http://www.planetajoy.com/?Burj_Al_Arab%2C_el_hotel_mas_lujoso_del
_mundo&page=ampliada&id=3440[24/01/2014 04:38:27 p.m.] En el último
piso funciona otro de los restaurantes, el Al Muntaha, con una vista
inigualable sobre Dubai, ya que está emplazado sobre una plataforma que se
extiende 27 metros a cada lado del “mástil” de esta torre-velero. Sólo se tiene
acceso al salón a través de un elevador panorámico. Si hablamos de altura,
hay una historia para contar. En teoría, este hotel había sido concebido para
tener 320 metros, pero el arquitecto, Tom Wright, prefirió hacerlo de 321.
Meses después de terminado el Burj Al Arab se conoció la existencia de un
hotel en China que medía 320 metros. Por eso se dice que Wright se estiró
“un metrito más”.

HABITACIONES
Este hotel es manejado por Jumeirah Group. A pesar de su tamaño, Burj Al
Arab solo posee 202 habitaciones en suite. La suite más pequeña ocupa un
área de 169 m², mientras que la más grande cubre 780 m². Los precios varían
entre los $2 500 y los $40 000 USD por noche. El diseño de las suites une
oriente con occidente. Los baños son amosaicados. La Suite Real (The Royal
Suite), tarifada en US$ 137 716 por noche, está en el ranking mundial de las
15 habitaciones de hotel más caras, hecho por CNN Go en el 2012.

RESTAURANTES
El Burj Al Arab posee nueve restaurantes, entre los que destacan el Al
Mahara ubicado bajo el mar, ofreciendo una vista subacuática a través de un
vitral en forma de acuario y el Al Muntaha, localizado a 200 metros de altura,
permitiendo una vista panorámica de la ciudad de Dubái. Este último está
ubicado sobre una plataforma voladiza que se extiende 27 metros de cada
lado del mástil; y se tiene acceso a él a través de un ascensor panorámico. En
su cocina se desempeñan afamados chefs. De acuerdo con la experiencia de
algunos clientes, la reserva para estos restaurantes debe hacerse, mínimo, con
un mes de anticipación.
VALORACIÓN
Este hotel es oficialmente de cinco estrellas con lujo. Sin embargo, es
frecuentemente descrito como «el único hotel de siete estrellas en el mundo»,
aunque la administración del hotel dice nunca haberlo denominado así. En
las palabras del portavoz de Jumeirah Group.

BIBLIOGRAFÍA
 Página web oficial del hotel Burj al-Arab
 Fotos del interior y exterior del Burj Al Arab, Panorámicas 360º...
patrimoniosdelmundo.es
 Vista tridimensional del Burj al-Arab
 Burj Al Arab en Lugares insólitos para visitar
 Restaurantes del Burj Al Arab
 Burj Al Arab en CTBUH
 Burj Al Arab en Skyscraperpage