Está en la página 1de 8

Señor

JUEZ PROMISCUO MUNICIPAL DE COROZAL

E. S. D.

Ref. Radicación No 2017-00396-00

Contestación demanda – responsabilidad civil extracontractual. De MILENA


ROMERO SINCELEJO Y MARIA JOSE MONTERROZA ROMERO contra SERVIASEO S.A E.S.P

Respetado Doctor(a):

CAMILO GUERRA SOLORZANO, mayor de edad, identificado civil y profesionalmente


como aparece al pie de mi firma, domiciliado y residente en Corozal, Sucre, obrando
en mi condición de apoderado judicial de la sociedad demandada SERVIASEO S.A
E.S.P con Nit 823004316-6, representada legalmente por LUCY DEL ROSARIO VERBEL
HERAZO igualmente mayor de edad, identificada con la cedula de ciudadanía
42.208.505 domiciliado en esta ciudad, según poder adjunto, al señor Juez
atentamente manifiesto:

Que Contesto la demanda formulada ante su Despacho por las Señoras MILENA
ROMERO SINCELEJO Y MARIA JOSE MONTERROZA ROMERO, y descorro el traslado.

Me opongo a las declaraciones y condenas solicitadas en el petítum de la demanda.

Niego el derecho invocado por la parte demandante y solicito se absuelva a la


sociedad demandada de todos y cada uno de los cargos mencionados y pido conde-
nar en costas a los demandantes.

Los hechos que sirven de fundamento a la demanda los contesto de la siguiente


manera:

EL HECHO PRIMERO: no es cierto, en el sentido de que las demandantes no fueron


arrolladas por el camión recolector de basuras, lo que sucedió fue un choque directo
de las demandantes contra el camión, producto de la impericia de quien conducía la
motocicleta, al no respetar la prelación del cruce de la intersección (cód. 132 art 70
Código Nacional de Transito), no disminuyendo la velocidad al advertir que el camión

1
antes de que ellas arribaran al cruce, ya se encontraba en maniobra de giro, en razón
de su tamaño y tonelaje. Impericia que tiene su origen en la ausencia de licencia de
conducción de motocicleta (art 131 CNT), además no tenía los documentos de rigor
como seguro obligatorio, revisión tecno mecánica, y mucho menos casco
reglamentario. Lo que sumado a la imprudencia en el manejo, derivó en un choque
directo de la moto contra el costado izquierdo del camión compactador, a la altura
de las llantas traseras.

EL HECHO SEGUNDO: Es cierto parcialmente, el vehículo tipo camión compactador


pertenece a la empresa de servicios públicos domiciliarios SERVIASEO S.A E.S.P, la cual
valga hacer la claridad para efectos de este proceso, de que la misma no es
contratista del municipio de Corozal, ya que presta el servicio de recolección de
residuos sólidos, bajo el esquema de libre competencia y concurrencia bajo el régimen
del derecho privado.

EL HECHO TERCERO: es cierto, la persona que para la fecha de los hechos conducía el
camión tipo compactador, era el señor Luis Emiro Márquez Pérez, ex trabajador de
SERVIASEO S.A E.S.P

EL HECHO CUARTO: No es cierto, al no respetar la prelación de cruce (Cuando un


vehículo desee girar a la izquierda o a la derecha, debe buscar con anterioridad el
carril más cercano a su giro e ingresar a la otra vía por el carril más próximo según el
sentido de circulación) esto, sumado a la imprudencia, velocidad desmedida y
evidente impericia de la conductora de la moto, fue la génesis del choque directo
contra el constado del camión, al momento en que este pretendía realizar un giro de
intersección de manera reglamentaria según el código nacional de tránsito Ley 769 de
2002 Artículo 70. “Prelación en intersecciones o giros”.

EL HECHO QUINTO: es cierto, las lesiones causadas por el choque directo contra el
costado izquierdo del camión son del tipo y la naturaleza de un impacto contra la
estructura metálica del chasis y parte de las llantas traseras cuando el camión se
encontraba girando a la izquierda.

EL HECHO SEXTO: no es cierto, el camión no invadió el carril contrario, en este caso se


trata de una maniobra contemplada reglamentariamente en el artículo 70 de la ley
769 de 2002 inciso 6 “Cuando un vehículo desee girar a la izquierda o a la derecha,
debe buscar con anterioridad el carril más cercano a su giro e ingresar a la otra vía por
el carril más próximo según el sentido de circulación”. Prelación que no respetaron las
señoras MILENA ROMERO SINCELEJO Y MARIA JOSE MONTERROZA ROMERO al no ceder
el paso y por el contrario no disminuyeron la velocidad para evitar impactar
eventualmente a quien está haciendo el cruce. Actos estos predicables de las
personas que no tienen la cualificación para la conducción de vehículo tipo
motocicleta. Conducción catalogada como una de las actividades peligrosas,
entendidas éstas como las que, siendo lícitas, requieren del agente un especial
cuidado en su realización, dada su alta probabilidad de causar daño.

Tampoco es cierto que el ex conductor del camión perteneciente a SERVIASEO S.A


E.S.P se diera a la fuga, bajo el entendido de que son trabajadores cualificados e

2
instruidos por la empresa para afrontar este tipo de situaciones, como es dejar el
vehículo en la posición en que esta, tratar de socorrer a las victimas si las hay, entre
otras. Máxime cuando el vehículo y el conductor porta todos sus documentos en regla
(licencia de conducción, tarjeta de propiedad, seguro obligatorio) y posee póliza de
seguros. Por lo que es una falacia aducir que el conductor emprendió la huida y
deberá ser probado con el debido rigor.

EL HECHO SEPTIMO: es cierto, indudablemente este tipo de heridas ocasionan una


incapacidad del tipo que se alega, pero para efectos jurídicos estos perjuicios no
fueron ocasionados por la conducta del conductor de SERVIASEO S.A E.S.P sino por el
hecho exclusivo de la victimas al conducir sin estar cualificadas para ello (no poseer
licencia), impactando directamente contra el camión, por lo que no existe un nexo
causal entre el perjuicio o daño y la conducta del agente que presuntamente lo
ocasiono. Es menester aclarar que si las victimas transitaran en un vehículo con los
documentos de rigor, la atención y tratamiento de las lesiones hubiesen corrido por
cuenta del seguro obligatorio, ocasionando menos traumas y tramites durante el
tratamiento e incapacidad, pero al no ser así, el daño no puede ser atribuido mediante
nexo causal a SERVIASEO S.A E.S.P, quien tenía a su cargo un agente idóneo y
cualificado para la actividad peligrosa de conducción.

EL HECHO OCTAVO: No es cierto, no se encuentra dentro de las pruebas obrantes en el


proceso, certificación o valoración médico-legal definitiva, que especifique que la
lesión sufrida por la señora MILENA ROMERO SINCELEJO, sea de carácter permanente,
como tampoco hay prueba de que se haya causado una limitación de por vida para
su movilidad, desarrollo de sus actividades, trabajo o desenvolvimiento en su relaciones
interpersonales. Las certificaciones medico legales que se allegaron al proceso se
limitan a dar fe de las incapacidades y el grado de las lesiones conforme avanza la
recuperación, pero no obra ninguno que certifique expresamente la “lesión de
carácter permanente” que aduce la demandante en el petitum. Porque debe
repararse en el hecho de que no obstante afirmarse en un documento (fls 11 a 155)
que el origen de la incapacidad permanente parcial fue “accidente” que los
padecimientos de la actora son “consecuencia natural y directa del accidente de
tránsito sufrido por la paciente en el año 2016”, tales asertos acerca de la lesión de
carácter permanente que implique perdida de movilidad y demás, no vienen
soportados de una explicación que satisfaga los requerimientos de firmeza, precisión y
fundamentación que, en tratándose de pruebas técnicas deben acompañar la
conclusión o el criterio de este tipo de afirmaciones, como lo exige para el dictamen
pericial (artículo 626 de la Ley 1564 de 2012) . más bien, declaraciones conclusivas en
las que, quienes las suscriben, hacen constar el resultado de una averiguación previa,
de cuyo desarrollo, pertinencia y rigor –en cuanto a métodos, técnicas, ponderación
de la incidencia de las preexistencias y/o del accidente sufrido frente al daño corporal
que origina la invalidez decretada, y por tanto, no pueden fundar una declaración
certera acerca de la “dificultad para su movilidad, el desarrollo normal de sus
actividades , el trabajo y el desenvolvimiento en sus relaciones personales por causa
de la presunta lesión de carácter permanente.”

3
EXCEPCION PREVIAS

Ineptitud de la demanda por falta de los requisitos formales o por indebida


acumulación de pretensiones. No obra dentro del plenario de la demanda,
certificado o dictamen de junta de calificación de invalidez que conceptualice una
incapacidad derivada del accidente de tránsito, que evidencie el carácter
permanente de la lesión sufrida en una de sus piernas, consecuencialmente dejando
sin base la aseveración de que la señora Milena Romero Sincelejo presenta “dificultad
para moverse, desarrollo normal de sus actividades, el trabajo y el desenvolvimiento en
sus relaciones personales”. Por lo que ello configura una falta de requisito formal en
sentido de prueba de la lesión permanente, y por ende una pretensión acumulada de
naturaleza indebida.

Así mismo, existe un informe de tránsito (croquis) que conceptualiza la responsabilidad


dentro del choque, al configurar la falta de cuidado de las demandadas al no respetar
la prelación de cruce lo que genera efectos nugatorios sobre la declaratoria de
responsabilidad civil extracontractual del demandado al no tener este la
responsabilidad directa en el nexo causal de los hechos y circunstancias que revisten
sobre el choque y los daños.

EXCEPCIONES MERITO.

Me opongo rotundamente a las pretensiones de la parte actora por cuanto no le asiste


el derecho invocado.

Pido al Señor Juez se sirva declarar probadas las siguientes excepciones a favor de la
parte demandada.

EXCEPCIÓN. INEXISTENCIA DE LA OBLIGACIÓN Y COBRO DE LO NO DEBIDO: No existe


obligación de pagar a cargo de la parte demandada por cuanto no existe nexo
causal entre la conducta desplegada por el agente adscrito a SERVIASEO S.A E.S.P y el
daño sufrido por las demandantes, que claramente según el croquis anexo se
evidencia que fue producto de la imprudencia e inexperiencia de quien conducía la
motocicleta para finalmente chocar de manera directa y negligente contra el camión
compactador.

EXCEPCION. INEXISTENCIA DEL NEXO DE CAUSALIDAD ENTRE EL ACCIDENTE Y LAS


LESIONES CAUSADAS. Conforme a lo estipulado en los hechos que configuran la
contestación de los hechos de la presente demanda

EXCEPCION. CULPA EXCLUSIVA DE LA VICTIMA: al llevar a cabo una actividad de riesgo


y no poseer calificación de idoneidad o licencia de tránsito para ello, incide en que
bajo el mandato de la imprudencia e impericia, las victimas hayan colisionado
directamente contra el camión perteneciente a SERVIASEO S.A E.S.P, teniendo como

4
resultado las lesiones deprecadas en el asunto.

CONCURRENCIA DE DOS ACTIVIDADES PELIGROSAS: como quiera que las partes


involucradas en el accidente conducían sus respectivos vehículos, ambos ejercían
actividades peligrosas en ese momento, y dada la poca idoneidad y calificación para
conducir de las señoras demandantes, ello derivo en un suceso de colisión contra el
costado del camión al no respetar la prelación.

EXCEPCION. EXCESIVA TASACION DE PERJUICIOS: la tasación los perjuicios alegados por


las victimas gozan de ser exacerbados y desfasados de los valores o costos reales de
perjuicios de esta naturaleza

EXCEPCION DE PRUEBA DE DAÑO CAUSADO. No se encuentra probado mediante los


medios idóneos sobre lesiones de carácter permanente, así como pruebas fehacientes
de la actividad económica realizada por las demandantes para justificar tal daño
emergente y respectivo lucro cesante.

EXCEPCION GENERICA O IMNOMINADA.

PRETENCIONES

1. A folio 168 reposa una certificación elaborada por el señor contador público
Enver Carlos Beltrán Teherán donde conceptualiza que la señora Milena
Margarita Romero Sincelejo obtiene ingresos mensuales por valor de UN MILLON
QUINIENTOS MIL PESOS ($1.500.000) provenientes de su actividad como
comerciante de ropa para niños y adultos, a lo que para efectos de contestar
esta demanda esta defensa solicita los soportes de tal certificación, como son
libros contables o declaraciones, como también certificado de inscripción en
cámara de comercio en virtud de su actividad como presunta comerciante.
2. Posteriormente a folios 200,201,202,203,204,205 se anexan facturas por servicios
personales de acompañamiento, hospedaje, transporte, curaciones, atención
personalizada, y en folio 172 hasta una factura por la compra de un pollo fresco,
anexos y facturas que carecen de vinculo respecto de la esfera de
responsabilidad del demandado, en el sentido en que si las afectadas hubiesen
portado el SOAT estos gastos hubiesen sido cubiertos por el mismo, no en vano
es que de acuerdo a la Ley 769 de 2002, “para poder transitar en el territorio
nacional todos los vehículos deben estar amparados por un seguro obligatorio
vigente” (Artículo 42) y su falta podrá acarrear consecuencias también
estipuladas en dicho reglamento. De esta forma, el Seguro Obligatorio de
Accidentes de Tránsito, también conocido como SOAT, es un requisito para
manejar cualquier tipo de vehículos en Colombia por lo que estimo su señoría
que se desestimen estos costos por concepto de perjuicio patrimonial.
3. Respecto del daño moral aducido, deberá probarse clínicamente y bajo los
postulados del dictamen pericial, la aludida “neurosis” que padecen las

5
demandantes. La discrecionalidad judicial en materia de perjuicios morales no
es arbitrariedad o mero pálpito o intuición judicial. El ejercicio de la
discrecionalidad debe tener en cuenta (a) ‘las condiciones particulares de la
víctima’ y (b) ‘la gravedad objetiva de la lesión’. En cualquier caso, la decisión
de definición de los perjuicios morales debe tener en cuenta los principios de
equidad, razonabilidad y reparación integral.
4. No existe prueba fehaciente sobre los ingresos de las victimas al momento del
accidente , ni siquiera si tenían un empleo fijo, los documentos aportados con la
demanda solo dan fe de que no tiene empleo fijo y de la probabilidad de
ingresos por actos de comercio, pero ninguno de ellos puede aceptarse como
prueba de su ingreso mensual fijo, por tal motivo debe partirse de la presunción
según la cual toda persona laboralmente activa, percibe al menos un salario
mínimo legal mensual, que al momento de los hechos era de $689,455.00 mcte.

OBJECION AL JURAMENTO ESTIMATORIO

Señor juez dentro del término del traslado de la demanda y en concordancia con el
artículo 206 del C.G.P., la estimación del juramento estimatorio hecha por el
Demandante, para la cual aporto un nuevo juramento estimatorio y especifico
razonadamente la inexactitud que se le atribuye a cada concepto, con puntos de
derecho y técnicos:

AUSENCIA DE PRUEBA DE INVALIDEZ PERMANENTE.

No existe dentro del contenido del juramento, o el petitum de la demanda, documento


de medicina legal o junta de invalidez que certifiquen la lesión de carácter
permanente sufrida por MILENA ROMERO SINCELEJO. Así como no está debidamente
probado la disminución funcional y laboral de la misma.

INEXACTITUDES ATRIBUIDAD AL JURAMENTO ESTIMATORIO APORTADO POR EL


DEMANDANTE:

1. No hay un porcentaje de incapacidad aportado por la víctima en la demanda por


lo que está demostrado que sea mayor a un 50% eventualmente, y se configure una
incapacidad permanente, además según lo que obra en los exámenes preliminares a
la víctima establecen una incapacidad no mayor del 10%.

2. No está probado por una Institución Reconocida y por medio de un Médico Legista,
la necesidad de indemnizar un lucro cesante en razón de una lesión que perturbe su
actividad laboral.

6
4. No está probado que el Demandante se haya apoyado o aportado un dictamen
de daños y perjuicios por parte de un perito, lo cual prueba que no fue ajeno a su
voluntad y su obrar nada diligente

PETICIONES POR INEXACTITUDES ATRIBUIDAS AL JURAMENTO ESTIMATORIO APORTADO


POR EL DEMANDANTE:

Está probado el obrar Negligente y directo en la estimación de los daños y perjuicios


por parte del Demandado, en los términos del artículo 206 del Código General del
Proceso y la sentencia CORTE CONSITUCIONAL C-157-279 DE 2013, por lo cual pedimos
se apliquen las siguientes sanciones.

1. Si la cantidad estimada excediere en el cincuenta por ciento (50%) la que resulte


probada, se condenará a quien la hizo a pagar a la otra parte una suma equivalente
al diez por ciento (10%) de la diferencia.

2. También habrá lugar a la condena a que se refiere este artículo, en los eventos en
que se nieguen las pretensiones por falta de demostración de los perjuicios. En este
evento la sanción equivaldrá al cinco (5) por ciento del valor pretendido en la
demanda cuyas pretensiones fueron desestimadas.

Pedimos se nos reconozca esta sanción al final del juicio.

FUNDAMENTOS EN DERECHO

Artículo 2347,2349, 2350, 2356 del código civil, Art. 100, 101,177 y 179 del código
general del proceso.

PRUEBAS

1. INTERROGATORIO DE PARTE: Sírvase señor Juez ordenar a las demandantes


MILENA ROMERO SINCELEJO Y MARIA JOSE MONTERROZA ROMERO, para que
comparezca personalmente ante su Despacho con el fin de absolver el
interrogatorio de parte que el suscrito formulará en audiencia.

7
2. TESTIMONIAL: Sírvase Señor Juez disponer que se reciba el testimonio de las
siguientes personas quienes deberán declarar sobre los hechos de la demanda
y de la contestación de la misma, a saber:

El señor ROQUE RODRIGUEZ MUNOZ persona mayor de edad, identificada con la


cedula de ciudadanía 9.311.434 domiciliada y residente en Morroa, Sucre en la
dirección cll 8#10 este 06, teléfono 3002983686

ANEXOS

 Las pruebas documentales relacionadas.

 Poder conferido por el demandado.

NOTIFICACIONES

Mi representante recibe notificaciones en Cra. 29 #29, Corozal, Sucre, de la ciudad


de Corozal.

El suscrito en calidad de apoderado judicial del demandado recibe notificaciones en


Cra. 29 #29, Corozal, Sucre. Ospina Pérez de la ciudad de Corozal.

El demandante en las direcciones aportadas al proceso.

Atentamente,

________________________________

C. C. No 1.103.108.084 de Corozal.

T. P. No. 254.099 del C. S. de la J.