Está en la página 1de 20

Olí

Carolina Barry

fUÉ.i7£"i ñuTüR'^' EVITA CAPITANA


EL PARTIDO PERONISTA FEMENINO, 1949-1955
0^
r^rx 7o /f / —f^
i
i
iII
i
i
i
i
i

w
RniThrrRiFr.irr
i
i I

híiüvóii
S;um\£;l jVmiial
llrl'imlll
Mnría Oblii^ncio
C.ormrióu
Néstor ['erioli
Dísf/hi
)"-studio Ríiiiiis
Coiirrliiiívióii Cnijiui
Marcelo Tealcli

hjnríer. Mttiiiielíi y Es/miislno

H:iny,(!;uc)l¡n;i.
íó-ua cainrana: el Partiilo Peronista l-émcninn, 1949-1955
-I" eil.- Caseros: Llniveisiilai.1 Nacional ticTres tie l'ébrern
20119. 5611 p.: 15.v25em.
ISllN 97S-9S7-1172-42-9
I. Mistiiiia Política Arj>entina. 1. Titulo
COO 902

Primera etlición abril de 21)09.


'é4'.l)l.lNTRI-.l-. lulitouial tle la UniversiOatl Nacional de Ti'es
tic l 'clírcrn.

IS]íN-978-9íí7-ll7:"J2-9
Qucdii hcchrj l-I tlciiúsiro t|in: mnica k í.ey j1.723
Impreso en hi Ar!»enciiv.i
H'/yA/ Ctipihillrt

personal, aunque en definitiva, ei contacto estrecho o contar con ia Capítulo 5


confianza de ):. líderera una aspiración propia en sí misma.
Las mujeres peronistas
En ei FPF no había tendencias, ni grupos ni sectores que se pro
piciaran siquiera como línea interna. Podían existir diferencias que se
generaban por una competencia de mayor acercamiento ala líder yde
obtener sus bendiciones, pero no sereflejaban en la organización. La
abierta contestación aunlíder carismático comporta laexcomunión del
oponente, como señala Panebianco.'"'' En caso de producirse fuentes
de conflicto o algún atisbo de crear una tendencia interna, eran rápi
damente aniquilados porlaUder fundadora como sucedió conalgunas
dirigentes deloscentros cívicos femeninos quequisieron mantener su
control una vez fundado el PPF. El caso más emblemático fue el de El Partido Peronista Femenino estaba destinado aintegrar en sus
Elisa Duarte de Arrieta, hermana de Eva. filas, exclusivamente, alas mujeres como entidad propia. Eabe pre
Los lazos delealtad que unían alalíder con las delegadas ysubde guntarse si buscó incorporar mujeres de un determinadt; sector social
legadas produjeron una relación poh'tica derivada del "estado de gracia" o mujeres trabajadoras quizás con algún tipo de formacii.)n sindical o
y formaba parte de la misión que la líder estaba llamada a cumplir, mujeres que hubiesen tenido algún tipo de experiencia poh'tica anterior,
según la opinión generalizada de sus seguidoras. Como parte del poder por mínima que fuese. En definitiva, ¿mujeres de qué perfil buscó in
carismatico v teniendo en cuenta las características que Max Weber le tegrar el peronismo en sus filas ysobre la base de qué valores clave las
atribuye alcarisma personal, esta organización estaba basada, en parte, convocó? ¿Qué valoración social y poh'tica tenía el peronismo sobre
en vínculos personales. EUas también se veían compenetradas por el las mujeres en general? Considerando que se trataba de un sector que
espíritu y celo misionero. Se sentían parte más de una misión cuasi había estado excluido de la escena poh'tica, ¿existió un discurso yun
religiosa que de un partido político, simación que era alimentada pol mensaje especial destinado hacia ellas, adiferencia de los hombres? ¿Los
la presidencia del PPF através del empleo de un vocabulario rayano al postulados discursivos tuvieron correlación con las acciones poh'ticas
religioso. Las delegadas eran "apóstoles de la doctrina peronLta" que encaradas por el PPF?
predicaban la "verdad peronista". Tampoco faltaban en esta misión los Los pocos estudios reahzados hasta el momento señalan que el
trabajos caritativos, realizados desde las unidades básicas femeninas, PPFintentaba incorporar a mujeres pertenecientes a un determinado
la adoración pública a los b'deres, y la conmemoración de "santos y sector social. En esta h'nea, las historiadoras Susana Bianchi yNorma
mártires" peronistas. Este celo misionero en el que se seiitían imbuidas Sanchís consideran que tenía "como principal función conectarse y
las censistas las llevaba a un fuerte desprendimiento personal que im organizar alas mujeres de base", pues "el blanco privilegiado de las ac
plicaba no reparar en horarios, llegando atener jornadas extenuantes ciones partidarias eran las amas de casa, cuyo ámbito de acción hasta el
de trabajo. Además, eflas tomaban su misión como parte de la misión momento era lo hogareño, [y] que no habían accedido al espacio púbhco
salv-adora de la mujer yde los humildes a cjue estaba llamada Erúta. a través de otras actividades".' Si bien es cierto-que numerosas amas
de casa pertenecieron a ese partido resultaría insuficiente considerar
M que el blanco partidario fueran exclusivamente ellas, pues amediados
de siglo todas las mujeres respondían de una u otra manera a esta ca-
tegorización. En un trabajo posterior, Bianchi señala que no se apelaba
atodas las mujeres sino sólo a"las mujeres peronistas definidas como

' Binnrhi .SíinrKíc 1QRÍÍ 7f>_7Q


ajustamos a lo que señalaba ladirectiva de Santa Fe, podemos inferir
la mujer auténüca que vive en el pueblo".' Por su parte, Julia Guivant í que se Uegó a cumpUr con la meta dispuesta, aunque es improbable
enfatiza que el PPF era el canal adecuado para que las mujeres obreras que sólo las afiUadas hayan votado porelperonismo.
ode los sectores subalternos pudieran entrar en el mundo público sin Ahora bien, cabe preguntarse sisolo había que afiüar alas peronis
perder su "esencia".'' En cambio, Marysa Navarro sostiene que Evita tas, a las mujeres de sectores obreros o a las amas de casa. Alparecer,
legitimó el compromiso político para las mujeres aunque en parücular no indicaeso la directiva N° 4 del PPF santafecino al señalarque había
las de clase obrera ylas de clase media.'' que "intensificar la afiüación de todas las mujeres, sea cual sea la activi
Las directivas partidarias no hacían referencia aqué sectores había dad de trabajo a que estén dedicadas... Uevarlas ala compresión dela
que censar oafiüar, simplemente hablaban de mujeres. En un primer hora augural del Peronismo, enque la mujer ha adquirido los derechos
momento, lo que se buscó fue censar alas peronistas, "cuantas somos y tiene los deberes cívicos a los que no es Ucito negarse a cumplir:
ydónde estamos",^ para tener una idea de la cantidad de mujeres pe advertir a las mujeres que en nuestra causa hay siempre lugar para
ronistas existentes, pues no había datos que lo determinasen. Pero, a una combatiente más y nos complacemos en contarlas entre nosotras
medida que transcurrieron los meses, se inició una campaña proselitista desde elmomento yenlas circunstancias enque quieran colaborar, sin
tendiente no sólo a saber cuántas peronistas había sino aafiliar ala prevenciones de ninguna clase, pues, en la unión, en la soüdaridad yen
mayor cantidad de mujeres posible. Luego de la primera oleada masiva elamor de todas finca lafuerza que hará efectivas todas las conquistas
de afiliaciones, asiete meses de cteado el PPF, se envió una directiva para nuestro porvenir, el porvenir de nuestros hogares yel porvenir de
atodas las subdelegadas alertándolas del decaimiento en la cantidad las generaciones que tienen en la mujer su origen sagrado".' Es decir,
de inscriptas yexhortándolas a"intensificar las tareas de afiliación de laconvocatoria estaba dirigida a todas las mujeres más aUá desituación
manera que podamos contar con cifras más satisfactorias'A mediados de clase y según deja entrever la directiva, no había un sector especial
de 1951, una directiva de la Sede Central del Movimiento Peronista hacia el cual dirigirse.
Femenino de Santa Fe pedía que se aumentaran "aún más yen la medida Las directivas emitidas cuando Evita era presidenta del partido
de los mayores esfuerzos... la afiliación, incorporando en las filas del no hacían referencia al origen social de las mujeres a convocar. Sin
Partido anuevas simpatizantes". La meta era afiliar del 60 al 70% de embargo, aleditarse enelaño 1955 el primer Reglamento General del
las empadronadas en cada sector.' De acuerdo con el censo de 1947, PartidoPeronistaFemenino, sibien existenvarios puntos de diferencias
podemos observar que el 60 o70 %de la población femenina abarcaba conaqueUas primeras directivas, intentó de alguna manera nuclear las
aun más que alos sectores obreros osubalternos. Estamos hablando emanadas en vida de Eva Perón. AlU se establecía que el PPF era "fiel
de un total aproximado de dos millones novecientas mil mujeres. Si, a la consigna de Eva Perón de que únicamente las mujeres serán la
bien no contamos con datos precisos sobre el número de afiliadas que ,^ salvación de lasmujeres, y exhortaa todaslasmujeres de la Patria, sin
Uegó atener el PPF, aescasos dos años de su creación el 63% de las. distinciones de nacimiento, religión o bienes, a engrosar sus filas para
mujeres inscriptas en el padrón electoral votó por el peromsmo.® Si nos_ luchar por el afianzamiento de las conquistas del Peronismo y por la
í liberación integral de la mujer". Por lo cual, el PPF "abre sus puertas
- Bianchi, 2000,771. a todas las mujeres del pueblo, y en especial a las humildes mujeres
Guivant, 1985, 27. que fueron olvidadas por los poetas, por lospolíticos... a aqueüas que
Navarro, 2002, 353. nunca fueron elogiadas.y a quienes EvaPerónrindió elmejor homenaje
' PPF, Presidencia, Circular N° 2, noviembre de 1949, en Archivo NL.
PPF, Sede Central, Secretaría .¡unta Meuopoütana, Buenos Aires, 29 de mayo de
1950, enArchivo NL. oa j femeninas. Las fichas de afiliación, según varios testimonios fueron colocadas en
•PPF, Sede Central Santa Fe, "Comunicado alas subdelegadas censistas ,28 de •Ala'
1955 en el monumento a Eva Perón y luego dinamitadas. Entrevistas a Nélida de
junio de 1951, en Archivo AM. Miguel yMaría Ortega deCarrasco.
||S '' PPF, Sede Central SantaFe,Circular N" 4,1951, en Archivo AM.
«No existen datos concretos sobre la cantidad de afihadas que
éste no se expidió al respecto, salvo datos aislados de algunas unidades basicas
1I4SI
11421
1
EavV«/ capitana Las muíercs peronistas

de su corazón".'" Luego, en el artículo 3° vuelve sobreel perfil social y de las actividades que aUí se llevaban a cabo, tendientes a captar
de la población del PPF y establece que él está constituido por "todas un gran número de adherentes. En todos los barrios, tanto humildes
las mujeres que sientan y piensen como peronistas y que se afilien o como acomodados, de todas las ciudades, pueblos e incluso er. zonas
adliieran a él"."Vale decir, todas las mujeres quesesintiesen peronistas rurales delpaísse abrieron unidades básicas femeninas. En elaño 1951,
sin distinción de sectores sociales aunque con una especial atención llegarona constituir más de 3.600 en todo el territorio nacional, así lo
hacia los sectores más humildes. demuestra el mapa de distribución. Las había en el caserío de Monte
En definitiva, las mujeres que se movilizaron respondían a las Quemado en laselva chaqueña, enTartagal (Salta), Caleta Olivia (Santa
mismas características sociales de sustentación política que tenía el Cruz), Coronel Beliz (Río Negro), también existían en barrios muy
peronismo en general. Como Movimiento Nacional, el peronismo acomodados de la Capital Federal, como en Arenales 1666,Juncal1442,
contenía en sus filas a amplios sectores sociales que abarcaban princi-, Córdoba 1889,Rodríguez Peña 1784,Córdoba 543,Junín 1542,entre
pálmente los sectores obreros y medios, pero también había núcleos otras. La población femenina empadronada en Capital Federal era de
pertenecientes a sectores más acomodados. Un dato significativo, que 869.333 mujeres que contaban con 145 unidades básicas femeninas,
revelan distintas entrevistas, es que en las filas partidarias participaba no sólo en los barrios humildes o de sectores medios sino también en
un número importante de maestras e incluso de directoras de escuela, barrios de sectores más acomodados. Delia Parodi fue la encardada de
dando la pauta de la incorporación de sectores medios instruidos. "Las una de las circunscripciones más difíciles de la Capital Federal, la 17",
maestras habían tomado toda la acción poh'tica" recordaba años más quecorrespondía albarriode Belgrano querepresentaba "la aristocra
tarde Delia Parodi.'- Así, por ejemplo, ladelegada deVilla Mercedes, era cia del Movimiento". Una zona de muchas residencias donde existía
la esposa de un médico, personajes por demás destacados en la sociedad cierta dificultad en convencera las mujeres de afiliarse y participar en
e inspiradores de mucha confianza. Judith Acuña era directora de una el peronismo." Pero lo que.importa de esta situaciónes que buscaban
escuela en Paso de los Libres. Dora Gaeta recuerda: "Tratábamos de también llegar a eUas. Otro ejemplo es Santa Fe, donde se abrieron
convencerlas a todas, pero las mujeres eran muy reacias".'^ Ana Ma- seiscientas unidades básicas para un total de 461.386 empadronadas
cri dice que llamaban a todas las mujeres, porque "ella [Evita] nunca en total.
ha hecho una distinción de clases"." Pero también, señala Mafalda Ya sea en Monte Quemado o en el residencialBelgrano, la situa
Piovano, "las mujeres humildes eran tan tímidas que no querían ir a ción era similar, a las mujeres les costaba, en general, acercarse a ese
afiliarse y yo iba al monte y las afiliaba y después hacíamos un acto y mundo nuevo de la poh'tica. También, señala Beatriz Bruzzattori, ins
ellas desfilaban enpatas"."Las entrevistadas coinciden en quebuscaban pectora de las unidades básicasde la CapitalFederal,que en los barrios
incorporar a mujeres de todos los sectores sociales, dando la pautade de sectoreseconómicamentemás ricosera más difícil encontrar mujc es
que la convocatoria era amplia." peronistas, pero que de cualquier manera las delegadas se acercaban
Otro indicador de los sectores que se buscaba convocar está a las casas llevando la propuesta partidaria o implementando alguna
dado en el número y la ubicación territorial de las unidades básicas actividad que pudieraatraerlas."En laszon.is donde estaban radicadas
estas unidades básicas, compensaban el nirel de afiliaciones tomando
barrios hnderos más humildes y prochves al peronismo. Por ejemplo,
Con.scjo Superior del Partido Peronista Femenino, Reglamento Gi iieral, Buenos si les tocaba lo que actualmente es la zona residencial de Belgrano R,
Aires, 1955, p. 5, en ArchivoAM.
" Ibid,, p. 7.
las delegadas buscaban adeptas enlazona deChacarita, que a)aidaban
Entrevista a Delia Parodi, en CHO-ITDT.
a nutrir los ficheros de afiliaciones. Estos datos dan la pauta de que
" Entrevista a Dora Gaeta.
había unapoh'tica destinada a captar alasmujeres, independientemente
Entrevista a Ana Macri.
'' Entrevista a Mafalda Piovano. " Entrevi.sta a Delia Parodi, en CHO-ITDT.
Más sobre este punto en los capímlos 6 y 7. Entrevista a Beatriz Bruzzattori.
del sector social del que proviniesen, aunque nosiempre respondieran La referencia a las mujeres del hogar y a las madres, sin embargo,
a la convocatoria. da la pauta de que, cuando Evitahablaba de la mujer, no se refería a
Los discursos pronunciados tanto por Perón como por Eva no cualquier mujer, y al realizar ciertas distinciones dentro del universo
danlapauta deque seestuviera apelando exclusivamente a las mujeres femenino fue seleccionando los valores clave del PPF. Los líderes,
de base o de sectores populares. Si bien Evita hacía habitualmente sean o no carismáticos, desarrollan un papel crucial durante la fase de
referencia a las mujeres humildes, también insistía en que lo que había gestación de un partido, mientras la organización está todavía en pro
que conseguir era unvoto más para Perón. En laAsamblea inaugural ceso de instimcionalización. Como señala Panebianco, ellos elaboran
delPPF, utilizó, indistintamente, los términos mujer argentina ymujer las metas ideológicas del futuro partido, seleccionan la base social de
peronista. Pero enun momento hizo referencia a que; "elmovimiento la organización (su "reserva de caza") y sobre esas metas y esta base
femenino, si bien está dirigido hacia todas las mujeres, desde la más social plasman laorganización entrance deconstrucción. En esta fase,
humilde alamás encumbrada, tendrá mérito para mílamás humilde... el problema de los líderes se centra en elegir losvalores clave y crear
porque desde laSecretaría deTrabajo yPrevisión hepodido auscultar el én consecuencia una estructura social quelos incorpore. Allí reside el
corazón delos humildes yheestado siempre allado delosnecesitados papel crucial que desempeña normalmente la ideología organizativa en
de la patria"." Sin duda, había una intencionalidad de darle al PPF un la plasmación del partido que seestá construyendo. Amedida que se va
carácter netamente popular altiempo de exaltar eseatributo. En estos logrando lainstitucionalización, laorganización incorpora los valores
discursos inaugurales, también hacía referencia a que el movimiento yfines de los fundadores del partido." Sería conveniente precisar cuál
femenino era un movimiento de renunciamiento, de gran disciplina y era la concepción yvaloración que tema elperonismo sobre la mujer
dealcance culmral y educativo para "lamujer engeneral" pues todas y cuál era su función dentro dela comunidad organizada.
las mujeres de la patria debían ser misioneras de Perón.-" La concepción deEvita y, porende del peronismo, sobre elrol de
No existía una clara demostración deque enlabúsqueda del perfil lamujer quedó sistematizada enlatercera parte deLa ra^ón de mi vida,
social del PPFseestuviese apuntando conespecial interés a las mujeres al tiempo que detallaba las características de la base social del movi
trabajadoras, como había sucedido enlosinicios delperonismo conlos miento femenino. Allí puntualizaba el papel, la función y el lugar que
hombres integrantes del laborismo. A pocos meses de haberse creado la mujer debía ocupar. Aunque es posible, como señala Navarro que
el partido, Eva Perón dirigió un discurso a la Comisión Auxiliar Feme las ideas de Evita sobre la mujer no hayan tenido la fuerza que tenían
nina de la CGT, en el que enfatizabaque el movimiento femenino se sus convicciones sobre Perón o sobre la oligarquía.'' Evita la definía
encontraba sostenido por las "manos honradas de millares y millares desdelafunción biológica conlasasignaciones sociales y culturales que
de mujeres argentinas hechas al sacrificio del trabajo duro de todos trae aparejada, como también desde ellugar que ocupa enlafamilia, es
los días, en el hogar, en el campo o en la fábrica". También aclaraba decirla mujer en tanto madre. "El problema de la mujeres siempreen
que el movimiento peronista femenino era un movimiento de mujeres todas partes el hondo y fundamental problema del hogar. Es su gran
humildes "santificadas" por el sacrificio queimplica entregarse alhogar destino. Su irremediable destino".-'' A partir de esta impronta genera
y a la patria. Ellas eran, según Evita, "puras en sus intensiones, sanas y todala concepción política de la mujer y destaca: "Cuando pensé en
generosas" por eso el peronismo femenino abríasus puertas "al amor, mi partido no quise sacar a lamujer delo que es tan suyo". Desde su
a la generosidad y a las aspiraciones idealistas de todas las mujeres de punto devista, no secontradice cuando expresa que la mujer tiene que
la Nación que trabajan y luchan en todos los rincones del país".-'
de la Confederación General del Trabajo en el Teatro Colón. 16 de diciembre de
''' "Di.scurso pronunciado al término de la Primera Asamblea Nacional del Movi 1949", en Eva Perón, 1999b, 185-186.
miento Peronista Femenino, 29 de julio de 1949", en Eva Perón, 1999b, 103. - Panebianco, 1990,115.
="Idem. Navarro, 1994,228.
•' "Discurso pronunciado en elactoorganizado por la Comisión Auxiliar Femenina Eva Perón, 1953, 276.

|H6| [1471
Ei'itú (ipUanií Lnsmujeres peroiiistns
i
'••ti
tener unaparticipación política activa en laArgentina, pues seapresura De esta manera, a través del discurso, se buscaba diferenciar el
a describir al PPF como un gran hogar. trabajo del hombre y de la mujer, como también la actitud política de
El hogar adquiere así unsignificado nuevo: pasó deserun ámbito ambos. En estalínea señalaba que mientras el hombre podíavivir ex
ignorado a uno revalorizado. Punto en el que entrana tallar los tonos clusivamente parasímismo, la mujer no,pueslafelicidad de una mujer-
heréticos del discurso peronista en que se legitima lo que no lo esta no essu felicidad sinolade los otros. "Yohe querido que, en elpartido
ba.-' Remontándose a sus propias experiencias de vida )'quizás a sus femenino, las mujeres no se buscasen a sí mismas [como lo hacen los
recuerdos de infanciaa la imagen de sumadre, Evita señalaba que la hombres] sino que allí mismo sirviesen a los demás en alguna forma
mujer que constituye elobjetivo desus afanes eslamujer auténtica que fraternal y generosa." Si una "mujer vive para sí misma, yo creo que
vive en el pueblo, la "verdadera heroína que nadie conoce" que con no es mujer o no puede decirse que viva [...] Por eso le tengo miedo
su trabajo cotidiano va "creando, todos los días, un poco de pueblo •i:í
a la 'masculinización' de las rnujeres", producto del trabajo fuera del
[...] Yo sé que ella, solamente ella, tiene en sus manos elporvenir del hogaryaseaen una fábrica o en una oficina que laslleva a vivir como
pueblo. No será tanto en las escuelas sino en los hogares donde se ha un hombre, convencidas de queelpeor negocio paraellas es formar un
de formar la nueva humanidad que quiere el jusdciahsmo de Perón".-' hogar. "Y, sin embargo,para eso nacimos", dice Evita. Muchas veces,
Sinembargo, pertenecer alpueblo no dependía deunacondición social, señala, la mujer sale a trabajar porque quiere independizarse o porque
profesional o económica, pues pueblo es quien se siente pueblo. El elmatrimonio se convierte demasiado a menudo en una carga pesada.
pueblo es asumido como un mito, más allá de una exacta definición "Aún si nos elige un hombre bueno [...] nuestro hogar no siempre será
terminológica.-' En definitiva el pueblo no es una clase social, que lo que hemos soñado cuando solteras. En la puerta del hogartermina
puede seruna circunstancia accidental, sino una pertenencia valoratíva la nación entera y comienzan otras leyes y otros derechos [...] la ley y
entre ser y no ser pueblo. Pueblo es sinónimo de descamisado o desca el derecho del hombre... que muchas veces sólo es un amo y a veces
misada. A estas mujeres las distingue de las aristocráticas o burguesas también [...] un dictador"."
que pertenecen a "otra raza de mujeres por su vida vacía, fácil y sin Por esa razón, siguiendo el hilo planteado por Evita, a menudo
objetivos, de las que no se puede decirque se parecen a los hombres las mujeres buscan salir de sus casas porque su trabajo en el hogar se
sin insultarlos". Por esa razón no tendrían cabida en el PPE torna demasiado pesado. Porque las madres son "el único trabajador
Evitaatribuía a lamujerunaserie devalores yvirmdes enfatízando del mundo que no conoce salario, ni garantía de respeto, ni hmite de
quelacondición de mujer-espr sa-madre, lejos de serun obstáculo para jornadas, ni domingos, ni vacaciones, ni descanso alguno" y, como ha
laparticipación política, se transformabaen un aliciente y en un desafío. sido transmitido desde generaciones, todo ese trabajo se hace por amor
La mujeractuaría en política en tanto mujer, es decir, no se vería limitada "y lo malo es que el amor muchas veces desaparecepronto en el hogar
por su condición natural, sino que por el contrario éstala potenciaría [...] y entonces todo pasa a ser 'trabajo forzado' [...] ¡obligaciones sin
en una fuerza social y política de /alor insuperable. De acuerdo con el ningún derecho! ¡Servicio gratuito a cambio de dolor y sacrificios!".-'
pensamiento subt'acente en de mi vida, los comportamientos Evitase adelanta a aclarar que,aun cuandono siempre es así, a menudo
tradicionales según los cuales las mujeres deben ocuparse tid hogar se encuentra con mujeres que viven sin ningún horizonte, sin ningún
y los hombres de traer el sustento diario, no serían un impedimento derecho, sinninguna esperanza. Mientras elmundonecesita máshogares
para lapolitización femenina, esta (ondición proyectada a laactividad unidos y felices, cadadía hay menos mujeres para formar hogares.
políticaprometía resultados auspiciosos. Evita ligaba la concepción que tenía de la mujer con el lugar y
misión del PPF, que era justamente "redimir a lamujer". Sin embargo,
Sobre el tono herético de los discurso.s peronistas con relación a la convoi. toria el discurso se tornaba un tanto contradictorio, pues si su objetivo era
de la clase obrera debe destacarse el trabajo deJames, 1988.
Ibid., 308. F.v 1Perón, 1953, 2-'5.
Incisa, 1983,1280. Idem.
rescatar o sacar a la mujer de ese lugar de sometimiento, la manera era taba ausente y habíaque permitirle que su vocación de servicio fiiera
manteniendo y perpetuando su rol tradicional, aunque con una signi fructífera para la humanidad y lo sería si estaba en los lugares donde
ficación poh'tica determinada. El primer objetivo de un movimiento se quería crear la felicidad del hombre.
femenino que luchase a favor de las mujeres, decía, no debía aspirar a Nosotras estamos ausentes en los gobiernos.
"cambiarlas en hombres" sino ayudarlas con el hogar dándoles cierta Estamos ausentes en los Parlamentos.
independenciaeconómica,por pequeña que fuese. Sugería que lasmu En las orgaiúzaciones internacionales.
jeres recibiesen un sueldo por todo ese cúmulo de tareas monótonas No estamos ni en el Vaticano ni en el Kiremlin.
e invisibles que realizan todos los días t n sus hogares como limpiar, Ni en los Estados mayores de los Imperialismos.
planchar, criara los hijos, etc.^" De esta manera, la mujer sería lo que Ni en las "comisiones de energía atómica".
debe ser: "reina y señorade una familia, digna, librede toda necesidad Ni en los grandes consorcios.
económica apremiante". Pero insinuaba que era sólo una idea que Ni en la masonería, ni en las sociedades secretas.
apuntaba a que la mujer que estaba en el hogar no se sintiera menos No estamosen ninguno de los grandes centros que
que la mujer que ganaba su vida en una fábrica o en una oficina. Si constituyen un poder en el mundo.
guiendo el argumento de Evita, mientras se analizaba el proyecto del Y sin embargo estuvimos siempre en la hora de la
sueldo para las amas de casa, la solución era elevar la cultura general agoníay en todas las horas amargas de la humarúdad.
de la mujerpara que laemplease y aplicase en el trabajohogareño, "sin Parece como si nuestra vocación no fuese sustan-
que pierda de vista su maravillosa condición de mujer; lo único que cialmente la de crear sino la del sacrificio."
no puede y que no debe perder jamás si no quiere perderlo todo".''
Como veremos más adelante, muchas de estas tareas de capacitación Si bien la mujer tem'a junto al hombre un destino común y entre
se reahzaron en las unidades básicas femeninas.
ambos debían lograr la felicidad de la familia, sus actimdes poh'ticas eran
Fraternales, generosas,abnegadasy sacrificadas eran las cualidades consideradas diferentes. "Un hombre de acción es el que triunfa sobre
de lasmujeres retratadas por Eva Perón en sus discursos, virtudescom los demás. Una mujer de acción es la que triunfa para los demás"."
partidas con la figura de la mujer-madre propia del tango de aquellos El contrataste se daba en la actimd poh'tica de ambos, la ambición
w

años. La"vieja" eralaúnica mujer digna deilimitado respecto. Los pro masculina contra la solidaridad y espíritu de servicio de las mujeres.
tagonistas del tango resaltaban suabnegación, suvirtud ysucapacidad Desde el discurso se indicaba que, si bien al partido de las mujeres y
de perdón. Ella estápresente en toda horay a todaedad, sinreclamar al de -los hombres los um'a el Líder, el primero era independiente del
nada porsuamor, su generosidad ysabiduría incomparables. ¿Quién, segundo para que las mujeres nose masculinizaran ensuafán pohtico.
sino la madre de familia, se preguntaba Evita, podía ser la portadora Aunque también pesaba el hecho deque los hombres al poseer mayor
de tamaño atributo, como la actitud de renuncia a sus intereses en be experiencia y el conocimiento propio de las artimañas poh'ticas, no
neficio de lafamilia, con una disposición al altruismo, benevolencia y dominasen a las mujeres y así al PPE Y quizás, también, para evitar
resignación, muchas veces ligadas con ciertas connotaciones religiosas que las mujeres entraran en las luchas internas fratricidas de que era
y misericordiosas? objeto elpartido delos hombres.
Sin embargo, la mujer necesitaba conciliar su deseo de ser esposa La mujer no estaba Uamada a la participación desde lo que tradi-
cionalmente se conocía como accionar pohtico, sino que por el con
y madre, con el de ejercer sus derechos, que "como persona humana
trario trazaría un puente entre el hogar y el partido cjue le permitiría
digna lleva también, en lo más íntimo de su corazón"." La mujer es-
asumir la actitud de madre nutricia de la actividad poh'tica. Dentro de

Ibíd., 279.
•" Ibíd., 284.
" Ibíd., 281.
•»Ibíd., 300.
Ibíd., 278.

ILSl)
1150]
Evita capitauu l^s mujetes peronistas

la concepción doctrinaria peronista se establecía que la mujer estaba en un momento en que el hecho de que la mujer sahera de casa y se
culturaimente más preparada que el hombre para resolver problemas inmiscuyera enestos asuntos no estaba bien visto. De alguna manera.
cotídianos.Si una mujer está capacitadapara solucionar las dificultades Evita a5'udaba y legitimaba con sus acciones la actuación pohtica de
del presupuesto familiar, la provisión de la familia, la educación de los las mujeres. Pues siella saha todas las mañanas del Palacio Unzué para
hijos y el abrigo, era de esperarque el mismopragmatismo lo aplicase ocuparse de temas que estaban vinculados con la pohtica, cosa muy
en la política. Así lo señaló Evita en el discurso inaugural del PPF en poco habitual para la época, las mujeres comunes estaban también
julio de 1949; "mientras elhombre se entregafebrilmente a la iaúsqueda habihtadas para hacerlo.
de solución para problemas abstractos, sin contenido práctico muchas Lasmujeres actuarían segúnlaideade que habíacontinuidad)'no
veces, las madres se aplican abnegadamente a resolver hora tras hora rupturaentreelmundocotidiano ylaacción pohtica. Laacción pohtica
los problemas que crean el presupuesto familiar, la alimentación, la no significaba cambiar sino, al contrario, reafirmar las actitudes, senti
educación y el abrigo de los hijos".-'-'' mientos yvalores considerados propiosde lasmujeres. Lo quesícambió
Esta actimd se reflejaría en su accionar poh'tico durante el primer es el papelasignado a eUa en el nuevo perfil de sociedad quepretendía
peronismo. Quizás para amortiguar la "caída" en el mundo político, crearel peronismo. La mayoría de los autores coincide en que los va
a través del discurso se señalaba que no se intentaba sacar a la mujer lores clave que tenía el peronismo sobreelrol femenino respondían a
del ambiente considerado como propio. Por eso, su labor netamente una imagen conservadora y tradicional, y que perpetuaban a la mujer
política quedaría aparentemente circunscriptaa la tarea social. En un en la función "natural" que ha ocupado en la sociedad. Sin embargo,
primer momento, la política femenina aparecía como despojada de cuandoEvita las llamaba a desempeñar una participación activa fuera
contenidos estrictamente poh'ticos, de acuerdo con los que hasta ese de sus hogares, aunquesindescuidar sus deberes femeninos, de alguna
momento se entendía como tales. En su autobiografía. Evita decía; manera rompía con ese rol tradicional. El discurso peronista marcaba
"Más que una acción política, el movimiento femenino tiene que des claros tonos heréticos, de la forma en que los define Bourdieu,-'® pues
envolver una acciónsocial. ¡Precisamente porquela acciónsocial es algo tendió a legitimar una forma de incorporar a las mujeres en el ámbito
quelas mujeres llevamos en lasangre!"."' Laacción poh'tica-social en el poh'tico que hasta ese momento se encontraba deslegitimado o invisi-
PPF.seríacomo una continuidad de la tarea realizada en el hogar. Para bihzado. Si bien la etiqueta colocaba a la mujer en el rol asistencial o
estas"olvidadasheroínas del hogar humilde",como las llamaba Evita, social, aunque en reahdadera pohtico,el mismo hecho de incorporarla
la función social que como mujeres tenían asignadas actuaría como el como factor indispensable e insustituible, articulaba su ftinción con
punto de apoyo de la identidad que las proyectaríapolíticamente.Delia un nuevo significado. En efecto, legitimabay redefim'a su identidad en
Parodi señala que ellas buscaban incorporar a las mujeres diciéndoles tanto mujer-madre.
queda misión que tenían era organizar la asistencia social a través de No era habitual a mediados del siglo XX que una mujer hablara
un partido poh'tico y que no pretendían que fueran activistas porque el de pohtica,de la manera en que Evita las incitabaa hacerlo cuando les
objetivo partidario era cumphr con elprograma social deEva Perón a pedía que defendiesen la doctrina peronista y que diesen a conocerla
través de una acción pohtica. "Esa fue nuestra primera incursión, no "verdad de Perón" en sus casas, en la caUe, en las reuniones famiha-
sé sise puede decir que era plenamente pohtica" res, en la tienda, en el mercado, en su empleo en la oficinao fábrica.-''-'
Si las mujeres se ocupaban de las cosas que hacen al hogar so Ahora bien, señala Navarro, cuando les exigía que obedecieran cie
pretexto de estar haciendo pohtica, era tranquilizador para todos. gamente a Perón, en definitiva lo que pretendía era que no pensaran
por sí mismas y que en lugarde obedeceral padre o al marido, ahora
respondieran a una figura mascuhna todavía más poderosa. Con sus
"Di.sciifso pronunciado en el acto inaugural del PPF, 26 de julio de 1949 , en Eva
Perón, 1999b, 86.
Eva Perón, 1953,301. Bourdieu, 1985, 76.

Entrevista a Delia Parodi, en CHO-ITDT. ''' "Diez consignas para lamujer peronista", Miiiiito Pcroi/is/íi, 1° deagosto de 1951.
i!
palabras pero sobre todo con sus actos, Evita legitimó el compromiso nes buscó movilizar el peronismo. Un partido de integración social es
político para las mujeres.'"' En definitiva, les pedía que hicieran lo que aquel que busca incluir a ungrupo social específico y además es una
ella misma hacía. respuesta poh'tico-organizativa al desarrollo de las políticas de masas.
La mujer, indicaba la lej' 14.184 sobre el Segundo Plan Quinque Este tipo de partido busca organizar y movilizar a nuevos sectores
nal, era "el agente creador fundamental de la familia yde la conciencia antes excluidos de la competencia poh'tica, tarea que los partidos
individual de los ciudadanos". Y, como señala Guivant, ser buenas tradicionales de representación individual no pueden llevar a cabo. El
madres era ser buenas peronistas, ysu "misión sagrada" pasaba a ser partido de integración social pretende movilizar eincorporar ala vida
la difusión de la doctrina peronista.-" Las madres serían también las poh'tica agrupos sociales específicos, como por ejemplo, las mujeres."'
adoctrinadoras por excelencia, pues ellas son las primeras formadoras ElPPF intentó incluir alas mujeres en tanto mujeres en suestructura
de la conciencia de sus hijos. Ellas serían las que instruirían, inculcarían organizativa, más aUá de sus condiciones de clase.
yenseñarían asus hijos ladoctrina peronista. Si las mujeres-madres eran Hemos analizado los valores clave necesarios durante el proceso de
las creadoras de conciencia, era posible que Perón buscara penetrar más formación de un partido poHtico, donde entraron atallar la concepción
profundamente en la sociedad ymás alargo plazo, en lugar de lograr yvaloración que teru'a el peronismo sobre lamujer ycuál era su función
una simple adhesión polftica. dentro delacomunidad organizada. Si bien seintentó movilizar a"todas
Si bien la convocatoria desde el PPF era abierta, no todas las mujeres las mujeres" yel PPF estaba desarrollado de tal manera que las mujeres
se sintieron llamadas aformar parte del peronismo. Las primeras exclui de todos los sectores pudieran tener cabida, la valoración de la mujer-
das eran, obviamente, las que no simpatizaban o estaban directamente madre ymujer del hogar daba la pauta de hacia quiénes estaba dirigido.
en contra del peronismo. Por otra parte, las que tenían una preparación En efecto. Evita defim'a a la mujer desde la función biológica con las
universitaria yun trabajo acorde consusestudios no hallaban cabida en asignaciones sociales yculturales que trae aparejadas. Es decif,'la mujer
el PPF, salvo los casos particulares mencionados. "Las profesionales no en tanto madre más que en tanto mujer. Én su condición biológica y
se acercaban... no era 'bian' ser peronista".'*^ Las mujeres que desarro cultural más que en su condición de ciudadana. Hay que considerar
llaban una actividad laboral extradoméstica y teman cierto crecimiento que bajo el paraguas "mujer-madre" se encuentra todo el universo
en elárea sindical, no seajustaban altipo de militancia barrial encarado femenino yde todas las clases sociales. Sin embargo. Evita excluye de
desde las unidades básicas. Encuanto alas pocas que poseían experien la categoría "mujer" a las aristócratas y burguesas por su vida "vacía,
cia política previa (ajustada alas formas tradicionales de militancia) aun fácil y sinobjetivos", las que aun siendo madres no tenían cabida en el
dentro de las filas del peronismo yque habían alcanzado una posición PPF. Por eso, en una suerte de audacia discursiva, plantea que la con
IIH medianamente relevante antes de la creación del PPF, eran susceptibles dición natural de "madre" no limitaría ala mujer en la acción poh'tica
de cuestionar el papel y posición política otorgada a las mujeres. Por sino que, por el contrario, la potenciaría. La valoración de la mujer y
último, hubo mujeres que, siendo peronistas, madres, amas de casa y su_identificación con el ámbito doméstico junto a la exaltación de las
afiliadas, no pudieron traspasar elespacio doméstico. cualidades de abnegación ysacrificio fueron funcionales a un partido
carismático, pues contribuyó a lograr una docihdad llamativa yayudó
a evitar el conflicto. Si bien esta imagen de lamujer resulta tradicional
Conclusión yconservadora, ajustada ala función "natural" que ocupa en la socie
Las características de los partidos de integración social parecen dad, cuando Evita las llamó aparticipar activamente fuera del hogar,
útiles y aplicables al Partido Peronista Femenino para definir a quié- sin descuidar sus deberes femeninos, rompió con ese rol tradicional y
resignificó su papel dentro del mismo, en que tallan los tonos heréticos
del discurso peronista en que se legitima lo que no lo estaba.
Navarro. 2002,353.
W •" Guivant, 1985, 33.
Entrevista a Ana Macri.
•" Neumann, 1965, 609.

Í[^ (154) |1:.51


m
í ísí •
|i- Y3
fe-
fivilti capiltuhi

El discurso oficial manifestaba que las mujeres no hacían po


lítica sino acción social, porque es lo que las mujeres "llevamos en Capítulo 6
la sangre". Ellas no estarían en el PPF por ambiciones personales Las unidades básicas femeninas
sino para cumplir con un cometido social, propio de las mujeres. Se
podría decir- que nuevamente entró a tallar lo que daremos en llamar
un discurso ardficioso, elaborado con arte y habilidad, que a través
de la sutiliza genera cautela. Pese al tinte aparentemente negativo que
sugiere el término artificioso, su cometido no necesariamente tiene
un fin malintencionado. Enefecto, eldiscurso artificioso se construyó
intentando suavizar elimpacto que provocaría enlas mujeres y quizás
en los hombres también, su ingreso en la vida poh'tica. El discurso
artificioso sugirió que las mujeres noestaban enunpartido sino enun La estrategia poh'tica depenetración territorial imphcó la apertura
movimiento; noselas afiliaba sino que selas censaba; yque no hacían de locales partidarios, unidades básicas femeninas, en todas las ciuda
política sino acción social. También se apücó enque la principal fun des, pueblos, barrios ycaseríos del país. Funcionaron como canales de
ción de las mujeres era ocuparse del hogar, sin embargo, las funciones
incorporación, de sociahzación ycongregación de mujeres jaeronistas.
partidarias ypoh'ticas muchas veces prevalecieron sobre las hogareñas. Ahora bien, ¿cómo era ycómo fiincionaba esta estructura poh'tica, es
Lo cierto es que las mujeres estaban convocadas aafiliarse aunpartido decir, el andamiaje partidario centrado yorganizado en unidades básicas
político justamente para hacer poh'tica en una organización celular del femeninas? ¿Cuáles eran las características generales como los requisitos
PPF, llamada unidadbásica femenina, definida, artificiosamente, como
paralaapertura, laubicación, laestructura edihcia, elfuncionamiento?
una prolongación del hogar.
Considerando que se trataba de nucleamientos de mujeres, cabría pre
guntarse si debían mantener una estética determinada. ¿Cómo era la
organización interna yapartir de qué mecanismos se dispom'a? ¿Cuáles
fueron las estrategias concretas de convocatoria amujeres? ¿Se podrían
establecerdiferencias con las unidades básicas mascuhnaso tenían un
mismo tipo defuncionamiento? Y ensudefecto, ¿existió un estilo de
práctica poh'tica diferenciada para hombres y mujeres? Considerando
que elPPFera autónomo del PP, ¿se estableció algún tipo derelación
entre los integrantes delas unidades básicas femeninas y mascuhnas?
ElPPF se caracterizó por ser un partido carismático cuya orga
nización interna se desa)"rolló a partir de una táctica de penetración
territorial. Señala Panebianco que cuando existe un desarrollo de este
tipo tiende a producirse una institucionahzación fuerte, junto a la
existencia de una éhte cohesionada, capaz, en cuanto tal, de imprimir
un potente desarrollo ala naciente organización.' La táctica de pene
tración territorial del PPF se implementó con el nombramiento de
delegadas y subdelegadas en todo elpaís y la instalación de unidades
básicas femeninas, logrando una fuerte presencia einstitucionahzación

' Panebianco, 1990, 256.


fcV//<r cap'üana
Las unidades básicas femeninas

las ramas masculinas y femeninas eran los mismos de acuerdo con


la actuación llevada acabo en dichas estructuras, existió una política todos los barrios, se dio la vía de acceso de las mujeres peronistas ala
claramente diferenciada para hombres ypara mujeres. En la práctica, actividad partidaria. Se podían acercar de manera espontánea oluego
de ser visitadas en sus casas por la subdelegada censista. Las activida
las unidades básicas mascuhnas se manejaron con un estilo semejante des desplegadas estaban dirigidas tanto alas mujeres como asus liijos
al de las organizaciones partidarias previas al peronismo, en tanto las
menores einchrectamente ala famüia en su conjunto. El accionar en
unidades básicas gremiales, dadas las características propias de su con la unidad básica femenina era activo, ágü, directo ypráctico, ytambién
formación (sus afiliados tenían que tener la misma profesión, oficio o era un espacio de socialización para ellas.
actividad de trabajo) tuvieron una actuación más específica en el ámbito
sindical yorientada hacia lacapacitación laboral. Tanto las unidades básicas femeninas como las mascuhnas y
Los requisitos para abrir una unidad básica eran, de acuerdo gremiales tenían el firme propósito de contrastar con la desvalori
con el Manual delperonista, tener un local apropiado y contar con un zada imagen del comité partidario, intentando asumir una identidad
propia, apartir de una nueva propuesta yde un trabajo diferenciado.
mínimo de cincuenta afiliados domicihados en la misma jurisdicción, Una pubhcación del Consejo Superior decía: "No queremos comités,
según el padrón electoral nacional.' Ningún afiliado podía estar ins- porque huelen todavía a empanadas ya tabas. Lo que fue antro de
dos unidades básicas al mismo tiempo. La unidad básica se wcio queremos convertirlo en escuela de virtudes. Por eso hablamos
abriría luego de una reunión entre sus miembros constitutivos yeso de centros culturales peronistas donde se eduque al ciudadano, se le
quedaría registrado en un acta de fundación. En el acta debían figurar inculquen virtudes, se le enseñen cosas útiles yno donde se le inchne al
el nombre yapellido, matricula, clase, domicilio yfirma de cada uno de vicio ."En la organización de las unidades básicas femeninas, señalaba
los asambleístas, quienes elevarían la sohcitud de reconocimiento a la Evita, había intentado imitar la organización de los hombres, aunque
autoridad que, de acuerdo con su ubicación, les correspondiere.'" Una las del Partido Peronista Femenino eran más cercanas al tipo de orga
vez obtenido el reconocimiento, laautoridad correspondiente enviaría nización que Perón buscó llevar acabo, donde se pudieran desarrollar
el hbio de registro, fichas ydemás elementos indispensables para la "acciones útiles".'- Según el relato de Eloísa Chico, "los hombres no
afiliación. Las autoridades de cada unidad básica estaban compuestas actuaban como nosotras, en los hombres todo era cliismería [sic], era
por. un secretario general, un prosecretario, un tesorero, un protesorero rutinario, trabajaban mucho, hacían unidades básicas pero eran como
y cinco vocales. Se elegirían por elvoto de los afiliados de esa unidad las de los partidos poh'ticos de siempre, no tenían lo nuestro... no se
básica, con elsistema de lista completa yvoto secreto ante fiscales de preocupaban de remedios El tema de "preocuparse de los reme
cada lista presentada. Las autoridades durarían un año y podrían ser dios" da la pauta de toda una síntesis de la acción poh'tica desplegada
reelectas; acta tipo marcaba los pasos a seguir para la apertura de la por las mujeres adiferencia de lo que hacían los hombres. Vale decir,
unidad básica.
eUas se ocupaban, como en sus casas, de dar soluciones útiles a temas
Las unidades básicas femeninas, según elreglamento general del bien precisos yno vagos. Este tema-encontrará más ampho desarrollo
PPF, constituían el organismo primario permanente, la célula base, en el próximo capítulo.
el centro elemental de organización, adoctrinaiuiento, difusión y su En cuanto a la cantidad que llegó a existir, los datos son varia
peración del Peronismo encargado de afiliar, adherir y capacitar a la bles. Según Evita, a principios de 1951 había 3.600 unidades básicas
mujer peronista. Eran las organizaciones barriales del partido del cual en todo el país, aunque nada dijo de cómo componía esa cifra. Según
dependían orgánica y jerárquicamente. A través de ellas, instaladas en los registros de Santa Fe, uno de los más fidedignos, había entre 600 y
650 en toda la provincia. En San Luis se registraron un total de 350 y
Cnii.sejo Superior Ejecutivo del Partido Peronista, Manual delperonista, Buenos Ai
res. 1948.
Al Consejo de Circunscripción delaCapital Federal, al Consejo del Partido enla Partido Peronista, Directivas complementarias del Consejo Superior, 1952.
provincia de Buenos Aires, al Consejo Departamental en las demás provindas y Eva Perón, 1953,293.
territorios. Entrevista aEloísa Chico de Arce, secretai-ia del PPF de Corrientes.
enSan Juan un número aproximado a 150. En San Juan, Evita pidió a Todas las unidades básicas femeninas de cada provincia, territorio
la delegada que tuviera inauguradas 125 unidades para elprimer año. o Capital Federal dependían de la delegada censista. Y todas ellas, de
Mientras que, en Capital Federal, hacia fines de 1951, había un total la presidenta del PPF, Eva Perón. A su vez, cada unidad básica estaba
de 145, de las que constan las direcciones exactas. Ladelegada deSal presidida porlasubdelegada censista, dequien dependían una secreta
ta, según ella misma, Uegó a inaugurar unas mil unidades básicas. Es ria, una prosecretaria, una colaboradora rentadayuna colaboradora ad
probable que el númeroindicado por Evitahaya sido correcto. En la honorem. Todas debían ser autorizadas por la sede central del PPF, no
edición deMundo Peronista de marzo de 1952, porsuparte, Raúl Mendé teman duración demandato prefijado y eran, evenmaknente, removidas
afirmaba había diez mil unidades básicas, pero tampoco aclaraba cómo porsupresidenta." Como elPPFno dependía jerárquicamente del PP,
llegaba a esa cifra. toda la inforfnación (tanto de cómputos de inscriptas como de ternas
El antecedente más próximo del funcionamiento, rol y activi de fúmras subdelegadas, direccionesde unidades básicas, declaraciones
dades que se desempeñaban en las unidades básicas femeninas lo efectuadas a la prensapor las delegadas, etc.) debía ser enviada direc
encontramos enlos llamados centros cívicos femeninos que surgieron tamente a la presidencia delpartido." Las unidades básicas femeninas
simultáneamente con los centros cívicos masculinos pertenecientes al pertenecíanexclusivamente a la estructuradelPPF, no eran extensiones
Partido Peronista. Los centros cívicos femeninos finalizaron su actua de la Fundación Eva Perón y no intercambiaban indistintamente el
ción cuando se los unificó e incorporó al PPF, en julio de 1949. No personal, aunque Plotkin afirma quesísucedía." Las unidades básicas
todas las presidentas e integrantes de centros cívicos acogieron esta femeninas eran centros de acciónpolíticay no sólo,como señaladicho
directiva y muchas quedaron afuera del partido, generando una serie autor, de actividad socialdonde las mujeres podían asistir.
de inconvenientes en los primeros pasos de la organización. Como Las delegadas censistas debían ajustarse a estas funciones de
ejemplo, sirve lo sucedido con Elisa Duarte de Arriera, hermana de acuerdo con el Reglamento, pero el camino adoptado por el PPF, en
Evita." En cambio, las que aceptaron la unificación, se incorporaron los hechos, fue el inverso. La táctica política de penetración territorial,
al PPF y continuaron su labor. adoptada por la presidencia del PPF, condujo a una forma de organi
Laramamasculina abría unidades básicas querespondían a algún zación diferente. En primer lugar, las unidades básicas femeninas no
dirigente en particular." Las funciones de las autoridades de la unidad contaban con el número mínimo requerido de cincuenta afiliadas, ni
básica eran: afiliar a lospartidarios; elevar las fichas a laautoridad supe sus autoridades eran elegidas entre ellas. La autoridad de cada unidad
rior;elevar lasiniciativas de losafiliados; procurarelperfeccionamiento básica era la subdelegada censista, cuyafunción inicial era justamente
de los afiliados y adherentes, dando cumplimiento a los programas abrir una unidad básica para comenzar con la tarea del censo-afilia-
oficiales, inculcar a los afiliados yadherentes los principios yprogramas ^n. La delegada censista acudía a una determinada ciudad o pueblo.
del PPF, enalteciendo la moral y la lealtad, velando por la disciplina Una vez instaladaen la plaza principal con un escritorio, comenzaba a
partidaria;procurar la conciliación en los conflictos entre los afiliados; censar. Entre las mujeres queacudían, ibapreguntando quiénes podían
realizar actividades de proselitismo realizando reuniones culturales; ser futuras subdelegadas y hacerse cargo de una unidad básica. Luego
realizar reuniones bimestrales de afiliados, etc. Las unidades básicas
debían permanecer abiertas por lo menos tres horas diarias. " En este sentido señala una circulai de Capital Federal: "De ningún modo y bajo
•S. ningún concepto, pueden actuar colaboradoras para quienes la superioridad no
SobrelaAsamblea del PPF, véase Capítulo 3, Sección 1. haya dado su autorización [...] a quienes no se haya extendido el nombramiento
que expresamente las habilita paradesempeñarse". Cf.Circular del 24 de noviem
De esta manera, por ejemplo en la ciudad de La Platase inauguró una unidad bá bre de 1950,PPF CapitalFederal, en Archivo NL.
sica en la calle 4 N° 845 y señalaba El Dio: "se inauguró una nueva unidad básica
enk sección 1". Lainiciatíva estaba tomada porungrupo deafiliados que respon " "La correspondencia deberá ser dirigida únicamente anombre de laSra. Eva Perón
dían a A. Granillo Fernández; secretario general. Dardo Gayoso, prosecretario, yal domicilio de la Sede del Movimiento Peronista Femenino en la Capital Federal,
José Rozzi; tesorero, JuanDolgopol; protesorero, Patricio Petraglia; vocales; José Calle Corrientes 938", Movimiento Peronista Femenino, Presidencia, Circular N°
Bastarrechea, Angel Piccinini, Francisco Landó, Miguel Panizzo y Pedro Alem".
2 Dirigida a las censistas, Buenos Aires, noviembre de 1949, enArchivo NL.
Cf. E/Dia (La Plata),8 de noviembre de 1949. '»Plotkin, 1993, 268.

[162] [163
H/'/Vrf fiipilmii
Lis unidades básicas femeninas

se conformaban las ternas que eran enviadas a Eva Perón, quien las nacional y abre con su actívidad perspectivas grandiosas
elegía. No existía, por tanto, ningún tipo de elección directa por parte al perfeccionamiento de nuestra democracia social [...]
de las afiliadas. Una vez elegida, la subdelegada debía buscar un local Sólo haciendo prevalecer las virtudes de la presidenta
para abrir la unidad básica femenina.
del movimiento, seremos dignas de Evita y del pueblo."
La penetración en el territorio fue paulatina yordenada. En un
primer momento, se debían buscar locales adecuados para la instala A1 día siguiente se inauguró, también en Capital Federal, una
ción de las unidades en las ciudades capitales donde se encontrase la unidad básica en el barrio Los Perales, cuya subdelegada era Celia
bede Central de provincia ogobernación. Luego, amedida que fueron Semeria. Al otro día, una nueva en la calle Almirante Brown 1201 y
avanzando en las ciudades cabeceras de departamento y. pueblos del su subdelegada era Leonor Adrados, una asistente social que se había
interior, las mismas subdelegadas, ajmdadas por la delegada ylas au desempeñado hasta ese momento como directora del Hogar deTrán
toridades locales, en caso de que fuesen peronistas, buscaban locales sito N° 1. En dos años, el número de unidades básicas de la Capital
aptos para la instalación de las unidades básicas. El plan de apertura Federal ascendió a 145 según revela una circular enviada porlaentonces
de unidades básicas femeninas seimplementó intensamente entodo el delegada censista Delia Parodi."
país desde enero de1950 hasta unos pocos días antes delas elecciones Eldía 27 deenero también seinauguró laprimera unidad básica de
denoviembre de 1951. En enero de 1950, se exhortaba a las censistas laprovincia de Buenos Aires en Ensenada, en lacalle Merced n°333, a
aque "con toda urgencia se aboquen ala búsqueda de locales para las cargo delasubdelegada Maria Yolanda Ugalde.-'' Enesa opormnidad la
subdelegaciones, enviando de inmediato todos los datos necesarios para puso enfunciones Elena Caporale deMercante ynoladelegada Catalina
la redacción de los contratos [de alquiler] correspondientes"." Demo Alien. A los pocos días y con un importante acto se inauguró en Mar
cracia amaneció con grandes titulares anunciando la intensa campaña del Plata otra sede parddaria, cuya subdelegada era Dora Schenoni.
encaminada ala inauguración de unidades básicas femeninas, "especie AsistieronMercante, su esposa y la delegada Alien. En el acto, Elena
de centros de parroquia llamada acumplir un importante papel en el Caporale señaló qué "incompleta hubiera sido la obra del peronismo
futuro delPPF, según enunciaba.-" si a laliberación económica del país, a la justicia de su legislación social
El 27 de enero de 1950 se inauguraron las dos primeras sedes y a la magna lucha recuperadora de la soberanía de la patria no se hu
parüdarias, una en Capital Federal j' la otra en la provincia de Bue biera agregado la tan ansiada igualdad política de la mujer"."'' Mientras
nos Aires.-' La primera fue abierta en el barrio de viviendas obreras tanto, en la provincia de Misiones, al inaugurarse una unidad básica
Presidente Perón, casa 110, en la intersección de Aispurúa yRepubli- femenina, se entonó por primera vez la marcha partidaria "Evita ca
quetas. Eiacto de inauguración fue un acto típicamente peronista. La pitana".-'^ Los métodos empleados para la inauguración dependían de
subdelegada censista era Rosa Calviño de Gómez, quien fue puesta en las caracterísdcas personales de cada subdelegada: por ejemplo, la de
funciones por la delegada de la Capital Federal, Teresa Flora. Frente a Goya, María Teresa Rollón de Perrota, para invitar a la inauguración
la casa se levantó un gran estrado, ante la concurrencia de numeroso
público, especialmente femenino, que portaba carteles y estandartes " Democracia, 28 de octubre de 1949.
con las figuras de Perón y Evita. Flora se enfervorizaba diciendo: -' PPF, SedeCentral, Capital Federal, 12de noviembre de 1952, en Archivo NL.
Bianchi y Sanchás señalan que la primera unidad básica se inauguró en La Plata
Con inequívoca firmeza, elPartidoPeronista Femeni en noviembre de 1949. Sin embargo, esa fecha corresponde a lainauguración de
no crece y multiplicasus raíces en la conciencia femenina lasede central partidaria provincial. Cf. Bianchi y Sanchís, 1988, 79. Porsu parte.
Navarro dice que la primera unidad básica femenina en la provincia de Buenos
Aries se inauguró el 6 de noviembre de 1949. Cf. Navarro, 1994, 220. Según la
''' PPF, Presidencia, enero de 1950, en Ar'chivo NL. documentación consultada en esa fecha se inauguró la primera sedecentral pro
Democracia, 28 de enero de 1950. vincial. Sobresedescentrales véase el capitulo 4.
•' Plotkin, .sin embargo, señala que laprimera unidad básica se inauguró en 1951 en Democracia, 28 de enero de 1950.
el barrio Presidente Perón. Cf. Plotkin, 1993, 268. Ibíd., 25 de febrero de 1950.
de la suya, fue descalza a tirar bombas de estruendo en el medio de la infantiles, con una cancha de básquet donde se practicaban deportes
plazade la ciudad, ante el estupor de quienes la oían. y toda clase de ejercicios guiados por varias profesoras; tem'a también
Cada capitalprovincialasí como la Capital Federalcontaban con una enfermeríaque poseíamoderno material quirúrgico, y contaba con
una sede central partidaria, que había sido inaugurada entre fines de un salón de cine con capacidad para doscientas personas.^"
ocmbre y principios de noviembre de 1949mientras que las unidades Las seguían en infraestructura casas o locales de una, dos o tres
básicas femeninas se comenzarona inaugurar a partir de enero de 1950. habitaciones con comodidades suficientes para desempeñar las tareas
Sellegaban aabrir veinte o cincuenta porvez, conlaconsecuente puesta partidarias. En las provincias más ricas, comoSanta Fe, Córdoba, Bue
en funciones de ladelegada. Por ejemplo, en laprovincia de Córdoba, nos Aires, este tipo eran la mayoría y se situaban en todas las ciudades
y en el término de una semana, se inauguraron 49.^' Ana Macri señala y pueblos del país. Y, por último, un tercer tipo, muy extendidas en
que en SantaFe llegó ainaugurar cuarenta unidades básicas juntas en número, eran las que funcionaban en una habitación, generalmente el
un solo acto mientras poma en funciones a la subdelegada.-® Gracias living, el garaje o en un pequeño corredor y a veces, en la casaentera,
al enorme esfuerzo y el trabajo frenético de las delegadas censistas cuando se trataba de pequeños ranchos que eran cedidos por la sub
se logró inaugurar en tan poco tiempo un número tan importante de delegada censista para lastareas partidarias. Este tipo de unidadbásica
unidades básicas femeninas. abundaba y era habitual en las zonas rurales. Según Urbelina Tejada,
Lainfraestructura dependía dellugar donde estuviesen ubicadas. si la dueña de casa cumplía con los requisitos para ser subdelegada,
Tantoen la Capital Federal como en lascapitales provinciales y princi quedaba designada. Era una especie de gineceo moderno, como el
pales ciudades delinteriordelpaís, lasunidades básicas funcionaban en lugar de la casa que los antiguos griegos destinaban a las mujeres. La
casas bonitas o locales alquilados.-' Las más espectaculares, sibieneran condición era que los maridos o hijos varones no ingresaran mientras
muypocas,funcionaban en petit hotelesde dos o tres pisos, contaban duraban las tareas partidarias. También existíanlas llamadas urúdades
con biblioteca, gimnasio, consultorios médicos y hasta sala de teatro básicas femeninas de campaña que rotaban de manera sistemática
y cine. Este tipo de unidades básicas femeninas se encontraba en las entre pequeñas poblaciones rurales o caseríos alejados de los centros
ciudadesmás importantes del paísy en mayornúmero en la Ciudadde urbanos.

Buenos Aires. Por ejemplo, la de avenida Rivadavia 5161, que poseía Algunas instituciones particulares y estatales cedieron parte de
un importante edificioubicado en medio de un gran jardín.Tem'a una su predio para instalar una unidad básica femenina. Por ejemplo, el
cancha de básquetbol, un amplio gimnasio,una biblioteca,un salón de Club El Rosedal, de Belgrano, en Chenaut 1940, destinó la parte del
danzas,ademásde numerosas aulas, donde seimpartían diversos cursos. frente; las unidades básicas de la cañe Arcos y Teodoro García estaban
Contaba con un consultorio médico, con servicio de pedicura donde instaladas en elRegistro Gvil de lassecciones 16° y 17°. El ministro de
atendían dos enfermeras de la Fundación Eva Perón. Otro ejemplo es Salud, CarrlUo, accedióal pedido de Ana de Franco, subdelegada cen
el de la sección 6", ubicada en la calle Concepción Arenal y Guzmán, sista de Puerto Eva Perón (Misiones), para instalar una unidad básica
que poseía un gran patio convertido en campo de deportes y juegos en el hospital local y le cedió el "ángulo noroeste del terreno".^' La
Municipalidad de Buenos Aires entregó casas prefabricadas y locales
Simbólicamente se inauguraron veinteunidadesbásicas. El acto tuvo lugarfrentea
para abrir nuevas unidades.'-
la sedecentral. Cf.Córdoba (Córdoba), 12de agostode 1951. Veinütrés unidades se En generaly dependiendo de lapoblacióndellugar, en un períme
inauguraron en el departamento de Marcos Juárez, dando lectura la delegada a la tro no mayora lasveinte cuadras existíauna unidad básicafemenina, lo
ubicación de las mismas y los nombresde las subdelegadas. Otras cincounidades
básicas se inauguraron en Córdoba, y otraen laciudad capital en unacasilla prefa
bricada ubicada en un terreno de General Pazy Colón. Cf. ibíd., 2 de sepdembre " Mundo Peronisia, marzo de 1951.
de 1951.
" Ministerio de Salud, Boletín delDía,22 de mayo de 1951, N° 334.
Entrevista a Ana Macri.
Declaración de Delia Parodi, Expediente sobre información general, 1956, en
En los periódicos yrevistas delaépoca sepuede apreciar las fotos conelestilo de Argentína, Comisión Nacional de Investigaciones, 1958.
casas que se alquilaban parael funcionamiento de unidades básicas.

[167]
[166]
E/vVrf ciipilomx
I-as unidades básicas femeninas

que le permitía ala mujer no alejarse de su barrio para participar en las Todas las unidades básicas debían estar en perfectas condiciones
tareas políticas. Todas debían tener en el frente, el mismo tipo de cartel
y prolijamente arregladas, "destacando la femineidad y delicadeza de
luminoso para que fuesen fácilmente identificables. El cartel era gran sus autoras, pues así lo pide la Sra. Eva Perón".-" Todos los trentes
de, color blanco y tenía lainscripción "Partido Peronista Femenino".
debían estar pintados de blanco al igual que elinterior. La decoración
Debajo yocupando lamisma línea estaba elretrato de Perón del lado
dependía de la ubicación, de la ajmda que recibiera la delegada de las
izquierdo, el de Evita en el derecho yen el centro el escudo peronista autoridades locales y porúltimo del gusto y predisposición de la cen
yaambos lados decía: Unidad Básica Femenina". Elcartel debía estar
bien iluminado ylimpio, yostentar, si era posible, las fotografías del sista. Las naás importantes eninfraestructura estaban cuidadosamente
adornadas, contaban con buenos muebles, tanto escritorios como
Líder yde la Conductora del movimiento.^'' Varias circulares partidarias bibliotecas ysillas. También teman retratos de Perón yEva Perón de
se ocupaban de mencionar laimportancia deestos carteles:
buena calidad, con marcos de madera tallada. Algunas tenían hogar a
El cartel que anuncia, hasta en las más apartadas y leña y cortinados haciendo juego con el mobiliario. Esto se daba, en
humildes poblaciones delaprovincia, laubicación deuna general, en las sedes centrales yalgunas de la Ciudad de Buenos Aires,
unidad básica femenina, es como el cristal por el que la La Plata, Córdoba, Santa Fe.
mujer del pueblo, la mujer trabajadora y sufriente, cual Las unidades básicas intermedias estaban equipadas con un escri
quiera sea su tarea, se asoma a contemplar el panorama torio, sillas, alguna lámpara, pizarrón, ficheros y afiches conlos rostros
que el peronismo extiende a su vista y por el que ha de delos líderes, o inscripciones que decían "Voto Femenino", "Apóyelos",
hallar elcamino de su dignificación.^'' "Movimiento Peromsta Femenino". Todas teman pegadas ensus paredes
frases dePerón yEvita yuna especie deabanico armado conlas caras de
Los car-teles debían permanecer iluminados hasta altas horas de
ambos.'^ Todas teníanun ramo de flores frescas que daban una muestra
lanoche pues "las luces encendidas ennuestras unidades básicas serán
defemineidad, tal como les pedía Evita. Con elfin deinaugurarlas rápi
como una voz gritando en el silencio. Serán una alerta que dirá al que damente, cuenta Néüda deMiguel que enLaRioja "n-úentras recorríamos
pasa que las mujeres peronistas sabemos estar al pie de nuestro puesto de la provincia, había zonas que en el úmco lugar que podíamos abrir una
lucha, sin cansancio ysin desmayo".^' El equipamiento estaba acargo de unidad básica era enranciaos deadobe, poreso llevábamos unbarril decal
las delegadas ysubdelegadas a través de donaciones ypréstamos de las enelauto ylos pintábamos conunsoplete... recortábamos ypegábamos
afiliadas yvecinas del lugar, aunque también recibían ayudas de diferentes caritas de Perón y Evita, en una lata pom'amos florcitas silvestres y a las
reparticiones estatales. Los distintos ministerios yoficinas públicas del doshoras estábamos inaugurando launidad básica".-" Mafalda Piovano
Estado, tanto nacionales como provinciales, facilitaban al PPF diversos recuerda quealquiló un rancho alquelepusoladrillos yllenó las paredes
inmuebles y muebles para laactividad partidaria loque marca un nuevo de afiches de PerónyEvita, sibienelmar-ido quería alquilarle unaoficina
signo de indiferenciación entre el Estado y el partido. Los "préstamos" para que estuviera más cómoda.'"' Las inauguraciones adquirieron un
iban desde autos, bibliotecas, escritorios, máquinas de escribir, sillas, frenesí que llevó a cubrir elpaís entero de locales partidarios.
consultorios, material quirúrgico, proyectores depelículas, pianos, vajillas,
hasta casas prefabricadas, casas ylocales para sus sedes.-'"
" PPF, Sede Central Corrientes, acta N° 3,26de febrero de 1952, en Archivo EC.
•" PPF, Sede Central Corrientes, acta N° 3, 26 de febrero de 1952, en Archivo EC. Para tener unaidea delequipamiento mínimo de unidad básica, sirve como ejem
plo la de la calle Chenaut 1940. Al recibirla en marzo de 1952, la subdelegada
^ PPF, Sede Central Santa Fe, Circular N°4, 1950, enArclih o /VM. censista realizó elsiguiente inventario: 6sillas de madera, 3 cuadros de Eva Perón,
PPF, Sede Cenu-al Capital Federal, Circular s/n, 31 deagosto de1950, enArchivo NL. 2 cuadros de Perón, 1 escudo peronista, 1 escritorio de majlera de 7 cajones, 1
Declaración de Delia Parodi a la Comisión Nacional de Investigaciones, en Ar artefacto de luz fluorescente, dos tubos, 1 portasecante, 1almohadilla pai-a sellos,
gentina, Comisión Nacional de Investigaciones, 1958; declaración deJosé Justo 4 sellos degoma, 1 regla de madera, enArchivo NL.
Marrón, tesorero del PPF, que ratifica lo mencionado, idern. Las entrevistadas co •'' Entrevista a Nélida de Miguel.
inciden con esta información.
Enttevista a Mafalda Piovano.
Si bien desde el discurso peronista las mujeres como madres ñas "El movimiento es de mujeres exclusivamente. Por consiguiente,
debían ocuparse del hogar yde sus hijos, las cuestiones partidarias, y la intervención de los hombres debe descartarse; úmcamente debe
por ende poh'ticas, pesaban ymucho. De alguna manera, las integrantes aceptárseles como compañeros de un mismo ided para la '^olj^boia-
descuidaban sus funciones naturales en pos de las partidarias, aten ción desinteresada en la sola Unea de Perón yEva Perón como hderes
diendo hasta altas horas de la noche. Pero, para justificar la situación, únicos"."' Su ingreso estaba prohibido aunque mas no fuera una rusi a
Evita les recordaba que la unidad básica era una extensión del hogar y ocasional. Ni maridos ni novios, ni amigos ni médicos, ni pohcias^Las
el PPF una gran familia "con sus pequeñas desavenencias yalegrías", afiliadas debían ser atendidas sólo por personal femenmo de la Fun
en definitiva, seguían ocupándose de una familia. En un principio, dación Eva Perón."' Lo mismo regía para la policía. En una circular
funcionaban de día, a diferencia de las masculinas que lo hacían por enviada el 29 de mayo de 1951,Teresa Flora alertaba sobre la presencia
la noche. Lasuitidades básicas femertinas no eran oficinas admiitistra- del poUcía de la esquina, al que se ha visto en "amable tertuha con as
tivas, por lo que no se podía limitar el horario de atención.'" Abrían integrantes de la unidad básica", aclarando que quedaba teimnante-
de lunes a sábado de 8 a 20 horas, aunque durante 1951 también lo mente prohibida la presencia de cualquier hombre en el local, incluso
hacían los domingos y cerca de las elecciones hasta las 24horas todos un policía, aunque fuera para "charlar ytomar mate con las afiliadas
los días."*- esto es muy mal visto por la gente del barrio ybaja la reputación las
E1 acelerado y exitoso crecimiento del PPF en torno de la es integrantes de la unidad"."^ Las peronistas tampoco podían asistir alo
tructura de las unidades básicas femeninas provocó que pronto se actos preparados por "nuestros compañeros del sector mascuhno. De
convirtiesen enelmodelo aseguir porlas otras ramas del movimiento mismo modo, tampoco se invitarán hombres sirnpaüzantes
perortista. Al año de haberse inaugurado. Perón elogiosamente destacó movimiento alas reuniones que se reahcen en las umdades bastea
que como hombre se sentía orgulloso alver que las mujeres estaban que hayan sido programadas por el partido fememno Las umc
superando a sus pares masculinos en la organización de los centros LepcLnes eran los actos efectuados por la CGT, para los cuales la
poh'ticos que hadan las veces de "refugio para aquel que necesita un presidencia del PPF autorizaba la asistenaa de las mujeres.^
consejo o precisa una ayuda", donde podían reunirse para conversar Esta drástica medida se tomó con una doble mtencion. Por un
sobre temas interesantes, acoser amáquina, oenseñar ahacer algo. En lado resguardar la buena reputación de las mujeres que comenzaban
definitiva ese era el tipo de organización política adecuado ycontrario atrabajar en política. Era inconveniente que se las viera en reuniones
al "vidoso comité".''^ Meses después amplió sus elogios didendo que con hombres dentro de un local partidario, según se señalaba desde
la base de la doctrina peronista, que es la base de la moral peronista, la la presidencia del PPF. De alguna manera Evita sabia, ypadecía en
veía en sus formas más puras en la organización femenina", que debía carne propia, que el hecho de que una mujer partiapase en política no
ser elmodelode organización de lasunidades básicas masculinas. "Ese estaba del todo bien visto. La política era para los hombres yuna mujer
mérito lo tendrán siempre las mujeres".'*'' que transgrediera esta situación podía ser acusada de acütudes non
Uno de los rasgos distintivos más importantes, ysobre el que se sanctas". Tomando las palabras de la delegada Pauno; ' se nos decía
insistía sistemáticamente desde la presidencia del PPF, era la tajante que éramos putas porque hacíamos política"."' Del misnao modo, el
prohibición del ingreso de hombres en las unidades básicas femeni- hecho de que convivieran ytrabajasen bajo un mismo techo hombres
ymujeres facilitaría argumentos en contra de la incipiente politizaaon
PPF, Sede Centtal Capital Federal, 7 deseptiembre de1950, enArchivo NL Capital Federal. juUo de 1950, en Archivo NL.
*- PPF, Secretaría Junta Metropolitana, Capital Federal, 29 de mayo de 1950 en Ar «Ibid., 18 de ¡uho de 1950, en ArcWvo NL.
chivo NL.
•" Democracia, 24 de febrero de 1951.
Ibid., 29 de mayo de 1951, en Arcliivo NL.
•" "Discurso dado a las subdelegadas censistas del PPF el 4 de iulio de 1951" en Ibid., 6de marzo de 1951, en Archivo NL
Perón, 1951. •'' Gurdulich, 1996.

11711
[170]
E/'/Ví/ capilam Las unidades básicas femeninas

femenina. Además, es probable que aEvita la impulsaran ciertas acd- "inmediatar-nente el distrito deJuárez" y se "solicita, obtieney acepta
tudes moralistas que intentaban aplacar, de alguna manera, las críticas sobre tablas larenuncia del senador provincial", quien fue expulsado
delas que ella misma era objeto. por inconducta partidaria. La intervención al distrito de Juárez estuvo
Por otra parte, tampoco puedo dejar de sugerir que había un a cargo de Emma Nicolini, quien fue sucedida por Dora Gaeta de
celo justificado en que los hombres, más expertos ymás duchos en Iturbe, bajo los fundamentos de la siguiente resolución:
las cuestiones políticas, pudieran influir la conducta de las mujeres,
aún vírgenes en estas lides. De acuerdo con directivas partidarias y Hacer propicia en esta oportunidad la medida ejem-
con relatos de distintas protagonistas de la época, Eva Perón alertaba plarizadora tomada para reafirmar el concepto de que es
periódicamente alas censistas acerca de que no se dejaran influir y negación de peronismo ymenguar esfuerzo ala Revolu
ni siquieia aconsejar por los hombres del PP puesto que corrían el ción para servir intereses de círculo o de hombres, por
riesgo de adquirir los vicios que ellos tenían en poh'tica yde facilitar cuanto el movimiento justicialista no admite ni adrnitirá
la intención de querer manejarlas, dada su mayor experiencia. Atal más que a un líder, su inspirador y realizador el general
punto llegó esta directiva, que Evita prohibió alas delegadas censistas Perón y de la señora presidenta del PPF, Eva Perón,
nombrar como subdelegadas alas esposas de funcionarios para que cuya guía deben seguir confiada y fielmente los afiliados
sus maridos no las influyesen a ellas eindirectamente al PPE^" Si bien de ambos sexos porque en ella va involucrado el firme
algunas mujeres eran fieras ' yno iban apermitir que los hombres se propósito de un pueblo que quiere seguir siendo justo,
metieran, como recuerda Dora Gaeta,"*' Ana Macri señala que en una libre y soberano.-" r
oportunidad cuando entraron ala unidad básica: ¿"Quién estaba en la Esta medida no dejaba lugar a dudas. Clarín señalaba que lo
puerta?, el marido de una chica ala que yo había hecho subdelegada, sucedido en Juárez resultaba aleccionador, pues "alü donde tienda
y que era diputado nacional. Entonces lo enfrenté y le dije: ¿Usted a entronizarse una política de círculo o de tipo caudillista aparecerá
que hace acá? 'No, yo soy...' ¡Nada que ver, usted! Ysegún dicen yo lo una punta de lanza femenina. Apartir de ahora, muchos aspirantes a
zamarreé de la solapay lo eché"." caudillos quedarán potificados"." Aunque no es casualidad que esto
El incumpliiniento de esta directiva podía provocar hasta la in sucediera con un dirigente del riñón del mercantismo.
tervención del distrito. Un caso paradigmático fue lo sucedido en la Elmanejo de la información de las unidades básicas estaba con
localidad de Benito Juárez, en la provincia de Buenos Aires. No hay trolado. Se prohibió estrictamente aportar datos a cualquier persona
datos exactos acerca de los hechos que desencadenaron el conflicto. Las que deseara obtenerlos yen su defecto las subdelegadas debían solicitar
resoluciones del Consejo Superior Peronista alertaban sobre injerencias ajaida policial, de ser necesario. La información debía ser preserva
por parte de caudillos en la unidad básica femenina de esa localidad. da desde el nombre del personal que aUí trabajaba, la forma en que
Debido a "interferencias registradas en laorganización del PPF dela cumplían el trabajo, los horarios yla cantidad de afiliaciones logradas.
localidad de Juárez" porparte de Eduardo Carvajal, uncaudillo local, La presidencia del PPF solicitó que todos los libros, fichas ycarnés
senador provincial peronista yasu vez miembro del Consejo Superior- se guardaran diariamente bajo llave ylas puertas de la unidad básica
Peronista de la provincia de Buenos Aires, se produjo el conflicto." quedaran "herméticamente cerradas".-"
Luego de varias reuniones mantenidas porlas autoridades partidarias Las unidades básicas femeninas eran supervisadas por un com
nacionales y provinciales, de las que participaba Evita, se intervino petente cuerpo de inspectoras. En el mes de junio de 1951, Eva Perón
nombró dos otres inspectoras por cada provincia ypor Capital Federal
Entrevista a Ana Macri, Hílela Castañeira )• Esther Fatlul.
Entrevi.sta a Dora Gaeta de Iturbe. Idem.
Entrevista a Ana Macri. Clarín, 6 de marzo de 1951.
•" Dc/mwda, 13 de marzo de 1951. .» ppjj Sede Central Capital Federal, 12 de junio de 1951, en Archivo NL.
para que examinaran la actividad en las unidades básicas de todo el país. De más está decir que las delgadas censistas se sintieron vigiladas
Ellas controlaban el funcionamiento integral no sólo de las unidades ysorprendidas por el envío de las inspectoras yno las recibían con
básicas sino también de las sedes centrales, asegurándose que se cum gusto. Recuerda Urbelinda Tejada que Evita les había enviado una
pliesen los objetivos yplanes impartidos desde la presidencia del PPE" inspectora a San Juan:
Haydée Ferrara, inspectora en la provincia de Buenos Aires, recuerda
que ellas debían inspeccionar si el local estaba separado de la familia, Yo me acuerdo que estábamos acá enlaSecretaría,
enelcaso de que launidad básica funcionara enuna casa, corroborar yhabían venido otras delegadas; yuna me invitó atomar
la prescindencia de los hombres" en la sede, controlar el trabajo, la un cafecito, yme dice: 'Tejada, avos te parece que Evita
conducta y el proceder" de las subdelegadas, los horarios, analizar nos tiene que mandar una inspectora, ¡no nos tiene con
los registros de capacitación y asistencia que se brindaba, constatar fianza!'. Le digo, '¡Mirá, por mí puede mandar veinte!'
la realización de exposiciones de trabajos manuales, etcétera.^® Luego Pero ella hizo así, mandó inspectoras... Y la inspectora
elevaban un informe ala presidencia del PPF para su posterior eva se quedó maravillada, porque yo le decía al chofer, en el
luación ydejaban una copia en la unidad básica.^' Beatriz Bruzzatori, campo, que vaya por acá, doble por allá... para que vea
inspectora en Capital Federal, señala que ellas también, aconsejaban cómo conocía la zona."
yguiaban a las subdelegadas, y que buscaban en conjunto delinear Unavezinstaladas lasunidades básicas, había quereclutar o atraer
estrategias para implementar los cursos de capacitación, de acuerdo mujeres. El problema que se planteaba no era sencillo, pues no era
con el barrio ylas necesidades de la gente del lugar.'" Las inspectoras habimal que una mujer dejara su hogar para realizar tareas políticas. Se
también actuaban como consejeras. buscó lamanera deatraerlas a launidad básica "sinsacarlas delo que
Algunas de ellas participaron activamente de la campaña electo es tan suyo: el hogar", como decía Evita. Por eso Evita equiparaba al
ral. Por ejemplo, en Jujuy, la inspectora Amparo Pérez concurría alos PPF con un gran hogar: "Yo he querido que mi partido sea un hogar
actos y giras que realizaba el gobernador Iturbe." También hablaban [.,.] que cada unidad básica sea algo así como una famiha [...] con sus
en los actos de inauguración de unidades básicas. Las inspectoras no grandes amores y sus pequeñas desavenencias, con su fecundidad
sólo inspeccionaban los locales sino que también se ocuparon de dar excelsa y su laboriosidad interminable"." Desde la presidencia del
personalmente las insttucciones para la movilización partidaria, ins PPF no se quería "atemorizar" a la mujer yposiblemente al hombre
peccionaban el censo y la propaganda. Recorrían las provincias para tampoco. En este sentido es muy importante una reflexión de Delia
encontrarse con las subdelegadas e interiorizarse de las necesidades y Parodi, quien señala que sabían que a"la mujer no se la podía ir direc
problemas que pudieran tener. Ellas mismas estaban autorizadas para tamente yarrancarla de su hogar"." Era el primer paso que se daba y
tomar, en primera instancia, las medidas que consideraran más opor- no podía de ninguna manera ser improvisado ni descuidado, sino que
mnas para eldesenvolvimiento delas tareas partidarias.'- debía continuar respondiendo a los cánones culturales que indicaban
que la mujer debía ocuparse de lo privado, de la vida doméstica, aun
•" Comunicado alas subdelegadas censistas, PPF, Sede Central Santa Fe, 28 de ¡unió fuera de su casa y "haciendo política".
de 1951, en Arclilvo AM.
Entrevista a Haydée Ferrara de Pardo, inspectora de unidades básicas femeninas.
" Por ejemplo, en la provincia de Santa Fe fueron nombradas tres inspectoras: Elena
Di Girolamo, con asiento en Santa Fe yRosario, María Luisa Trotta yCelia Dora censista Calviñü. La inspectora Nicolini les dijo alas mujeres que se organizaran y
Semería con asiento en Rosario. En Jujuy estaba Amparo Pérez. lucharan unidas "para mantener el digno lugar que gracias aEva Perón han con
Entrevista a Beatriz Bruzzatori. quistado". Cf. Córdoba (Córdoba), 5de agosto de 1951.
" Cmiicci de laTarde (Jujuy), 26 de julio de 1951. " Entrevista a Urbelina Tejada.
Por ejemplo, en la provincia de Córdoba, las inspectoras Emma Nicolini yÁgue ^ Eva Perón, 1953,301.
da G. de Barro presenciaron un acto ydieron un discurso junto con la delegada " Entrevista a Delia Parodi, en CHO-ITDT.

[1741 1175{
Biv/a aipitíWü Las unidades básicas femeninas

Conclusión por ejemplo, con el nombramiento de las inspectoras de las unidades


El PPF logró una Rierte presencia en todo el país a través de la básicas que en algún punto superpusieron su actividad con la de las
instalación de las unidades básicas femeninas. Las unidades básicas delegadas, creando un clima de suspicacias mutuas.
femeninas fueron el ámbito de socialización ycongregación de mu El objetivo primordial, sobre el cual giró toda la actividad en
jeres peronistas que formaban parte, además, de la táctica política de esos primeros años del PPF, era afiliar-censar y procurar la obten
penetración territorial del PPE Contaba con sus propias estructuras ción de las libretas cívicas para que las mujeres pudiesen votar en las
celulares, las unidades básicas femeninas, que tenían una forma de elecciones de 1951 además de captar militantes y votantes antes de
composición, jerarquía interna, estructuras edUicias, estilos de captación que llegaran las elecciones. Estos dos puntos eran los más recalcados
de prosélitos diferentes de las masculinas. En efecto, hubo pautas dife desde la presidencia del PPF. Se encaró una tarea netamente política,
renciadas en cuanto ala manera yrequisitos de apertura de las unidades por más que se la intentara teñir de otros aditamentos yque la misma
básicas masculinas yfemeninas ytambién en la estructura jerárquica. Evita, probablemente sabiendo las resistencias que provocaba, buscara
Por otra parte, la forma de Incorporación de militantes fue disünta. El disimularlas llamándolas sólo "acción social". Sin embargo, quizás en
Pr masculino se ajustaba alas formas tradicionales de hacer política, busca deatraer alas mujeres o enelintento dedar unsentido diferente
como por ejemplo la afiliación, las charlas, los asados, vino, juego, etc. a la milltancia, se procuró implementar una serie de tareas afines alas
Mientras las mujeres, apartir del tipo de distribución geográfica de las mujeres a partir de diferentes propuestas "hay que elegir el mejor ca
unidades básicas, tenían unmétodo que consistía enrecorrer todas las mino para convencer a cada mujer, unas se convencen de una manera
casas del barrio, tocar timbre, "censar-afiliar" alas mujeres peronistas y otras de otra"."'
einvitarlas ala unidad básica a participar de alguna de las múltiples Por esa razón se pusieron en práctica distintas actividades que
actividades que allíse realizaban. pudieran interesarles y resultarles convocantes. Ahora bien, ¿cuáles
Vale decir, hubo una política diferenciada para hombres ymujeres fueron las políticas de inclusión de mujeres, esdecir, qué tipo de acti
ysus formas de actrtación en las unidades básicas fue muy íferente. vidades, como parte del proselitismo, se desarrollaron en las unidades
Además en estos gineceos modernos estaba prohibido el ingreso de los básicas femeninas para incorporarlas al PPF en esta primera experiencia
hombres del PP dando cuenta de un celo muy marcado en no permitir política? ¿Existieron prácticas netamente políticas ose circunscribieron
su injerencia en el PPE Esta prohibición se vio claramente desde un sólo a tareas sociales?
inicio, por ejemplo, con las indicaciones dadas a las censistas de que
los hombres no podían ingresar en las unidades básicas femeninas ni
aun en lasque funcionaban en sus propiascasas cuandose desarrollaba
la actividad parüdaria. Dentro de este tipo de medidas, también por
orden de Evita, las delegadas tenían prohibido nombrar a las esposas
de tuncionarios como subdelegadas censistas pues, a través de ellas,
sus maridos querrían manejar al parüdo femenino. Pero también, se
buscaba resguardar labuena reputación delas mujeres que comenzaban
a trabajar en polídca.
Por otra parte, elPPF, en tanto partido carismático, no presentó
rasgos burocráticos que implicaran reglas claras de trabajo pues estas
podían ser modificadas o alteradas de acuerdo a la voluntad de la k'der.
En ese partido la incertidumbre sobre las perspectivas de carrera era
notable, pues, si bien había cierta previsibilidad para las relaciones Eva Perón, "Carta a la mujer pcroni.sta", Mundo Peroiiis/n, 1° de septiembre de
internas, esta podía ser alterada por voluntad de Evita. Así sucedió. 1951.

También podría gustarte