Está en la página 1de 3

3.7.

INTESTINO DELGADO
El intestino delgado esta perfectamente adaptado para la digestión y absorcion de los nutrientes. Por su estructura, fuerza al quimo a
que siga un trayecto en espiral a medida que va avanzando. Este movimiento en espiral enlentece el avance del quimo, lo que facilita su
mezcla con las secreciones pancreaticas, biliares e intestinales, asi como la digestion y posterior absorcion de los nutrientes.
3.7.1. Secreción en el intestino delgado
Entre las vellosidades intestinales estan las criptas de Lierberkhun, en donde hay celulas secretoras tanto endocrinas como exocrinas.
Las celulas de las criptas secretan cada dia 1.5 litros de un liquido isotonico. Los estimulos que aumentan dicha secreción son la distension
del intestino por el quimo, y un quimo acido o hipertonico.
Las glándulas de Brunner del duodeno, secretan un liquido alcalino rico en bicarbonato y moco. Esta secrecion, junto con la de las criptas,
protege a la mucosa del duodeno de la erosion, del acido y de la pepsina del quimo procedente del estomago. La acetilcolina, la gastrina,
la secretina y la colecistoquinina estimulan esta secrecion mucosa. La noradrenalina de las neuronas simpaticas disminuye la secrecion
mucosa y por lo tanto aumenta la susceptibilidad del duodeno a la erosion. Las celulas de Paneth secretan lisozima que digiere la pared
de ciertas bacterias. En la membrana de los enterocitos se secretan las enzimas digestivas, entre ellas la enteroquinasa que activa el
tripsinogeno a tripsina, produciendose la activacion de las peptidasas secretadas por el pancreas.
3.7.2. Motilidad del intestino delgado
Como termino medio, el quimo tarda entre 3 y 5 horas en atravesar el intestino delgado, aunque a veces pueda tardar hasta 10 horas.
Los movimientos mas frecuentes son los de mezcla o segmentacion y los peristalticos. Los movimientos de segmentación dividen al
intestino en pequenos segmentos y su frecuencia ritmica mezcla el quimo con las secreciones digestivas, a la vez que pone al quimo en
contacto con la mucosa intestinal o superficie en la que se va a llevar a cabo la absorcion (Fig. 8.28). Los movimientos peristálticos son
contracciones progresivas del musculo liso circular que avanzan hacia el ano, pero que tienen un alcance corto. Estas ondas peristalticas
son una respuesta refleja a la distension del intestino delgado por la llegada del quimo.
El esfínter ileocecal normalmente esta cerrado, pero cuando le llegan los movimientos peristalticos se relaja, lo que permite que una
pequena parte del quimo pase al colon. Esto se produce de un modo lo suficientemente lento como para que el colon pueda absorber
la mayoría de las sales y del agua. En los periodos interdigestivos, los movimientos anteriores practicamente desaparecen y la motilidad
intestinal se caracteriza por las contracciones vigorosas y propulsoras del complejo mioelectrico migratorio que se originan en el
estomago y tardan 1 o 2 horas en atravesar todo el intestino delgado. De este modo se barre todo el intestino delgado hasta el ileon
terminal y se vierte su contenido al colon.
3.8. DIGESTIÓN Y ABSORCIÓN
Cada dia se absorbe en el intestino el 85-90 % de las sustancias que circulan por el. Estas sustancias son el liquido ingerido (2 litros), el de
las secreciones (7 litros) y hasta 1 kilo de nutrientes. De todas las sustancias ingeridas y secretadas a la luz intestinal, solo 0.5 litros de
quimo pasa al intestino grueso, el resto es digerido y absorbido en el intestino delgado.
3.9. INTESTINO GRUESO O COLON
Cada dia llega al colon medio litro de quimo desde el ileon al ciego, desde donde pasara al recto y se ira transformando en las heces que
se eliminaran por el ano. El intestino grueso tiene varias funciones; almacena los residuos del alimento antes de su evacuacion, secreta
moco que lubrica las heces, absorbe el agua y los electrolitos que puedan quedar en el residuo. El colon actua como un reservorio de los
residuos solidos no utilizables, la mayoría de los cuales se excreta por las heces en las 72 horas posteriores a su ingestion. El tiempo que
se retienen los residuos alimentarios en el colon esta relacionado con las cantidades de fibra que se ingieren en la dieta. La fibra o material
no digerible esta compuesta fundamentalmente por celulosa procedente de frutas y verduras. Como no podemos digerirla, permanece
en el intestino dando volumen a los residuos. Ademas, tiene un efecto higroscopico, es decir retiene agua, con lo que las heces son mas
blandas y voluminosas y por lo tanto mas faciles de expulsar.
La mayoria del tracto gastrointestinal esta colonizado por bacterias no patogenas que detienen la proliferacion de las patogenas. Las
bacterias existentes en el intestino grueso sintetizan la vitamina K e intervienen en las reacciones de fermentacion de hidratos de carbono,
sobre todo de la celulosa que no ha podido digerir el intestino delgado.
3.9.1. Secreción y absorción en el colon
En el epitelio del colon hay abundantes celulas caliciformes secretoras de moco. Este se secreta en respuesta a la estimulación mecanica
de la masa fecal y tambien como resultado del estimulo parasimpatico. La secrecion de moco lubrica y confiere adherencia a las heces,
ademas protege a la mucosa de los acidos que se forman en el colon en las fermentaciones bacterianas. Cada dia llegan al colon 0.5 litros
de quimo, pero el volumen final de las heces es de 0.1-0.2 litros. La diferencia se debe básicamente al volumen de agua y electrolitos
absorbidos en esta zona. El sodio sale de la luz intestinal por difusion a favor de un gradiente de concentracion. Desde la celula pasa al
espacio intersticial por transporte activo. El potasio se secreta al intestino grueso por gradiente electrico. El bicarbonato se secreta
intercambiándose por cloro. Este bicarbonato neutralizara los acidos producidos por las fermentaciones bacterianas. Ademas de la
vitamina K y algunas del grupo B, como resultado del metabolismo de las bacterias intestinales, se producen acidos grasos de cadena
corta que se absorben en esta zona.
Gas intestinal: Junto con el alimento solido y liquido tambien ingerimos aire (aerofagia). Ademas, se forma CO2 por la neutralizacion de
los acidos en la luz intestinal y finalmente los productos de las fermentaciones bacterianas tambien contribuyen a aumentar el volumen
del gas intestinal. Parte de estos gases se eliminan mediante los eructos a traves de la boca, pero la mayor parte se encuentra en el colon,
donde a veces pueden ser causa de problemas clinicos.

3.9.2. Motilidad en el intestino grueso


En el intestino delgado no se mezcla una comida con otra porque avanzan secuencialmente. Por el contrario, el intestino grueso contiene
el remanente de las comidas ingeridas en los ultimos dias. El transito por el colon ascendente es de unas horas, mas rápido que en el
resto del intestino grueso. Los movimientos en esta parte del colon son contracciones propulsoras peristálticas retrogradas y
anterogradas. El material fecal permanece en el colon transverso aproximadamente un dia. En este tiempo se absorben el agua y los
electrolitos, con lo que las heces se van solidificando. Este avance tan lento se debe al patron de la motilidad en esta zona que es
fundamentalmente de mezcla.
3.9.3. La defecación
Tiene como finalidad la eliminacion de los residuos de la digestión tras la absorcion de las sustancias nutritivas. El reflejo de la defecacion
se desencadena con los movimientos en masa y el paso de las heces desde sigma al recto, lo que hace que ambas zonas se situen en
linea. El reflejo de la defecacion tiene dos componentes, una parte involuntaria o inconsciente y la otra que esta bajo control de la
voluntad (Fig. 8.32). Esto es debido a que el mecanismo de control consta de dos esfinteres, uno es el esfínter anal interno de musculo
liso, que en reposo esta contraido tonicamente, lo que hace que el conducto anal permanezca cerrado. El otro esfínter es el esfínter anal
externo esta formado por musculo esqueletico, tambien esta contraido tonicamente y esta bajo control voluntario desde los 18 meses
de vida aproximadamente.
Composición de las heces. El volumen de las heces es de aproximadamente 150 gramos, aunque depende de la dieta. Su pH es de 7-7.5
y estan formadas por agua (70-80%), bacterias muertas, celulas descamadas, celulosa, sales y pigmentos como la estercobilina que les
confiere el color marron y derivados del metabolismo de la actividad bacteriana que les confiere su olor caracteristico
DIARREA
La diarrea es uno de los síntomas evaluados con más frecuencia por los médicos. Los pacientes pueden describir la diarrea como unas
deposiciones que aumentan de frecuencia, son de mayor volumen, son de consistencia más suelta o se acompañan de tenesmo rectal o
incontinencia.
Diarrea
La diarrea provoca una baja absorción de líquidos y nutrientes, y puede estar acompañada de dolor abdominal, fiebre, náuseas, vómito,
debilidad o disminución del apetito. Además de la gran pérdida de agua que suponen las evacuaciones diarreicas, los pacientes, por lo
general niños, pierden cantidades peligrosas de sales importantes, electrolitos y otrosnutrientes. Dependiendo de la etiología, puede
acompañarse de moco, pus o sangre en las heces. De acuerdo con cifras de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diarrea es una
de las principales causas de muerte en los países en vías de desarrollo, íntimamente asociada a la deshidratación.
La diarrea puede ser infecciosa o no infecciosa. La infecciosa es la principal causa en entornos con malas condiciones higiénico-sanitarias
o escasez de agua limpia para beber, cocinar y lavar, como sucede en países subdesarrollados o en vías de desarrollo. Está provocada por
diversas bacterias, parásitos y virus.
Patogenia
Para evacuar el contenido de la zona baja del aparato digestivo, la fluidez de dicho contenido en los intestinos delgado y grueso se
aumenta. El transporte activo de Na+ dentro del intestino inicia un transporte inverso de sodio. Esto hace que Cl- y el HCO3- sigan
inactivos, así como el agua. En los intestinos, el agua diluye las toxinas y hace que éstos se contraigan debido al aumento en la distensión
intestinal. Estas contracciones empujan el contenido de la zona más baja del Intestino grueso hacia afuera del canal anal. Los
medicamentos como la loperamida se diseñan para prevenir tales contracciones en respuesta a la distensión, y no se deben utilizar para
prevenir la diarrea. Tal inhibición prolonga la infección o la irritación, y puede causar un empeoramiento a corto plazo por el retraso de
la evacuación del contenido del intestino.

MEDICAMENTOS USADOS EN LAS DIARREAS


Las enfermedades diarreicas agudas son unas de las principales causas de morbilidad y mortalidad infantil; los pacientes debilitados y
de edad avanzada también pertenecen al grupo de alto riesgo. En todos los casos de diarrea aguda, se considera prioritario el
tratamiento no farmacológico y la corrección de la deshidratación y del desequilibrio electrolítico. En algunos casos puede estar
justificado el alivio sintomático en adultos, pero los antidiarreicos nunca se deben utilizar en niños, ya que no reducen la pérdida de
líquidos y electrólitos e implican efectos adversos. Rehidratación oral: la diarrea aguda en niños siempre debe tratarse con una solución
de rehidratación oral. Los pacientes gravemente deshidratados deben tratarse al inicio con líquidos por vía IV hasta que puedan ingerir
líquidos por VO. Para la rehidratación oral es importante administrar la solución en pequeñas cantidades a intervalos regulares.
Antidiarreicos: los derivados opiáceos se administran para el alivio sintomático de la diarrea aguda no complicada en adultos, pero no
en niños pequeños. Disminuyen la motilidad intestinal y con frecuencia se asocian a atropina, lo que potencia su efecto antidiarreico
Antidiarreicos[editar]
Tienen actividad antidiarreica los siguientes compuestos:39
 Agonistas de los opioides, como la loperamida (Imodium). Los opioides (como la morfina) tienen un efecto astringente
significativo. Aumentan el tiempo de tránsito intestinal y la absorción de agua, además de reducir los movimientos de masa
del colon. Aunque todos los opioides tienen efecto astringente, no se utilizan como antidiarreicos por su potente efecto
sobre el SNC. La loperamida, sin embargo, no cruza la barrera hematoencefálica y por ello no tiene efecto analgésico ni
adictivo, pero mantiene su capacidad antidiarreica.
 Compuestos coloidales de bismuto, por ejemplo el salicilato de bismuto (como el que se encuentra en el Pepto Bismol).
Estos compuestos recubren la mucosa, creando una capa protectora (por lo que también se utilizan en las gastritis). Además,
el salicilato inhibe la producción de prostaglandinas en el intestino y la secreción de cloruro, disminuyendo así la secreción
de fluidos y la diarrea. El bismuto tiene efectos antimicrobiales, y se une a enterotoxinas, por lo que es beneficioso en la
prevención de la diarrea del viajero.
 El caolín (una arcilla natural) y la pectina (carbohidrato no digerible que se encuentra en las manzanas). Una preparación
comercial común es el Kaopectate, una mezcla de ambos compuestos, que no se absorbe y cuyo único efecto secundario es
el estreñimiento. No debe tomarse simultáneamente a otros medicamentos durante dos horas (puede unirse a ellos e
inactivarlos).
 Resinas que se unen a sales biliares. Pueden ser útiles en diarreas producidas por exceso de sales biliares. Efectos
secundarios posibles: flatulencia, estreñimiento y compactación fecal. Pueden unirse a otros medicamentos y reducir su
absorción: debe esperarse 2 horas antes de tomar otro compuesto.
 Octreótido, un análogo sintético de la somatostatina, de vida media más larga (1,5 h en plasma si se inyecta por vía
intravenosa), que inhibe la secreción de muchas hormonas y neurotransmisores, y que actúa reduciendo la secreción
intestinal de fluidos y la secreción pancreática. Además inhibe la motilidad gastrointestinal.
Algunos medicamentos bajo prescripción médica a veces contienen analgésicos, tales como la morfina o la codeína, para reducir los
dolores que pueden acompañar la diarrea.

ESTREÑIMIENTO
El estreñimiento, se define como una disminución sintomática de la frecuencia de defecación a menos de tres deposiciones a la semana.
Algunos pacientes con una frecuencia de defecación normal refieren estreñimiento cuando expulsan heces secas, hacen esfuerzos
durante la defecación o experimentan una sensación de evacuación fecal incompleta. Las causas del estreñimiento son numerosas, entre
ellas causas secundarias y trastornos idiopáticos, y guardan relación con una ralentización del tránsito por el colon o con una obstrucción
estructural o funcional de la evacuación fecal
Estreñimiento
El estreñimiento (del latín stringĕre, apretar, comprimir) es una condición que consiste en la falta de movimiento regular de los intestinos,
lo que produce una defecación infrecuente o con esfuerzo, generalmente de heces escasas y duras. La frecuencia defecatoria normal varía
entre personas, desde un par de veces al día hasta tres veces a la semana. Puede considerarse un trastorno según altere o no la calidad
de vida.

Concepto[editar]..
Etiología[editar]
El estreñimiento no es una enfermedad, sino un síntoma con muchas causas. A menudo se produce por ingerir alimentos con poca cantidad
de fibra, falta de ejercicio físico, ingesta de poco líquido (sobre todo agua) o demorar la defecación. También es frecuente durante
el embarazo. Algunos medicamentos pueden causar estreñimiento, como la codeína, ciertos antidepresivos que pueden suprimir
la acetilcolina y los opiáceos que pueden retardar el movimiento de alimentos en el intestino. El estreñimiento como resultado de una
escasa deambulación o la inmovilidad debe ser considerado especialmente en los ancianos.
Diversas enfermedades pueden provocar estreñimiento, tales como:2
Diagnóstico[editar]
El diagnóstico se basa principalmente en la descripción de los síntomas por parte del paciente. Las evacuaciones son difíciles, muy firmes
o compuestas por pequeñas bolitas duras (como las excretadas por los conejos) se consideran estreñimiento, aunque se produzcan todos
los días. Otros síntomas relacionados con el estreñimiento pueden incluir hinchazón, distensión, dolor abdominal, dolores de cabeza,
sensación de fatiga y agotamiento nervioso, o una sensación de vaciamiento incompleto.5
El tratamiento se debe centrar en la enfermedad causante, cuya identificación requiere una correcta evaluación previa del paciente.
Cuando el estreñimiento crónico no tiene una causa conocida, ciertas medidas pueden proporcionar alivio:
Dieta rica en fibra vegetal: Se recomienda comer fruta y verdura unas cinco veces al día. La dieta pobre en fibra es la principal causa de
estreñimiento en la población sana. Ingesta abundante de líquidos, al menos 1,5 litros al día. Comidas a la misma hora, comiendo despacio
y masticando bien. No reprimir el deseo defecatorio. Defecar tranquilamente sin prisas, procurando que sea en un determinado horario y
lugar. No forzar la defecación si no hay deseo. Realización de ejercicio físico de forma regular. Evitar los laxantes, utilizándolos como
último recurso. Comer comidas fermentadas; comidas con bacterias beneficiosas como yogur, tempeh, sauerkraut y miso, entre otras.

Fármacos
Muchos fármacos producen un estreñimiento leve o intenso que puede limitar su uso. Entre las clases farmacológicas que ralentizan el
tránsito por el colon cabe citar espasmolíticos, antidepresivos tricíclicos, antipsicóticos, antiparkinsonianos, opiáceos, algunos
antihipertensivos, bloqueantes ganglionares, alcaloides de la vinca, anticonvulsivantes y antagonistas del calcio. Los fármacos que
contienen cationes son hierro, antiácidos con aluminio, calcio, bario y metales pesados (p. ej., arsénico, plomo y mercurio).
CATÁRTICOS Y LAXANTES
Una dieta equilibrada, con adecuada ingestión de líquidos y fibra, es útil para prevenir el estreñimiento. Antes de prescribir un laxante,
es importante confirmar el diagnóstico de estreñimiento y que este no sea provocado por una enfermedad subyacente no diagnosticada.
También es importante que el paciente conozca que la frecuencia del hábito intestinal puede variar considerablemente sin la existencia
de una lesión. En general, los laxantes deben evitarse, excepto cuando el esfuerzo exacerbaría una situación clínica como la angina, o
aumentaría el riesgo de hemorragia rectal como en las hemorroides. El tratamiento prolongado para el estreñimiento raramente es
necesario, excepto en pacientes con edad avanzada.
Existen diferentes tipos de laxantes como aquellos formadores de masa, que mejoran el estreñimiento al aumentar la masa fecal y
estimular la peristalsis; laxantes estimulantes que aumentan la motilidad intestinal y con frecuencia ocasionan dolor abdominal, entre
estos se incluyen el bisacodilo, reblandecedores de las heces, los cuales lubrican y ablandan heces incrustadas, ejemplo, los supositorios
de glicerina y laxantes osmóticos, estos actúan por medio de la ósmosis por retención de líquido en el intestino.