Está en la página 1de 2

Método científico

A lo largo de la existencia del ser humano y a medida que ampliaba su capacidad


de pensar y razonar a lo largo del tiempo, este se ha planteado una serie de
interrogantes que surgieron a medida que analizaba su realidad, desde los más
simples a los más complejos. Debido a la necesidad de resolverlas para su
supervivencia y tranquilidad este se vio en la obligación de buscar herramientas,
caminos, pasos y métodos que conlleven a la solventación de dichos problemas,
empleando diferentes maneras para llegar a esta y así conseguir lo deseado. Es por
ello que la observación, la investigación e interpretación fueron indicios que llevaron
al hombre a desarrollar su lado científico.
Uno de los métodos más desarrollados y aplicados por hombres de ciencia para la
solución de problemas, además por ser una de las maneras más ordenadas para
obtener un conocimiento, es el método científico el cual básicamente es una serie
de etapas que hay que recorrer para obtener un conocimiento válido, desde el punto
de vista científico, utilizando instrumentos que resulten fiables y verídicos que
apoyen los resultados. Lo que hace este método es minimizar la influencia de
la subjetividad del científico en su trabajo.
El método científico está basado en los preceptos de falsabilidad (indica que
cualquier proposición de la ciencia debe resultar susceptible a ser falsada)
y reproducibilidad (un experimento tiene que poder repetirse en lugares indistintos
y por un sujeto cualquiera).
En concreto, se puede establecer que el citado método científico fue una técnica o
una forma de investigar que hizo acto de aparición en el siglo XVII, incluso desde
épocas anteriores, siendo empleado por grandes representantes y genios de la
ciencia, siendo ejemplo de ello Leonardo da Vinci y Galileo Galilei, que siguiendo
ciertos criterios llegaron a grandes descubrimientos permitiendo el desarrollo de la
ciencia.
Entre los pasos necesarios que conforman el método científico, se hallan
la observación (el investigador debe apelar a sus sentidos para estudiar el
fenómeno de la misma manera en que éste se muestra en la realidad),
la inducción (partiendo de las observaciones, el científico debe extraer los
principios particulares de ellas), el planteo de una hipótesis (surgido de la propia
observación), la demostración o refutación de la misma y la presentación de
la tesis (la teoría científica). [1]
El método científico es racional, ya que se basa en juicios y opiniones de fuentes
verídicas y de gran confiabilidad; el método científico también se destaca por ser
analítico, debido a que trata de entender y englobar el tema en una forma total, y en
términos muy claros, además se destaca por ser muy preciso.
Este método es de gran utilidad puesto que permite el desarrollo de un
planteamiento, idea o interrogante que surge para ser verificado y en muchos casos
formarse como ley.

https://definicion.de/metodo-cientifico/[1]