Está en la página 1de 7

Merchandising:

Podemos definir el merchandising como un conjunto de recursos los cuales pueden


ser aplicados a un punto de venta, con el fin de motivar e incentivar un acto de
compra, teniendo como objetivo presentar un producto en las mejores condiciones
físicas, técnicas y de funcionamiento, pensado en satisfacer las necesidades del
comprador, para que estos objetivos se cumplan se debe realizar una selección de
los productos y posterior exhibición en el lugar donde se quiere efectuar la venta.
De esta manera el merchandising busca una optimización del manejo de recursos
escogiendo las ubicaciones adecuadas en función de las diversas variables, las
cuales podrían ser la cantidad, calidad, forma, espacio, arquitectura del lugar, etc.
Gracias a una implementación correcta se podría obtener:
 Reducción en tiempos de compra
 Aumentar la rotación del producto
 Aumentar la capacidad instalada
 Obtener una comunicación adecuada respecto a los requerimientos del
comprador
 Un mejor ambiente y comodidad en el punto de venta
 Atraer nuevos consumidores

Merchandising visual:
El merchandising visual es una técnica con la cual se busca un modo adecuado de
exponer o exhibir un producto, del tal modo que las personas acudan al servicio
buscando generar una mejor experiencia en relación con los productos y la compra
de este.
Merchandising de seducción:
El merchandising de seducción se encuentra enfocado a la psicología, ya que su
objetivo es fidelizarlos bajo una grata experiencia en el punto de venta, cargada de
estímulos que buscan captar la atención del cliente y sorprenderlo. Junto a esto se
busca reflejar la imagen de marca, la que ayuda a que la marca se posicione en un
segmento especifico del mercado.
Estrategia de merchandising visual y de seducción:
En la venta de textiles nos encontramos una gran rivalidad entre competidores, con
una variada gama de marcas que ofrecen productos similares, es por esto, que la
abundante competencia ha demandado una modernización continua tanto en tipos
de telas, prendas y formas de posicionarse en el mercado.
Pese a que existen diversas formas de diferenciarse, la identidad de marca es lo
que permite a cada empresa mostrar su producto de forma distinta, enfocándose a
un publico objetivo que busca un estilo definido ya sea emocional o físico. Es por
estos dos últimos que cuando las tiendas venden sus productos deben hacerlo de
la mejor manera posible para que sus clientes se sientan identificados y atraídos
por los servicios ofrecidos, es por eso que la estrategia que se implementara no tan
solo estará enfocada a vender el atractivo del producto, sino también en reflejar
una imagen de la marca, que dará cabida a que el consumidor se sienta cómodo y
experimente una sensación positiva cuando se encuentre en el punto de venta,
contando con un mobiliario especializado se buscara una experiencia única tanto
en la decoración, iluminación, orden, música de ambiente y formas de atender al
cliente.
Para apoyar esta estrategia de merchandising se llevaran a cabo variados regalos
promocionales para dar la bienvenida a la apertura del local ofreciendo descuentos
los primeros días de inauguración de esta forma se beneficiara el posicionamiento
de la empresa en la mente de los clientes, junto con esto habrá una constante
entrega de prendas por concurso como(chaquetas, parcas, pantalones, y
accesorios) los cuales estarán constantemente presentes en redes sociales y
tienda, de esta forma conseguiremos destacar frente a la competencia ofreciendo
variedad y diferenciación tanto en atención al cliente como diferenciación en el tipo
de producto que desea adquirir.
Mostrar el producto:
En primera instancia daremos a conocer las prendas que se ofrecerán al mercado
por redes sociales (Instagram y Facebook), las cuales servirán de apoyo para
promocionar el producto, en donde aparecerán las descripciones de cada prenda
junto al precio de esta, cabe destacar que las prendas publicadas serán prendas
vintage de los años 60s, 70s, 80s y 90s, junto con prendas de primera línea
rediseñadas. La presentación de cada prenda ira en compañía de un outfit (conjunto
de ropa que se complementa) y un ambiente acogedor de fondo, que este a tono
con los colores del producto y estación del año que lo represente ofreciendo una
imagen llamativa y cercana para el consumidor.

Captar la atención del consumidor:


La estrategia ideada para captar la atención del cliente se llevara a cabo en la tienda
física, ya que esta debe contar con amplias vitrinas las cuales deben ir apoyadas
con maniquís mostrando los distintos tipos de prendas vintage rediseñadas de
manera llamativa, de las épocas mencionadas anteriormente; junto a esta estrategia
intentaremos concientizar a las personas entregándoles información sobre las
industrias textiles y el rol que cumplen en la contaminación para el medio ambiente,
llamándolas a apoyar el reciclaje y la compra de prendas de segunda mano en buen
estado y rediseñadas.
Generar deseo de adquirir el producto:
Para despertar el interés de los clientes por las prendas debemos mostrar las
cualidades, originalidad y exclusividad de cada producto y también los beneficios
ambientales que trae consigo adquirir este nuevo concepto de vestuario y por qué
debería comprarla (duración, marca, buena calidad y rediseño) de esta forma hay
que venderle al cliente lo que el quiera adquirir, asegurándole que le otorgara una
completa satisfacción.
Ofrecer una grata experiencia en atención:
Esta etapa de la estrategia es fundamental para que el cliente lleve a cabo su
compra, ya que el vendedor debe intentar captar su atención, sorprendiéndolo y
satisfaciéndolo, logrando en primera instancia contextualizar un ambiente grato
entre vendedor y comprador. Es por esto que el vendedor debe tener claro lo que
su objetivo busca como futura compra o necesidad, para así entregarle la mayor
información posible al comprador sobre los productos con mayor durabilidad,
calidad y ofertas. Siendo de esta manera sea inducido a efectuar de manera positiva
la compra.
Costos del merchandising:
Los costos relacionados al merchandising constante se llevarán a cabo mediante
concursos, realizados a través de redes sociales cada cierto tiempo, en los cuales
se realizarán sorteos de prendas rediseñadas. Para sacar el costo que tendrá el
concurso que realizaremos, sacaremos una prenda de un fardo de ropa, sabiendo
que el precio de un fardo de 10K cuesta $62.000 en donde vienen 70 prendas,
considerando lo anterior, el costo para la realización del sorteo de una prenda sería
de $890. Si a esto le agregamos el valor de la mano de obra obtendríamos un costo
mas alto, dado que el dueldo de una modista es de $301.000, una hora de trabajo
tendría un costo de $1.050 sumando a esto los materiales que se ocuparan para el
rediseño y acabado final del producto, obteniendo como un precio final de la prenda
a promocionar en merchandising de $2.250.
Para mostrar los productos de manera didáctica e interesante la implementación de
la vitrina será un punto importante de en la forma de llamar la atención del publico
por lo tanto se deben comprar maniquís, los que tienen un costo de $14.300 cada
uno, en la tienda para llenar todas las vitrinas se ocuparan ocho maniquís en
distintos puntos lo que nos muestra un costo de $114.400.
Además, para la masiva promoción de nuestra tienda y aumentar la afluencia de
público se realizará la entrega de flyers, los cuales contaran con información
relevante a nuestra tienda como; la dirección, teléfonos de contacto y redes sociales
(Instagram, Facebook), los volantes serán entregados cada vez que una persona
adquiera una prenda en el local o lo solicite.
Los costos asociados a la entrega de volantes son de $ 28.500 cuenta con 500
volantes papel fotográfico 10x15cm. por este motivo para posicionar la marca se
contará con cuatro personas para la entrega de volantes, cada una de ellas
entregará 1.000 volantes durante la semana en distintos puntos de la ciudad
Al calcular los costos, se le pagara $15.000 a cada repartidor de volantes, si este
monto lo sumamos por los cuatro repartidores nos da un monto de $60.000, ligado
con esto le sumamos los 4000 volantes que tendrían un costo de $228.000, al sumar
los costos de los volantes y repartidores nos da una cifra total de $288.000.