Está en la página 1de 3

Ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico y el ejercicio


anaeróbico son totalmente distintos.
Cuando se realizan ejercicios aeróbicos,
se llevan a cabo actividades físicas de
menor intensidad que las de
los anaeróbicos. Además, con éste tipo
de ejercicio se trabaja la resistencia, por
lo que las sesiones de entrenamiento se
realizan durante periodos prolongados
de tiempo. Son ejercicios aeróbicos, entre otros, correr, montar en bicicleta o nadar.

Lo esencial de este tipo de ejercicio es la quema de carbohidratos y grasas para


poder obtener la fuente de energía necesaria para realizar cada una de las
actividades. Para esto se necesita oxígeno en grandes cantidades. Por lo tanto, estos
ejercicios son adecuados para quieren desean adelgazar y reducir su nivel de grasa
corporal.

Puedes calcular el nivel de intensidad del ejercicio aeróbico que estés realizando
con la ayuda de tus pulsaciones. El máximo número de pulsaciones por
minuto (NMP) que son seguras para mantener el corazón sano se obtiene aplicando
una constante de 210 en las mujeres y de 220 en los hombres. A estas constantes se
les debe restar la edad que tenga la persona. Por ejemplo, en el caso de una mujer
que tenga 27 años, su NMP debería ser de 210-27=183

Tras obtener el número máximo de pulsaciones por minuto apunta el dato, que
tomarás como referencia para medir la intensidad del ejercicio anaeróbico que
vayas a practicar. Se considera suave cuando tu NPM alcanza entre el 55% y el
60% de la cifra calculada. Es moderado cuando el NPM alcanza entre el 60% y el
75% y es anaeróbico cuando sobrepasa el 85%. La intensidad ideal para conseguir
mejores resultados es la intensidad moderada.

Ejercicio anaeróbico

El ejercicio anaeróbico es el que implica la realización de actividades físicas de alta


intensidad y que requiere mucho esfuerzo, pero durante periodos cortos de tiempo.
Entre las actividades que quedan dentro de esta categoría están los abdominales o
el levantamiento de pesas. Si tu meta es ganar masa muscular y potencia, el
ejercicio anaeróbico es el más indicado para ti.
Además, también te permitirá fortalecer tus sistemas
muscular y esquelético.

Antes de empezar, presta atención al significado de la


palabra anaeróbico: sin oxígeno. En este tipo de
actividad, el trabajo de intercambio energético que se
da en la masa muscular se da sin oxígeno. Si lo que
deseas es adelgazar, este tipo de ejercicio no es el más
recomendable para ti, ya que las sustancias acumuladas en tu cuerpo necesitan
oxígeno para metabolizarse correctamente, como, por ejemplo, las grasas y la
glucosa.

Sin embargo, no es conveniente que descartes completamente los ejercicios


anaeróbicos, ya que cuando los músculos aumentan de volumen gastan energía, por
lo que el cuerpo acude a por ella a sus reservas de grasa. Por lo tanto, lo mejor para
conseguir el cuerpo deseado es una combinación de ejercicio aeróbico y
anaeróbico.

En cualquier tabla de ejercicio anaeróbico es conveniente comenzar calentando el


cuerpo con ejercicios aeróbicos y sesiones de estiramiento. De esta forma el cuerpo
se «suelta» y los músculos resistirán mucho mejor la tensión a la que serán
sometidos. Asimismo, cuando finalices tus sesiones de ejercicio anaeróbicos es
aconsejable finalizar la sesión con varios ejercicios aeróbicos y estiramientos
similares a los que has hecho para empezar a ejercitarte. Todo con el fin de que no
quede ácido láctico atrapado en tus músculos y dar lugar a las molestas y dolorosas
agujetas, que duran varios días.

Beneficios del ejercicio aeróbico

Entre los beneficios que puedes obtener al realizar


ejercicios de tipo aeróbico está los siguientes:

 Pérdida de peso, ya que este tipo de


ejercicio quema la grasa corporal. Quienes
presentan problemas de sobrepeso y
obesidad deben realizar este tipo de
ejercicio bajo la supervisión de un experto,
ya que el NPM es distinto para cada tipo de persona y debe evaluarse para
evitar riesgos cardiovasculares. Además, este tipo de ejercicio puede definir
y tonificar la musculatura al eliminar progresivamente la grasa localizada,
especialmente la celulitis. Para que puedas obtener mejores resultados y
perder peso progresivamente han de practicase con una intensidad
moderada.
 Fortalece la capacidad pulmonar y cardiovascular. Tanto personas sanas
como las que tengan problemas coronarios pueden practicar este tipo de
ejercicios para mejorar su salud, ya que facilitan la circulación de la sangre
de manera más fluida y brindan una mejor oxigenación. El organismo se
beneficia considerablemente de la práctica de los ejercicios aeróbicos.
 Aumenta la sensación de bienestar, ya que entre otras ventajas combate los
problemas para conciliar el sueño y la depresión, mejora el estado de ánimo
y la autoestima y estimula la capacidad de atención y de concentración.
Todo gracias a la liberación de endorfinas que produce.
 Fortalecimiento de los huesos, ya que incrementa notablemente la absorción
de calcio. Gracias a esto se reduce el riesgo de sufrir fracturas.
 Disminuye el colesterol malo (LDL) y aumenta el colesterol bueno (HDL)
por lo que reduce los riesgos cardiovasculares.
 Aumenta la resistencia y la energía.
Beneficios del ejercicio anaeróbico

Los ejercicios anaeróbicos también aportan beneficios interesantes a tu cuerpo,


entre ellos:

 Hace crecer la masa muscular y la vuelve mucho más fuerte y magra.


 Contrarresta la grasa del cuerpo y ayuda a controlar el peso.
 Fortalece los huesos y mejora su densidad.
 Contrarresta la fatiga física.
 Fortalece el sistema cardiorrespiratorio y hace trabajar al corazón para
mantenerlo fuerte.
 Optimiza el metabolismo.

Fuente: https://worldhealth.com