Está en la página 1de 2

Judith Sánchez Lara

Grado de Genética
Curso 2016-2017

La homosexualidad y la genética
BBC Mundo - ¿Realmente la homosexualidad es genética?, 1 de marzo del 2014.

Para muchas personas es inevitable preguntarse si la homosexualidad está determinada por


los genes. En este artículo, publicado en BBC en marzo del 2014, se plantea la posibilidad de
que la homosexualidad tenga un importante componente genético e incluso relaciona esta
condición sexual con la teoría evolutiva de Darwin.

Según estudios, la orientación sexual se define durante la gestación.

Desde principios de la década de los 90, investigadores demuestran que la homosexualidad es


más común en hermanos y parientes en la misma línea materna y que esto se debe a un factor
genético. Sin embargo, los homosexuales tienen menos descendientes que los heterosexuales,
y esto plantea un problema desde el punto de vista de la teoría evolutiva de Darwin. Si esta
condición se debiera a un componente genético, ¿Cómo es posible que este carácter pueda
persistir en el tiempo evolutivo si los individuos que llevan los genes asociados no se
reproducen?

Hay diversas teorías que intentan responder a esta pregunta:

Los alelos que codifican la orientación homosexual pueden tener un beneficio reproductivo.

Este hecho compensaría a las personas homosexuales y aseguraría la continuación de éste


carácter por transmisión a la descendencia de individuos heterosexuales.

Este hecho podría darse de dos formas. Una, que el alelo confiera una característica
psicológica por la cual los hombres heterosexuales son más atractivos a las mujeres o
viceversa. De esta manera, según esta teoría, con una “dosis” baja de estos alelos se conserva
la ventaja reproductiva y al producirse una mayor dosis en algunos integrantes de la familia
ésta afecta a su orientación sexual, aumentando así el éxito reproductivo.

La otra posibilidad es que el “alelo homosexual” compense su déficit reproductivo provocando


el efecto contrario en el sexo opuesto. Por ejemplo, un alelo que hace que el portador sea
atraído por los hombres tiene ventaja reproductiva para las mujeres. Si aparece en el código
genético de un hombre, habrá atracción al mismo sexo. Ésta última tiene algunas más
evidencias a favor que la primera, Andrea Camperio-Ciani, de la Universidad de Padova, en
Italia, encontró que las parientes femeninas por el lado materno de hombres homosexuales
tienen más hijos que las de heterosexuales.

Esto implica que hay un mecanismo desconocido en el cromosoma X del código genético
masculino que ayuda a las mujeres de la familia a tener más bebés, pero puede llevar a la
homosexualidad en los hombres.
Judith Sánchez Lara
Grado de Genética
Curso 2016-2017

Los homosexuales compensan su falta de hijos promoviendo la capacidad reproductiva de


sus hermanos.

Algo de su código genético se comparte con sus sobrinos y, según esta teoría, los genes siguen
su marcha.

Homosexuales que tienen hijos.

En EE.UU. el 37% de los homosexuales tienen un hijo, de los cuales el 60% son biológicos.
Según el Williams Institute, las parejas gay tienen un promedio de dos hijos.

Estas cifras pueden no ser lo suficientemente altas como para sostener características
genéticas específicas a este grupo, pero el biólogo evolutivo Jeremy Yoder indica que en gran
parte de la historia moderna los homosexuales no han vivido abiertamente como
homosexuales. Obligados por la sociedad a casarse y tener hijos, sus tasas de reproducción
pueden haber sido más altas que ahora.

No todo está en el ADN.

Esta teoría afirma que los alelos que codifican la atracción por el mismo sexo únicamente
explican parte de la variedad en la sexualidad humana. Ésta afirma que hay otros factores
biológicos que influyen en esta condición sexual, como el “efecto del hermano mayor”.

Este efecto determina que por cada hermano mayor, la probabilidad de que éste sea
homosexual aumenta en un tercio. Una teoría es que con cada embarazo de varón, el cuerpo
de la mujer forma una reacción inmune a las proteínas que influye en el desarrollo del cerebro
masculino. Como este efecto sólo se hace visible tras el nacimiento de varios hermanos, éste
efecto no ha sido eliminado de la evolución.

Otra teoría es que la exposición a niveles elevados de hormonas antes de nacer también puede
afectar a la sexualidad. Por ejemplo, los fetos femeninos expuestos a niveles altos de
testosterona muestran posteriormente tasas más elevadas de homosexualidad. Se sabe que
estas mujeres habrían tenido una exposición prenatal a la testosterona porque éstas
presentan una menor diferencia de longitud entre sus dedos índices y anulares.

Este artículo me ha parecido interesante porque se plantean diversas teorías científicas


sobre un tema que me resulta realmente curioso desde el punto de vista de la genética.
Personalmente, considero que la homosexualidad no está determinada por ningún gen, pero
sí creo que ésta pueda estar influenciada por decenas o cientos de alelos que posiblemente
tardarán décadas en descubrirse.