Está en la página 1de 9

Introducción

La ley 66-97 es la ley que regula, en el campo educativo, la labor del Estado y de sus
organismos competentes. En esta ley se presentan una serie de artículos cuyo fin es
hacer más eficiente no solo el sistema educativo dominicano, sino también la
educación en general, cada artículo presenta regulaciones ya sea para los docentes, los
alumnos, el mismo sistema e incluso la misma ley.
La Presente ley cuenta con 228 artículos que forman los 39 Capítulos y que a su vez
componen los XII títulos; dirigidos tanto al docente, a los alumnos, a las entidades de
apoyo de la educación a los padres y amigos de la escuela, así como también al estado
y la nación dominicana. Ahora presento una pequeña síntesis de esta preciada e
importante ley de educación, basada en los Títulos y Capítulos que la componen.
ANÁLISIS SOBRE LA LEY GENERAL DE EDUCACIÓN 66’97 DE
LA REPÚBLICA DOMINICANA

Esta ley hace referencia a su objetivo principal que es garantizar el derecho a la


educación de cada dominicano y dominicana, además de la labor de cada organismo
que actúa en el proceso educativo.

Plantea los principios y fines de la educación Dominicana. En su principios se habla


de la educación como derecho permanente e irrenunciable, de la familia como
principal ente educador para sus hijos, en donde cada sujeto tiene derecho a una
educación apropiada y gratuita sin importar si es especial o no. Expresa la obligación
del Estado, de brindar igualdad de calidad de educación en cantidad y calidad,
fomentar la salud y la nutrición.

Como fines que persigue la educación en esta ley se encuentran, formar personas
libres, críticas y creativas; ciudadanos amantes de su patria y de su familia, que
conozcan sus deberes y derechos y que respeten la dignidad humana.

Establece todas las funciones que el estado debe de llevar a cabo para mantener el
buen funcionamiento y el más alto nivel, de calidad en el sistema educativo
dominicano. Algunas de las obligaciones del Estado establecida en la ley general de
educación 66’97, esta facilitar y financiar la formación y actualización de los
maestros en todos los niveles y modalidades, además de supervisar la educación
pública y privada entre otras funciones.

Brinda la libertad de la enseñanza, en donde toda persona o institución está en su


derecho de fundar establecimientos educativos, los cuales deben de estar amparado
bajo esta ley para poder funcionar como centro de educación formal; es decir que los
centro educativos formales tantos privados como públicos se deben regir por dicha
ley. Da libertad a los talleres y a todos los establecimiento de educación informal, así
como también hace mención al derecho de aprender, además se dan a conocer algunas
reglas de los centros educativos, como; no armas de ningún tipo.
Objetivo

Hace referencia a la participación de la comunidad en el desarrollo de la educación,


en donde se les debe dar participación activa a la familia y la comunidad en la solución
de problemas que se puedan generar en los centros educativos. Expresa que la familia
tiene la responsabilidad o la obligación de escolarizar a sus hijos en la edad
correspondiente según lo acredita la ley, así como de apoyar los esfuerzos de los
maestros para la buena educación de sus hijos y crear en ellos una actitud positiva
frente a los estudios.

Con respecto a la moral y la religión establece que los padres o tutores tienen todo el
derecho de que sus hijos reciban la educación moral y religiosa que esté de acuerdo
con sus propias convicciones.

Sobre la estructura académica en la citada ley, el sistema educativo comprende los


tipos de educación formal, no formal e informal. Los conocimientos, habilidades y
destrezas adquiridos serán regulados por el consejo nacional de educación
fomentando en los alumnos el aprendizaje por sí mismo, organizando la estructura
académica en niveles, ciclos, grados, modalidades y subsistemas. Los niveles que
comprende esta ley son: inicial, Básico, medio y superior), lo que se busca lograr en
cada uno de estos niveles, es que los sujetos adquieran las competencias necesarias
para una vida productiva y de bienestar.

Esta ley hace mención sobre la calidad de la educación como marco de referencia del
sistema educativo dominicano, tiene como función garantizar la eficiencia y la
eficacia global del mismo. Comprende la evaluación de los procesos, del producto, de
los insumos y de los servicios que intervienen en la actividad educativa, para satisfacer
las necesidades de la sociedad. En la misma se enmarcan algunos parámetros que
determinan la calidad de la educación como por ejemplos; el rendimiento alcanzado
por los estudiantes, el grado de coherencia alcanzado entre loa fines educativos, las
estrategias para alcanzarlo y los resultados, las características socio-económica,
afectiva, y social del alumno.
Describe como el currículo será flexible, abierto y participativo, involucrando a todos
los actores del proceso, enfocándose en los aspectos psicopedagógicos, socio-
económico, orientación educativas y las diferencias geográficas, regionales y
municipales del país.

Menciona la estructura y función administrativa del sistema educativo, estableciendo


la organización jerárquica de los organismos que integran dicho sistema.
Establece las funciones y atribuciones del Consejo Nacional de Educación, así como
los representantes de cada organismo que lo integran, como serán las votaciones para
elegirlos y cada que tiempo se deben reunir para tomar nuevas acciones.

Sobre las atribuciones del Secretario de Estado de Educación y Cultura, hoy día
Ministro de Educación esta, velar por la consecución de las políticas educativas ya
que es, el principal interesado en alcanzar una educación de calidad.
Con relación a la ciencia y la tecnologia, hace referencia al fomento de la educación
científica y tecnológica, para lograr un conjunto de objetivos como; el desarrollo de
planes informativos con el objetivo de revalorizar la función social de la ciencia y la
tecnología en todo el ámbito educativo.

Esta ley devenga en el ministerio de educación la responsabilidad de promover el


desarrollo de la cultura dominicana, contribuir a divulgarla, ayudar a conservar sus
mejores manifestaciones y ponerla al servicio del pueblo. Es decir que el ministerio
tiene que dar un lugar especial a nuestra cultura para difundirla, rescatarla, promoverla
y auspiciar actividades que nos identifican como verdaderos dominicanos en nuestro
país y fuera de él.

Presenta los organismos descentralizados como una forma de garantizar la


transparencia del sistema educativo dominicano y la participación de los distintos
sectores a nivel central, regional, distrital y local. Habla de las funciones de las juntas
regionales en donde resalta el fomentar y supervisar el desarrollo de la educación, la
ciencia y la cultura. Dispone la crean las juntas regionales, distritales y de centro como
órgano descentralizado de gestión educativa. Como parte de la descentralización en
cada una de las regiones educativas del país, habrá una estructura regional compuesta
por un director regional de educación en el ámbito administrativo y sus
correspondientes órganos descentralizados. Hace mención a las funciones de este
organismo y las distintas instituciones de apoyo de la misma, además de cómo están
formadas.
Expresa también que los distritos educativos tendrán como jurisdicción el territorio
municipal, sobre las funciones de las juntas distritales y como están formadas las
mismas. Autoriza que cada centro educativo estará a cargo de un director que es el
encargado de velar por el cumplimiento de las normas; a su vez manifiesta, que en
cada centro debe existir una junta escolar que es el organismo descentralizado del
centro.

En relación a la capacitación y formación de los docentes en todas las modalidades y


niveles, queda como una responsabilidad del Estado Dominicano, por tal razón se crea
el Instituto Nacional de Formación y Capacitación del Magisterio (INABIMA), que
es el instituto encargado de velar por los servicios de seguridad social y el
mejoramiento de la calidad de vida de los empleados del ministerio.
En lo que se refiere a los estatutos docente y las disposiciones legales que deben
reglamentar las relaciones entre el Estado y los docentes encontramos; esta ley
garantizar la calidad de la educación mediante evaluaciones y promoción del personal
docente, regular los derechos y obligaciones de los docentes y establecer un régimen
especial que garantice la estabilidad del docente en aspectos de ingresos,
remuneraciones, profesionalismo, protección, seguridad, traslado, ascenso, licencia,
vacaciones y otros aspectos importantes.

Con relación al ingreso a la carrera docente, esta ley expresa las características que
debe tener un docente antes de ser nombrado, el tiempo de prueba o evaluación que
suele ser de 1 año y algunos aspectos en cuanto a la estabilidad en el trabajo, además
de algunos deberes del docente y como deben ser nombrados los docentes
administrativos y los técnicos, así como también los derechos de los mismo. Aunque
cabe destacar que el ingreso del docente al sistema educativo dominicano ha cambiado
ya que hoy día se ingresa al sistema por concurso de oposición, de ahí que los docentes
pueden ser administrativos, técnicos y otros.

Esta ley pretende mejorar la calidad de vida del docente y además hacer que se sienta
motivado a desempeñar mejor su labor. En otro aspecto relacionado al docente esta lo
que es el tribunal docente como ente encargado de solucionarlos conflictos y
apelaciones del docente.
Esta ley faculta al Consejo Nacional de Educación ser la responsable de validar los
títulos o certificados de estudio estableciendo los requisitos que los alumnos deben
satisfacer; los certificados y su autenticidad se legalizaran.
La secretaria de estado de educación y cultura hoy ministerio de educación queda
faculta para realizar las organizaciones que la las circunstancias demanden.
Legislación Escolar
Llámese Legislación educativa al conjunto de normas (Decretos, Leyes,
Reglamentos,Resoluciones, Ordenanzas y Ordenes departamentales), a través del cual se rige
nuestro sistema educativo. En todo país democrático y desarrollado, su legislación educativa
representa una de las más preponderante garantía de éxito en la función directiva. De ahí que
el equipo de gestión de todo centro o plantel escolar debe conocer a cabalidad dicha
normativa. Si hacemos una búsqueda retrospectiva del quehacer escolar en la República
Dominicana nos encontraremos con que, inmediatamente se logró nuestra independencia en
el año 1844, una de las primeras preocupaciones de nuestros legisladores fue ocuparse en
darle al incipiente país la base legal de su sistema educativo.

Consciente de la importancia que reviste tener al alcance la normativa en cuestión nos hemos
permitido colocar, a continuación, un enlace con la recopilación de la legislación educativa
dominicana a cargo del Ministerio de Educación.

¿Cuándo surge la legislación escolar?

Con la independencia dominicana, nace la primera Constitución y con ella, en la


época de la Primera República, se conoce la primera legislación educativa dividida
en dos categorías: una referida a la Legislación Educativa General y la otra
categoría a la Legislación Educativa Especifica. A la Legislación Educativa General
corresponderán las leyes, decretos, y resoluciones que tocan a la educación formal
(regulaciones educativas) durante los gobiernos de Pedro Santana y Buenaventura
Báez.

Algunas de las regulaciones que corresponden a este período de la Primera


Republica

 La Ley de Instrucción Pública del 13 de mayo del 1845.


 La Ley del 15 de mayo del 1846.
 El Decreto del 6 de mayo del 1852 con carácter de ley, emitido en el primer
gobierno de Buenaventura Báez.
 El Reglamento para la Dirección y Régimen de las escuelas del 27 de junio
¿CUÁL FUE LA PRIMERA LEY DE EDUCACION?
En el año 1844, la función educativa estuvo a cargo del Ministerio de Justicia e
Instrucción Pública, suprimido mediante la Ley No. 79, del 28 de enero de 1931.
Luego con la Ley No. 89 del 21 de febrero del mismo año, se asignaron las
atribuciones relacionadas con la Instrucción Pública y las Bellas Artes a la
Superintendencia General de Enseñanza. El 30 de noviembre de 1934 con la Ley
786, fue creada la Secretaría de Estado de Educación y Bellas Artes. De esta
manera el término "Instrucción" dio paso a un término más abarcador, como es el
de "Educación".

En 1965, mediante el Decreto No. 16 de fecha 4 de septiembre, le fueron


transferidas a la Secretaría de Estado de Educación, las funciones relacionadas
con Cultos, anteriormente adscritas a la Secretaría de Estado de Relaciones
Exteriores, con lo cual asumió el nombre de Secretaría de Estado de Educación
Bellas Artes y Cultos. Desde el año 1951 hasta mediado del 1997, esta Secretaría,
estuvo regida en su funcionamiento por la Ley Orgánica No. 29-09, de fecha 5 de
junio de 1951, la cual estableció la base normativa que rigió la vida institucional
del Sistema Educativo Dominicano hasta 1997.

Con la promulgación de la Ley No. 66-97 de fecha 9 de abril de 1997, la


Secretaría cambia nuevamente de nombre, adquiriendo el de Secretaría de Estado
de Educación y Cultura, que luego le fue cambiado por Secretaría de Estado de
Educación con la aprobación y promulgación de la Ley 41-00 de fecha 28 de
junio del año 2000, que crea la Secretaría de Estado de Cultura y que transfiere la
función Cultural a esa cartera. El Reglamento Orgánico de fecha 11 de agosto del
2000, es el que operativiza la Ley de Educación 66-97.
Conclusión

Luego de haber analizado los aspectos más importante de la ley en cuestión llegamos
a la conclusión de que la misma fue promulgada, porque la sociedad dominicana
demandaba un cambio significativo en lo que respecta a la educación y que en la
elaboración de la misma se tomaron en cuentas todos los sectores de la sociedad
dominicana.
Queda de manifiesto como uno de sus objetivos principales, mejorar la calidad de la
educación en todos los ámbitos. Hacernos partícipes a todos, para poder garantizar la
eficacia de la educación.
Se descentraliza en todos sus organismos para que la educación no sea responsabilidad
de uno sino de todos y todas ya que, queda expresado en muchos de sus artículos que
es responsabilidad de todo el pueblo dominicano velar por el buen funcionamiento
de la educación.

Busca mejorar la calidad de vida de los docentes. Y garantiza la sustentabilidad o


sostenibilidad de la educación dominicana.