Está en la página 1de 8

39

El índice normalizado diferencial de la vegetación


     
C.L. Meneses-Tovar

L
‰
 
9              

  
 '
 problema especialmente grave permitió hacer el seguimiento de la
     
  
 en los países en desarrollo. En     
de los cambios en la salud del el año 2000, la superficie total de los desvela la relación entre los indicadores
bosque en el tiempo.       ‘‘ {  
  {
estimó en 800 millones de hectáreas; normalizado diferencial de la vegeta-
y en 500 millones de hectáreas de ción (NDVI, por su sigla en inglés). Este
      índice arroja valores estimados del «ver-
vegetación primaria se había transfor-  ‚  4
mado en vegetación secundaria (OIMT, de datos obtenidos mediante satélite.
2002). Entre otras de sus repercusiones   =>©!
adversas, la degradación representa una representa un indicador de la salud vege-
proporción importante de las emisiones   -
de gases de efecto invernadero. Es pues ción del ecosistema, es decir la megua de
urgente medir y analizar este fenómeno    { 
' 
  ' ]  más reducido, del NDVI. Por consi-
permitan contrarrestarlo. guiente, determinando la relación entre la
En el presente artículo se describe la magnitud de un indicador de varios eco-


  4 sistemas forestales —la biomasa aérea—
Carmen Lourdes Meneses-Tovar un método de análisis de los datos de
es Subgerente de teledetección de la teledetección, el cual, en conjunción con
Comisión Nacional Forestal de México. 

! 
FAO/C. PALMBERG-LERCHE

Unasylva 238, Vol. 62, 2011/2


40

y el NDVI es posible hacer el segui- más dilatados (5 a 25 años), y esto tam- cuenta de la cantidad de vegetación pre-
miento de los procesos de degradación. bién vale para las plantaciones foresta- sente en una superficie y su estado de
   ‚$  salud o vigor vegetativo. El NDVI es un
MEDICIÓN DE LOS CAMBIOS ejemplo, los rodales de una misma edad). índice no dimensional, y por lo tanto sus
Teledetección y fenología A lo largo de este período es posible valores van de –1 a +1.
Una de las aplicaciones más importantes distinguir entre las fases de plantación, |   4      4
de la teledetección es el seguimiento de establecimiento de los plantones y cre- por debajo de 0,1 corresponden a los
     ?  cimiento vegetativo hasta la madurez cuerpos de agua y a la tierra desnuda,
Las imágenes de teledetección pueden comercial; estas fases abarcan procesos    4  
utilizarse para el análisis de procesos dinámicos más complejos como la flo- indicadores de la actividad fotosintética
breves, por ejemplo para el seguimiento ración, la fructificación, el cambio de    -
del ciclo de crecimiento de los cultivos las hojas y ramas y el engrosamiento plado, la selva y la actividad agrícola.
y la evaluación de los rendimientos de     
 
una cosecha. Se estudian con este pro- constantes de la materia viva, o biomasa EL ESTUDIO
pósito las imágenes de satélite captadas aérea, presente por encima del suelo. Antecedentes y conjuntos de datos
en diversas etapas del ciclo de cultivo Más compleja resulta la observación de Partiendo de las imágenes de teledetec-
para un único año: la preparación del los procesos fenológicos de un rodal pri- ción y de estudios de campo, se buscó
suelo, la siembra, el establecimiento de        establecer la relación entre el NDVI y
la planta, el crecimiento activo, la flora- de diferentes edades y especies, donde la biomasa aérea. En primer lugar, hubo
ción, la fructificación y la translocación cada ejemplar tiene su propio ritmo o    4 < 
de nutrientes o la maduración de los    
  &         =>©!  
frutos y la cosecha.
 _    q '  medio del análisis de esas imágenes.
Las imágenes de satélite también per- rebrote—, y su propia estrategia de super- A continuación, dichos valores se aplica-
miten conocer los procesos vegetales vivencia en cuanto a la competencia por ron a diferentes comunidades vegetativas
 4           la luz, los nutrientes y el agua.           _  
El análisis de la degradación forestal     {
y la detección del cambio del uso de la El NDVI y la fenología referencia para las observaciones. Luego,
tierra constituyen los principales ejem- Existen diversas metodologías para estu- el comportamiento de las comunidades
plos de aplicación de esta técnica. Las diar mediante imágenes satelitales los fue observado a lo largo del tiempo.
imágenes obtenidas en diferentes años         Por último, se pudo correlacionar el
pueden entonces ser comparadas siem- la vegetación; uno de ellos es la apli- NDVI con la biomasa aérea —un indi-
pre y cuando hayan sido captadas en cación de índices vegetativos relacio-   
el mismo período del año; se reduce nados con el verdor (Chuvieco, 1998). datos de estudios de campo. Estos permi-
así al mínimo la expresión de variables El NDVI mide la relación entre la ener- tieron comprobar la validez del método
como la calidad de la luz, la geometría gía absorbida y emitida por los objetos     
de la observación y, en el caso de los terrestres. Aplicado a las comunidades |  `_€ {
ecosistemas vegetales, las diferencias de plantas, el índice arroja valores de     
de comportamiento de la comunidad a lo intensidad del verdor de la zona, y da de alrededor de 2 millones de kilómetros
largo del año (Singh, 1986; Mouat et al.,
citado por Chuvieco, 1998). X{&|/'



 $
$

==}
Los dos procedimientos mencionados y 2007 y utilizadas para el análisis del NDVI
son técnicas
. La fenología
Comunidad vegetal Clave del Instituto Nacional de Estadística Número de
es el estudio de la cronología de los y Geografía sitios
ciclos biológicos de plantas y animales, Bosque de encino Encino y encino y pino 20 139
y en particular en lo referente a los
Bosque de pino Pino, abeto, enebro, ciprés, enebro y pino y encino, 6 276
   con predominancia de pino
estaciones y bajo diversas condiciones Desierto y dunas $
&
  199
climáticas. En el caso de los cultivos
Manglar Rhizophora spp. 980
anuales, la observación de las variacio-
Matorral " 
 

 10 945
nes en las imágenes es relativamente
sencilla. Los cambios en la fotorreflec- '
  Bosque muy húmedo de montaña 1 526
tancia a lo largo del ciclo de crecimiento Pastizal Pastos naturales por la presencia de sodio y yeso 235
de los cultivos son evidentes y ocurren
durante períodos breves. En el caso de Selvas altas y Selvas altas y medianas deciduas o perennifolias 16 976
medianas
los ecosistemas forestales, los procesos
Selvas bajas Selvas bajas deciduas o perennifolias 6 470
naturales y los métodos para obser-
varlos son prolongados. El comporta- Tular Thyphus spp. 190

miento de los individuos tiene tiempos Sin cobertura vegetal Sin cobertura vegetal 1 229

Unasylva 238, Vol. 62, 2011/2


41

1
Comportamiento mensual promedio del Selvas altas y
NDVI por tipo de comunidad vegetal medianas

*+
 

cuadrados. Dada su particular locali-


Manglar
zación y relieve, México presenta una
gran variedad de ecosistemas y zonas
Tular
 
templadas. Para el estudio se utilizaron
Bosque de pino
imágenes satelitales e información pro-
cedente de inventarios. Las imágenes

NDVI
Bosque de encino
satelitales fueron obtenidas por medio
del espectrómetro de formación de imá- Selvas bajas
genes de resolución moderada (MODIS),
un instrumento lanzado por la Admi- Matorral
nistración Nacional de Aeronáutica y el
Espacio (NASA) de los Estados Unidos Desierto
#_    _
proporciona mediciones a gran escala   

de la dinámica global.
Uso del suelo
El Inventario Nacional Forestal y de
Suelos (INFyS), una base documental Meses
4'     -
Nota: El NDVI se presenta con valores comprendidos entre 0 y 256 por translación y escalamiento matemático.
tiva de la Comisión Nacional Forestal
(CONAFOR), fue la fuente de la infor-
mación terrestre para las estimaciones. de vegetación fueron identificados clásicas a un ciclo regular de pluviosidad
Las estadísticas del INFyS fueron reco-    
  y almacenamiento de agua en el terreno.
gidas durante el período 2004-2007 y de la Carta de uso de suelo y vegetación, Los valores de NDVI mínimos se regis-
actualizadas en 2008-2009. Serie II, del Instituto Nacional de Esta- tran entre febrero y abril de cada año y
dística y Geografía (INEGI, 2000). corresponden al período más seco. Los
Determinación de los valores del NDVI Como puede verse en el Cuadro 1, fueron valores de NDVI máximos se observan
Para estimar el comportamiento feno- sometidos a observación y clasificación en los meses más lluviosos de julio y
lógico de los ecosistemas forestales un total 65 165 sitios. agosto. La variabilidad puede aún ser
se analizaron compuestos de imáge- Los sitios muestreados se superpu-   
q-
nes MODIS de resolución espacial        … 4  ción de lluvias cambian según la altitud.
de 500 m tomadas durante los meses habían sido elaboradas a partir de las q  `_€ 
sin nubosidad. Las imágenes fueron imágenes compuestas mensuales cap- {€  

elaboradas por el Instituto para Estu- tadas mediante MODIS. Para conocer considerable de norte a sur.
dios Computacionales Avanzados de el comportamiento interanual de cada Las extremas oscilaciones muestran
la Universidad de Maryland (Estados tipo de comunidad vegetal se calculó un '  -
Unidos de América). Se examinaron valor promedio mensual para el NDVI.  4 # 
53 imágenes compuestas consecutivas      
correspondientes a 30 días, desde el Observaciones    
16 de noviembre de 2000 hasta el 13 de Los valores de NDVI más elevados febrero y mayo de los años analizados,
agosto de 2005. Los valores del NDVI        están por debajo del umbral de referencia
fueron calculados para esas imágenes.    de 190. Los descensos en el valor del
A continuación, fue necesario corre- mesófilos de montaña. Estos valores se =>©!     
lacionar los valores del NDVI con los mantuvieron por encima del umbral de correspondiente a esos períodos es bajo
tipos de vegetación de los diferen- verdor de referencia a lo largo de todo a causa de la caída o del cambio de color
tes sitios estudiados. Se obtuvo así el año (Figura 1). El umbral tiene un de las hojas.
una muestra estratificada sistemática valor aproximado de 190 (véase en la |  4   
de datos de campo provenientes del Figura 1 la nota sobre los valores del valor mostrado corresponde a la respuesta
!="     - NDVI), y se puede relacionar con el combinada total del ecosistema (el suelo
temas del país. El tipo de comunidad hábito perennifolio del ecosistema o y los estratos herbáceos, de matorral y de
vegetal atribuido a una determinada  
    árboles). Por lo tanto, es también posible
zona indicaba, para cada uno de los otras tierras arboladas.   {   _
sitios muestreados, la vegetación más Una tendencia sinusoidal o un compor- hídrico, una parte del estrato de pasto
frecuentemente observada. Los tipos tamiento cíclico anual son las respuestas      

Unasylva 238, Vol. 62, 2011/2


42

2
Comportamiento anual del 210,0
NDVI de la estación seca para
varios tipos de ecosistema

190,0
*+
 
Las comunidades vegetales con los Selva alta
valores de NDVI más bajos son los 170,0 Bosque de oyamel
desiertos, en los cuales las hojas son

NDVI de la estación seca


muy escasas, seguidos por los pasti- Bosque de pino

zales y las zonas de matorral. Estas 150,0 Manglar


comunidades no muestran tendencia Bosque de encino
sinusoidal; su respuesta es más bien la
Selva baja
de una región de pluviosidad irregular. 130,0
Esta fluctuación complica el análisis de Matorral

los procesos de degradación. Referencia


Los ecosistemas de manglar y de tular 110,0
  
presentan el comportamiento más com-
Desierto
plejo en cuanto a valores de NDVI. Los
valores están siempre por encima de 90,0 Cuerpos de agua

los valores de referencia pero carecen


de picos claramente definidos y se ven
70,0
muy afectados por las fluctuaciones del 2005 2006 2007 2008 2009
nivel hídrico.
La muestra comprendía una serie de Nota: El NDVI se presenta con valores comprendidos entre 0 y 256 por translación y escalamiento matemático.
sitios clasificados en la categoría «uso
  ‚  €    - período. A los fines del seguimiento, casi constante a lo largo del período;
ponde por lo general a la presencia de será necesario distinguir las fluctuacio- sin embargo, se aprecian excepciones
actividades agrícolas. Estas superficies     -     
    ] 
muestran un comportamiento sinusoidal     selva de alta y mediana montaña y las
 
   4  q     otros procesos.     
la selva baja, y sus valores de NDVI fluctuaciones entre las estaciones de
promedio nunca están por debajo del Variaciones del NDVI de un año a otro 2007 y 2008.
umbral de referencia. Estos valores El paso siguiente consistió en determi-
constantemente «verdes» son difíciles nar el comportamiento anual del NDVI Vinculaciones entre el NDVI y
de explicar cuando se practican cultivos para las diferentes zonas de vegetación. la biomasa aérea
anuales y la agricultura es mecanizada, La estación seca fue seleccionada por- La biomasa aérea se seleccionó como
   q          4`>! variable indicadora de la función del
durante el período de preparación del son menos afectadas por la cubierta         -
suelo los valores fuesen cercanos a los    4    =>©!  |   
de la tierra desnuda. El fenómeno se generalmente desnudas, son fácilmente experimentar un cambio de cubierta
  {    4       distinguibles. vegetal sin perder necesariamente su
     Se preparó un compuesto de imáge- condición original; pero un cambio
de mecanización. nes MODIS con resolución espacial de   
|   
  250 m. Las imágenes fueron captadas        
en un análisis multitemporal de los pro- entre el 15 de febrero y el 15 de abril productos, puede sí considerarse una
cesos la fecha de la toma de las imáge- ]  {     forma de degradación.
nes satelitales es un factor importante. la estación seca. Los valores de NDVI Se midieron 25 000 puntos en el
|
   4 promedio se calcularon para dicho campo con el objeto de elaborar un
correspondan a unas mismas fechas, período. Los puntos observados en las inventario. Cada punto de medición,
     rondas anteriores se superpusieron, y el o conglomerado, comprendió cuatro
del año se constatan diferencias en comportamiento promedio se calculó sitios, o subconglomerados. En cada
el vigor vegetativo, e incluso en las para cada tipo de comunidad vegetal uno de los sitios se hicieron mediciones
comunidades perennifolias puede haber (Figura 2). de las variables para todos los árboles
variaciones pronunciadas entre las esta- |      con un diámetro a la altura del pecho
ciones seca y lluviosa. biomasa de los diferentes ecosistemas (DAP) de más de 7,5 cm. Se tomaron
Este tipo de análisis desvela los cambios obedece a una pauta definida. En los variables como el número de árboles,
naturales experimentados por la vege- diversos tipos de vegetación se cons- el número de especies, el número de
tación a lo largo de un determinado    =>©!  
 árboles vivos, el número de tocones,

Unasylva 238, Vol. 62, 2011/2


43

3
Relación entre el NDVI de la época
seca y la cantidad de biomasa aérea
y = 4E-11x5,6919 por tipo de comunidad vegetal
R2 = 0,8334 BA

y = 4E-08x4,3318 cuales se ha asumido una biomasa aérea


R2 = 0,6384 Vegetación arbórea X <  4 
primaria y secundaria
promedio     
y = 2E-10x5,347  $^#%   4
Biomasa Mg/ha

R2 = 0,7741 Vegetación primaria


altos del NDVI corresponden al bos-
BM
Vegetación arbustiva 
  ]$^`% 
y = 3E-08x4,2473 primaria y secundaria por la selva alta perenne (SAP). Para el
R2 = 0,4882
Vegetación herbácea cálculo de la biomasa aérea de estas dos
SAP primaria y secundaria últimas comunidades se utilizaron las
ecuaciones generales propuestas por el
Grupo Intergubernamental de Expertos
sobre el Cambio Climático (IPCC) en su
orientación sobre las buenas prácticas
relacionadas con el uso de la tierra, el
cambio del uso de la tierra y la silvicul-
tura (IPCC, 2003). La relación general
NDVI de la estación seca muestra un coeficiente de correlación
(R 2) de 0,8334.
Nota: El NDVI se presenta con valores comprendidos entre 0 y 256 por translación y escalamiento matemático. q  
-
 {  
 
la altura total del árbol, la altura comer- y no se elaboraron ecuaciones para la de montaña difiere marcadamente de la
cial, la altura libre, el DAP, el diámetro biomasa o el volumen de la madera de 
 {    {
    
de la corona y del área basal, y otras ciertas comunidades (Thalia, sabana, el modelo ambos están subestimados.
21 variables cuantitativas y 45 variables tular, palma, manglar y algunas selvas). Pero por otra parte, el modelo también
cualitativas relacionadas por ejemplo Se tomaron en consideración 1 230 127 produce un efecto de «sobreestima-
    - de los 1 305 307 árboles observados ‚   4  4
raleza de las repercusiones, el estado de (véase la Figura 4; ECOSUR, 2009). 7,5 cm de DAP se han tomado en cuenta
la capa superficial y el humus y el uso Los 16 842 conglomerados se superpu- para el cálculo de la biomasa, mientras
del recurso (CONAFOR, 2011). sieron a las imágenes de NDVI y se cla-  =>©!
El volumen de la biomasa aérea (en sificaron de acuerdo con la comunidad integran la totalidad de la respuesta del
toneladas por hectárea) se calculó para vegetal y su condición (primaria, prima- ecosistema (estrato arbóreo, arbustivo
16 842 conglomerados medidos en el ria con vegetación secundaria arbórea, y herbáceo).
campo con vistas a su inclusión en el y primaria con vegetación secundaria La Figura 3 muestra un declive en la
INFyS (ECOSUR, 2009). Para cada arbustiva) (Figura 3). relación entre biomasa aérea e NDVI,
ecosistema se formularon ecuaciones La relación entre biomasa aérea e NDVI según su situación o estado sucesi-
      muestra un comportamiento exponencial    |     
de la literatura. La mayor parte de las cuyo origen corresponde al valor del una determinada comunidad, la bio-
ecuaciones se derivaron de materiales NDVI de los cuerpos de agua, para los masa aérea es más abundante en los
 
'   
están referidos a ecosistemas de conífe-
ras y latifoliadas de regiones templadas.
Se elaboraron ecuaciones alométricas
 Q}XXXX
figuran en el INFyS. En la mayor parte
de los modelos se utilizan como variables
independientes el DAP y la altura. No
se usaron datos de regeneración para
estimar la biomasa; las especies sucu-
lentas de zonas áridas fueron omitidas,

4
Comportamiento general del NDVI,
2005-2009, de una muestra que se
volvió a medir en 2009

Unasylva 238, Vol. 62, 2011/2


44

      - sufrido perturbaciones como los puntos >   
sistemas perturbados.  q{    medición en el campo permiten evaluar
Del total de los 3 533 conglomerados tan sólo una superficie de 1 600 m 2Y
SEGUIMIENTO medidos en 2009, 3 486 arrojaron valores estos puntos son representativos de 1 ha
Se ha lanzado una iniciativa destinada de NDVI superiores a los de la medición   4 € 
a volver a medir los sitios visitados inicial. El comportamiento general del es de 6,25 ha.
en la primera campaña de mediciones. NDVI se muestra en la Figura 4. También Se pudo detectar una reducción del
Los sitios fueron visitados por primera se analizó el comportamiento de algunas valor del NDVI en 47 de los 3 533 con-
vez en 2009 y serán visitados nueva- clases específicas de vegetación. glomerados medidos en 2009.
mente en 2012. Por consiguiente, se En el recuadro y en el cuadro, figura Según se informó, la muestra de
seguirá disponiendo de información 
  
{  
 2009 contenía 258 conglomerados sin
sobre el crecimiento y los cambios los datos correspondientes a uno de los cubierta vegetal.
en las funciones forestales para el   
       En este grupo se distinguieron cuatro
20 por ciento de los 25 000 conglome- estudiado, el conglomerado 56890 de clases:
rados existentes. La información sobre Campeche. Este punto fue uno de los ªQ}U     
 -
                    
podrá ser estimada interrogando la base      - los interpretó como conglomerados
de datos del INFyS (2010). terizaba el conglomerado en el momento de «uso de la tierra»; estos conglo-
En el primer ciclo de nuevas medicio- de la primera y segunda mediciones merados fueron validados por inter-
nes se recogieron los valores del NDVI como la pauta de variación del NDVI. pretación de imágenes; no se detectó
correspondientes a las mediciones de Más adelante (Figura 5) se presentan reducción del valor del NDVI en nin-
campo del INFyS hechas en 2009, y se los resultados relativos a una agrupa- guno de estos casos (puntos verdes
    q{ ción de terrenos sin cubierta vegetal. en el mapa).

Seguimiento: El conglomerado 56890 es un caso intere- En agosto de 2005, en el conglomerado


conglomerado 56890 sante. De acuerdo con el NDVI de la estación 56890 se comprobó la existencia de una
(Campeche) seca observado hasta el 15 de abril de 2009, selva subperenne de media altitud; y
fue posible determinar que el mismo había se midieron 192 árboles (fotografía,
sido quemado recientemente. Aunque el izquierda). La observación hecha en
comportamiento del NDVI para algunos abril de 2009 no mostró cubierta vegetal
~!* >  
@


  '" alguna; en esa zona había 0 individuos
se necesita llevar a cabo otros análisis para (fotografía, derecha; cuadro).
completar su conocimiento.

Resultados del estudio del conglomerado 56890 (Campeche)


Visita Número DAP Ancho de copa Cubierta Altura total Tocones
de árboles cm m % m

09/08/2005 192 11,82 2,51 60,1 8,98 0


Comportamiento del NDVI, 2005-2010,
conglomerado 56890 17/04/2009 0 0 0 0 0 0

Unasylva 238, Vol. 62, 2011/2


45

5
ª…         _4 {  { Conglomerados declarados sin cubierta
vegetal en el estudio de 2009, por caso
cubierta vegetal» entre 2004 y 2007,  
  > 
  {
y seguían careciendo de cubierta desempeña una función importante en
vegetal en 2009; no se detectó reduc- el análisis de los procesos de cambio, alométricas para estimar la biomasa
ción del valor del NDVI en ninguno es necesario seleccionar cuidadosa- aérea se basan solo en la altura del indi-
de estos casos (puntos amarillos en mente las fechas de captación de las viduo y en el DAP; no son tomados en
el mapa). 4`>!   cuenta en ellas aspectos como la cubierta
ª’Q    
   dichos procesos. Para la elaboración de copas, el diámetro de las ramas y el
erróneamente en el período 2004- de las imágenes es oportuno eliminar área basal. Conforme se vayan refinando
}XX‘ <   las nubes, las sombras proyectadas por las las estimaciones de la biomasa presente
indicadas, pero tras la revisión de nubes, las sombras creadas por la topo-   
  ]
las fotografías y datos se comprobó grafía y los valores de saturación en los los ecosistemas de selva, dicho método
      { números generados por la geometría de podrá ser más representativo de los
realidad de cubierta vegetal; no se la observación del satélite o la presencia cambios ocurridos. Se deberá prestar
detectó reducción del valor del NDVI de agua sobre las hojas de los árboles. atención a otros aspectos tales como
en ninguno de estos casos (puntos Los modelos de regresión pueden  {4  
rojos en el mapa). igualmente ser mejorados, por ejem- mayormente en el vigor del crecimiento.
ª<  }XXš}XX‘ - plo haciendo comparaciones entre dos Por ejemplo, los años «húmedos» aso-
tró para 14 conglomerados cubierta mediciones temporales en un único ciados con el fenómeno La Niña y
   Y punto del INFyS o tomando en cuenta El Niño determinarán un incremento
en cambio, la observación de 2009 ciertos factores como el rebrote. El     =>©!     
      INFyS contiene además otras variables años «secos» generarán valores muy
carecían de cubierta vegetal (puntos mensurables, como los árboles en pie bajos del indicador de cambio.
azules en el mapa).            - Pese a las limitaciones relativas a la
rían entender más cabalmente la diná- resolución de las imágenes y al cálculo
CONCLUSIONES mica forestal en cada uno de los puntos de la biomasa aérea, el modelo de
Existen limitaciones al uso del NDVI observados—, y la edad de la muestra regresión de 0,83 es muy satisfactorio.
como instrumento de medición de la madre de las poblaciones de conífe- Las imágenes generadas por el sensor
    Y   € ras. La mayor parte de las ecuaciones MODIS son apropiadas para el análisis

Unasylva 238, Vol. 62, 2011/2


46

         CONAFOR. 2011. Preliminary report of OIMT. 2002. ITTO Guidelines for the restor-
        the National Forest and Soil Inventory, ation, management and rehabilitation
haya sido suficientemente grande 2004–2009. Zapopan, México, Comisión of degraded and secondary tropical
para determinar una variación en la Nacional Forestal. forests. ITTO Policy Development Series
radiometría y por consiguiente en el ECOSUR. 2009. Estimation of biomass for No. 13. Yokohama, Japón, Organización
NDVI. El NDVI puede ser utilizado FRA 2010 tables. Villahermosa, México, Internacional de las Maderas Tropicales
     Colegio de la Frontera Sur. (disponible también en: www.itto.int/
       INEGI. 2000. Land use and vegetation chart. policypapers_guidelines/).
con anticipación. X Aguascalientes, México, Instituto Nacional Singh, A. 1986. Change detection in the
de Estadística y Geografía. tropical forest environment of northeastern
IPCC. 2003. >

  
 India using Landsat. En: M.J. Eden y
prácticas relacionadas con el uso de la J.T. Parry, eds. Remote sensing and
tierra, el cambio del uso de la tierra y la tropical land management, pp. 237–254.
silvicultura. Hayama, Japón, elaborado Chichester, Reino Unido, John Wiley. X
Bibliografía por el Instituto para las Estrategias
Ambientales Globales para el Grupo
Chuvieco, E. 1998. El factor temporal en Intergubernamental de Expertos sobre el
teledetección: evolución fenomenológica Cambio Climático (disponible también
y análisis de cambios. Revista de en: www.ipcc-nggip.iges.or.jp/public/
7    
, 10: 1–9. gpglulucf/gpglulucf_contents.html).

Unasylva 238, Vol. 62, 2011/2