Está en la página 1de 2

ENFERMEDADES CONTAGIOSAS

Gestos tan sencillos como lavarse las manos, beber agua potable embotellada o
contar con una mosquitera bajo la que dormir por las noches pueden protegernos
de las enfermedades contagiosas que más muertos se cobran cada año en el
mundo.

HEPATITIS

La hepatitis es una infección del hígado que puede propagarse por distintas vías
según el tipo de virus del que se trate.

En el caso de la hepatitis E, se transmite sobre todo por vía fecal-oral, a


consecuencia de la contaminación del agua que se bebe, por lo que está
relacionado directamente con un saneamiento
deficiente. Esto la convierte en una enfermedad
contagiosa y está altamente presente en países
del noreste de África, el sur de Asia y México.

Cada año, 20 millones de personas se contagian


de hepatitis E. En los campos de refugiados de
países como Sudán del Sur, ACNUR facilita
tratamiento para las personas afectadas y evita
que se siga propagando.

LA MALARIA

La malaria es una de las enfermedades contagiosas más mortales que existen y los
menores de 5 años son quienes tienen más riesgos de contraerla. Especialmente
presente en países de África subsahariana, Asia y Sudamérica, se ha convertido en
la primera causa de mortalidad infantil en el continente africano.

La malaria se puede contagiar a través de una


simple picadura de mosquito: cuando el mosquito
se alimenta de la sangre de una persona
infectada, será portador de la enfermedad.

Para evitarlo, es necesario evitar las picaduras


de mosquito, especialmente en época de lluvias,
a través de spray anti mosquito o mosquiteras.
Aunque evitarla es sencillo, 1 de cada 3 personas
en África no tiene una mosquitera bajo la que
protegerse.
EL ÉBOLA

El virus del Ébola que atacó en 2013 la región de África occidental fue catalogado
como el más mortífero de la historia.

La que fue una de las enfermedades contagiosas


que más alarma social han causado en España,
volvió a aparecer en 2018 en la región del Congo,
cobrándose más de 160 muertes.

En este país, donde miles de personas han


tenido que desplazarse a causa de la violencia,
ACNUR trabaja en chequeos periódicos y
medidas de higiene para evitar su contagio a
través de fluidos corporales.

EL CÓLERA

Esta enfermedad se propaga a través del agua o


alimentos contaminados con una bacteria,
normalmente pescado o marisco crudo o a medio
cocinar, frutas y verduras. Cuando una persona
está infectada por la enfermedad, sus heces
serán la principal fuente de contaminación, por lo
que el cólera puede propagarse rápidamente en
zonas donde las aguas residuales y las fuentes
de agua potable no se tratan adecuadamente,
sumado a la falta de sistemas de higiene.

EL SARAMPIÓN

El sarampión es otra de las enfermedades contagiosas que afectan principalmente


a niños y se contagia por la tos y los estornudos
o el contacto directo con secreciones nasales o
de la garganta infectada.

Hasta 2015, más de 100.000 personas morían


cada año a causa de esta enfermedad a pesar de
que existe una vacuna segura para prevenir su
contagio. A día de hoy, todavía sigue siendo una
de las principales causas de mortalidad infantil en
el mundo, que afecta sobre todo a menores de 5
años con desnutrición.