Está en la página 1de 19

Clasificación y funcionamiento de los sistemas de condensación

CLASIFICACION Y FUNCIONAMIENTO DE LOS


SISTEMAS DE CONDENSACION

Carlos Ignacio Loya Sánchez

MARZO 2019
Instituto Tecnológico Superior de Coatzacoalcos
Ingeniería Mecánica
Refrigeración y aire acondicionado

1
INDICE

INDICE ................................................................................................................................... 2

INTRODUCCION .................................................................................................................. 3

CLSIFICACION Y FUNSIONAMIENTO DE LOS SISTEMAS DE CONDENSACION......... 4

1 CONDENSADORES DE AIRE .......................................................................................... 6

Condensadores de aire estáticos ......................................................................................... 6

Condensadores de aire dinámicos ....................................................................................... 7

CONDENSADORES DE AGUA ........................................................................................... 9

Condensadores de inmersión ............................................................................................ 10

Condensadores de doble tuvo ........................................................................................... 11

Condensadores multitubulares .......................................................................................... 11

CONDENSADORES EVAPORATIVOS ............................................................................ 12

AERO-REFRIGERADORES HIBRIDOS ........................................................................... 16

Conclusión ............................................................................................................................ 19

2
INTRODUCCION

La Refrigeración es una técnica que se ha desarrollado con el transcurso del tiempo y el

avance de la civilización; como resultado de las necesidades que la misma sociedad presenta a

medida que avanza la tecnología y la invención en diferentes campos, contribuyendo a elevar

el nivel de vida de las personas. La base sobre la que se fabrican nuevas sustancias y

materiales la suministra la ciencia, siendo un tema muy interesante la selección de los

refrigerantes, por dos razones principales: en primer lugar, los parámetros de operación que

alcanza cada uno de ellos, esto es: presión y temperatura de evaporación y condensación y en

segundo lugar la contribución a la destrucción de la capa de Ozono logrando aumentar el

calentamiento global.

Las aplicaciones de la Refrigeración son muy numerosas, siendo una de las más comunes la

conservación de alimentos, acondicionamiento ambiental, enfriamiento de equipos y

últimamente en los desarrollos tecnológicos de avanzada en el área de los ordenadores.

3
CLSIFICACION Y FUNSIONAMIENTO DE LOS SISTEMAS DE

CONDENSACION.

Se denomina condensación al proceso físico que consiste en el paso de una sustancia en

forma gaseosa a forma líquida. Este cambio de fase genera una cierta cantidad de energía

llamada “calor latente”. El paso de gas a líquido depende, entre otros factores, de la presión y

de la temperatura.

La condensación, a una temperatura dada, conlleva una liberación de energía. Así, el estado

líquido es más favorable desde el punto de vista energético.

La técnica de condensación fuerza que los gases de combustión condensen y, de esta forma,

se aprovecha la energía latente en el vapor de agua para convertirla así en calor sensible.

Además se reducen considerablemente las pérdidas por humos a través del sistema de

salida de gases procedentes de la combustión.

Durante la combustión, los componentes combustibles del gas natural o gasóleo (carbono

de hidrógeno), reaccionan con el oxígeno del aire, formando dióxido de carbono (CO2), vapor

de agua (H2O) y calor.

El calor latente contenido en los humos, es liberado en la condensación del vapor de agua

generado durante la combustión y transferido al agua de la caldera.

El proceso de condensación suele tener lugar cuando un gas es enfriado hasta su punto de

rocío. Sin embargo, este punto también puede ser alcanzado variando la presión.

4
Podemos clasificar los condensadores según sea el medio de enfriamiento, esto es aire,

agua o aire-agua, resultando los siguientes tipos:

Estáticos

(Tiro natural)

CONDENSADORES

ENFRIADOS POR AIRE

Dinámicos

(Tiro forzado)

De doble tubo

De inmersión

CONDENSADORES

ENFRIADOS POR AGUA

Multitubulares

Condensadores evaporatívos

CONDENSADORES

ENFRIADOS POR AIRE Y

AGUA

Aéreo-refrigeradores híbridos

5
1 CONDENSADORES DE AIRE

El aire es el medio de enfriamiento más barato que existe, ya que es gratis. Su bajo calor

específico obliga a mover grandes volúmenes de aire y superficies de intercambio elevadas,

razón por la que este tipo de condensadores no se utiliza en grandes instalaciones.

En la práctica la temperatura de condensación Tc se sitúa de 7 ºC a 9 ºC por encima de la

temperatura del aire de salida To.

Por otro lado el grado de calentamiento del aire que entre Ti y pasa a través del

condensador aumenta entre 5 ºC y 7 ºC.

7ºC < (Tc - To) < 9ºC 5ºC < (To - Ti) < 7ºC

Condensadores de aire estáticos

Son utilizados en los frigoríficos domésticos. Son intercambiadores de calor de tubo

desnudo a través del cual circula el fluido frigorífero y sobre los cuales montan en su

superficie unas aletas, cuyo objetivo es aumentar la superficie de intercambio de calor (a

mayor superficie de intercambio mayor cantidad de calor puede ceder al aire).

El aire atmosférico en contacto con los tubos y las aletas se calienta, dando lugar a una

corriente de aire ascendente que transporta el calor retirándolo del condensador. La cantidad

de aire que se desplaza (muy pequeña), unido al bajo calor especifico del aire, hace que se

requiera una gran superficie de intercambio térmico, aun para pequeñas potencias

intercambiadas. Se comercializan dos tipos de condensadores estáticos:

6
a)

Tipo tradicional que consiste en un tubo desnudo en zig-zag sobre el que se colocan,

transversalmente, hilos que, a modo de aletas, mejoran el intercambio térmico.

b)

Una versión más moderna en la que los tubos van unidos a una placa de chapa de hierro de

0,4 mm de espesor provista de ranuras.

En este tipo de condensadores, la correcta circulación del aire resulta trascendental, ya que

de lo contrario dificulta la evacuación del calor, provocando el funcionamiento del compresor

durante mucho más tiempo, aumentando el consumo de energía y no alcanzando la

temperatura en el espacio a refrigerar los valores previstos.

Condensadores de aire dinámicos

Su estructura típica es la de un intercambiador de tubo con aletas y provisto de uno o varios

ventiladores. El tubo puede ser de cobre, en la mayoría de los casos, o de acero si la

instalación trabaja con amoniaco. Van colocados al tresbolillo, suelen tener 10, 12 ó 16 mm de

diámetro y llevan incorporadas aletas de aluminio, generalmente corrugadas, separadas entre

sí 2-4mm. El aire impulsado por los ventiladores, en contacto con los tubos y aletas del

condensador, absorbe el calor que cede el refrigerante que circula por el interior de los tubos.

Cuanto mayor sea la cantidad de m3 de aire que se hace circular por el condensador, mayor

será la cantidad de calor extraído del refrigerante.

La batería de tubos se presenta protegida por una carcasa o coraza dotada de las

embocaduras precisas para colocar los ventiladores que pueden ser axiales o centrífugos,

dando lugar así, a la clasificación de los equipos en función del tipo de ventilador incorporado.

7
Con el fin de prevenir posibles accidentes generados por las palas de los ventiladores, se

colocan rejillas protectoras delante de las embocaduras. Existen en el mercado modelos para

pequeñas instalaciones que pueden ir suspendidos y equipos de mayor tamaño que llevan patas

incorporadas para su ubicación sobre el suelo.

Los condensadores de tipo mural, ya sean suspendidos o colocados sobre soportes,

generalmente van equipados con ventiladores que producen un flujo de aire en dirección

horizontal. En cambio, los condensadores que se disponen sobre el piso, soportados por sus

propias patas, llevan los ventiladores montados de modo que el aire es impulsado

verticalmente, tomándolo cerca del suelo. Resulta evidente que estos equipos deben instalarse

sobre superficies limpias, para evitar la aspiración de suciedad que se depositaría sobre el

serpentín y sus aletas dificultando la transmisión del calor.

El montaje de un condensador ha de realizarse de forma correcta y lo mejor es seguir las

instrucciones de montaje que especifica el fabricante. No obstante hay que tener en cuenta

siempre nociones básicas, por ejemplo, en los condensadores de tipo mural (montaje en

vertical) la entrada de refrigerante (línea de descarga) se realiza por la parte superior y la

salida (línea de líquido) por la parte inferior. ¿Cuál es la razón de hacerlo así? Pues muy

sencillo, el refrigerante al condensarse cae por gravedad. Los condensadores instalados al aire

libre se deben colocar con orientación hacia el norte.

Otro factor a tener en cuenta es el sentido de giro de los ventiladores, el cual debe ser el

correcto de lo contrario el rendimiento del condensador disminuye mucho pudiendo parar la

maquina frigorífica al activarse la protección que incorporan.

Así pues podemos decir que la eficacia de los condensadores de aire depende de:

La aspectos constructivos (tipo de tubos empleados, aletas, … )

8
La temperatura ambiente, ya que al aumentar ésta, disminuye el flujo de calor transferido al

medio de enfriamiento, debido a que el diferencial térmico disminuye.

La ventilación (la velocidad de giro de los ventiladores). Cuanto mayor sea la velocidad de

giro, más elevado será el caudal de aire (medio de enfriamiento) que pasará a través del

condensador y mayor capacidad existirá de absorber calor al refrigerante.

La limpieza del condensador

. Si las aletas se encuentran con suciedad o existe una película de aceite por el interior de

los tubos aumentará la resistencia al intercambio térmico.

CONDENSADORES DE AGUA

Cuando la cantidad de calor a eliminar es grande, se utilizan los condensadores enfriados

por agua. Esto es debido a que el calor especifico del aire a la presión atmosférica es de 1

kJ/(kg K) y el del agua de 4,18 kJ/(kg K), por lo tanto, los condensadores que utilizan el agua

como medio de enfriamiento requieren menor superficie de intercambio para eliminar la

misma potencia térmica. Existen varios tipos de condensadores refrigerados por agua:

Condensadores de inmersión.

Condensadores de doble tuvo.

Condensadores multitubulares.

En los condensadores de agua, el refrigerante se condensa normalmente 5 º C por encima

de la temperatura del medio de enfriamiento saliente (agua de salida), y por otro lado el agua

sufre un aumento de temperatura al pasar por el condensador de 5 a 30 ºC.

9
Debe tenerse encuentra que los condensadores de agua no pueden trabajar con temperaturas

por debajo de 0 º C ya que tendríamos problemas de congelación del agua.

Condensadores de inmersión

Los condensadores de inmersión están formados por un tubo en forma de serpentín por el

que circula el agua de refrigeración que va colocado en el interior de un recipiente que hace

las veces de condensador y recipiente de líquido

Estos condensadores pueden adoptar diversas formas constructivas y sólo se emplean en

máquinas de poca potencia, hasta unos 4.000 watios. En la figura 7 aparece una imagen del

serpentín por el que circula el agua.

Un caso particular de este tipo de condensadores es el mostrado en la figura 8 cuya función

es aprovechar el calor del condensador para calentar agua, y que suelen colocarse entre el

compresor y el condensador de aire. En este caso, el recipiente del condensador de inmersión

almacena el agua y la calienta con el refrigerante que circula a una temperatura elevada por el

interior del tubo de cobre procedente del compresor. De este modo, el refrigerante disminuye

su temperatura y pasa posteriormente al condensador de aire.

10
Este es un ejemplo de un sistema de recuperación de calor, como por ejemplo en los

tanques de enfriamiento de leche, donde el calor del refrigerante se utiliza para producir agua

caliente sanitaria (ACS).

En instalaciones grandes, como es el caso de hipermercados y hoteles, también se emplea el

calor contenido en el refrigerante tras la compresión para calentar agua, que posteriormente se

almacena en unos termos, disponiendo de esa forma de agua caliente sanitaria (ACS).

Condensadores de doble tuvo

Los condensadores de doble tubo se utilizan en sistemas de pequeña potencia, hasta unos

8.000 vatios, como por ejemplo en enfriadoras de agua compactas y en sistemas de

climatización refrigerados por agua. Actualmente está desplazado por los condensadores

multitubulares.

Están formados por dos tubos concéntricos en los que el fluido refrigerante circula por el

espacio anular comprendido entre ambos tubos y el agua por el interior del tubo central

realizando una verdadera circulación a contracorriente.

Condensadores multitubulares

Los condensadores multitubulares están formados por una carcasa que tiene en su interior

una serie de tubos paralelos colocados longitudinalmente. Por el interior de los tubos circula el

11
agua de refrigeración, y por el exterior se produce la condensación del refrigerante, siendo

utilizada la carcasa como recipiente del líquido refrigerante. Se muestra un condensador de

este tipo en el cual puedes ver cómo circularían los flujos de los líquidos por el interior del

mismo. Así la entrada del agua de refrigeración se realiza por un extremo mientras que la

salida se efectúa por el extremo contrario.

CONDENSADORES EVAPORATIVOS

Los condensadores evaporativos se han impuesto por la necesidad de reducir el consumo de

agua de condensación que precisan los otros tipos de condensadores.

Podemos considerarlo como una torre de refrigeración en cuyo interior se aloja el

condensador de tubo con aletas. Todo el sistema está dentro de una envolvente metálica

prismática, que optimiza la circulación del aire que entra y evita pérdidas de agua por

salpicaduras, lo que posibilita el montaje interior (ver figura 16). La entrada de aire se realiza

por una de las partes laterales inferiores y la salida se lleva a cabo por la parte superior,

forzada por ventiladores.

Este tipo de condensadores son de tamaño más reducido que las torres de refrigeración y

presentan la ventaja de que se pueden instalar en la propia sala de máquinas evacuando el aire

12
hacia el exterior por medio de conductos ya que deben instalarse cerca del compresor debido a

la dificultad que supondría bombear el refrigerante a distancias grandes.

Presentan el inconveniente de que, al evaporarse parcialmente el agua sobre los tubos del

condensador, termina formándose sobre ellos sarro, que disminuye la capacidad de

intercambio térmico, e incluso lodos corrosivos que pueden terminar provocando fugas.

Además de los inconvenientes citados pueden desarrollarse organismos vegetales como

consecuencia del alto grado de humedad y de la temperatura del agua.

Al igual que las torres de refrigeración deben incorporar una purga para el agua en

continuo, reduciendo así la concentración de minerales debido a la evaporación.

En la parte baja del condensador se dispone de un depósito para agua, cuyo nivel se

mantiene constante gracias a una válvula de flotador. El agua es tomada de éste depósito y, por

medio de una bomba, conducida a unas toberas pulverizadoras colocadas sobre el

condensador, tal como puede apreciarse Sobre las toberas van colocadas unas placas

eliminadoras (separador de gotas), que impiden que el agua pueda ser arrastrada por el aire y

mandada a la atmósfera, pues chocan con estas placas y se precipitan al fondo.

13
El funcionamiento de este tipo de condensación es el siguiente: El aire que entra por la

parte inferior del aparato es aspirado por el ventilador y obligado a atravesar los serpentines

del condensador, para ser expulsado por la parte superior. Por otro lado el agua es bombeada

desde el recipiente situado en la parte inferior hasta los pulverizadores colocados en la parte

superior.

Ello va a originar que la masa de aire ascendente que se desplaza a contracorriente con la

de agua pulverizada, propicie la vaporización de parte del líquido que, absorberá calor del

resto del agua, enfriándola, y absorberá calor latente de la propia superficie caliente del

serpentín del condensador, enfriándola también. Además tiene lugar un intercambio de calor

sensible con la citada superficie del serpentín, por parte del agua no vaporizada que retorna al

depósito. Ambos fenómenos originan el enfriamiento del serpentín y, en consecuencia, el del

fluido frigorífero que circula por su interior, dando lugar a su condensación y cambio de fase.

En este tipo de condensadores, la temperatura del medio de enfriamiento permanece

constante debido al cambio de estado que sufre parte del agua. La cantidad de agua que puede

pasar a vapor, será en el mejor de los casos, la necesaria hasta que el aire alcanza el estado

saturado. Dicha cantidad dependerá del estado higrométrico del mismo, siendo mayor cuanto

más seco esté el aire, es decir, que cuanto menor sea la humedad relativa del aire, mayor

cantidad de agua se evaporará.

La temperatura que reinará alrededor de los tubos será sensiblemente la del aire saturado de

salida a la temperatura del agua pulverizada. Por consiguiente, el incremento de temperatura

que se considera en la transmisión del calor será:

14
∆T = Tc – Th, siendo Tc la temperatura de condensación y Th la temperatura alrededor de

los tubos.

Por lo tanto, en base a la expresión de cálculo de la potencia calorífica que cede un

condensador, podemos decir que el rendimiento de los condensadores evaporativos depende

de:

La humedad relativa del aire, que como es lógico, cuanto menor sea, mayor será el

rendimiento del condensador, debido a que al poder evaporar mas agua, ésta podrá absorber

más cantidad de calor.

La temperatura de condensación del fluido, que cuanto mayor sea mejor rendimiento tendrá

(∆T mayor).

Mantener la superficie exterior del serpentín libre de depósitos e incrustaciones, por lo que

hay que contrarrestar el peligroso bicarbonato cálcico que todas las aguas llevan disueltas

(aumentar el factor de transmisión de calor K).

Para determinar la potencia de estos condensadores se puede hacer el siguiente balance

energético:

Qc = calor del aire saliente - Calor del aire entrante - calor del agua de reposición

Primeramente medimos la temperatura y HR del aire de entrada, luego los mismo en el aire

de salida. Con estos valores determinamos, por ejemplo en un diagrama psicométrico, sus

respectivas entalpías, con lo cual tendremos determinados los calores totales.

Por otro lado, la temperatura del agua pulverizada tiende a ser igual a la del aire saliente (o

viceversa), una vez la maquina haya alcanzado su régimen de trabajo y ésta será la que reina

en el interior del aparato. El calor del agua de reposición se calcula fácilmente, midiendo su

temperatura y la cantidad consumida.

15
AERO-REFRIGERADORES HIBRIDOS

Una nueva forma de refrigeración son los aero-refrigeradores híbridos en seco que son

utilizados en aplicaciones de refrigeración industrial, incluyendo la refrigeración industrial y

de proceso, la climatización y el control de la temperatura ambiental de los edificios. También

son ideales para proyectos dónde el espacio disponible es limitado, donde se exigen bajos

niveles de ruido y la conservación del agua y el bajo consumo energético son los requisitos

principales.

Estos aero-refrigeradores incluyen 4 partes principales: armazón en acero inoxidable,

intercambiadores de calor aislados con aletas, ventiladores muy silenciosos y un sistema de

humectación. Su base de funcionamiento combina dos formas conocidas de transmisión de

calor, por una parte la refrigeración seca y por otra la refrigeración por evaporación.

Los aero-refrigeradores híbridos consumen solamente energía eléctrica en el modo seco y

energía eléctrica y agua en el modo híbrido. De entre las ventajas que podemos destacar de

este tipo de aparatos tenemos:

Reducción de tamaño y coste de la unidad : Con esta sencilla opción se consigue una

optimización del rendimiento de la unidad. Es sabido que un condensador o enfriador de

líquido clásico se debe seleccionar con unas dimensiones y potencia que le permita rendir en

las peores condiciones de la época estival, pero la consecuencia es que el resto del año la

unidad está sobredimensionada, trabajando muy sobrada de tamaño y capacidad.

Con el sistema de pulverización de agua se puede seleccionar una unidad más pequeña que

trabaje en seco la gran parte del año y en los momentos más cálidos complementar el

rendimiento con el rociado del agua sobre la batería, que provoca el enfriamiento adiabático

del aire del exterior al entrar en contacto con las aletas humedecidas de la batería, aumentando

16
como consecuencia la diferencia de temperatura entre el aire y el refrigerante y mejorando el

intercambio térmico.

Bajo consumo de agua , por utilizarse el sistema de batería húmeda solamente en los

momentos del año más calurosos y pulverizarse solo el agua que es capaz de absorber la

batería, sin pérdidas ni acumulaciones.

Bajas presiones de trabajo de los difusores de agua , entre 1 y 6 bares, por lo que el sistema

funciona directamente con la línea de suministro de aguas, sin necesidad de bombas

adicionales para elevar la presión.

Totalmente válido desde el punto de vista sanitario

. Al no haber estancamientos de aguas cálidas, no existe riesgo de generación de

Legionella.

El funcionamiento de un aero-refrigerador es el siguiente:

a) Refrigeración seca: El fluido caliente que se desea refrigerar, por ejemplo proveniente

de un condensador de agua, se hace circular por medio de una bomba (6) en el circuito

cerrado de refrigeración formado por la fuente de calor (5, en nuestro caso el

condensador) y los serpentines de tubos en V con aletas (3). En un proceso de

contracorriente, los dos fluidos, agua y aire de refrigeración (11) impulsada por los

ventiladores (12) se intercambian calor (el agua se enfría y el aire se calienta). Este

proceso de refrigeración seca es suficiente bajo condiciones climáticas frías y en la

noche.

17
b) Refrigeración húmeda: Al contrario, para elevadas temperaturas exteriores pueden

presentarse caídas de potencia que no puede absorber una refrigeración seca. El

refrigerador híbrido utiliza el principio de evaporación para alcanzar un mayor

rendimiento. A través de un circuito de humectación (7) una bomba instalada en la

cubeta colectora de agua (9)transporta agua al extremo superior del elemento

refrigerador (serpentín de tubos aleteados en V). El elemento refrigerador es

humectado de forma uniforme por el agua que cae. El aire que fluye permite la

evaporación del agua en circulación sobre la superficie de las aletas y evacua calor de

la aleta y con ello enfría el fluido que circula por su interior (agua procedente del

condensador). A causa de la evaporación del agua baja el nivel. El nivel del agua no

debe bajar de un determinado valor para proteger la bomba humectadora. Para ello se

alimenta agua a través de una válvula (8). En caso de que la concentración de sales

disueltas en el agua sea alta, se dispone de un gripo de purga (10) para eliminarla.

18
Conclusión

En conclusión la diversidad de equipos empleados para refrigeración y acondicionamiento

de aire es muy grande, y su funcionamiento se ajusta, en términos generales, a ciertos procesos

termodinámicos tales como: evaporación, compresión, condensación y expansión. Cada

sistema tiene sus características particulares. Cada tipo de compresor opera según distintos

mecanismos de compresión (alternativos, rotativos, helicoidales, entre otros). Cada dispositivo

de control está diseñado para mantener algún parámetro de funcionamiento de un equipo entre

determinados límites, principalmente: temperaturas, presiones, acumulación de hielo, entre

otros fenómenos que se desea controlar. Algunos sistemas logran eliminar el uso de

compresores valiéndose de procesos de absorción, pero a su vez requieren de fuentes externas

directa e indirecta, como por ejemplo: energía eléctrica, gas natural, vapor de agua o calor

residual. Así pues, la selección de sistemas de Refrigeración, dependen en gran medida de

cuanta carga térmica se desea extraer, del tipo de instalación que se requiere y del costo tanto

inicial como de mantenimiento.

19