Está en la página 1de 1

Antropología y educación:

Las prácticas educativas se hallan, pues, en función de la antropología o concepción que se tiene
del ser humano, por ello en algunas partes del mundo existen algunos rituales o ceremonias
realmente desagradables para algunos, pero necesarias para otros. Además, las teorías
científicas se están volcando más al sentido antropológico, tenemos pues ‘’La psicoterapia, la
ciencia política y particularmente las Ciencias de la Educación muestran especial interés en
descubrirle sentido a todo lo humano’’ (Fullat, 2000: 120)

No obstante, fue todo un proceso para lograr que el hombre se convierta en un objeto de
investigación, tenemos pues ensayos indagatorios desde la fenomenología de Husser, Scheller;
la Filosofía Existencias, entre otros. Además, tenemos a físicos como: ‘’ Schródinger señaló como
objetivo de la física teórica el responder a las preguntas: ¿de dónde!, ¿a dónde? y ¿por qué?, la
existencia humana. El propio Heisenberg ha mostrado preocupaciones parejas.’’ (Fullat, 2000:
120)

Es el ser humano pues, centro de muchas investigaciones pasadas, como cuando el alemán Maz
Sheler se ha preguntado: “¿Qué es el hombre, qué lugar ocupa en el ser?”, desde muy lejos se
han proporcionado respuestas. (Fullat, 2000: 120)

No hay acto educante sin valoraciones; ‘estas no son posibles sin algún modelo de lo humano;
dichos modelos se inscriben debido a la cosmovisión del mundo, de la manera como
entendemos y conocemos nuestro medio.

Para Santo Tomás de Aquino, la meta de la educación es la virtud -status virtutis, decía él-. Y
aunque no hay un propósito bien establecido en la edad media, Rousseau menciona ue si el
hombre proviene de un hombre habilidoso llamado Creador, ¿a qué viene buscar fuera de él
unos valores que lo perfeccionen?, es pues que el hombre si fue hecho por manos divinas, no
tendría sentido buscar la perfección. Sin embargo, ya a partir de la revolución francesa, hay
nuevas ideas acerca del hombre, tenemos pues a John Dewey que menciona que: ‘’ No nos
interesa... una finalidad exterior al proceso educativo al cual quede subordinada la educación’’

Debido a que está limitando a la educación a un solo fin, y consecuentemente, “a partir de este
instante habrá buenas y malas educaciones, según sea la axiología desde la cual uno se
pronuncia” (Fullat, 2000: 121). Sin embargo, sabemos que educación es lo bueno y así debe
continuar.

Tenemo pues que existirá un tipo de educación se sea superior y mejor a otra, debido a que ‘’
para el anarquista, la mejor educación es la anarquista; para el marxista, en cambio, la mejor de
las educaciones es incuestionablemente la marxista’’ (Fullat, 2000: 121). Debido a que no es
posible mantenerse en un punto donde existan los valores totales, como un Dios. Porque
inclinarse por esta educación deja de lado a las otras constituye tarea política, religiosa, moral,
filosófica o estética; jamás es cuestión de un quehacer estrictamente científico -entiéndase
cuando lo involucrado es el “telos” o fin y no exclusivamente el instrumento o método.

La didáctica proporciona pautas, normas, métodos entre otros de cómo enseñara escribir, pero
no menciona la necesidad moral de enseñar a escribir.

También podría gustarte