Está en la página 1de 2

B. Dio orden de destruir a todos los sabios de Babilonia.

Como nuevo rey, Nabucodonosor


quizás también usó la situación para probar la idoneidad de los viejos consejeros de su padre.
El sueño le proporcionó una buena razón para limpiar la casa.

3. (10-11) Los sabios explican la imposibilidad de la petición de Nabucodonosor.

Los caldeos respondieron al rey, y le dijeron: "No hay un hombre en la tierra que pueda decir
el asunto del rey; Por lo tanto, ningún rey, señor o gobernante ha preguntado jamás tales
cosas a ningún mago, astrólogo o caldeo. Es una cosa difícil que el rey pide, y no hay otro que
pueda decirlo al rey excepto a los dioses, cuya morada no es con la carne.

A. No hay un hombre en la tierra que pueda decir el asunto del rey. Cuando los caldeos dijeron
esto, admitieron que la verdadera revelación viene de Dios hasta el hombre. Comprendieron -
quizás contra sus propias inclinaciones- que la revelación no era la realización del hombre.

I. A pesar de toda su sabiduría, real e imaginaria, estos sabios no tenían respuesta para
Nabucodonosor, porque sólo Dios podía dar una respuesta al rey.

Ii. "Ellos eran como algunos ministros modernos de nuestra época que pasan su tiempo
estudiando filosofía, psiquiatría, psicología, ciencias sociales, ciencias políticas y luego
continúan bajo el pretexto de ser mensajeros de Dios para los hombres". (Strauss)

B. Ningún rey, señor o gobernante ha preguntado alguna vez tales cosas: La estrategia de los
sabios era convencer al rey de que era irracional, no de que fueran incompetentes.

do. Excepto los dioses, cuya morada no es con la carne: En cuanto a estos magos paganos,
astrólogos y sabios sabían, esto era verdad. Ellos no sabían lo que sabemos tan claramente
desde la revelación de Jesús - que Él es Emanuel, Dios con nosotros (Mateo 1:23).

4. (12-13) Un furioso Nabucodonosor condena a muerte a todos sus hombres sabios.

Por esta razón el rey se enojó y muy furioso, y dio un mandato para destruir a todos los sabios
de Babilonia. Así que el decreto salió, y comenzaron a matar a los sabios; Y buscaron a Daniel
ya sus compañeros, para matarlos.

A. El rey estaba enojado y muy furioso: Aunque era un déspota, Nabucodonosor sabía que la
religión falsa es peor que inútil. Él sabía que era una maldición, y no tenía ningún uso para los
sabios que no podían traerle la sabiduría de Dios.
B. Dio orden de destruir a todos los sabios de Babilonia. Como nuevo rey, Nabucodonosor
quizás también usó la situación para probar la idoneidad de los viejos consejeros de su padre.
El sueño le proporcionó una buena razón para limpiar la casa.

B. Dios revela el sueño a Daniel.

1. (14-16) Daniel reacciona al decreto de Nabucodonosor pidiendo una breve extensión.

Entonces, con consejo y sabiduría, Daniel respondió a Arioc, el capitán de la guardia del rey,
que había salido a matar a los sabios de Babilonia; Respondió y dijo a Arioch, capitán del rey:
¿Por qué es tan urgente el decreto del rey? Entonces Arioch tomó la decisión a Daniel.
Entonces Daniel entró y le pidió al rey que le diera tiempo, para que le dijera al rey la
interpretación.