Está en la página 1de 1

CONSEJOS PARA NO REVISAR DATOS AJENOS (CELULARES, EMAIL,

WHATSAPP, ETC.)

1. La suspicacia o sospecha nos pone en alerta ante probables acciones desleales. Comunicarle
a tu pareja tus dudas y traten juntos de resolver el tema.

2. Los celos dañan la relación. No te conviertas en un detective tratando de buscar las pruebas
que lo/a incriminan. Cualquier dato puede ser malinterpretado, generando más conflicto.
3. Es posible que te enojes con vos si no encontrás nada. La ineficacia en tu búsqueda te lleva
a redoblar la apuesta hasta convertirla en una obsesión.
4. Por cada acción de revisar te estás perdiendo algo de tu propia vida.
5. No dejes que los pensamientos intrusos y la desconfianza te apresen, al final vas a terminar
perdiendo tu libertad.
6. las acciones que resultan de los celos afectan más la propia estima que el sentirte
traicionada. Cada vez que se viola la intimidad del otro estás devaluando tu valoración
personal.
7. Los acuerdos del tipo "yo le doy el celular para que lo revise" no sirven. La confianza no se
recupera cediendo derechos.
8. La comunicación abre puertas, la obsesión celosa las cierra.
9. Si existió infidelidad, tendrán que replantarse si pueden juntos, o separarse. En caso de
continuar, el querer saber "los detalles" de cómo fueron los pasos de la infidelidad, o el
control sobre el otro, no sirve para reflotar la relación.
10. Una relación saludable no se sostiene con acciones invasivas, se sostiene con el respeto, la
confianza y la comunicación sincera.

Por Walter Ghedin, médico psiquiatra y sexólogo.