Está en la página 1de 7

¿Qué es la depreciación?

La depreciación es el mecanismo mediante el cual se reconoce el desgaste y pérdida de


valor que sufre un bien o un activo por el uso que se haga de el con el paso del tiempo.
Cuando un activo es utilizado para generar ingresos, este sufre un desgaste normal
durante su vida útil que el final lo lleva a ser inutilizable. Al ingreso generado por el activo
usado, se le debe incorporar el gasto correspondiente desgaste que ese activo a sufrido
para poder generar el ingreso, puesto que como según señala un elemental principio
económico, no puede haber ingreso sin haber incurrido en un gasto, y el desgaste de un
activo por su uso, es uno de los gastos que al final permiten generar un determinado
ingreso.
Otra connotación que tiene la depreciación vista desde el punto de vista financiero y
económico, consiste en que al reconocer el desgaste del activo por su uso, se va creando
una especie de provisión o de reserva que al final permite ser reemplazado sin afectar
la liquidez y el capital de trabajo de la empresa. Supongamos que una empresa genera
ingresos de $1.000 y unos costos y gastos que sin incluir la depreciación son de $700, lo
que significa que la utilidad será de $300, valor que se distribuye a los socios.
Supongamos también, que dentro de esos $300 que se distribuyen a los socios, están
incluidos $100 por concepto de depreciación, que al no incluirla permiten ser
distribuidos como utilidad; ¿qué pasaría en 5 años cuando el activo que genera los
$1.000 de ingresos se debe reemplazar? sucede que no habrá recursos para adquirir
otro, puesto que estos recursos con que se debía reemplazar fueron distribuidos. De ahí
la importancia de la depreciación, que al reconocer dentro del resultado del ejercicio el
gasto por el uso de los activos, permite, además de mostrar una información contable y
financiera objetiva y real, mantener la capacidad operativa de la empresa al no
afectarse su capital de trabajo por distribución de utilidades indebidas. La depreciación,
como ya se mencionó, reconoce el desgaste de los activos por su esfuerzo en la
generación del ingreso, de modo pues que su reconocimiento es proporcional al tiempo
en que el activo puede generar ingresos. Esto es lo que se llama vida útil de un bien o
un activo. Es el tiempo en que el activo se mantiene en condiciones de ser utilizado y de
generar ingresos.

Método de depreciación

Línea Recta (RL)


En este método, la depreciación es considerada en función del tiempo y no del uso de
los activos. Es uno de los métodos más sencillos y consiste en aplicar cada año la misma
cantidad de depreciación hasta agotar el valor del bien siguiendo la fórmula:

(Valor del activo-valor de desecho)/años de vida útil.


Por ejemplo:

Una computadora de$ 10,000 que se planea tenga una vida útil de 3 años, y un valor de
desecho de 1000 pesos.

Depreciación= (10000-1000)/3= 3000

Esto significa que cada año restaremos 3000 pesos al valor de la computadora. El monto
de depreciación es el mismo para todos los años durante la vida útil del activo fijo, este
método es el más sencillo de aplicar por lo que su uso es muy frecuente y se calcula a
partir de:

Saldo Doblemente Decrecimiento (DD)


Se da el nombre de depreciación acelerada a la que cancele los costos a depreciar más
rápidamente que el método ordinario de línea recta basado en la vida útil esperada.
Aunque puede haber un número infinito de técnicas de depreciación acelerada, la
modalidad más conocida es el método de doble saldo decreciente (DSD). Se calcula así:

1. Obtenga una tasa dividiendo 100% entre los años de vida útil. El resultado será la
tasa de línea recta. Podrá duplicar entonces la tasa. En nuestro ejemplo, la tasa de
línea recta es 100% / 4 años = 25%. La tasa DSD será 2 X 25%, o bien 50%.
2. Para obtener la depreciación de un activo para un año cualquiera, no tome en
cuenta el valor residual y multiplique el valor del activo en libros al inicio del año
por la tasa DSD puede escribirse de la siguiente manera:

Tasa DSD = 2 X (100% / n)


Tasa DSD, vida de 4 años = 2 X (100% / 4) = 50%
Depreciación DSD = tasa DSD X valor en libros inicial

Para el año 1: D = .50 ($41 000) = $20 500


Para el año 2: D = .50 ($41 000 – $20 500) = $10 250
Para el año 3: D = .50 [$41 000 – ($20 500 + $10 250)]
Total acumulado = $5 125 de 3 años = $35 875
Para el año 4: D = .50 [$41 000 – ($35 875)] = $ 2 563
En nuestro ejemplo, la depreciación de cada año casualmente es la mitad de la del año
anterior. Sin embargo, esta mitad es un caso especial que ocurre solo en una vida útil
de cuatro años. Recuerde que el procedimiento básico de doble saldo decreciente
consiste en aplicar la tasa de depreciación al valor en libros inicial. Hemos explicado el
método de los saldos decrecientes con el de doble saldo decreciente, pero otras
versiones emplean múltiplos diferentes. Por ejemplo, un método con 150% de saldos
decrecientes simplemente multiplica por 1.5 la tasa de línea recta.
Suma de los Dígitos Anuales (SDA)
Este es un método de depreciación acelerada que busca determinar una mayor alícuota
de depreciación en los primeros años de vida útil del activo. La fórmula que se aplica es:
(Vida útil/suma dígitos)*Valor activo

Donde se tiene que: Suma de los dígitos es igual a (V(V+1))/2 donde V es la vida útil del
activo. Ahora determinemos el factor. Suponiendo el mismo ejemplo del vehículo
tendremos:

(5(5+1)/2
(5*6)/2 = 15

Luego,
5/15 = 0,3333

Es decir que para el primer año, la depreciación será igual al 33.333% del valor del activo.
(30.000.000 * 33,3333% = 10.000.000)

Para el segundo año:

4/15 = 0,2666
Luego, para el segundo año la depreciación corresponde al 26.666% del valor del activo
(30.000.000 * 26,666% = 8.000.000)

Para el tercer año:

3/15 = 0,2
Quiere decir entonces que la depreciación para el tercer año corresponderá al 20 del
valor del activo. (30.000.000 * 20% = 6.000.000)

Y así sucesivamente. Todo lo que hay que hacer es dividir la vida útil restante entre el
factor inicialmente calculado.
Para este método, cada ejercicio se rebaja el costo de desecho, el resultado no será
equitativo a lo largo del tiempo o de las unidades producidas, sino que irá disminuyendo
progresivamente. ¿Cómo es esto?
Básicamente consiste en sumar el número de años para obtener un común divisor, y
posteriormente dividir el número de años entre el común divisor, el resultado nos dará
un factor que será multiplicado por el monto a depreciar y así obtener la depreciación
del año correspondiente. Fácil, ¿no crees? Checa el ejemplo.
Supongamos que tenemos una máquina que tiene una vida útil de 5 años, con un valor
de $30,000 y un valor de desecho de $ 3,000. Entonces tendremos que depreciar un
monto de 27, 000
La suma de los años, que son 5 = Año 1+ año 2+ año 3+ año 4+ año 5= 15
Ahora en cada año
Año 1 = 5/15 x 27000 = 9000
Año 2 = 4/15 x 27000= 7200
Año 3= 3/15x 27000= 5400
Año 4= 2/15 x 27000= 3600
Año 5 =1/15 x 27000= 1800.
Monto depreciado= 27000
El método que usted elija deberá revisarse al menos anualmente según las NIF y
mantenerse al menos durante la vida útil del bien.

Fondo de Amortización (FA)


Es un hecho que, por efecto de la depreciación, el activo fijo se va convirtiendo
gradualmente en capital de trabajo. Supongamos por ejemplo, un activo que cuesta $
1.000 y cuya depreciación anual es $ 1.00. Cada año se cargan $ 100 de este activo al
costo de producción que se convierten en capital circulante bajo la forma de inventarios,
si los artículos fabricados no se han vendido, o como cuentas a cobrar, si se vendieron.

El método del fondo de amortización propone que la depreciación así recuperada sea
depositada en un fondo de reserva, el cual colocado a intereses compuestos, se
convertirá durante la vida del activo, en su valor depreciable original. La provisión
periódica por depreciación ingresa entonces en un fondo como incremento debido a, el
cargo periódico llevado al fondo de amortización, el interés ganado por el fondo durante
el periodo en cuestión.

Ejemplo 15. Aplicando el método del fondo de amortización, calcule el importe del cargo
anual por depreciación de un activo adquirido en $US 4.500 el mismo que tiene una vida
estimada de 5 años y un valor de salvamento de $US 700. El fondo de amortización
produce una tasa efectiva de 0,75%.
Es el proceso financiero mediante el cual se extingue el valor de un activo con una
duración que se extiende por varios períodos, haciendo pagos que pueden ser iguales o
diferentes, con el objetivo de amortizar la depreciación. Desde el punto de vista
lingüístico, la palabra depreciación es más apropiada para reflejar la pérdida del valor
de los activos materiales, aunque en algunos países prefieren la expresión amortización.

Porcentaje (P)
Supone que la depreciación para cualquier año depende de un porcentaje fijo llamado
factor y se aplica al valor que el activo tenga al inicio de cada período. En este método
el costo de la depreciación es mayor en el primer año y decrece cada año sucesivo. El
factor depende del valor de salvamento (Vs), del costo inicial del activo (P) y del número
de períodos de vida útil (n), aplicando la siguiente expresión:

Nivel de Producción (NP)


Este método es muy similar al de la línea recta en cuanto se distribuye la depreciación
de forma equitativa en cada uno de los periodos. Para determinar la depreciación por
este método, se divide en primer lugar el valor del activo por el número de unidades
que puede producir durante toda su vida útil. Luego, en cada periodo se multiplica el
número de unidades producidas en el periodo por el costo de depreciación
correspondiente a cada unidad.

Ejemplo:
Se tiene una máquina valuada en $10.000.000 que puede producir en toda su vida útil
20.000 unidades. Entonces, 10.000.000/20.000 = 500. Quiere decir que a cada unidad
que se produzca se le carga un costo por depreciación de $500 Si en el primer periodo,
las unidades producidas por la maquina fue de 2.000 unidades, tenemos que la
depreciación por el primer periodo es de: 2.000 * 500 = 1.000.000, y así con cada
periodo. En este método se divide el valor del activo por el número de unidades que
puede producir durante toda su vida útil. En cada periodo se multiplica el número de
unidades producidas en el periodo por el costo de depreciación correspondiente a cada
unidad.
Ejemplo:

Se tiene una máquina valuada en $10.000.000 que puede producir en toda su vida útil
50.000 unidades. Entonces, 10.000.000/50.000 = 200. Quiere decir que a cada unidad
que se produzca se le carga un costo por depreciación de $200 Si en el primer periodo,
las unidades producidas por la maquina fue de 2.000 unidades, tenemos que la
depreciación por el primer periodo es de: 2.000 * 200 = 400,000, y así con cada periodo.
Gingle

ALMORZAR.AMZ

Ya se acercan las 12 y no has ido a almorzar, no te la complique y visita “ALMONZAR”


si son las 7 y no has ido a comer vente a “ALMONZAR” aquí te vamos a atender;
nuestro nuevo servicio, por costo adicional entregamos a domicilio

