Está en la página 1de 11

PREMISAS Y CRITERIOS DE

EVALUACION DE UN PROYECTO |
PAUTAS PARA UNA AUTOEVALUACIÓN PERMANENTE

1
1 ¿Se ha superado el proyecto sectorial
para asumir el proyecto integrado?

En ocasiones, desde una primera formulación sectorial


se logra pasar por las relaciones que el proyecto
descubre para su inserción integral. En otras, porque
desde la misma idea se formula una concepción
ambiental sistémica, holística. En todos los casos ello se
parece a un descubrimiento (porque se ve más allá) y a
la vez el redescubrimiento de lo obvio.
2
¿Se logra captar la complejidad
(relaciones múltiples) en una formulación
sintética, que eluda lo complicado?

Consiste en desarrollar los métodos relacionales y analógicos


para buscar y comunicar sintéticamente la complejidad:
dibujos, matrices, redes causales, mapas, etc. También videos
y maquetas electrónicas.

2
3
¿El proyecto es un mero diagnóstico, por integrado y sagaz que
sea, o logró identificar un tema generador,
una motivación, clara y convocante por donde disparar
la solución?

Los cambios ambientales son rápidos, muchas veces impredecibles.


La modalidad de conocimiento racional positivista, con su diagnóstico
deductivo (fruto de largos y detallados análisis sectoriales) suele llegar
tarde, además de fragmentada. Si se apunta a encontrar una interfase
crítica -subsistema decisor- con ayuda de la percepción científica y la
participación social; y de ella se extrae uno o más temas generadores,
que movilicen las energías sociales hacia los primeros escalones de
solución (bien factibles), se estará más cerca de actuar "on line" con
los sistemas ambientales que deseamos manejar.

3
4
¿El proyecto tiene consistencia proactiva, como para
tender hacia un cambio benéfico, o es sólo una reacción
reformista, denunciativa?

Proactuar significa actuar hacia la proa, hacia delante, para


superar (y no negar) las dificultades o carencias. No se puede
cambiar de paradigma caminando -como el cangrejo- hacia
atrás. Se debe cuidar bien si el proyecto trata de ajustar algo
de por sí tendiente al desajuste -para la delincuencia, la
represión; para la contaminación, la multa del contaminador
paga...- o de cambiar las causas para prevenir antes que curar.

4
5
¿Se trata de un proyecto asumible dentro del
proyecto personal del proyectista -su utopía- o es una
quimera que no le pertenece ni corresponde?

Si el proyecto no coincide con la utopía personal del proyectista


o grupo de proyectistas, se perderá la fuerza ideológica,
pasional, vocacional.
Faltará el tiempo, se tecnocratizará o será sólo una rutina. La
educación ambiental (proyectual) es ante todo un cambio de
actitud hacia un nuevo paradigma de ética social y ecológica.

5
6
¿Se trata de una voluntad proyectual aficionada-bien
intencionada y nada más- o dispone de las destrezas para
hacerlo posible?

Francesco di Castri señaló recientemente que sólo se puede ser


un gran ambientalista si antes se es un gran especialista. Puedo
comprender cómo actuar ante una cuenca rural si pensé
relacional y sintéticamente; pero para luego manejar un drenaje o
sembrar un bosque, o hacer una ley de protección o un programa
de formación y capacitación campesina, deberé recuperar -o
aprender- las destrezas técnicas y artesanales específicas.

6
7 ¿Es un proyecto cerrado -llave en mano, pesado, "off-line" y
"hardware", lo típico en los proyectos producto- o es un
proyecto abierto (el velero) que se empeña en un destino pero
sabe captar vientos? ¿Es adaptable, flexible, participatorio, de
fines múltiples, de posibles alianzas diversificadas?

Si el proyecto no sabe afrontar la diversidad -es como un Titanic,


pesado y lerdo de cambiar- no puede sortear los obstáculos e
impredecibilidades de los sistemas complejos. Por ello debe
poder garantizar el proceso, pero no resultados llave en mano -
excepto de corto plazo, en cada paso. La clave es modelar paso a
paso el proceso y obtener resultados (como los goles en el
fútbol) cada vez que se obtiene una oportunidad. Se trata por ello
de procesos abiertamente lúdicos, heurísticos (artísticos) antes
que mecanicistas.

7
8 ¿En este proceso asumido, el proyectista puede ser un promotor o
emprendedor potente -la empresa proyectual- o será impotente
para gestarlo? ¿Y en este último caso, qué hacer para organizarse
mejor? (la autosustentabilidad del proyectista, para ayudar a la
sustentabilidad del proyecto)

Es un tema central, vinculado a la utopía y el proyecto personal. Quizás las


mayores crisis ambientales son instituciones: organismos sectoriales,
corporaciones, esquemas insolidarios... Para trabajar dentro del nuevo
paradigma, se deben crear marcos institucionales alternativos: ONG´s,
fortalecimiento de la sociedad civil, modalidades participativas, formas de
la economía social (cooperativas, fundaciones). Y para tender a ello se
debe actuar con sentido "emprendedor", empresario de iniciativas
ambientales benéficas. Caso contrario se es sólo un aficionado, o
francotirador, demasiado vulnerables...

8
9 ¿Contiene en su diseño sus propias autoevaluaciones -
monitoreos, retroalimentaciones, acciones piloto- dispuesto
a revisar las nueve pautas anteriores y sus propias
premisas?

El proyecto-proceso es un ciclo continuo de retroalimentación, que


estimula su verificación o monitoreo permanente (ciclo Objetivos-
Análisis-Síntesis-Acción-Verificación).
Es un proceso que exige y estimula la reflexión crítica y la
autoevaluación permanente.
El proyectista debe modelar un proceso para considerar desde el
mismo programa de acciones a encarar a esta capacidad de ajuste, o
de actuaciones de monitoreo; y valorar la flexibilidad de soluciones,
escalas y tiempos como una virtud procesual antes que una
debilidad del producto.

9
10 ¿Contiene sus propios valores y procesos de comunicación -es
en sí mismo un proceso comunicacional, cultural- o es un
producto tecnocrático?

El ambiente es un lenguaje (quizás el más global e integral) y


cualquier intervención en él altera ese lenguaje: rechaza, porque no
es entendido; aliena, porque nos impone otra identidad. Debemos
concebir la intervención proyectual como un proceso de
comunicación: un mensaje, y un manejo cultural, participativo,
divulgativo, formativo, del mismo.

10

Intereses relacionados