Está en la página 1de 2

Citizen Kane- Notas de Rocío Martinez

1. La película tiene un ritmo vertiginoso. Los flashback y la entrevista hacen que la


historia avance con fluidez.
2. La historia tiene un protagonista que se nos presenta a través de testimonios de
quienes lo conocieron, a modo de rompecabezas.
3. “If I hadn’t been very rich, I might have been a really Good man” una de las
definiciones que Kane da de si mismo. Es clave, porque en la película se ve cómo su
personalidad se va transformando hasta que él parece una caricatura de sí mismo.
4. Es interesante la escena en la que Jerry está consultando los escritos de Tatcher. La
habitación, los pocos muebles, la puerta y el cuadro: todo es enorme. Todo excepto el
propio periodista, que parece un niño pequeño. Esta puesta en escena y planos
recuerdan a la película “El proceso” del mismo director. Pareciera que a Welles le
parece directa e ineludible la relación entre burocracia- deshumanización.
5. La escena de los desayunos de Kane con su primera esposa me llamó mucho la
atención. En pocos minutos vemos como se desarrolla un matrimonio, desde el inicio
jovial y entusiasta hacia su decadencia y final. Son pocos planos, todos unidos por un
barrido de cámara vertiginoso que va uniendo escenas que son casi iguales, pero que a
la vez son diferentes. La conversación se va tornando áspera, la postura corporal y las
expresiones faciales de los esposos acompañan todo esto. Argumentalmente, esta es
una escena clave ya que nos muestra a Kane como un hombre obsesionado con el
trabajo.
6. También me pareció llamativa la secuencia en la que Kane celebra la re-apertura del
Chronicle. Asistimos en un primer plano a una conversación sobre las dificultades que
probablemente tendrá el periódico en el futuro, mientras que al fondo vemos a Kane
festejando rodeado de bailarinas. También es una pauta de su personalidad la
constante evasión de las preocupaciones y su falta de planificación.
7. La segunda esposa juega un papel importante en la historia, ya que se presenta desde
el principio como una verdadera victima de la personalidad de Charles. Su juventud e
ingenuidad la llevan a relacionarse con el magnate sin saber que esto la llevará a la
desdicha. Su primer esposa fue la sobrina del presidente, con la que se casa
aparentemente para engrandecer su figura. La segunda esposa es una muchacha con
la que se casa para no arruinar su reputación. En ambas ocasiones el matrimonio tiene
un origen político, frío, no es amoroso. Kane obliga a Susan, la joven segunda esposa, a
cantar. Quiere que ella cumpla su sueño. La primera vez que ella se niega a cantar y él
la obliga, Susan está en el suelo y la figura de su marido proyecta sobre ella una
sombra que le cubre el rostro por completo. La segunda vez que ambos discuten sobre
esto, ella aparece iluminada solo en la mitad de su rostro. Esta vez, Kane no logra
obligarla a cantar. La tercera vez que se muestre una discusión entre ambos es cuando
ella esta abandonando a Kane. Vemos que a pesar de las amenazas de Kane y sus
intentos de retenerla, ella mantiene firme su voluntad. En Susan notamos un progreso
que se refleja en la iluminación y nace en su postura corporal. La ultima vez que
discuten, es un preámbulo a su libertad.
8. El poder de resumen de Welles es notorio: en una secuencia que intercala las
actuaciones de Susan y los titulares de la prensa, nos deja en claro el total fracaso de la
muchacha. Es también irónico que sea precisamente la prensa la que nos informa del
fiasgo.
9. Los planos contrapicados se repiten en varios momentos de la película, especialmente
enfocados en la figura de Kane. De alguna manera, él es siempre enorme. En su
mansión, sin embargo, la figura de Kane es tan pequeña como la de Jerry en aquel
salón. Estas escenas de Kane empequeñecido las vemos hacia el final de la película,
cuando ya somos conscientes de la personalidad del protagonista y de todas sus fallas.
10. Al final, toda la magnanimidad de Kane se reduce a un conjunto de objetos apilados. Es
impresionante y conmovedor ver todas las pertenencias de un hombre en un solo
sitio, dispuestas a ser quemadas.