Está en la página 1de 2

Ensayo de antropología jurídica – Pluralismo jurídico

Mario Naipayán Pardo

En la época que atravesamos, donde cada día los individuos reclaman con mayor
vehemencia el reconocimiento de nuevos derechos y la tutela efectiva de los ya existentes,
el pluralismo jurídico ha adoptado un papel de suma relevancia en la integración de aquellos
grupos étnicos que han estado presentes desde el surgimiento de los diferentes países, pero
que tras los procesos de colonización se han visto relegados a un segundo plano, perdiendo
protagonismo dentro del territorio que hace siglos dominaban.

Frente a ello, el pluralismo busca lograr una convivencia pacífica entre el


ordenamiento que fue instaurado por la “nueva mayoría”, es decir aquellos que vinieron a
conquistar al país y que tras vencer a los pueblos indígenas se convirtieron en el grupo
dominante y aquellos que no se han incorporado totalmente a este grupo porque
socialmente su pertenencia es fiel a sus antepasados.

Ello implica que las costumbres y la manera de resolver los conflictos sociales es
diferente entre ambos grupos e inclusive en ocasiones opuesta. Genera conflicto analizar
ambas realidades aplicando las formas de solución de c0nflicto previstas para cada grupo,
pero lo que es evidente es que en estos casos es necesaria una mirada global que mire mas
allá de la frialdad de los hechos, como por ejemplo en el juzgamiento por un delito.

Sancionar a un indígena por repeler un saqueo dentro de su comunidad no pareciera


algo irracional si consideramos que a veces por la diversidad geográfica, la dotación policial
en algunas zonas es escasa y para evitar la alteración de la paz social es necesaria la
intervención de los ciudadanos y que dicha intervención sea respaldada y reconocida por el
derecho.

Cuestiones como esta han sido reguladas en otros países a través del pluralismo y han
dado alentadores resultados. De hecho, en países como Bolivia y Ecuador existe un
reconocimiento constitucional a los pueblos indígenas y ello otorga un abanico de garantías
que aseguran a tales grupos una armonía y conciliación con la cultura dominanante.

El enfoque que se defiende en este ensayo es el de a través del pluralismo jurídico


generar un análisis multicultural del derecho que permita exculpar de algunos delitos a
aquellos que obraron dentro de lo que sería un marco de legalidad es su respectivo pueblo.
Como por ejemplo lo que ocurrió en el caso de la pastora Aimara Gabriela Blas.
De esta manera, “el desafío de reconocer el pluralismo jurídico (…) implicaría entonces
establecer una coordinación entre diversas culturas y conocimientos”1. Coordinación que
en nuestro país tal como veníamos planteando se ha convertido en un ideal difícil de lograr
debido a los distintos escollos que se interponen al reconocimiento del pluralismo.
Los límites que los estados como el nuestro imponen al reconocimiento del derecho
consuetudinario está colocado normalmente por el respeto de los derechos humanos de
carácter individual de aquellos que son mayoría en un estado para evitar que dicho
reconocimiento pueda generar perjuicios. No obstante, desde nuestra perspectiva no existe
colisión entre los derechos de ambos grupos.

Lo imperioso es solucionar la exclusión que están viviendo los grupos indígenas y que
comenzó hace siglos en el periodo colonial, además, junto con dicha segregación, el criterio
que marcó el sistema jurídico colonial fue el de la subordinación; ya que, si bien se aceptó
un sistema jurídico compuesto por las costumbres de los indígenas, se admitió sólo como
“fuero local, sobre el cual se reservó el ejercicio de tutela2”.

Así las cosas nuestra propuesta es que en primer lugar se realice un reconocimiento
constitucional de los pueblos indígenas y junto con ello se establezca un sistema de
integración de aquellos por medio del reconocimiento de prácticas de aplicación de justicia,
solución de problemas y despenalización de conductas que culturalmente no son realizadas
con el objeto de alterar el orden social y que por supuesto cumplan con el requisito de no
generar perjuicio a ningún particular ni generen un conflicto en la comunidad.

1
Lillo, R., “Pluralismo Jurídico En Chile: Un Desafío Pendiente”. Revista de Ciencias Sociales de la Universidad
Católica de Temuco.
2
Ochoa, C., “Derechos indígenas y Pluralismo legal en América Latina”, en Foro sobre pluralismo legal y
reconocimiento constitucional del derecho indígena, 2000.