Está en la página 1de 18

LA NUBE

I. INTRODUCCIÓN
La computación en la nube son servidores desde Internet encargados de atender las
peticiones en cualquier momento. Se puede tener acceso a su información o servicio,
mediante una conexión a internet desde cualquier dispositivo móvil o fijo ubicado en
cualquier lugar. Sirven a sus usuarios desde varios proveedores de alojamiento repartidos
frecuentemente por todo el mundo. Esta medida reduce los costos, garantiza un mejor
tiempo de actividad y que los sitios web sean invulnerables a los delincuentes
informáticos, a los gobiernos locales y a sus redadas policiales pertenecientes.
Cloud computing es un nuevo modelo de prestación de servicios de negocio y tecnología,
que permite incluso al usuario acceder a un catálogo de servicios estandarizados y
responder con ellos a las necesidades de su negocio, de forma flexible y adaptativa, en
caso de demandas no previsibles o de picos de trabajo, pagando únicamente por el
consumo efectuado, o incluso gratuitamente en caso de proveedores que se financian
mediante publicidad o de organizaciones sin ánimo de lucro.
El cambio que ofrece la computación desde la nube es que permite aumentar el número
de servicios basados en la red. Esto genera beneficios tanto para los proveedores, que
pueden ofrecer, de forma más rápida y eficiente, un mayor número de servicios, como
para los usuarios que tienen la posibilidad de acceder a ellos, disfrutando de la
‘transparencia’ e inmediatez del sistema y de un modelo de pago por consumo. Así mismo,
el consumidor ahorra los costes salariales o los costes en inversión económica (locales,
material especializado, etc.).
Computación en nube consigue aportar estas ventajas, apoyándose sobre una
infraestructura tecnológica dinámica que se caracteriza, entre otros factores, por un alto
grado de automatización, una rápida movilización de los recursos, una elevada capacidad
de adaptación para atender a una demanda variable, así como virtualización avanzada y
un precio flexible en función del consumo realizado, evitando además el uso fraudulento
del software y la piratería.
El concepto de “nube informática” es muy amplio, y abarca casi todos los posibles tipo
de servicio en línea, pero cuando las empresas predican ofrecer un utilitario alojado en la
nube, por lo general se refieren a alguna de estas tres modalidades: el software como
servicio (por sus siglas en inglés SaaS —Software as a Service—), Plataforma como Servicio
(PaaS) e Infraestructura como Servicio (IaaS).
El software como servicio (SaaS) es un modelo de distribución de software en el que las
aplicaciones están alojadas por una compañía o proveedor de servicio y puestas a
disposición de los usuarios a través de una red, generalmente la Internet. Plataforma como
servicio (PaaS) es un conjunto de utilitarios para abastecer al usuario de sistemas
operativos y servicios asociados a través de Internet sin necesidad de descargas o
instalación alguna. Infraestructura como Servicio (IaaS) se refiere a la tercerización de los
equipos utilizados para apoyar las operaciones, incluido el almacenamiento, hardware,
servidores y componentes de red.
II. ORIGEN

El concepto de la computación en la nube empezó en proveedores de servicio de Internet


a gran escala, como Google (Google Cloud Services), Amazon AWS (2006), Microsoft
(Microsoft Azure) o Alibaba Cloud y otros que construyeron su propia infraestructura. De
entre todos ellos emergió una arquitectura: un sistema de recursos distribuidos
horizontalmente, introducidos como servicios virtuales de TI escalados masivamente y
manejados como recursos configurados y mancomunados de manera continua. Este
modelo de arquitectura fue inmortalizado por George Gilder en su artículo de octubre de
2006 en la revista Wired titulado «Las fábricas de información». Las granjas de servidores,
sobre las que escribió Gilder, eran similares en su arquitectura al procesamiento “grid”
(red, rejilla), pero mientras que las redes se utilizan para aplicaciones de procesamiento
técnico débilmente acoplados (loosely coupled), un sistema compuesto de subsistemas
con cierta autonomía de acción, que mantienen una interrelación continua entre ellos,
este nuevo modelo de nube se estaba aplicando a los servicios de Internet.

III. CARACTERÍSTICAS

La computación en nube presenta las siguientes características clave:

 Agilidad: capacidad de mejora para ofrecer recursos tecnológicos al usuario por parte
del proveedor.
 Costo: los recursos en la nube suelen tener costos menores a los que un
aprovisionamiento físico local podría representar. Generalmente, la inversión inicial
que representaría tener un aprovisionamiento local se ve anulada debido a la
naturaleza bajo demanda de la nube.
 Escalabilidad y elasticidad: aprovisionamiento de recursos sobre una base de
autoservicio casi en tiempo real, sin que los usuarios necesiten cargas de alta duración.
 Independencia entre el dispositivo y la ubicación: permite a los usuarios acceder a los
sistemas utilizando un navegador web, independientemente de su ubicación o del
dispositivo que utilice (por ejemplo, PC, teléfono móvil).
 La tecnología de virtualización permite compartir servidores y dispositivos de
almacenamiento y una mayor utilización. Las aplicaciones pueden ser fácilmente
migradas de un servidor físico a otro.
 Rendimiento: los sistemas en la nube controlan y optimizan el uso de los recursos de
manera automática, dicha característica permite un seguimiento, control y notificación
del mismo. Esta capacidad aporta transparencia tanto para el consumidor o el
proveedor de servicio.
 Seguridad: puede mejorar debido a la centralización de los datos. La seguridad es a
menudo tan buena o mejor que otros sistemas tradicionales, en parte porque los
proveedores son capaces de dedicar recursos a la solución de los problemas de
seguridad que muchos clientes no pueden permitirse el lujo de abordar. El usuario de
la nube es responsable de la seguridad a nivel de aplicación. El proveedor de la nube
es responsable de la seguridad física.4
 Mantenimiento: en el caso de las aplicaciones de computación en la nube, es más
sencillo, ya que no necesitan ser instalados en el ordenador de cada usuario y se puede
acceder desde diferentes lugares.

IV. SERVICIOS OFRECIDOS

Software como servicio


El software como servicio (en inglés software as a service, SaaS) se encuentra en la capa
más alta y caracteriza una aplicación completa ofrecida como un servicio, por-demanda,
vía multitenencia —que significa una sola instancia del software que corre en la
infraestructura del proveedor y sirve a múltiples organizaciones de clientes—. Las
aplicaciones que suministran este modelo de servicio son accesibles a través de un
navegador web —o de cualquier aplicación diseñada para tal efecto— y el usuario no
tiene control sobre ellas, aunque en algunos casos se le permite realizar algunas
configuraciones. Esto le elimina la necesidad al cliente de instalar la aplicación en sus
propios computadores, evitando asumir los costos de soporte y el mantenimiento de
hardware y software.
Plataforma como servicio
La capa del medio, que es la plataforma como servicio (en inglés platform as a service,
PaaS), es la encapsulación de una abstracción de un ambiente de desarrollo y el
empaquetamiento de una serie de módulos o complementos que proporcionan,
normalmente, una funcionalidad horizontal (persistencia de datos, autenticación,
mensajería, etc.). De esta forma, un arquetipo de plataforma como servicio podría
consistir en un entorno conteniendo una pila básica de sistemas, componentes o APIs
preconfiguradas y listas para integrarse sobre una tecnología concreta de desarrollo (por
ejemplo, un sistema Linux, un servidor web, y un ambiente de programación como Perl
o Ruby). Las ofertas de PaaS pueden dar servicio a todas las fases del ciclo de desarrollo y
pruebas del software, o pueden estar especializadas en cualquier área en particular, tal
como la administración del contenido.
Ejemplos comerciales son Google App Engine, que sirve aplicaciones de la
infraestructura Google; Microsoft Azure, una plataforma en la nube que permite el
desarrollo y ejecución de aplicaciones codificadas en varios lenguajes y tecnologías
como .NET, Java y PHP o la Plataforma G, desarrollada en Perl. Servicios PaaS como
estos permiten gran flexibilidad, pero puede ser restringida por las capacidades disponibles
a través del proveedor.
En este modelo de servicio al usuario se le ofrece la plataforma de desarrollo y las
herramientas de programación por lo que puede desarrollar aplicaciones propias y
controlar la aplicación, pero no controla la infraestructura.
Ventajas y desventajas
Las ventajas de los PaaS son que permite niveles más altos de programación con una
complejidad extremadamente reducida; el desarrollo general de la aplicación puede ser
más eficaz, ya que se tiene una infraestructura built-in; y el mantenimiento y mejora de la
aplicación es más sencillo7 También puede ser útil en situaciones en las que varios
desarrolladores están trabajando en un mismo proyecto y que implican a partes que no
están ubicadas cerca unas de otras.8
Una desventaja de PaaS es que es posible que los desarrolladores no pueden utilizar todas
las herramientas convencionales (bases de datos relacionales, con joins irrestrictos, por
ejemplo). Otra posible desventaja es estar cerrado en una cierta plataforma. Sin embargo,
la mayoría de los PaaS están relativamente libres9

Infraestructura como servicio


La infraestructura como servicio (infrastructure as a service, IaaS) —también llamada en
algunos casos hardware as a service, HaaS)—24 se encuentra en la capa inferior y es un
medio de entregar almacenamiento básico y capacidades de cómputo como servicios
estandarizados en la red. Servidores, sistemas de almacenamiento, conexiones,
enrutadores, y otros sistemas se concentran (por ejemplo a través de la tecnología de
virtualización) para manejar tipos específicos de cargas de trabajo —desde procesamiento
en lotes (“batch”) hasta aumento de servidor/almacenamiento durante las cargas pico—.
El ejemplo comercial mejor conocido es Amazon Web Services, cuyos
servicios EC2 y S3ofrecen cómputo y servicios de almacenamiento esenciales
(respectivamente). Otro ejemplo es Joyent, cuyo producto principal es una línea de
servidores virtualizados, que proveen una infraestructura en demanda altamente escalable
para manejar sitios web, incluidas aplicaciones web complejas escritas
en Python, Ruby, PHP y Java.

V. TIPOS DE NUBES

NUBES PÚBLICAS

Una nube pública es una nube computacional mantenida y gestionada por terceras
personas no vinculadas con la organización. En este tipo de nubes tanto los datos como
los procesos de varios clientes se mezclan en los servidores, sistemas de almacenamiento
y otras infraestructuras de la nube. Los usuarios finales de la nube no conocen qué trabajos
de otros clientes pueden estar corriendo en el mismo servidor, red, sistemas de
almacenamiento, etc.25 Aplicaciones, almacenamiento y otros recursos están disponibles
al público a través del proveedor de servicios, que es propietario de toda la infraestructura
en sus centros de datos; el acceso a los servicios solo se ofrece de manera remota,
normalmente a través de internet.
Dentro de estas nubes podemos encontrar englobadas las Cloud Privado virtual, 26
consideradas como nubes de dominio público pero que mejoran la seguridad de los datos.
Estos datos se encriptan a través de la implantación de una VPN. Algunas grandes
empresas como Amazon ya permiten aprovisionar una sección de su AWS con esta
posibilidad VPC.

NUBES PRIVADAS

Las nubes privadas son una buena opción para las compañías que necesitan alta
protección de datos y ediciones a nivel de servicio. Las nubes privadas están en una
infraestructura bajo demanda, gestionada para un solo cliente que controla qué
aplicaciones debe ejecutarse y dónde. Son propietarios del servidor, red, y disco y pueden
decidir qué usuarios están autorizados a utilizar la infraestructura. Al administrar
internamente estos servicios, las empresas tienen la ventaja de mantener la privacidad de
su información y permitir unificar el acceso a las aplicaciones corporativas de sus usuarios.

NUBES HÍBRIDAS

Las nubes híbridas combinan los modelos de nubes públicas y privadas. Un usuario es
propietario de unas partes y comparte otras, aunque de una manera controlada. Las nubes
híbridas ofrecen la promesa del escalado, aprovisionada externamente, a demanda, pero
añaden la complejidad de determinar cómo distribuir las aplicaciones a través de estos
ambientes diferentes. Las empresas pueden sentir cierta atracción por la promesa de una
nube híbrida, pero esta opción, al menos inicialmente, estará probablemente reservada a
aplicaciones simples sin condicionantes, que no requieran de ninguna sincronización o
necesiten bases de datos complejas. Se unen mediante la tecnología, pues permiten enviar
datos o aplicaciones entre ellas. Un ejemplo son los sistemas de correo electrónico
empresarial.27

NUBES COMUNITARIAS

De acuerdo con Joyanes Aguilar en 2012,28 el Instituto Nacional de Estándares y


Tecnología (NITS, por sus siglas en inglés) define este modelo como aquel que se organiza
con la finalidad de servir a una función o propósito común (seguridad, política…), las
cuales son administradas por las organizaciones constituyentes o terceras partes.
VI. CÓMO FUNCIONA LA NUBE: SU ARQUITECTURA

Para comprender mejor cómo funciona la nube, resulta útil pensar en el sistema de la
nube como dos partes separadas: el front end y el back end. Para que el sistema funcione,
las dos partes deben estar conectadas entre sí a través de internet.

 En el front end tenemos el ordenador o red de ordenadores del usuario final y el


programa que usa para acceder a la nube. En el caso de los servicios de correo
electrónico, este programa será sencillamente un navegador de internet, como
Google Chrome, Internet Explorer o Mozilla. Sin embargo, en otros casos será
necesario contar con una aplicación especialmente dedicada para obtener acceso.

 En el back end tenemos los ordenadores, servidores y sistemas de almacenamiento


de datos que conforman la nube. Normalmente, cada aplicación cuenta con su
propio servidor. Un servidor central se encarga de controlar el tráfico para
asegurarse de que todo funciona correctamente y de que las demandas de los
clientes (ordenadores locales que acceden a la nube) quedan satisfechas. Este
servidor sigue una serie de reglas llamadas protocolos y usa un software especial
llamado middleware. El middleware permite que los ordenadores de la red se
comuniquen entre ellos. Para asegurar que los datos siempre estarán accesibles, los
sistemas de computación en nube tienen al menos el doble de los dispositivos
necesarios para almacenarlos y realizan copias de los datos en diferentes lugares.
Así, si uno de los ordenadores tiene un problema, siempre será posible acceder a
la copia. Este sistema de copias de seguridad de los datos se llama redundancia.

VII. BENEFICIOS DE LA NUBE

El fin del almacenamiento local. Con la Nube, su cliente puede almacenar toda la
información de su empresa de forma virtual. Con una gestión correcta de la tecnología,
criptografía de su información y contraseñas, es posible descartar dispositivos físicos de
almacenamiento, facilitando aún el cambio de información entre los usuarios.

Protección de datos. Al mismo tiempo, estando en la Nube, su cliente puede configurar


qué usuario va a poder tener acceso, alterar y editar determinado documento. En este
sentido, también es posible proteger los datos confidenciales con control de los usuarios.

Disminución de costos de almacenamiento. Con Nubes Privadas y Públicas es posible


hacer una combinación para construir una Nube Híbrida, con bajo costo de utilización.
En la Nubes Públicas se puede, por ejemplo, almacenar los archivos que tienen más
accesos el personal de su cliente y en la Privada, la información más confidencial.

Facilidad en el intercambio de la información. Para facilitar la vida de las empresas y sus


colaboradores, cuando los datos están concentrados y accesibles en Internet, es más fácil
el intercambio de información y actualizaciones de archivos en tiempo real, al que las
personas tendrán acceso, aunque estén físicamente en diferentes ubicaciones.

Almacenamiento flexible. En la Nube es posible aumentar o disminuir el espacio de


almacenamiento, dependiendo de la cantidad y tamaño de archivos, contratando
solamente el servicio que será realmente utilizado

VIII. DESAFÍOS PENDIENTES DE LA NUBE

LA SEGURIDAD Y LA COMPLEJIDAD

Las preocupaciones sobre privacidad y seguridad en estos entornos siguen siendo el


principal reto a superar en la adopción de la nube, sin olvidar la complejidad de mover
'apps' críticas

Si bien nadie duda de que la nube será el paradigma de entrega de capacidades TIC por
excelencia en los próximos cursos, lo cierto es que todavía quedan algunos desafíos que
las compañías (tanto clientes como proveedores) deben superar para afianzar
definitivamente este modelo. Y es que no hay revolución como la del cloud que esté
exenta de sus propios obstáculos.

La seguridad es el más claro de todos ellos. Se trata de un debate que viene de largo y en
el que hay voces muy críticas. También, cada vez más opiniones que no sólo defienden la
fiabilidad y privacidad de toda la información y aplicaciones desplegadas en la nube, sino
que incluso, afirman, estos entornos son más seguros que cualquier despliegue en casa del
cliente. Pueden contar (gracias a las economías de escala) con un equipo especializado en
ciberseguridad, disponible las 24 horas del día.

Pese a ello, esta preocupación sigue siendo la más acusada por las compañías que se
plantean migrar a los cielos: el 53% de las empresas en la región de EMEA (Europa,
Oriente Medio y África) señalaba en un estudio de Fortinet la seguridad como el principal
inhibidor para dar el salto al cloud computing; cifra que se dispara hasta el 61% en el caso
de las organizaciones en España.

Para echar más leña al fuego, y bajando hacia las soluciones cloud más cotidianas (como
el e-mail o herramientas colaborativas), nos encontramos con que el malware ha
encontrado en la nube su hábitat favorito. No en vano, un reciente informe
de Netskope llegaba a asegurar que cada aplicación empresarial en modo cloud tiene una
media de 26 piezas de malware distintas. Desde luego no hablamos de un fenómeno, el
de las ciberamenazas, que se circunscriba sólo a soluciones desplegadas sobre la nube, pero
desde luego que no es un factor que contribuya a generar la confianza que demanda la
industria TIC.

Pero si la seguridad es una clave fundamental para la consolidación del cloud, no lo es


menos la complejidad que todavía hoy existe en este entorno. Y, además, debemos
entender esa complejidad en una vertiente múltiple. Para empezar, y como indican
desde Penteo, nos encontramos con una falta clara de estandarización en la nomenclatura
de servicios cloud, algo que ayudaría a empujar el sector. Ello provoca, por
ejemplo, confusiones que rozan la publicidad engañosa cuando se comercializan
infraestructuras como servicio «privadas» aunque acaben compartiendo recursos con otros
clientes.

Complejidad, en segundo lugar, entendida como la dificultad extrema que existe en la


actualidad para mover ciertas aplicaciones empresariales críticas a entornos cloud.
Hablamos de soluciones que, por su naturaleza o el tipo de desarrollo que ha vivido son
muy complicadas de llevar a la nube, especialmente cuando deben comunicarse con bases
de datos y otras aplicaciones de negocio que están en entornos tradicionales. Por ejemplo,
a ninguna entidad bancaria se le ocurriría cambiar sus antiguos mainframe por un
despliegue en la nube, dado que no lograrían compensar económicamente el cambio de
modelo ni tan siquiera a medio plazo.

Pero incluso una vez que ya estamos dentro de un entorno cloud, la complejidad vuelve
a aparecer, en esta ocasión como la amenaza del vendor lock-in: a veces resulta muy difícil
integrar distintas apps en la nube procedentes o alojadas en distintos proveedores. Incluso
hacer que éstas hablen entre sí puede convertirse en una misión titánica. Lograr que se
estandaricen protocolos entre las principales plataformas en la nube, en todas las capas y
tipologías de cloud, parece ser el camino a seguir y que ya están explorando los líderes
del sector.

Por último, no debemos olvidar el cambio cultural y las barreras regulatorias. Aún hay
CIO que prefieren ver sus equipos dentro de sus instalaciones, por temores más o menos
infundados y una creencia ya algo obsoleta en el valor de la propiedad material de los
centros de datos y no en el dato mismo. En otros casos, como la Administración o el
sector financiero, es la ley la que marca -hoy por hoy- las limitaciones de dar el salto a la
nube.

BENEFICIOS Y DESAFÍOS DE LA NUBE EN GESTIÓN DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR

La nube es una combinación de recursos tecnológicos como redes, servidores y


aplicaciones en un espacio común en el que las empresas y las personas pueden arrendar
una serie de servicios y almacenamiento de acuerdo a sus necesidades específicas. Desde
hace más de 15 años que los estudiantes y profesores usan correos electrónicos gratuitos,
cuyo almacenamiento no estaba en el disco duro de sus computadores, y a los cuales
podían acceder desde cualquier terminal. Bajo la misma premisa, hoy la gama de servicios
es mucho más amplia y su integración como una solución empresarial se ha hecho
sumamente relevante.

Sin embargo, como toda plataforma, tiene ventajas y desafíos.

VENTAJAS

1. Mejora la productividad y hace del proceso académico más eficiente

El uso más común de la nube está en las plataformas de e-learning o educación en línea,
sea para cursos a distancia, unidades semipresenciales o cátedras tradicionales cuyos
recursos académicos, puedan estar online.

Al mismo tiempo, el acceso a un repositorio institucional de textos y material académico


aumenta exponencialmente, en la medida que aumenta el uso de documentos online y la
digitalización de textos impresos, con lo que se puede acceder al mismo catálogo de
información en cualquier sede de la universidad. Esto democratiza el acceso a toda la
universidad, reduce los costos y disminuye la gestión de transporte y préstamos entre
distintas facultades y sedes.

La gestión y almacenamiento en línea de los registros académicos de los estudiantes


pueden hacer más eficiente la gestión curricular, especialmente en instituciones
de educación superior con distintos campus y sedes, donde las distintas facultades están
dispersas, y los mismos estudiantes distribuyen sus estudios en distintos lugares. Por
ejemplo, el expediente académico impreso de un estudiante puede estar archivado en un
depósito central, y los distintos departamentos de la universidad pueden acceder a una
copia en línea desde cualquier lugar de la universidad.

2. Reduce los costos

Por un lado, se reducen los gastos de operación y de inversión en tecnologías de la


información, por cuanto la universidad sólo paga por los servicios que utilizan y el
almacenamiento que ocupan. El personal vinculado a las tecnologías de la información
puede centrarse en la eficiencia de esta operación y en la coordinación de los servicios en
la nube con las demás redes de software de la institución.

La institución puede arrendar ciertos paquetes de software que pueden ser utilizados en
línea desde cualquier lugar, con lo que se reduce de manera importante el gasto en la
compra de licencias individuales o grupales para un número limitado de computadores.

3. Potencia el trabajo colaborativo

Tanto los estudiantes como docentes y administrativos pueden acceder desde sus
computadores sin necesidad de instalar un programa específico. Por un lado, flexibiliza el
uso de ciertos programas desde cualquier lugar. Por otro lado, facilita la colaboración de
distintos departamentos. Mientras un área integra registros en un repositorio común, otro
va añadiendo otros. Al mismo tiempo, tanto los formularios como los archivos de texto,
presentaciones o planillas de cálculo pueden ser editados por distintas personas, en tiempo
real, desde cualquier computador, lo que facilita la distribución de tareas y la
retroalimentación entre pares.

4. Respalda la información ante incidentes

Los especialistas en software le llaman “redundancia”: la información se encuentra


almacenada en más de un lugar a la vez. Las plataformas en la nube alojan o almacenan
la información en un gran número de servidores alrededor del mundo. Esto permite, por
un lado, garantizar el acceso expedito a la información en cualquier minuto y, por otro
lado, respaldar los datos en caso de cualquier problema físico o informático que afecte a
un servidor en particular.

5. Mejora el acceso a archivos históricos

Muchas veces existe espacio limitado para almacenar datos tanto de manera física como
digital. El uso de estas tecnologías facilita el proceso de archivo de material que no se
utiliza de manera diaria pero que es necesario mantener.

6. Facilita la gestión financiera y de RRHH

Hoy, un docente puede emitir una boleta de honorarios o firmar una liquidación de
sueldo en línea, para luego subirla a un sistema que gestiona de manera externa los pagos
tanto al docente, parecido al sistema bancario.
Esto facilita el respaldo de la información financiera y hace que la relación entre los
profesionales de la educación con sus empleadores se centre en temas académicos. De
acuerdo a Times Higher Education (THE) un 76% de las universidades en el Reino Unido
utilizan la nube para aplicaciones de gestión como pago y administración.

7. Mejora la transparencia

Mientras las universidades requieren presentar cada vez más evidencias e indicadores de
desempeño para acreditar su calidad académica, el uso de estas plataformas facilita el
registro de asistencias y la entrega de documentación. El personal de la universidad no
debe invertir mucho tiempo en recopilar la información, codificarla y procesarla, sino que
simplemente debe ingresarla al sistema.

Al mismo tiempo, mantiene la confidencialidad en la entrega de evaluaciones como


encuestas de satisfacción docente, y permite recepcionar evaluaciones externas, como
pruebas estandarizadas de idioma inglés y exámenes de ingreso a la universidad. Al mismo
tiempo, el concepto de “elasticidad” de la nube – esto es el aumento y disminución flexible
de la capacidad de almacenamiento y respuesta en la medida que la institución lo requiera
– permite adaptarse fácilmente a períodos en los que las instituciones de educación
superior enfrentan alzas dramáticas en sus tráficos de información, por ejemplo en los
períodos de postulación de los estudiantes.

DESVENTAJAS

1. Confidencialidad

Si bien las empresas proveedoras han desarrollado protocolos para poder mantener la
confidencialidad y seguridad de los datos de sus instituciones y entregan garantías
adicionales a quienes solicitan una mayor reserva de los datos, esta es la mayor
preocupación por parte de quienes no han entrado a la nube.

En primer lugar, se teme por el acceso a dos cuentas distintas desde un mismo terminal.
Por ejemplo, que una persona pueda contestar una evaluación y alguien más pueda
evaluarla en un mismo computador.

En segundo lugar, se teme por el almacenamiento de información confidencial en


servidores ubicados en el extranjero en países con vacíos legales donde es difícil garantizar
la seguridad de la información. Para esto, la UNESCO señala que varios proveedores en
la nube garantizan en sus contratos que los datos personales sólo estarán almacenados en
países determinados.

2. Poco control

En la medida que una organización centraliza la gestión con ciertos sistemas operativos y
ciertas plataformas en la nube, es muy fácil hacerse dependiente de ellas. Una institución
puede estar integrada a una red intrincada de servicios que en cualquier minuto podrían
cesar o cuyo valor podría aumentar. Cualquier falla con un proveedor que tiene sus
servicios centralizados sería crítica, por lo que la UNESCO sugiere contratar a varios, para
minimizar los riesgos.

3. Dependencia del rendimiento de la red de Internet

Este tipo de plataformas dependen muchísimo del estado del internet de la institución. En
la medida que se maneje un volumen cada vez mayor de información, el consumo de
banda ancha o fibra óptica es más alto. Por un lado, esto es un costo adicional. Por otro
lado, es complejo trabajar en contextos en los que el servicio de internet se interrumpa,
pues no necesariamente existe manera de trabajar offline.

Con este balance, y aunque el software en la nube entrega beneficios a


cualquier institución de educación superior tanto desde el punto de vista administrativo y
académico, se recomienda verificar muy bien qué necesidades tiene la institución y quiénes
estarán a cargo de utilizarlo y monitorear su rendimiento y servicio técnico desde la
universidad.

IX. HERRAMIENTAS DE LA NUBE EN INGENIERIA

Hay muchas plataformas disponibles para la ingeniería en la nube. Existen las herramientas
CAD-Tools Onshape y Autodesk Revit, para los propósitos de CAE, los usuarios pueden
usar el software ExaCloud o SimScale.

ONSHAPE

Onshape está completamente basado en la nube, por lo que puede acceder a él desde
cualquier lugar con Internet sólido ("Me gusta decir si su conexión es lo suficientemente
buena para transmitir Netflix", dice McEleney, "es lo suficientemente bueno para usar
Onshape").

Onshape, de tres años, está empeñado en imbuir a CAD con el espíritu de colaboración
de aplicaciones como Google Docs y Slack. McEleney dice que el problema con las
herramientas existentes como AutoCAD y SolidWorks, además de costar miles de dólares
por adelantado, es que no son adecuados para este tipo de trabajo en equipo,
especialmente en dispositivos móviles. Un ejemplo al que apunta es el sistema existente
de gestión de archivos de check-in, check-out, que le impide trabajar en un archivo
mientras alguien más lo tiene "desprotegido".

"El problema es que todas las herramientas existentes están bloqueadas en este modelo
obsoleto", dice. "Es como la tierra que el tiempo olvidó".

Si esa línea de "la tierra que olvidó el tiempo" me suena familiar, probablemente se deba
a que el cofundador de McEleney, Jon Hirschtick (ex CEO y fundador de SolidWorks), usó
la misma frase a principios de este año para describir la industria que Onshape está
tratando de asumir. La cita directa: "El mercado de CAD no ha cambiado. La forma en
que las personas diseñan y construyen productos ha cambiado ... Es como la tierra que el
tiempo olvidó ".
ONSHAPE

AUTODESK REVIT

Revit es un software CAD BIM, donde colaboran diferentes disciplinas dentro del diseño
arquitectónico y constructivo. Dentro, las principales disciplinas que se utilizan en Revit
son arquitectura, estructura, mecánica, fontanería, electricidad y coordinación; las cuales,
se pueden desglosar sub-disciplinas, acorde a las necesidades del usuario. Las empresas que
adoptan el software, pueden examinar el proceso del flujo de trabajo existente para
determinar de qué manera deben emplear esta herramienta de colaboración.

Otro uso principal de Revit es la implementación de uso de fases, que sirven para
determinar el proceso de obra nueva o remodelación de algún proyecto arquitectónico.
Cada fase puede representar el proceso constructivo de un edificio como son trazo y
nivelación, cimentaciones, estructura, colocación de muros, instalaciones, acabados y etc.

Revit en tiempo real, colaboración en la nube y software de colaboración de diseño:

 Aumentar la productividad

El uso compartido de Revit en tiempo real significa que los equipos pueden trabajar en el
mismo modelo y dejar de perder el tiempo cargando, sincronizando, transfiriendo o
esperando archivos grandes.

 Mejorar la eficiencia del proyecto.

Vea cómo la nueva información de diseño podría afectar el trabajo en curso para ayudar
a reducir el retrabajo y los retrasos en la construcción en sentido descendente.

 Acelerar la entrega de proyectos

La información del proyecto en una sola plataforma basada en la nube ayuda a agilizar
las aprobaciones. Cumplir con los plazos del proyecto con la actividad de coordinación
rastreable registrada para todos los equipos.
EXACLOUD

A sus análisis de datos un enorme impulso al subcontratar su base de datos a los


profesionales de Exasol. ExaCloud es su almacén de datos subcontratado o centro de
datos analíticos, y combina los beneficios de la computación en la nube con la eficiencia
y la velocidad de la base de datos analítica en memoria de Exasol.

Benefíciese de análisis complejos, críticos para el tiempo, BI e informes ad-hoc, mientras


que Exasol ofrece la mejor protección y soporte posible para sus datos.

SIMSCALE
es un producto de software de ingeniería asistida por computadora (CAE) basado en la
computación en la nube . SimScale fue desarrollado por SimScale GmbH y permite la
dinámica de fluidos computacional , el análisis de elementos finitos y
las simulaciones térmicas . El backend de la plataforma utiliza códigos de código abierto :

 FEA : Code_Aster y CalculiX

 CFD : OpenFOAM

La plataforma basada en la nube de SimScale permite a los usuarios ejecutar más


simulaciones y, a su vez, repetir más cambios de diseño, en comparación con los sistemas
locales tradicionales basados en computadora.

Módulo de análisis de elementos finitos.

El módulo FEA de SimScale utiliza los códigos / solucionadores de código abierto


Code_Aster y CalculiX . Estos códigos permiten el análisis estático / dinámico lineal y no
lineal de estructuras. Code_Aster se usa en simulaciones que involucran fatiga ,
daños, fracturas , contacto , geomateriales, medios porosos , acoplamiento multifísico y
más. CalculiX tiene funcionalidades similares que permiten a los usuarios construir,
calcular y postprocesar modelos de elementos finitos .

Computacional de dinámica de fluidos módulo

El módulo CFD de SimScale usa OpenFOAM para simulaciones de flujo de


fluidos . Tanto el estado estable como el análisis transitorio para los tipos siguientes son
posibles. Los siguientes tipos de análisis son posibles en SimScale.

Módulo térmico

El módulo térmico de SimScale utiliza OpenFOAM para problemas de interacción térmica


sólido-sólido y fluido-sólido. Para el análisis termo-estructural, SimScale usa Code_Aster
y CalculiX . En la actualidad, SimScale permite simulaciones termomecánicas
no acopladas , transferencia de calor de conjugado y análisis de transferencia de calor por
convección. Tanto las simulaciones de estado estacionario como las transitorias son
posibles. Además, las simulaciones de fluidos también permiten el uso
de modelos de turbulencia . Los tipos de análisis posibles utilizando SimScale incluyen:

La transferencia de calor conjugada (CHT), que simula la transferencia de energía térmica


entre un sólido y un fluido, se agregó más recientemente a la cartera de física de
SimScale. Se usa más comúnmente en el diseño de intercambiadores de calor,
calentadores, refrigeradores, componentes electrónicos y otras fuentes de calor.
APLICACIONES

AMBITO EDUCATIVO

“La Nube” es una oportunidad para desarrollar competencias y destrezas en los


estudiantes mediante actividades que fortalezcan la alfabetización digital.

Las ventajas con mayor reconocimiento son el desarrollo de aprendizajes rápidos


y duraderos para la vida, el incremento de la capacidad para resolver problemas
de forma práctica, el desarrollo de metodologías participativas, trabajo
colaborativo y destrezas de comunicación entre iguales.

La principal desventaja radica en la falta de acceso a los dispositivos móviles en


los centros educativos y la falta de iniciativa por parte del personal docente.

Es necesario que la informática educativa abandone las viejas costumbres de


llevar a los alumnos al aula a realizar difíciles trabajos y emprender una pequeña
revolución utilizando las nuevas herramientas que están disponibles, hoy en día
existen sistemas informáticos mucho más dinámicos que a la vez pueden ser
compartidos con diferentes usuarios

La utilización de estas nubes informáticas en el ámbito educativo, constituyen


una valiosa herramienta de apoyo para el desarrollo de la educación a distancia
porque ha permitido simular aulas de estudio, sesiones de clases o hasta planes
universitarios.

Permite al estudiante virtual formar grupos de tareas, intercambiar información y


participación de foros.

Actualmente, la aplicabilidad de la Nube y las TIC, permiten que haya igualdad


entre el profesor y el alumno. Al tener una relación democrática, los estudiantes
pueden reunirse virtualmente y editar e intercambiar documentos en la Nube de
manera simultánea.

AMBITO LABORAL.

 Dentro del ámbito laboral las actividades exigen eficacia y rapidez con el
propósito de cumplir con el trabajo en tiempo y forma dentro de los estándares
establecidos, por tal motivo se requiere de la utilización de medios de
comunicación avanzados, con los cuales puedan compartir información precisa e
importante con la confianza y seguridad que llegara al instante sin riesgo que se
pierda en el camino.
 Uno de los medios más utilizados dentro de las empresas es el uso de correos
electrónicos el cual es una nube informática donde se pueden guardar y mandar
información, documentos etc.

 La mayoría de las personas cuentan con teléfonos celulares de última generación,


los cuales pueden tener acceso a esta información desde cualquier punto del
mundo facilitando el almacenamiento y portabilidad de sus archivos, los cuales
pueden llevar con ellos sin tener que cargar con un disco o memoria USB.

 Se puede trabajar en un mismo tiempo con varias aplicaciones.

 Es una ventaja, sobre todo para las pequeñas empresas con sus diversas
aplicaciones, que pueden ofrecer formas exclusivas de llegar a sus clientes y
empleados.

 Las grandes ventajas de usar las nubes informáticas en el trabajo han permitido a
personas trabajar a distancia, permitiendo crear su propia página web.

 Otro beneficio de usarlas son liberar los discos duros de equipos de cómputo,
teléfonos o cualquier otro medio en el cual son utilizadas, tener en cualquier
momento a la mano la información necesaria y vital para aquellos empresarios
que viajan y así, poder consultar en cualquier lugar su información resguardada.
CONCLUSIONES:

 La nube es algo que nos permite hacer contacto a través de la Web con múltiples
aplicaciones en donde se puede encontrar muchísima información multimedia
que podrás consultar y compartir en cualquier momento.

 Su uso en la educación ha modernizado la forma de enseñar y aprender,


enriqueciendo la manera de dar clases, otorgando al alumno la posibilidad de
interactuar con los profesores muy fácilmente.

 La Globalización está haciendo que las escuelas hagan uso de las nuevas
tecnologías para asegurar competencias muy similares a otros países
desarrollados.

 El uso en el ámbito laboral creo ha facilitado bastante la comunicación con


cliente, proveedores y a la vez agilizado la forma en que se almacenan los datos
de las empresas.

 Ahora tenemos un mundo de empresas internacionales que hacen uso de la nube


para poner a disposición la misma información para cada localidad, lo cual a su
vez permite el acceso a los datos de manera inmediata y actualizada en cualquier
parte del mundo