Está en la página 1de 4

LEY AL DE CRECIMIENTO DE LOS CRISTALES

McCabe demostró que todos los cristales geométricamente similares de un mismo material en
una misma solución crecen a la misma velocidad. El crecimiento se mide como el aumento de
longitud ∆L en mm, de la dimensión lineal de un cristal.

Si todos los cristales del crecen en un campo de sobresaturación uniforme y a la misma


temperatura, entonces todos los cristales no solo serán invariantes, sino también tendrán la
misma velocidad de crecimiento independiente de su tamaño. Esta generalización recibe el
nombre de Ley ∆L, Cuando es aplicable, 𝐺 ≠ 𝑓(𝐿),el crecimiento total de cada cristal es el
mismo durante el mismo intervalo de tiempo ∆t, matemáticamente esto equivale a:

∆𝑳 𝐺 = 𝑉𝑒𝑙𝑜𝑐𝑖𝑑𝑎𝑑 𝑑𝑒 𝑐𝑟𝑒𝑐𝑖𝑚𝑖𝑒𝑛𝑡𝑜 (𝑚𝑚/ℎ)


=𝑮 𝐴𝑡 = 𝑡𝑖𝑒𝑚𝑝𝑜 (ℎ𝑜𝑟𝑎𝑠)
𝑨𝒕
∆𝐿 = 𝐴𝑢𝑚𝑒𝑛𝑡𝑜 𝑑𝑒 𝑙𝑜𝑛𝑔𝑖𝑡𝑢𝑑 (𝑚𝑚)

Si 𝐷1 es la dimensión lineal de cierto cristal al tiempo 𝑡1 y 𝐷2 corresponde al tiempo 𝑡2 :

∆𝐿 = 𝐷2 − 𝐷1 = 𝐺(𝑡2 − 𝑡1 )

El crecimiento total (𝐷2 − 𝐷1 ) o ∆L es el mismo para todos los cristales.

La ley ∆L falla cuando los cristales reciben tratamientos diferentes según su tamaño. Se ha
comprobado para muchos materiales, en especial cuando los cristales son inferiores a la malla
50 (0.3 mm).

Este modelo de educación es altamente idealizado y no es real para todas las situaciones.
Cuando no es aplicable, 𝐺 = 𝑓(𝐿), el crecimiento se denomina tamaño dependiente

EQUIPOS PARA LA CRISTALIZACIÓN

Una de las principales funciones de cualquier cristalizador es la de causar la formación de una


solución sobresaturada. Los equipos de cristalización pueden clasificarse con base en el método
empleado para producir la sobresaturación como sigue:

 Por enfriamiento de la solución con evaporación despreciable (cristalizadores de tanque


y por lotes)
 Por evaporación del disolvente con poco enfriamiento o sin enfriamiento evaporadores-
cristalizadores.
 Por combinación de enfriamiento y evaporación en evaporadores adiabáticos.

1. Cristalizadores de tanque.
La cristalización en tanques consiste en enfriar soluciones saturadas en tanques
abiertos. Después de cierto tiempo, se drena el licor madre y se extraen los cristales. S
Se produce por enfriamiento sin evaporación apreciable, y se emplea cuando la
solubilidad varía mucho con la temperatura. En este método es difícil controlar la
nucleación y el tamaño de los cristales. En algunos casos, el tanque se enfría por medio
de serpentines o chaquetas y se usa un agitador para lograr una mejor velocidad de
transferencia de calor, sin embargo, puede haber acumulación de cristales en las
superficies de estos dispositivos. Este tipo de equipo tiene aplicaciones limitadas y
algunas veces se usa para la manufactura de productos químicos de alto valor y
derivados farmacéuticos.
Ejemplos: Solutos como el nitrato potásico y el sulfito sódico son mucho mnos solubles a
temperaturas bajas que, a temperaturas elevadas, de forma que la sobresaturación se
puede conseguir por simple enfriamiento.

2. Cristalizadores- evaporadores
Su sobresaturación se consigue por evaporación (concentración) sin que se modifique
la temperatura, es decir, evaporación, pero sin enfriamiento apreciable.
Ejemplo: Cuando la solubilidad es casi independiente de la temperatura, como ocurre en
el caso de la sal común; o bien cuando disminuye al aumentar la temperatura.

3. Cristalizadores de vacío.
Se combina la evaporación con el enfriamiento adiabático. Se utilizan cuando se
requiere operar con rapidez y a baja temperatura. En su forma más sencilla, un
cristalizador de este tipo es un recipiente cerrado en el que se mantiene el vacio por
medio de un condensador, generalmente con la ayuda de una bomba de vacio tipo
eyector de vapor. La alimentación se introduce como una disolución saturada caliente a
una temperatura muy superior a la de ebullición para la presión en el cristalizador. La
alimentación se enfría hasta la temperatura de equilibrio y se evapora una parte del
disolvente, dando lugar a nucleación y crecimiento.
Ejemplo: En casos intermedios resulta eficaz una combinación de evaporación y
enfriamiento. Por ejemplo, el nitrato sódico puede cristalizarse enfriado sin evaporar,
evaporando sin enfriar o combinándolos.
Una diferencia en lo cristalizadores comerciales, es la forma en la que los cristales se ponen en
contacto con el líquido sobresaturado:

 Evaporador-cristalizador con circulación de líquido.


Se hace pasar una corriente de disolución sobresaturada a través de un lecho fluidizado
de los cristales en crecimiento. El líquido saturado se bombea después a través de una
zona de enfriamiento o de evaporación, donde se genera la sobresaturación y
finalmente la disolución sobresaturada se recircula a través de la zona de cristalización.
Los cristales grandes se sedimentan y el producto se extrae como suspensión de cristales
y licor madre. Este modelo se llama también cristalizador de Oslo. (figura 12.11-3 a)
 Cristalizador al vacío con circulación de magma. B
El magma o suspensión de cristales circula por fuera del cuerpo principal del aparato
por medio de un tubo de circulación o bomba en espiral. El magma fluye a través de un
calentador, donde su temperatura se eleva de 2 a 6 K. Entonces, el licor calentado se
mezcla con la suspensión del cuerpo principal y se produce una ebullición en la
superficie del líquido, misma que causa sobresaturación en el líquido arremolinado
cerca de la superficie, provocando depósitos en los cristales suspendidos de esta zona,
que salen por la tubería de circulación, mientras los vapores salen por la parte superior.
(figura 12.11-3 b)
 Cristalizadores de enfriamiento superficial
Un tipo de cristalizador con raspadores de superficie es el de Swenson-Walker, que
consiste en una artesa abierta de 0.6 m de ancho con fondo semicircular y chaqueta de
enfriamiento en el exterior. La rotación a baja velocidad de un agitador en espiral
mantiene los cristales en suspensión. Este tipo de equipo produce cristales en la gama
de malla de 30 a 100. El diseño se basa en las velocidades admisibles de intercambio de
calor y la retención que se requiere para el crecimiento de los cristales de producto.