Está en la página 1de 1

DISCURSO DE DESPEDIDA

Muy buenas noches , profesores, padres, hermanos y compañeros, pero sobre todo alumnos de sexto grado “C” de primaria
del colegio “José María Arguedas” de Chorrillos y digo sobre todo, porque hoy nosotros somos los protagonistas, hoy es
nuestra oportunidad de despedirnos de este colegio, este colegio en el que hemos vivido tantos momentos, situaciones que
nos han hecho reír, llorar e incluso pelear, pero todo eso que hemos pasado juntos, es la razón, hoy somos una clase unida,
que nos respetamos y nos aceptamos los unos a los otros, pero al fin y al cabo, lo que más hemos vivido han sido etapas.
Esas etapas por las que todos hemos tenido que pasar, nos han hecho ser quienes somos ahora, con nuestras virtudes y
nuestros defectos, etapas que nos han hecho crecer como persona. La primera fue la de infantil, aquel lugar extraño en el
que te “abandonaban” tus padres, te dejaban con gente que no conocías, con niños raros que se te quedaban mirando,
pero que poco a poco esos “niños raros”, se convertían en tus amigos.
Luego pasamos a la etapa de primaria, ahora subías a LA PRIMERA PLANTA, eso te hacía sentirte mayor, ya no eras un niño
pequeño ahora eras mayor, era el paso grande de niño pequeño a un niño mayor. En primaria aprendimos a sumar, restar,
multiplicar y a dividir, leer, escribir, esas “cosas” que les veías hacer a tus hermanos mayores, tus padres, esas “cosas” que
te resultaban tan difíciles y pensabas que ellos era súper listos. También creías que podías hacer más cosas, como tomarte
el agua, la gaseosa de tus compañeros, ganarte 10 centavos haciéndoles la tarea a las compañeras. Entre otras cosas más.
Y ahora estamos aquí, celebrando nuestra despedida después de seis largos pero maravillosos años junto a vosotros, mis
compañeros y compañeras. Sé que todos esperábamos este día que se nos hacía tan lejos, pero llegó, parecía que todavía
quedaba mucho, que estaba muy adelante, pero después de todo infantil, toda primaria aquí estamos, a pesar de que no
hayamos llegado todos los que empezamos, han ido llegando personas nuevas, a lo largo del tiempo en el colegio, que han
logrado encajar en nuestra clase y entre todos, inconscientemente, nos hemos ayudado a crecer como personas, a ser
quienes hoy somos y a descubrir partes nuestras que ignorábamos que teníamos.
Lo único que puedo decir es gracias. Gracias a nuestras familias, los padres y hermanos, por habernos soportado todos
estos años, que sé que no han sido fáciles, gracias por habernos dado el apoyo y el consuelo que necesitábamos cuando
nadie más lo hacía, gracias por habernos inculcado todos esos valores que nos han ayudado a ser como somos, por
habernos ayudado para que el camino sea más fácil y por habernos dado todo lo que teníais y sobre todo, gracias por la
paciencia que habéis tenido
También quiero darles las gracias a los profesores por habernos enseñado todo lo que sabíais a pesar de que a veces
hayamos sido difíciles y sobre todo gracias por su paciencia.
El Colegio ha insertado en su conciencia, el respeto, la honestidad, la solidaridad, la empatía, responsabilidad, el
emprendimiento, que serán las mejores armas que les permitirán enfrentarse a la realidad cotidiana. Una realidad herida
gravemente por el flagelo de la corrupción, la deshonestidad, la pereza y el camino de las ganancias fáciles. Sigamos adelante
en nuestra formación, recuerden que sin educación no hay forma de comprender la problemática de nuestra compleja
sociedad ni de poder encontrar las soluciones. Sin educación es imposible seguir un camino y llegar a las metas proyectadas.
Nos vamos a la siguiente etapa, La secundaria, dispersos, pero unidos por los recuerdos y la amistad que hemos logrado.
Nunca se conformen, nunca pierdan sus ideales, ilusiones y sueños. Gracias a ellos tenemos razones para vivir. Piensen más en
ser que en tener, lo más valioso no es lo que tienen o van a tener es sus vidas, sino a quién tienen en sus vidas.

Tengan siempre una mirada de agradecimiento y apoyo, para el Colegio que les ha brindado todo lo que estuvo a su alcance.
Él mismo se mantiene por la voluntad de quiénes apuestan a un futuro mejor y sin lugar a dudas ese futuro viene de manos de
la educación y la formación personal.
Y finalmente, gracias a vosotros compañeros, por haberme aceptado a pesar de la dificultades, gracias por perdonarme
después de haberos fallado varias veces y gracias por haberme hecho pasar los mejores años de mi vida y por haberme
ayudado cuando lo necesitaba, porque gracias a vosotros he llegado a este momento, y estoy aquí delante de vosotros
pensando que me llevo grandes amigos, por lo que únicamente puedo decir “Unidos por siempre por un Perú Mejor”
GRACIAS.