Está en la página 1de 43

Electrónica Básica - Cap 13.

Transformadores

ÍNDICE

Qué es un transformador
Partes de un transformador
Cómo funciona
Tipos de transformadores
Parámetros de un transformador
Símbolos utilizados en los esquemas
Ejemplo de utilización
Cómo comprobar un transformador
Usos de los transformadores
RINCÓN DE LA TEORÍA. Inducción electromagnética
El vídeo

1. Qué es un transformador

Un transformador es un componente utilizado en aplicaciones


eléctricas y electrónicas que permite modificar el voltaje de una
corriente eléctrica. Esta modificación puede consistir en:

elevar el voltaje,
reducir el voltaje
no modificar el voltaje

Mas adelante, cuando abordemos el tipo de transformador


denominado "de aislamiento", veremos esta tercera opción
aparentemente extraña.

Transformadores elevadores/reductores

Una cosa que hay que tener en cuenta es que un transformador sólo funciona con
corriente alterna. No sirven para corriente continua. Si ponemos un transformador
en un circuito por donde sólo pasa corriente continua, ésta recorrerá al
transformador como si de una simple resistencia se tratara, es decir, se disipará
calor, habrá una caída de tensión, pero nada más. No habrá transformación de
voltaje.

Esto es debido a que los transformadores funcionan en base al fenómeno de


inducción electromagnética, y este fenómeno sólo ocurre cuando hay
una variaciónde corriente, tanto en magnitud como en sentido de dicha corriente.
Es decir... corriente alterna.

2. Partes de un transformador

Partes de un transformador
BOBINADO

Todo transformador tiene, como mínimo, dos bobinas o devanados de hilo


conductor. Estas bobinas no están conectadas eléctricamente entre sí, están
aisladas. La transferencia de corriente desde una bobina hacia la otra se produce
mediante el fenómeno de inducción electromagnética.

Estos bobinados tienen un nombre:

- Primario: Es la bobina de "entrada" a la cual se le aplica la corriente a la que


queremos transformar su voltaje.

- Secundario: La bobina de "salida" que nos devuelve la corriente de entrada ya


transformada.

Por ejemplo, en un cargador de teléfono móvil, hay un pequeño transformador con


un primario de 220 voltios (la corriente de entrada, de la red), y un secundario de 5
voltios (para cargar el móvil)

Es muy frecuente el caso de transformadores con mas de dos bobinados. En las


fuentes de alimentación modernas es usual que el secundario del transformador
tenga 2, 3 y 4 secundarios.

También tenemos los transformadores con salida simétrica que proporcionan un


cero y dos tensiones iguales (desfasadas 180º entre sí) de modo que cuando una
está en el semiciclo positivo, la otra está en el semiciclo negativo. Este tipo de
secundario se utiliza para fuentes de alimentación simétricas, con una salida "cero",
una tensión positiva y otra tensión de igual valor pero negativa. Hay muchos
circuitos que necesitan este tipo de alimentación, y son muchos los circuitos
integrados que también exigen este tipo de alimentación. El siguiente dibujo
muestra un transformador sencillo y uno simétrico:

A la izquierda, símbolo de transformador con secundario sencillo


A la derecha, con secundario simétrico de 12 + 12

NÚCLEO

Los bobinados del transformador suelen ir montados sobre una estructura de metal
que permite que el fenómeno de inducción electromagnética ocurra de la forma
mas eficiente posible y con las menores pérdidas posibles. Para hacer el núcleo se
utilizan distintos materiales, a menudo aleaciones. Entre los más usados: Hierro,
acero-silicio y ferrita (a veces denominada por un nombre comercial: ferroxcube).
En ocasiones, el núcleo es de una sola pieza, en otras está hecho apilando chapas
metálicas (ver dibujo bajo estas líneas).

También hay transformadores sin núcleo metálico, o sea, con núcleo de aire.
Chapas metálicas para formar el núcleo de un transformador. Por simplicidad, el dibujo muestra el bobinado
directamente sobre el núcleo. En la práctica se interpone entre núcleo y bobina un material a modo de carrete
hecho en cartón o plástico.

3. Cómo funciona
En el dibujo sobre estas líneas vemos un transformador representado
por dos bobinas, a la izquierda el primario, a la derecha el
secundario. Vemos que el primario está diseñado para 240 voltios, y
el secundario es de 12 voltios. Si aplicamos una tensión alterna de
240 voltios al primario, aparecerá de forma inmediata una tensión de
12 voltios (también alterna) en el secundario.

Es decir, hemos reducido la tensión de 240V en un factor de aprox.


20 puesto que 240 dividido entre 20 da un valor de 12. Por cierto, en
este caso diríamos que este transformador tiene una relación de
transformación de 20.

Hay un paralelismo entre la mecánica y la electricidad en el caso de


los transformadores. Por ejemplo, en mecánica, de un par de
engranajes también se habla de "relación de transmisión". Y sabemos
que dos engranajes pueden disponerse de modo que el segundo
engranaje gire mas despacio que el primero (pero lo hará con mas
par, mas fuerza) esto sería una desmultiplicación y esto se consigue
haciendo el segundo engranaje con más diámetro que el primero.

También podemos hacer lo contrario: El segundo engranaje con


menos diámetro que el primero. Girará más deprisa... pero con
menos par. Esto sería una "multiplicación".

Claramente se ve que el producto "par" x "velocidad" en ambos


engranajes se mantiene constante (obviando las inevitables
pérdidas).

Exactamente igual ocurre en los transformadores pero sustituyendo


par y velocidad por tensión e intensidad. La potencia tanto en el primario
como en el secundario es la misma. Y la potencia es el resultado de multiplicar
tensión e intensidad. Siguiendo con nuestro ejemplo de transformador,
supongamos que el secundario tiene una intensidad máxima de 1 amperio (este
dato lo proporciona el fabricante) y el consumo en un momento dado es
precisamente de 1 amperio. Entonces sería muy fácil deducir qué intensidad está
circulando en el primario: Dividimos ese amperio por la relación de transformación
que en este caso es de 20

1 Amperio dividido entre 20 = 0,050 A = 50 mA

Si multiplicamos tensión e intensidad en cada bobinado veremos la potencia en


cada uno, y tiene que ser la misma.

Potencia primario = 240V x 0,050A = 12W


Potencia secundario = 12V x 1A = 12W

Por supuesto, la realidad difiere ligeramente de éstos cálculos debido a las pérdidas
que siempre existen en cualquier tipo de máquina, y los transformadores no
escapan a esta norma.

Otro punto importante a destacar es que los transformadores son dispositivos


reversibles. Lo veremos mejor con el transformador de nuestro ejemplo. En lugar
de aplicar 240V al primario para obtener 12V en el secundario, podemos aplicar
12V al secundario y tendríamos 240V en el primario. En cuanto a la intensidad,
haría falta 1A en el secundario para obtener "sólo" 50mA en el primario. Aquí
habría que invertir el nombre de los bobinados (el secundario pasaría a llamarse
primario y viceversa) ya que dicho nombre no es intrínseco: Se entiende por
primario a aquél bobinado al que se le aplica tensión, y por secundario el bobinado
de salida, aquél que recibe la tensión.

Durante su funcionamiento es normal que un transformador se caliente, sobretodo


si se le está pidiendo una potencia cercana a su máxima nominal. Si la corriente
excede el máximo durante un tiempo significativo, el transformador se romperá.
Algunos transformadores voluminosos y caros tienen una protección basada en un
fusible térmico para evitar que puedan llegar a generar fuego. Lamentablemente,
ese fusible no es accesible y el transformador debe desecharse.

Un transformador con los tornillos de fijación mal apretados puede ocasionar


problemas de vibración (a veces perfectamente audible) en los equipos.

4. Tipos de transformadores

Hay bastantes tipos, no sólo por la forma en que son fabricados, sino también por
la forma en que son utilizados.

DE ALIMENTACIÓN (Elevador o reductor)

Es el tipo más común y el que con más frecuencia nos vamos a encontrar, al menos
a nivel de aficionado a la electrónica. Casi todos los equipos incluyen al menos uno
formando parte de la fuente de alimentación. El primario se conecta a la red de 220
ó 125V según el caso. En los casos más sencillos hay un sólo secundario aunque lo
habitual es que tengan dos, tres y a veces más, especialmente cuando se trata de
fuentes conmutadas.
El transformador de la izquierda tiene rotulado el valor
"4 amps": Es la intensidad máxima del secundario.
El Transformador de la derecha, más pequeño, es para
0,4 amps

En la foto. a la izquierda, un transformador de alimentación con primario para 127


y 220 voltios. Secundario de 15 voltios. A la derecha, otro transformador, también
con primario de 127/220 Voltios, pero el secundario es simétrico: Podemos usar el
terminal "0" y un "18" y tendremos 18V, o podemos usar los dos terminales "18" y
dejar al aire el "0" y tendremos 36 voltios.

Otro uso que se le puede dar a un transformador con secundario simétrico es hacer
con él una fuente de alimentación... simétrica. Estas fuentes entregan a la salida
dos tensiones (además de una tensión "cero" o "masa"): Una tensión positiva de
"x" voltios respecto a esa masa, y una tensión negativa de "x" voltios respecto de
esa misma masa. Hay muchos circuitos que necesitan una alimentación simétrica
de este tipo. Lo veremos mejor con el esquema siguiente, una fuente que entrega
un +12, un -12 y un cero.
Fuente de alimentación simétrica +12V -12V usando un transformador simétrico de 12+12V,

y dos reguladores: Uno positivo (7812) y uno negativo (7912)

TRIFÁSICOS

Este tipo de transformadores son utilizados para distribuir la energía eléctrica de la


red, desde las centrales eléctricas hasta los puntos de consumo. Elevan la tensión a
valores bastante altos, en las grandes líneas, centenares de miles de voltios. Con
esto se minimizan las pérdidas de electricidad por efecto Joule. Como aficionados a
la electrónica es improbable que nos las veamos con uno de estos, pero bien está
saber que existen.

Por supuesto, también hay transformadores trifásicos reductores para bajar la


tensión a niveles utilizables por los consumidores: Industria, comercios, alumbrado
público, viviendas...

Tanto el primario como el secundario están formados por tres bobinas, pues como
su nombre indica, la corriente trifásica tiene tres fases. Los hay para potencias muy
variables, los más grandes pueden llegar a pesar cientos de toneladas.

Transformador trifásico de elevada potencia

ADAPTADOR DE IMPEDANCIA

Hay veces en que hay que conectar entre sí dos circuitos (o dispositivos) que tienen
un régimen de funcionamiento muy distinto en cuanto a manejo de tensiones e
intensidad. Para esto se utiliza un transformador de impedancia.

Un ejemplo bastante claro lo tenemos en la radio galena, la radio sin pilas, a la cual
le dediqué un vídeo. Allí vimos un problema a la hora de conectar el sencillo circuito
de la radio a los auriculares. Mientras que esta radio ofrece una impedancia mas
bien elevada, los auriculares tienen una impedancia muy baja, unos ocho ohmios.
Esto hace que la transferencia de corriente desde la radio a los auriculares sea muy
deficiente, y los auriculares no funcionan (no se oye la radio).

Una solución puede ser utilizar auriculares de alta impedancia, pero ya hace mucho
tiempo que no se fabrican y es harto difícil encontrar unos... y a saber a qué precio.

...Así que lo más efectivo y barato es utilizar un transformador de impedancia, en


este caso consiste en un simple transformador de 220V/6V

El primario de 220V se conecta a la salida de la radio. Los milivoltios o microvoltios


que entrega la radio serán disminuidos aún más por el transformador... pero a
costa de elevar proporcionalmente la intensidad, pues intensidad (mejor que
voltaje) es lo que necesita un auricular moderno de 8 Ohms.

El vídeo de la radio galena es el siguiente. En el minuto (5:25) de ese vídeo se


habla sobre el asunto de la adaptación de impedancias.

TOROIDALES

Este tipo de transformador se caracteriza por tener muy pocas pérdidas por
fenómenos indeseables, como son las corrientes de Focault. Otra ventaja es que
interactúan menos con componentes próximos debido a que el flujo magnético está
confinado en el núcleo.

Tanto el primario como el secundario se bobinan sobre un núcleo de ferrita y con


forma de anillo (toro, de ahí el nombre de este transformador).
Transformador toroidal

DE LÍNEAS (FLYBACK)

Utilizados en TV y monitores de TRC, en claro declive pero aún siguen usándose.


Este transformador es muy fácil de reconocer por su peculiar forma.

Siempre tienen múltiples devanados, y no es raro encontrarlos con hasta siete


bobinas. Su número de terminales o patillas también es elevado: Del orden de 10
terminales incluyendo el cable con la ventosa para la MAT (Muy Alta Tensión) que
se conecta al TRC y proporciona la tensión anódica de más de 25.000 voltios para
que el TRC acelere los electrones hasta una velocidad suficiente.
Este transformador es el centro neurálgico de los TV de TRC, pues entre sus
numerosos cometidos están los siguientes:

- Produce la señal que hace funcionar a las bobinas deflectoras horizontales


- También genera la tensión de foco para el TRC
- La tensión G2,
- La tensión de MAT para el TRC
- La tensión de filamento, de unos pocos voltios, para el TRC

- Genera la tensión de error del CAG (Control Automático de Ganancia)

- Produce tensiones auxiliares para otros circuitos: Sintonizador, vertical...

Acerca de obtener información de estos transformadores, hay una página web


interesante que nos puede ayudar:

Enlace a la página HrDiemen.com

Portal de Hr Diemen:
Aquí podemos usar su buscador para ver un transformador de líneas determinado.
Podemos buscar por la referencia del transformador, por el código de HR y también
por marca y modelo de TV. Una vez encontrado, esta página nos proporciona esta
información:

- Foto del transformador


- Conexionado para usar el comprobador de flyback. Hay infinidad de modelos de
blyback, y cada uno tiene un número de terminales distinto, además de que esos
terminales tienen una disposición también distinta y se conectan de forma distinta.
Esta información es muy útil.
- Qué otros modelos de TV usan ese mismo modelo de transformador.
- Esquema interno de los devanados del transformador y mapa de terminales.

Página de HR Diemen mostrando la información de un modelo de flyback:


En la parte superior izquierda de la pantalla anterior hay un enlace que dice "view
schema" (ver esquema). Si pinchamos el enlace nos saldrá el esquema interno del
transformador incluyendo la identificación de cada terminal y un croquis de la
disposición de los terminales. Todo un detalle...
Esquema interno de los bobinados con detalle de los terminales.

Hay en el mercado comprobadores especiales para este tipo de transformadores.


Una vez desmontado el transformador, se conecta al comprobador mediante varios
cables con pinzas de cocodrilo y se hace la medición. El display del comprobador no
sólo dice si está bien o mal, sino que también dice que tipo de falla tiene en caso de
estar mal.
Comprobador de transformadores de líneas

DE AISLAMIENTO

La finalidad de un transformador de aislamiento es proporcionar seguridad a


personas y equipos. Sabemos que no hay contacto eléctrico entre el primario y el
secundario. Dentro de un transformador la electricidad se transfiere "a distancia"
gracias a la inducción electromagnética. Así, podemos separar eléctricamente a un
equipo de la red.

Según hemos visto ya, no hay contacto eléctrico entre primario y secundario

En un transformador de aislamiento se aprovecha esta característica para aislar a


los equipos de la red. Y no se desea cambiar el voltaje, sólo se busca la cualidad de
aislar. Esta es la razón de porqué estos transformadores tienen una relación de
transformación 1:1, es decir, el voltaje se mantiene igual a la entrada y a la
salida. Como vemos, un transformador no sólo sirve para aumentar o reducir un
voltaje. También brinda seguridad.

No me estoy refiriendo a los transformadores que los equipos llevan en su interior,


pues aunque también aíslan, el primario de esos transformadores está
directamente conectado a la red. Me refiero a transformadores externos al equipo,
de modo que el equipo no se enchufa directamente a la red sino a través de ese
transformador.
Izquierda: Equipo conectado directamente a la red (no aislado)
Derecha: Equipo conectado a la red a través de un Transf. de aislamiento

Se suelen utilizar en entornos como equipos médicos, laboratorios, ordenadores y


también es buena idea, si eres electrónico, instalar uno en el banco de trabajo para
reparar equipos o en general manipular la electricidad con mayor seguridad. Es
importante destacar que la protección es con respecto a tierra, pero si se tocan los
dos polos de salida de un transformador de aislamiento a 220V se sufrirá una
descarga tan peligrosa como corresponde a 220V.

Un transformador de aislamiento también protege a los equipos de señales


indeseables e interferencias.

A veces no es fácil conseguir uno de estos transformadores. Si queremos proteger


un equipo o dotar a nuestro banco de trabajo de uno de éstos, podemos usar un
recurso para hacernos uno y, con un poco de suerte, nos puede salir casi gratis:

Se trata de algo tan sencillo como conectar a la red un transformador de


220V/125V. Después conectaremos el secundario de este transformador al
secundario de otro transformador igual. A la salida de ese segundo transformador
tendremos una tensión de 220V/125V ya completamente separada de la red.
Hay que tener en cuenta la potencia de los transformadores, pues no deberíamos
conectar nada que tenga una potencia mayor que la ofrecida por los
transformadores. Aún así, unos 100-200W está bien (a más potencia,
transformadores mas grandes y más caros). Con esta potencia podemos conectar
muchos tipos de equipos como monitores, TV, ordenadores, audio, etc. Lo de que
"puede salir casi gratis" es en el caso de reciclar dos transformadores de dos
equipos, pero -recuerda- ambos transformadores deben ser iguales.

Transformador de aislamiento casero partiendo de dos transformadores iguales. Hay que tener en cuenta la
potencia de estos transformadores y no conectar cargas que superen esa potencia. En el dibujo es de aprox.
250W, lo que da para conectar muchos tipos de equipamiento.

AUTOTRANSFORMADOR

El autotransformador tiene un sólo bobinado realizado sobre un núcleo de material


ferromagnético. En ese bobinado, en serie, están el primario y el secundario.
Pueden ser tanto elevadores como reductores de tensión pero tienen una
limitación: No pueden tener una relación de transformación superior a 3. A
continuación, un esquema de autotransformador:

Entre sus ventajas están:

-Comparado con un transformador convencional, a igual voltaje y potencia requiere


menos peso, menos cobre, en definitiva, menos material

- Tiene una gran eficiencia. A esto ayuda el hecho de que la transferencia de


corriente primario-secundario ocurre no sólo por inducción, como en un
transformador normal, sino también por conducción directa ya que primario y
secundario están en serie.

Y entre sus desventajas:

- El secundario no está aislado del primario. Esto ocasiona un problema de


seguridad suficientemente serio como para desaconsejar su uso en algunas
aplicaciones. En muchos países esto está regulado con leyes que restringen su uso
en algunas aplicaciones para evitar riesgos.

- En caso de fallo, por ejemplo que se corte una espira, puede aparecer toda la
tensión en el secundario, lo que supone un riesgo para las personas y los equipos
que alimente ese autotransformador.
- No filtra componentes indeseables tales como los armónicos

Los autotransformadores son muy utilizados en las centrales eléctricas y en las


líneas de transmisión de electricidad. La "bobina" que genera la alta tensión para
las bujías en coches y motos en realidad es un autotransformador.

Este conocido transformador es un autotransformador


Convierte 220V en 125V y viceversa

5. Parámetros de un transformador

Todos los componentes electrónicos tienen unas características o valores que los
definen. Los transformadores también. Son los siguientes:

- Tensión primario: La tensión que se conecta al bobinado primario. No hay


problema en usar una tensión menor, pero no debemos usar una mayor por riesgo
de romper el primario o lo que es peor: Obtener en el secundario una tensión
excesiva que pueda romper el circuito al que alimenta dicho transformador. Esta
tensión suele ir marcada en el mismo transformador por el mismo fabricante con lo
cual los terminales del primario estarán identificados.
- Tensión secundario: La tensión que se obtiene en el secundario cuando
conectamos al primario la tensión correspondiente. También suele venir marcada
por el fabricante.

- Relación de transformación: Es un parámetro importante sobretodo si nuestra


tarea es diseñar circuitos (parámetro de escaso interés a la hora de reparar). Este
dato no viene marcado ni lo facilita el fabricante pero es fácilmente deducible
conociendo las tensiones de primario y secundario. La relación de transformación es
el cociente resultado de dividir la tensión del primario entre la tensión del
secundario.

La relación de transformación viene determinada por el número de espiras de los


bobinados primario y secundario. A mayor número de espiras, mayor tensión y
proporcionalmente menor intensidad.

En cada bobinado, el número de vueltas (espiras), la tensión y la intensidad están


directamente relacionados según esta expresión:
Ejemplo:

El típico transformador de un inversor:


Tensión primario: 12V
Tensión secundario: 220V
Relación de transformación (RT): 220V / 12V = 18,51
Se trata de un transformador elevador.
Mejor, expresado de esta manera: RT = 1:18,51
La tensión en el secundario es elevada en un factor de 18,51
Por cada voltio en el primario, obtenemos 18,51 en el secundario
La intensidad en el secundario será 18,51 menor que en el primario

Potencia: El fabricante rotula en el mismo transformador la intensidad máxima


que puede exigirse al secundario. La intensidad no es una unidad de potencia pero
nos permite saber a qué atenernos y en cualquier caso podemos saber la potencia:
Multiplicaremos la tensión del secundario (voltios) por la corriente máxima
especificada por el fabricante (amperios). Ejemplo: Tensión secundario: 24V,
corriente máxima: 4A. La potencia máxima que puede entregarnos este
tranformador será:

P = V x I = 24V x 4A = 96W

Donde:
P = Potencia en watios
V = Voltaje del secundario, en voltios
I = Intensidad del secundario, en amperios

Si estamos reparando un equipo y tenemos que sustituir un transformador,


debemos usar uno exactamente del mismo tipo.

Si por el contrario estamos creando o diseñando un circuito debemos tener en


cuenta dos consideraciones a la hora de elegir el transformador adecuado:

1) Elegir bien la intensidad máxima del transformador. Hay que tener en cuenta
que a más intensidad, el transformador será más grande, pesado y caro. Aún así en
ocasiones viene bien sobredimensionar un poco el transformador, especialmente si
se busca una gran fiabilidad. Como orientación diré que si el circuito va a consumir,
digamos, un máximo de 1,5A, lo ideal sería poner el transformador de 2A. Es
claramente un compromiso fiabilidad/tamaño/precio.

2) La tensión del secundario, en caso de ser rectificada y filtrada con una fuente,
subirá en un factor de "raíz de dos": aproximadamente 1,41. Por ejemplo, una
tensión (alterna) de 12V suministrada por el secundario subirá a unos 17V después
de rectificada. Pero esto es con la fuente en vacío (sin conectarle nada). Cuando
conectemos una carga a la fuente y ésta tenga que satisfacer un consumo, la
tensión caerá tanto más cuanto mayor sea ese consumo descendiendo hasta ese
valor de 12V. Esto no va a ocurrir si usamos una fuente estabilizada o simplemente
un regulador de tensión de la familia 78XX, en este caso la tensión será estable y
constante.
6. Símbolos utilizados en los esquemas

En la siguiente tabla, los símbolos utilizados para los transformadores

7. Dos ejemplos prácticos de utilización de transformadores

- Alimentación

En el vídeo, en 30:01, vemos una de las aplicaciones que con más frecuencia nos
vamos a encontrar: Un transformador formando parte de una fuente. Bajo estas
líneas, una fuente de alimentación moderna (de las llamadas "conmutadas") que
tienen muchas ventajas frente a las clásicas. El transformador aparece en primer
plano.

Ahora, vamos a hacer un sencillo montaje para hacer trabajar a un transformador:


Haremos lucir un par de diodos LED de alto brillo (conectados en serie) partiendo
de la tensión de red que es de 220V alterna.

Sin embargo, los LED funcionan con sólo 3V... y además de corriente continua.

Vamos a usar un transformador 220V / 6V para bajar los 220V hasta los 6 que
necesitamos. Cada diodo necesita 3 volts, como son dos diodos conectados en
serie, la tensión deberá ser la suma de ellos: 6V.

No importa cómo conectemos cada par de cables tanto al primario como al


secundario del transformador: Recordad que estamos con corriente alterna y por
tanto, no hay polaridad.

Después, a la salida del transformador, vamos a conectar un puente de diodos para


convertir la corriente alterna que entrega el transformador en corriente continua
que es la que necesitan los diodos. Finalmente pondremos un condensador para
filtrar la componente de alterna residual.

El esquema es así:
- Adaptación de impedancia

En ocasiones hay que conectar dos circuitos o dispositivos que tienen un régimen
de funcionamiento muy distinto en cuanto a voltaje y/o intensidad.

Un ejemplo lo tenemos en la radio sin pilas, la radio galena.

El sencillo circuito, con tan sólo tres componentes, funciona con tensiones muy
reducidas (las que la emisora captada induce en la antena de nuestra radio), pero
las intensidades son aún mas reducidas, realmente minúsculas.

Esta radio deberá excitar unos auriculares para que podamos usarla. El problema es
que los auriculares necesitan una intensidad bastante mas elevada que la que
puede proporcionar el circuito de la radio.

La solución: Usar un transformador de impedancia.

Se usa un transformador de 220V / 6V. El primario de 220V se conecta a la salida


de la radio. Esto no quiere decir que en la radio hayan 220V ni mucho menos.
Sencillamente la tensión que la radio aplica al transformador se reducirá en un
factor de 40, lo cual quiere decir que la intensidad, como contrapartida, será 40
veces mayor. Esto nos evita buscar aquéllos auriculares antiguos de alta
impedancia que ya no se fabrican y son objetos de coleccionista. Por los 3 euros
que cuesta un pequeño transformador solucionamos el problema.

Esquema de la radio sin pilas (radio galena). T1 es el transformador de impedancia.

8. Cómo comprobar un transformador

La verdad, este apartado puede ser tan extenso que daría él sólo para un tutorial
de media hora y aún me quedaría corto...
Vamos a sintetizar para ver lo mas común, lo más frecuente.

En las distintas familias de componentes estamos acostumbrados a ver que hay


componentes que son propensos a fallar, a destruirse con el uso, por ejemplo:
Semiconductores y condensadores electrolíticos, y hay otros que parecen no
romperse nunca, como bobinas, condensadores cerámicos...

Los transformadores ocupan un lugar intermedio. No suelen romperse con facilidad,


y en algunas aplicaciones trabajan en un régimen tan poco exigente que no se
rompen nunca. En otras aplicaciones sí que nos encontraremos de vez en cuando
con algún transformador roto: Fuentes de alimentación especialmente las lineales
(antiguas o clásicas), inversores en TV y monitores, transformadores de líneas en
TV de TRC, transformadores de alta tensión de hornos microondas.. todos estos son
transformadores que trabajan con bastante demanda y pueden averiarse, no con
mucha frecuencia, pero tampoco es raro.

La mejor forma (en teoría) de comprobar un transformador es medir si le llega la


tensión al primario y medir si está presente la tensión esperada en el secundario.
Sin embargo a veces esto no es posible o no es fácil por una o más de las razones
siguientes:

- No hay acceso para las puntas de prueba del polímetro


- En transformadores de alta tensión (microondas, flyback de TRC) no es prudente
medir tensiones a no ser que uno sea personal especializado.
- El transformador no especifica cuales son sus terminales
- El transformador tiene múltiples devanados y no se sabe cuál es cuál.
- El circuito es crítico y poner las puntas de prueba altera el funcionamiento.

Así que en ocasiones no queda otra que optar por una de estas dos:

1. Sustituir el transformador. Método que no falla, pero a veces es engorroso y es


necesario disponer del recambio.

2. Desconectar el transformador del equipo y hacer las pruebas en frío, es decir,


medir resistencias en lugar de tensiones. También está el recurso de probar el
transformador con una tensión mucho mas baja (mas segura) que la nominal,
especialmente útil para los de alta tensión.

Sobre la primera opción anterior, nada que añadir, veamos la segunda:

Un transformador puede presentar dos anomalías:

- Devanado interrumpido, abierto, cortado


- Devanado en cortocircuito

DEVANADO INTERRUMPIDO

Como consecuencia de un golpe, calentamiento, exceso de corriente, etc, el hilo de


cobre que forma un devanado puede verse roto, interrumpido, con lo cual la
corriente no circula y el transformador no funciona. Normalmente se rompen los
devanados de hilo mas fino, por lo tanto, en los transformadores reductores el
primario es mayor candidato, mientras que en los elevadores lo será el secundario.

Forma de comprobar si un devanado está cortado: Nos aseguramos que el


transformador está sin tensión. Desoldamos al menos uno de los cables. Ponemos
el polímetro en la escala de resistencia (Ohmios) y aplicamos las puntas de prueba
a un devanado. Debemos obtener un valor desde cercano a cero a varios cientos de
ohmios. Dependerá de la sección del hilo y su longitud (número de espiras). Si
obtenemos un valor "infinito", el bobinado está cortado.

A veces hay suerte y la interrupción no es interna sino que está en el mismo


terminal o patilla de conexión del transformador, de forma visible. En este caso se
puede intentar reparar uniendo con una simple soldadura.

DEVANADO EN CORTOCIRCUITO

El hilo de cobre que forma los devanados tiene un recubrimiento, un esmalte, que
impide que pase corriente entre las espiras aunque éstas hagan contacto físico
entre sí. Cuando ese esmalte se desprende y dos o más espiras hacen contacto
eléctrico, se dice que el transformador está "en corto" o comunicado.
Las razones por las que esto puede ocurrir son las mismas que en la avería por
interrupción: Golpes, calentamiento, vibraciones, o simple envejecimiento.

El resultado de esta anomalía es muy aleatorio. Dependerá en gran medida de las


espiras afectadas. No es lo mismo que se trate de dos espiras adyacentes (que el
efecto será mínimo o incluso nulo) a que se comuniquen dos espiras muy alejadas,
lo que provocará un funcionamiento deficiente o un fallo total.

Detectar esta avería ya no es tan fácil, no se puede usar un óhmetro, pues la


variación de resistencia por el cruce de espiras puede ser del orden de tan sólo
unas décimas de ohmio.

La mejor manera de comprobar que un transformador funciona y no tiene


devanados en cortocircuito es haciéndolo funcionar: Conectar la tensión de entrada
al primario y medir la tensión generada en el secundario.

En el caso de transformadores que funcionan con alta tensión esto no es


recomendable por la alta peligrosidad de la operación, es el caso de los
transformadores de los hornos microondas: Al primario se le conectan 220V y en el
secundario hay casi TRES MIL voltios. Hay un truco para esto: Si en vez de
conectar 220V al primario le conectamos 12V, en el secundario habrá unos 130-
150V y no tres mil voltios, siendo así mucho más segura la prueba.

De hecho, tengo un vídeo dedicado a esto donde se ve que este artificio funciona
perfectamente. La reducción de voltaje en el secundario es lógica: El transformador
cumple con su "relación de transformación": Si aplicamos al primario una tensión
de 12V, que es 18.3 veces más baja que la nominal (220V), en el secundario
tendremos también una tensión 18.3 veces más baja (136V) en lugar de casi
3000V.

A partir del minuto 6:47 del siguiente vídeo podéis ver este truco en acción.

Otro tipo de transformador que no es nada fácil comprobar es el usado en TV de


tubo de rayos catódicos (TRC), conocido como transformador de líneas o flyback. Si
hay avería en el circuito de ese transformador (etapa de línea) y están descartadas
otras causas, normalmente se sustituye el flyback sin más.

También diré que hay instrumentación específica para medir o comprobar este tipo
de transformadores. Se conectan los terminales del transformador a ese
instrumento mediante cables con pinzas y en un instante se comprueba. Aquí tenéis
un ejemplar de esos instrumentos:

Comprobador de flyback (transformador de líneas)

9. RINCÓN DE LA TEORÍA. La inducción electromagnética

Definición
La inducción electromagnética es un fenómeno físico por el cual un campo
magnético variable puede producir (inducir) una diferencia de potencial (voltaje) en
un objeto que esté bajo la influencia de dicho campo magnético. Si ese objeto al
que nos referimos es conductor de la electricidad, la tensión inducida generará
también una corriente eléctrica inducida.

Sobre la definición anterior, comentar dos detalles:

1) Cuando se dice "campo magnético variable" quiere decir que ese campo puede
ser realmente variable... o puede ser fijo y lo variable consiste en que el imán se
desplaza en la cercanía de ese objeto.

2) Lo inverso también produce inducción: El imán permanece estático y lo que se


mueve es el objeto que está en las proximidades del imán.

Descubrimiento

Los físicos de principio del siglo diecinueve sabían que la corriente eléctrica
interactuaba con los imanes. Es un clásico el experimento del físico Hans Christian
Oersted que demostró que una corriente eléctrica puede actuar sobre un imán. El
experimento consiste en poner juntos un conductor eléctrico y un imán dispuesto
de modo que pueda girar libremente (brújula) y hacer pasar una corriente eléctrica
por ese conductor. Inmediatamente el imán gira a causa del campo magnético
generado por la corriente. En el vídeo, en 39:50, se hace este experimento.
Montaje para realizar el experimento de Oersted en el cual se demuestra que una corriente eléctrica genera un
campo magnético, fácilmente detectable.

Aquéllos físicos, enseguida, se hicieron la pregunta: ¿Será factible hacer al revés?


Es decir, utilizar imanes... para producir electricidad. Esta posibilidad era muy
atractiva y cautivó a muchos físicos de la época.

...Y se pusieron manos a la obra. Uno de los primeros fue Michel Faraday, de
hecho, a él se le atribuye el descubrimiento de la inducción electromagnética,
experimento que en el vídeo se muestra en 41:49. Se trata de mover un imán en
las inmediaciones de un conductor (mejor una bobina) y con un polímetro detectar
cualquier tensión o corriente en la bobina. En el experimento se comprueba que el
campo magnético ha de ser cambiante, de lo contrario no se induce ninguna
tensión por muy potente que sea el imán o por muy cerca de la bobina que lo
mantengamos.

También se comprobó que el campo magnético de un imán podía ser sustituido por
el campo magnético generado por una corriente. Es decir, una bobina induce a otra
bobina. Esto, de hecho, constituye la invención del transformador. También en el
vídeo en 44:33 se hace este experimento con dos bobinas. Vemos que con
corriente continua, la inducción no se produce salvo en dos breves instantes: El
instante de la conexión y el instante de la desconexión.

Leyes de Faraday y Lenz

Estas dos leyes rigen el fenómeno de inducción electromagnética. La de Faraday


nos dice cuánta corriente se crea. La de Lenz nos dice cómo.

Ley de Faraday: La tensión inducida en un objeto es directamente proporcional a la


velocidad de cambio del flujo magnético que incide sobre ese objeto. Es decir,
cuánto más rápido se mueva el imán (o la bobina) más tensión se induce. Cuanto
más rápido gira un generador, más tensión (y corriente) produce.

Ley de Lenz: El sentido de la corriente inducida es tal que, mediante sus acciones
electromagnéticas tiende a oponerse a la causa que lo produce. Expresado de otra
manera: El campo magnético generado por la corriente inducida tiene tal polaridad
que rechaza al imán (si éste se acerca a la bobina), o lo atrae (si éste se aleja de la
bobina)

O dicho de forma más sencilla: El imán usado para inducir la corriente se verá
frenado cuando aprovechemos esa corriente inducida. Esto es fácil comprobarlo: Si
hacemos girar un generador se va a crear una tensión, pero si dejamos sus polos al
aire sin conectar carga alguna, no hay corriente. Costará poco trabajo mover el
generador.

Pero si conectamos una carga al generador para que esa tensión cree a su vez una
corriente, veremos que el generador se vuelve "más duro" de mover. Y cuánto más
consumo, más cuesta moverlo. Esto pasa con todos los generadores, desde la
modesta dinamo de bicicleta, pasando por un alternador de coche, hasta el más
potente generador de una central eléctrica.

La ley de Lenz podemos comprobarla en un vehículo: Coche parado, motor al


ralentí. Escuchamos el sonido del motor y vemos el indicador de RPM del motor.
Ahora ponemos en marcha dos o tres cosas del coche que consuman electricidad (a
ser posible que no hagan ruido, como luces de carretera, luneta térmica y
encendedor). Nuestro oído notará que a cada dispositivo que encendemos el motor
lo acusa con un ligero descenso en la velocidad de ralentí. También se nota en el
indicador de RPM del motor. La causa: La ley de Lenz: Cuanto más consumo
eléctrico, más cuesta mover el alternador, y el alternador lo mueve... el motor. Si
no compensamos dando una pizca más de gas, el motor baja de RPM. Cuando
apagamos los dispositivos eléctricos, el motor vuelve a experimentar una ligera
subida de vueltas, ya liberado del freno que suponía el alternador.

El descubrimiento de la inducción electromagnética abrió muchas puertas no sólo a


la ciencia sino también al público en general: La humanidad no tardaría mucho en
beneficiarse de la inducción, que permitiría crear grandes cantidades de electricidad
con los generadores. Hasta ese momento, la forma de producir electricidad era
mediante la pila Volta cuyas prestaciones eran bastante limitadas.

Aplicaciones de la inducción electromagnética

Actualmente, el fenómeno de inducción es aprovechado en numerosas aplicaciones,


y es difícil imaginar una sociedad tecnológica sin la inducción.

Entre las principales aplicaciones:

- Transformadores: Poco que decir ya que este tutorial está dedicado a ellos.

- Electroimanes: Constan de una bobina y en su interior una barra de material


ferromagnético. Cuando se aplica corriente a la bobina la barra es atraída, lo que
hace que se desplace. Cuando cesa la corriente a la bobina, un resorte vuelve a
poner la barra en posición de reposo. La finalidad del electroimán es realizar una
acción mecánica a partir de una acción eléctrica.
Un electroimán. La bobina está bajo la cubierta negra de cinta aislante con los dos bornes a la vista
Más arriba, el eje móvil y el muelle recuperador. Funciona a 12V y tiene fuerza para levantar más de 300 grs.

- Generadores: Usando la inducción como principio de funcionamiento es posible


generar cantidades industriales de electricidad. Se basan en una parte fija (estátor)
y una parte móvil (rotor). Cuando el rotor gira, se cortan campos de fuerza y una
corriente eléctrica es generada. Los hay de muchos tipos. Unos obtienen la
corriente en el rotor, en un sistema de anillos y escobillas rozantes, otros la
obtienen en el estátor. Unos usan imanes permanentes, otros utilizan
electroimanes. La mayoría son rotatorios, pero también los hay lineales. Los hay
que generan corriente alterna (alternadores) y los hay que generan corriente
continua (dinamos).
Este generador, alternador de coche, de un diámetro poco mayor que un CD, es capaz de generar 13.8 voltios a
más de 120 amperios (1.6 Kw), el equivalente a la mitad del consumo de un hogar medio

- Motores: Hacen el trabajo inverso de los generadores: Convierten la energía


eléctrica en una acción mecánica. También los hay de muchos tipos.
Motor eléctrico de 12V. Es reversible: Si se mueve su rotor, genera electricidad.

- El tren de levitación magnética o Maglev: Se usan campos magnéticos para


mantener el tren por encima de la vía. No hay ruedas, no hay contacto físico entre
el tren y la vía, por lo tanto no hay rozamiento de rodadura, sólo el del aire. La
propulsión también es realizada mediante campos magnéticos entre vía y tren. Este
tipo de tren es muy silencioso y alcanza altas velocidades (más de 500 Km/h)
aunque alguna desventaja debía tener: Tiene un costo muy elevado tanto en
infraestructuras como en consumo.

El tren Maglev (Vídeo)

- Cocinas de inducción: Rápidas, seguras, cómodas, limpias y bastante eficientes.


Utilizan el fenómeno de inducción para calentar directamente los recipientes.
- Radiodifusión y radio-control: En las antenas de las emisoras se hace circular una
corriente eléctrica. En la distancia, en las antenas de los receptores se inducen unas
débiles corrientes que, tras ser amplificadas y mas o menos procesadas se envían
al dispositivo pertinente: Tubos de imagen TRC o LCD, altavoces, auriculares,
instrumentos, indicadores, servos...