Está en la página 1de 9

Taller de Análisis en

Comunicación de las
Instituciones
Educativas
"La Experiencia Pedagógica Significativa " (EPS)
“La experiencia”

Desde el Taller de Análisis en Comunicación de las Instituciones


Educativas (TACIE) trabajamos con la categoría de “Experiencia” de
Jorge Larrosa (2011).

El autor propone pensar a la Experiencia como "eso que me pasa" y


deconstuye cada vocablo del enunciado arribando a caracterizaciones
o principios de la experiencia.
Principios de exterioridad, alteridad y
alienación

▪ Principio de exterioridad: No hay experiencia sin la aparición de una


alguien, o de un algo, o de un eso, de un acontecimiento en definitiva,
que es exterior a mi, que está afuera de mi mismo.
▪ Principio de alteridad: Eso que me pasa tiene que ser otra cosa que
yo, no otro yo ni otro como yo sino otra cosa que yo.
▪ Principio de alienación: Eso que me pasa tiene que ser ajeno, es decir,
que no puede ser mío, no puede estar previamente capturado ni
apropiado por mis palabras, ideas, sentimientos, saber, etc.

Estos principios refieren a que la experiencia necesariamente es algo


(un hecho, un suceso, un acontecimiento, un eso) que pasa por fuera
del yo que, en nuestro caso, es la institución educativa.
Principios de reflexividad, subjetividad
y transformación

▪ Principio de reflexividad: Ese me de “lo que me pasa” es un pronombre reflexivo.


Por lo tanto, se podría decir que la experiencia es un movimiento de ida y vuelta: de
ida porque supone una exteriorización , de salida de mi mismo y de vuelta porque la
experiencia supone que el acontecimiento me afecta, que tiene efectos en mi.
▪ Principio de subjetividad: El lugar de la experiencia es el sujeto, la experiencia es
siempre subjetiva: se trata de un sujeto que es capaz de dejar que algo le pase.
▪ Principio de transformación: Es porque ese sujeto sensible, vulnerable y expuesto
es un sujeto abierto a su propia transformación.

Estos principios refieren a que la experiencia no es un hecho aislado sino que


se constituye como tal en el momento en que es apropiado por alguien.
Larrosa va a afirmar que “la experiencia supone un acontecimiento exterior a
mi pero el lugar de la experiencia soy yo”. La reflexividad y la transformación
implican salir de mi, para el encuentro de eso que me pasa, para luego con
esa exterioridad volver a mi transformado. La experiencia me afecta en lo
que soy, pienso y hago.
Principios de pasaje y pasión

▪ Principio de pasaje: Si la experiencia es “eso que me pasa”, el sujeto


de la experiencia es como un territorio de paso, como una superficie de
sensibilidad en la que algo pasa y en la que “eso que me pasa”, al pasar
por mi o en mi, deja una huella, una marca, un rastro, una herida.
▪ Principio de pasión: El sujeto de la experiencia, en principio, no es un
sujeto activo, un agente de su propia experiencia sino un sujeto
paciente, pasional.

Larrosa refiere a aquello que pasa a lo que considera en


tanto pasaje y en tanto pasión. Recupera la idea de lo
peligroso, en términos de algo exterior que no soy yo ,
que no tengo control y que me moviliza pero pasa: “la
experiencia no se hace sino que se padece”.
Desde el TACIE trabajamos con la categoría a partir del
enunciado “eso que le pasa” a la institución.

Desde este enfoque se apunta a construir la experiencia de la


institución y no de lxs estudiantes/investigadores.
Lo pedagógico

Recordemos que hablamos de la construcción de la Experiencia


Pedagógica Significativa (EPS) entonces, cuando desde el TACIE se
refiere a lo pedagógico se busca hacer hincapié en la dimensión
educativa de una experiencia, es decir, eso que le pasa a la institución y
que la interpela; a partir de la cual la institución se constituye en un
sujeto de educación activo en tanto incorpora “algún nuevo contenido
valorativo, conductual, etc., que modifique su práctica cotidiana en
términos de una transformación o en términos de una reafirmación
más fundamentada” (Buenfil Burgos, 1992.)
Lo significativo

Refiere a lo representativo, lo importante, lo valioso. La etimología de


esta palabra remiten a los léxicos: signal (que refiere a señal, marca) y
facere (hacer)
Una experiencia, un hecho/acontecimiento/eso a partir de cuya relación
(donde está el hacer de la institución en esa situación) deja una señal,
una marca, una huella.
Es así, que se propone intervenir para poder
reconocer el proyecto institucional que atraviesa
sus dinámicas, identidades, historia, actores y
percepciones.

También podría gustarte