Está en la página 1de 8

Cómo saber si es Cuero Legítimo o

Sintético
12 septiembre, 2017 by Juan José Velásquez

En este nuevo espacio compartiremos nuestros conocimientos con las personas que les
fascina el cuero genuino. Inauguramos nuestra primera entrada con el tema «¿Cómo
saber si es cuero legítimo y no ser sorprendidos en el intento?»

¿Al comprar un artículo de cuero, alguna vez has dudado si era de cuero
genuino o sintético? ¿Cómo saber si es cuero legítimo?

Para empezar, te recomendamos que compres tus productos de cuero en una tienda de
confianza, de preferencia de una marca de prestigio, con asesoramiento profesional; pero
aprenderemos a través del tiempo que también existen calidades y tipos de cuero
genuino. Por ejemplo carnaza y badana, que también es piel pero que no tuvieron un
proceso de curtido adecuado para que duren como deberían; pero eso lo guardaremos
para la entrada siguiente. Por ahora nos enfocaremos en comparar el cuero legítimo con el
sintético.

Como dato interesante, el cuero recomendado es el tipo Plena Flor – Timeless, curtido a la
anilina, con una fina capa de laca, tenue a la vista. Este tipo de cuero dura por muchos
años, si no es toda una vida, manteniendo el color y mejorando su textura.

Un buen cuero no debe pelarse ni perder el color bruscamente, sino cuidado,


de repente le dieron gato por liebre.

Volviendo al tema, para poder aplicar lo recomendado lineas abajo lo mejor será poder
apreciar el producto bajo buena iluminación y sin muchos olores; ya que pondremos a
funcionar nuestros sentidos al máximo para determinar si es cuero genuino.

1.- La Vista

Hoy en día se cuenta con materiales sintéticos muy similares a la Piel Legítima, deberemos
ayudarnos de otros sentidos y herramientas para poder confirmar si realmente es Cuero
Genuino.
Es por ello que primero tenemos que reconocer los tipos de cuero sintético, entre los más
utilizados son:

 Cuerina. Usado desde hace mucho tiempo pero en menor escala en la actualidad, es
fácilmente reconocible por un ojo entrenado, su textura lo delata. Por la parte
posterior se nota el entramado como red, lo que lo hace frágil a la tensión y
desechable. Los productos confeccionados por este material no suelen durar mucho.
Posee poco olor a plástico.
 Biocuero. Aquí empezamos con los problemas, pero un ojo experto también lo
reconocería con un poco de dificultad. Su textura es muy similar a la del cuero genuino,
pero al momento de tocarlo no tiene la consistencia de una piel legítima. Su espesor
ronda entre 0.8 mm a 1 mm, mientras que el cuero Vacuno está entre 1.2 mm a 1.8
mm. Por la parte posterior el entramado es más tupido, confiriéndole mayor
resistencia a la tensión. Posee mayor durabilidad que la cuerina. Posee poco a casi
nada de olor a plástico.
 Cuero PU. Debo reconocer que este material es casi idéntico al cuero genuino, hasta
posee las imperfecciones de la piel legítima. Tiene el brillo mate y textura del Cuero
Plena Flor, difícilmente reconocible si es cuero sintético solamente a la vista;
necesitamos ayudarnos de otros sentidos como el olfato, por su reconocible olor a
plástico. Dependiendo del fabricante, este material posee mayor durabilidad que el
biocuero. Muy pronto subiré una foto con este material.
Existen otros materiales como el UltraSuede o Ecsaine, pero por no ser muy comerciales
no los he incluido en este post.

2.- El Olfato

Esta es una de las pruebas más relevantes, como mencioné anteriormente es fácil
reconocer un Cuero Sintético PU por su olor a plástico; pero para poder establecer un
punto de referencia debemos conocer el olor del cuero.

Si nunca haz olido el Cuero Legítimo acércate a una tienda de confianza que vendan
artículos de cuero; sean zapatos, maletines o casacas, y huélelos. Notarás la diferencia de
inmediato, pero no te confíes, algunos comerciantes inescrupulosos le vierten
aromatizantes con olor similar al cuero. En este caso el olor se perderá con el paso del
tiempo.

En cambio el cuero sintético, por ejemplo, tendrá un característico olor a plástico o


simplemente no olerá a nada.

3.- El Tacto

El Cuero Legítimo al tacto se calienta y mantiene la temperatura, abriga mejor en caso de


casacas; en cambio el cuero sintético tiende a ser más frío.

El cuero genuino reacciona al roce de las uñas. Si clavamos un cuero legítimo con la uña
podremos desprender pequeñas partículas denominadas la flor de la piel. Asimismo si
intentamos lo mismo en un cuero sintético no conseguiremos nada en caso de Cuero PU; y
en caso de biocuero se pelará la parte frontal dejando en descubierto la tela posterior.

Atravesar una aguja a un cuero sintético será fácil. Por otro lado al cuero genuino le será
difícil ser atravesado con una aguja.

Un cuero genuino si o si contará con gamuza o pelos en la parte posterior. Lo malo de esto
es que no podremos apreciarlo si en el interior de un maletin; por ejemplo, el material
presenta un forro. Es por ello que se recomienda solicitar un retazo del material que se
utilizó en la confección del producto.

Cada producto que nosotros entregamos a nuestros clientes lo hacemos con


un retazo de cuero, para que puedan corroborar el producto recibido con el
retazo enviado y también apreciar la parte posterior de gamuza, prueba
irrefutable de que es Cuero Legítimo.
4.- El Fuego

La prueba mas efectiva pero no recomendada. El fuego. Toma un encendedor y acércala a


la prenda o producto lentamente. No se olvide de escoger un lugar oculto de su prenda. Si
comienza a quemarse u oler a plástico quemado es de cuero sintético. Si es Cuerina u otro
material inflamable, incluso podría llegar a incendiarse.

En cambio, el cuero genuino no se quemará. La piel podría encogerse y/o endurecerse por
el calor, debido al evaporamiento de la humedad y aceites, pero cuando se enfríe volverá a
su estado original. Podría dejar un olor como cabello quemado por el fuego. Dependiendo
del cuero, no se recomienda exponerlo por más de 5 segundos; ya que podría perder
demasiada humedad que sería difícil recuperar su estado original.

Esta prueba es la más convincente, pero no lo recomendamos que la utilice en un


establecimiento comercial. No queremos que llamen a los bomberos o tener que realizar
el pago al dueño de la tienda.

Esperamos que nuestra primera entrada haya sido de utilidad; y si te gustó compártelo
con tus amigos o familiares para ayudarlos a conocer mejor nuestro mundo del cuero.
Muchas gracias por leernos y comenta si deseas que toquemos algún tema en particular.