Está en la página 1de 5

Electrocardiograma

I. Definición
El electrocardiograma es una prueba que registra la actividad eléctrica del
corazón que se produce en cada latido cardiaco. Esta actividad eléctrica
se registra desde la superficie corporal del paciente y se dibuja en un
papel mediante una representación gráfica o trazado, donde se observan
diferentes ondas que representan los estímulos eléctricos de las aurículas
y los ventrículos. El aparato con el que se obtiene el electrocardiograma
se llama electrocardiógrafo.

Para la recogida de la actividad eléctrica por el electrocardiógrafo, se


necesita que sobre la piel del paciente se coloquen una serie de
electrodos (normalmente 10), que irán unidos hasta el electrocardiógrafo
por unos cables. Con 10 electrodos se consiguen obtener 12
derivaciones, es decir, se dibujan en el papel 12 trazados de los impulsos
eléctricos del corazón desde diferentes puntos del cuerpo. Se pueden
obtener derivaciones extra si se añaden más electrodos a la superficie
corporal, pero el electrocardiograma básico debe constar como mínimo
de 12 derivaciones. El electrocardiograma de una persona sana presenta
un trazado particular; cuando aparecen cambios en ese trazado el médico
puede determinar si existe un problema.

II. INDICACIONES
 Examen preoperatorio.
 Vigilancia cardíaca.
 En caso de trastornos depresivos recurrentes o persistentes en el
adulto, un ECG puede ser practicado en un examen inicial y durante el
seguimiento del tratamiento para ver si hay efectos adversos al
tratamiento.
III. CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE UN ELECTROCARDIOGRAMA
Un electrocardiograma es un procedimiento simple que ofrece
información valiosa. El registro del electrocardiograma puede dar
información muy útil para valorar el estado del corazón y la repercusión
de distintas enfermedades sobre el mismo. También puede ser de ayuda
para encontrar las causas de síntomas como palpitaciones o dolor de
pecho. Otras condiciones en las que resulta de utilidad realizar un
electrocardiograma son: · En ocasiones se realiza como parte de una
serie de pruebas de rutina, por ejemplo, antes de una cirugía

IV. CUÁLES SON LOS RIESGOS DE UN ELECTROCARDIOGRAMA


El actual proceso de obtención de un electrocardiograma no implica
ningún riego o complicación, es un sistema completamente pasivo de
captación de una señales eléctricas, por lo que no causa dolor. Cuando
el electrocardiograma es obtenido mediante una prueba de esfuerzo, el
único riesgo está relacionado con el ejercicio, no con el desarrollo del
examen pero en este caso debe realizarse en presencia de un médico.

En el caso de niños y mujeres embarazadas, se les puede realizar sin


dificultad, aunque la interpretación en niños requiere personal experto. No
se esperan dificultades con ninguna enfermedad.
V. PRECAUCIONES
Preguntar al paciente si tiene marcapasos.
A los pacientes que tienen amputación de miembros superiores e
inferiores, se les coloca la placa en el muñón.
Los brazos y las piernas deben estar sobre la cama, no colgando
o tocando alguna superficie metálica.
Si se presenta alguna interferencia por agitación o temblor, colocar
las placas de los brazos, debajo de los hombros y las de las
piernas, en los muslos.
Nunca colocar los electrodos en prominencias óseas o cicatrices,
colóquelos en partes blandas.
Seguir las recomendaciones del manual de uso, del fabricante.
Seleccionar la velocidad del trazado a 25 mm/seg. y el voltaje a 1
mv Seleccione “filtro” y modalidad manual o automática

.
VI. UBICACIÓN DE LOS ELECTRODOS DEL EKG

Los electrodos periféricos son cuatro y van colocados en las extremidades


del paciente. Normalmente se diferencian con un color distinto para cada uno
(ver Trucos para colocar los Electrodos).

 R: brazo derecho (Right), evitando prominencias óseas.


 L: brazo izquierdo (Left), evitando prominencias óseas.
 F: pierna izquierda (Foot), evitando prominencias óseas.
 N: pierna derecha, es el neutro (N).
a. Electrodos precordiales
Los electrodos precordiales son seis y van colocados en la región
precordial.
V1: en el cuarto espacio intercostal, en el borde derecho del esternón.
V2: en el cuarto espacio intercostal, en el borde izquierdo del
esternón.
V3: a la mitad de distancia entre los electrodos V2 y V4.
V4: en el quinto espacio intercostal en la línea medio-clavicular (línea
que baja perpendicularmente desde el punto medio de la clavícula).
V5: en la misma línea horizontal que el electrodo V4, pero en la línea
axilar anterior (línea que baja perpendicularmente desde el punto
medio entre el centro de la clavícula y su extremo lateral).
V6: en la misma línea horizontal que los electrodos V4 y V5, pero en
la línea medioaxilar (línea que baja perpendicularmente desde el
centro de la axila).
SONDAJE VESICAL

I.INTRODUCCIÓN

El sondaje vesical es una técnica invasiva que consiste en la introducción


aséptica de una sonda desde el meato uretral hasta la vejiga urinaria.

La colocación de una sonda vesical persigue varios fines diagnósticos y


terapéuticos que son:
 Facilitar la salida al exterior de la orina en casos de retención.
 Control de diuresis.
 Tratamiento intra y postoperatorio de algunas intervenciones quirúrgicas.
 Mantener una higiene adecuada en el caso de escaras genitales.
 Tratamiento crónico en aquellos pacientes que no vacían
espontáneamente la vejiga.
Al tratarse de una técnica estéril, la deberían realizar conjuntamente el
enfermero/a y el auxiliar de enfermería, pero un enfermero capacitado para ello
puede realizar solo este procedimiento.

II.definición
El sondaje vesical es una técnica invasiva que consiste en la introducción de
una sonda hasta la vejiga a través del meato uretral, con el fin de establecer
una vía de drenaje, temporal, permanente o intermitente, desde la vejiga al
exterior con fines diagnósticos y/o terapéuticos

¿Cómo mejorar la calidad de los cuidados de enfermería?


 Mantener una comunicación efectiva con las personas a las que
proporciona atención
 Reconocer en la persona su concepción holística
 Proporcionar cuidados que garanticen la atención libre de riesgos y
daños innecesarios
 Establecer una coordinación efectiva con el equipo interprofesional de
salud
 Actuar con base en los principios éticos que rigen la práctica profesional
de enfermería
¿Cómo prevenir la infección urinaria asociada a sondaje vesical?
El cuidado de la sonda permanente vesical en los ambientes no quirúrgicos, en
los que no existen lesiones quirúrgicas vesicales, ni los pacientes son
atendidos por expertos, debe basarse en la instrucción y formación del
personal que atiende a estos pacientes. Confirmado que los sistemas de
drenaje cerrado consiguen retardar la bacteriuria, estos sistemas deben ser
obligatoriamente utilizados en todas aquellas circunstancias en que sea
posible. Es también extremadamente importante el cuidado, con lavados y
aplicaciones de antisépticos, del punto de salida de la sonda vesical en el
meato. Con estas dos iniciativas se retrasa tanto la contaminación intraluminal
como la que se produce por vía peri uretral. La sonda uretral debe evitarse
siempre que no sea estrictamente necesaria y cuando las circunstancias y
comorbilidad del paciente no haga aconsejable su uso deben buscarse
alternativas, como el cateterismo intermitente, los colectores externos y el
drenaje supra púbico mediante cistotomía. En cualquier caso la sonda vesical
debe retirarse tan pronto como sea posible. La oportunidad de lavado vesical
mediante sonda de tres vías, con o sin antisépticos apropiadamente diluidos,
como clorhexidina, es otra alternativa que debe explorarse en casos
seleccionados.
Capacitar al paciente o cuidador en los autocuidados de la sonda vesical

 Tanto el paciente como su cuidador deben lavarse las manos con agua y
jabón antes y después de manipular el catéter.
 Lave dos veces al día el área genital. El lavado se realizará limpiando
alrededor de la punta del pene donde entra el catéter y luego secar de
igual forma.
 Debe ducharse diariamente, siempre con el catéter urinario conectado a
la bolsa recolectora de orina.
 La higiene diaria se debe realizar con agua y jabón manteniendo el
catéter libre de restos de sangre o secreciones.
 Evite el uso de aerosoles y geles antibacteriales de manera rutinaria, ya
que estos pueden irritar y conducir al desarrollo de bacterias,
aumentando el riesgo de infecciones.
 El catéter debe moverse de forma rotativa diariamente, con el fin de
evitar que se adhiera a las paredes de la uretra.
 Si se usa tapón vesical es necesario que se lave con agua y jabón las
manos y el tapón cada vez que se manipule.
 Si no hay contraindicación médica, ingiera abundantes líquidos, de 8 a
12 vasos, hasta obtener orina clara, para evitar infecciones y
obstrucciones del catéter.