Está en la página 1de 5

CRANEO

El cráneo es la estructura de huesos que se encarga de cubrir y proteger el encéfalo (el


conjunto de varios órganos y estructuras que se incluyen en el sistema nervioso, como el
cerebro, el cerebelo y el bulbo raquídeo).
Cráneo
Ocho huesos forman la caja del cráneo, cuyo espesor varía de acuerdo a la persona; sus
nombres son los siguientes: occipital, frontal, etmoides, esfenoides, dos parietales y dos
temporales. Es importante resaltar que en algunos casos se registra también la existencia
de huesos suturales.
Existen varias denominaciones que son equivalentes o similares a la noción de cráneo. El
cráneo también suele nombrarse como esqueleto de la cabeza, cabeza ósea o calavera,
de acuerdo al contexto.
La función del cráneo es muy importante ya que brinda protección al cerebro, un órgano
muy sensible que es imprescindible para la vida. Lo que hace el cráneo es proteger el
cerebro de golpes y otros daños, aunque la caja ósea también puede resultar afectada por
un traumatismo.
Un traumatismo de cráneo, de hecho, se produce por un fuerte golpe en la región craneal
que provoca problemas neurológicos. Se trata de una lesión física que genera
hemorragias o contusiones en ciertas regiones del tallo encefálico, el cerebelo o el
cerebro.
La pérdida de conciencia o de memoria, problemas de equilibrio, dificultades en el habla y
disminución de la capacidad visual son algunos síntomas de un traumatismo de cráneo.
Para evitar estos trastornos, es importante proteger el cráneo con un casco cuando se
realizan ciertas actividades de riesgo (como el trabajo en una obra en construcción, en el
que es posible ser golpeado en la cabeza por rocas o escombros).
Cráneo de plástico
CráneoLos avances tecnológicos llegan a las masas en forma de televisores más planos,
teléfonos más capaces y ordenadores más rápidos, pero la medicina es la otra gran
protagonista de este creciente saber humano. Las prótesis datan de muchos siglos atrás;
de hecho, de varios milenios, como indica el primer brazo ortopédico del cual se tiene
conocimiento, que fue hallado en una momia egipcia del 2000 a.C.
En la actualidad, la lista de huesos y miembros del cuerpo que se pueden «recuperar» a
través de las prótesis es muy larga: desde la pelvis al maxilar, pasando por las rodillas y la
nariz. Sin embargo, nada resulta tan impresionante como la posibilidad de sustituir el
cráneo por una réplica de plástico impresa en 3D. Se trata de una revolución que trae
esperanza a quienes dependen de la cirugía reconstructiva para seguir viviendo o para
superar terribles accidentes.
Operación de cerebro sin abrir el cráneo

Las intervenciones quirúrgicas en el cerebro se encuentran, sin lugar a dudas, entre las
más riesgosas y complejas, dado que exijen la apertura del cráneo. Sin embargo, existe
un procedimiento que evita dicha necesidad y que a principios del año 2015 fue
practicado por primera vez en España, luego de haber sido probado más de una vez en
Suiza y Estados Unidos de forma experimental.
Para pacientes de alzhéimer, párkinson, accidentes cerebrovasculares, tumores
cerebrales y epilepsia, por ejemplo, la posibilidad de que les practiquen una operación sin
necesidad de abrir el cráneo representa un método menos violento y riesgoso de hacerle
frente a enfermedades que de por sí les causan suficiente sufrimiento y trastornos.
La primera paciente en haberse sometido a este proceso padecía un desorden
neurológico progresivo y complejo conocido como temblor esencial. La operación dura
aproximadamente dos horas y media; con respecto a los preparativos, es necesario rapar
la cabeza del paciente y ponerle un casco cuya función es generar ultrasonidos de alta
intensidad en la zona a tratar, guiados y focalizados por resonancia magnética.
FALLECIO O DECESO
Deceso es un término que deriva del latín decessus. El concepto alude a la muerte de una
persona. Por ejemplo: “El médico informó que el deceso del cantante se produjo a las tres
de la mañana”, “Tristeza por el deceso del legendario actor francés”, “La policía investiga
las causas del deceso de un joven cuyo cuerpo apareció en la orilla del río”.
Deceso
La idea de deceso tiene varios sinónimos, como fallecimiento, defunción y expiración.
Estas nociones refieren al final de la vida como resultado de la imposibilidad de mantener
la homeostasis. La interrupción permanente de las funciones sistémicas, entre ellas las
funciones cerebrales, causan el deceso.
Si el deceso se produce por una enfermedad o como consecuencia de la vejez, se dice
que es natural. También el deceso puede deberse a causas inducidas: un asesinato, un
accidente, un suicidio, etc. Siempre es importante determinar cuál es la causa de un
deceso ya que esa información podría indicar si existió un delito. Supongamos que un
anciano es encontrado muerto en su casa: puede haber fallecido naturalmente por un
ataque cardíaco o haber sido envenenado, por citar dos posibilidades.
Los decesos dan lugar a diversos rituales que varían según cada cultura. Por lo general
se le brinda algún tipo de despedida u homenaje al individuo fallecido, que se lleva a cabo
en presencia de su cadáver. Luego los restos pueden ser depositados en un cementerio o
incinerados.
Algunas personas creen que el deceso marca el fin de la existencia; otras, en cambio,
sostienen que hay una “vida” más allá de la muerte, en otra dimensión o plano. También
hay quienes tienen fe en la reencarnación: en este caso, el sujeto fallecido podría volver a
este mundo pero en otro cuerpo.
Se conoce con el nombre de seguro de decesos a la cobertura multirriesgo que da a la
persona que la contrata la tranquilidad de saber que después de su fallecimiento sus
familiares continuarán recibiendo los beneficios. Cabe señalar que este tipo de seguro
existe desde principios del siglo XX y garantiza una serie de servicios que pueden resultar
esenciales para los clientes.
DecesoSi bien a casi nadie le gusta adelantarse al día de su muerte o ponerse a pensar
en lo que ocurrirá con su familia si ya no puede estar con ella para protegerla, dado que
se trata de un hecho inevitable es mejor prepararse contratando un seguro de decesos, el
cual está pensado para cubrir las necesidades emocionales y materiales de los familiares,
ajustándose al caso particular de cada uno.
Veamos algunas de las garantías que ofrece un seguro de decesos, aunque existen
varios tipos según la compañía aseguradora y el país de origen:
* dependiendo de las costumbres locales y del cliente, cubre los servicios de inhumación
o incineración y el de tanatorio, en el lugar de preferencia del cliente;
* La gestión del servicio de entierro en el cementerio que escoja el asegurado;
* cubre los gastos extraordinarios que la familia tenga que enfrentar para contratar
médicos y enfermeros, o bien abogados para recibir asesoramiento jurídico y tramitar los
documentos típicos de estas situaciones tan difíciles de sobrellevar;
* Dado que muchas veces el deceso de un familiar puede acarrear un período de
depresión o algún otro problema psicológico, este seguro también contempla la terapia,
tanto de forma presencial como por teléfono u otras vías de comunicación;
* Aunque esto no es de interés para todas las familias, el seguro de decesos suele incluir
el servicio de conservación del ADN del fallecido;
* Si la póliza es muy completa, puede llegar a cubrir todos los gastos sanitarios y, si fuera
necesario, la adecuación de la vivienda.
CUERPO
Del latín corpus, el término cuerpo tiene varios usos. Se refiere, por ejemplo, a algo que
posee tamaño limitado y que es apreciable por los sentidos, al grupo de sistemas
orgánicos que conforman un ente vivo, al conjunto de las cosas que se dicen en una obra
escrita y a la espesura o densidad de los líquidos.
Cuerpo humano
El cuerpo humano está compuesto por la cabeza, el tronco, las extremidades superiores
(brazos) y las extremidades inferiores (piernas). En cuanto a sus principales elementos
químicos, puede destacarse al hidrógeno (63%) y al oxígeno (25%).
Aunque todos los seres humanos cuentan con los mismos miembros, es interesante
resaltar que existen clasificaciones acerca de la forma de los cuerpos. Así, por ejemplo,
se habla de los cuerpos rectangulares que son aquellos que tienen un tamaño de
hombros idéntico al de la cintura, es decir, se trata de cuerpos rectos, sin curvas.
De la misma forma están también los cuerpos de forma de guitarra que son aquellos que
se identifican por cinturas estrechas y hombros y caderas de idénticas medidas. Tampoco
nos podemos olvidar de los cuerpos de forma de pera, llamados así porque, al igual que
sucede con dicha fruta, tienen la parte superior menos ancha que la parte inferior. Es
decir, las mujeres que tienen el cuerpo de pera son aquellas que poseen unas caderas
muy anchas.
El cuerpo de forma ovalada, que se identifica por una cintura ancha, y el cuerpo de
triángulo invertido son otras de las clasificaciones existentes para definir a los diversos
tipos de cuerpos humanos. En concreto, el último citado se define por el hecho de que se
trata de personas que cuentan con unas espaldas muy anchas y una cintura y caderas
muy estrechas. Un perfecto ejemplo de este tipo de forma es el que tienen los nadadores.
Es posible distinguir entre distintos niveles jerarquizados en el cuerpo humano. De esta
manera, encontramos a las moléculas, que componen las células. Éstas forman tejidos,
que, a su vez, dan lugar a los órganos. Los órganos se encuentran organizados en
sistemas (como el Sistema Nervioso Central y otros).
Existen distintas ciencias encargadas del estudio del cuerpo humano. La fisiología estudia
las funciones, la anatomía se encarga de las estructuras macroscópicas y la
antropometría se ocupa de las medidas y las proporciones del cuerpo.
Cabe destacar que la palabra cuerpo se utiliza como sinónimo de cadáver, es decir, de un
ser humano muerto.
Tampoco podemos pasar por alto el hecho de que dentro del mundo artístico se habla
también del cuerpo de baile. Con él se viene a hacer referencia al conjunto de bailarines
que dan forma a una compañía o a una obra en concreto.
En otro sentido, el concepto de cuerpo aparece en el ámbito militar para hacer referencia
a la unidad del ejército integrada por varias divisiones que actúan en conjunto y bajo un
mismo mando.
Los cuerpos del ejército suelen estar formados por entre 20.000 y 50.000 soldados. Uno
de los cuerpos más famosos es el Eurocuerpo, que se encuentra al servicio de la Unión
Europea y de la OTAN.
CUERPO RIGIDO
El cuerpo rígido es un modelo ideal que se utiliza para realizar estudios de cinemática y
de mecánica. Sin embargo, en la práctica, todos los cuerpos se deforman, aunque sea de
forma mínima, al ser sometidos al efecto de una fuerza externa. Por lo tanto, las máquinas
y las estructuras reales nunca pueden ser consideradas absolutamente rígidas.
La Cinemática podemos establecer que es una rama científica, concretamente enmarcada
dentro del campo de la Física, que tiene como objeto de estudio lo que son los
movimientos de los cuerpos, sin tener en consideración lo que son las presiones o fuerzas
a las que se ven sometidos.
Asimismo es importante resaltar el hecho de que la mencionada disciplina científica
desarrolla sus estudios y análisis teniendo tres pilares fundamentales para ello. Estos no
son otros que el tiempo, el espacio y el móvil. Todo ello da lugar a que posteriormente se
trabaje con lo que es el movimiento rectilíneo uniformemente acelerado, el movimiento
armónico simple, el movimiento rectilíneo, el movimiento circular o el movimiento
parabólico, entre otros.
Mientras, por su parte, la citada Mecánica lleva a cabo también el estudio del movimiento
de los cuerpos pero también el reposo de los mismos. Dos cuestiones en las que sí
estudia también lo que son las fuerzas que actúan sobre aquellos.
El estudio de las poleas es uno de los campos de trabajo fundamentales dentro de esta
citada rama científica que nos encontramos con el hecho de que cuenta a su vez con
varias ramificaciones. De esta manera, existe la mecánica cuántica relativista, la
mecánica relativista, la mecánica cuántica y la mecánica clásica. Esta última se divide en
dos: la mecánica estadística y la mecánica de medios continuos.
En concreto la última de todas las expuestas es aquella que se centra en estudiar a fondo
lo que es la acústica, los sólidos deformables y los fluidos.
Existen distintos modos de movimiento de un cuerpo rígido. La traslación consiste en el
traslado del cuerpo, de manera que, en cada instante, las partículas que lo forman
mantienen la misma velocidad y aceleración.
Con la rotación, las partículas se mueven en relación a un eje con la misma velocidad y
aceleración angular.
Cuando la traslación y la rotación se combinan, aparece el movimiento general, que es
estudiado a partir de la traslación y la rotación del centro de masa.
Los especialistas suelen estudiar el efecto de las fuerzas ejercidas sobre el cuerpo rígido
para determinar cómo puede reemplazarse un sistema de fuerzas por otro equivalente
que sea más simple. Para esto, se basan en la suposición de que el efecto de la fuerza
permanece sin cambios mientras la fuerza se mueva en su línea de acción, lo que
significa que las fuerzas pueden ser representadas por vectores deslizantes.