Está en la página 1de 2

El relato del héroe: Homero, Virgilio, y postt.

Ulises en Ítaca: Primer relato, a la reina AretaVII 237:


(Texto griego: http://www.perseus.tufts.edu/)
Odisea, de Homero. Texto completo. Ediciones Cátedra, Madrid. Traducción de Jose Luis Calvo Martínez,
Catedrático de Filología Griega, Universidad de Granada, España http://www.apocatastasis.com/odisea-
homero.php#9 Henzo Lafuente

ξεῖνε, τὸ μέν σε πρῶτον ἐγὼν εἰρήσομαι αὐτή:


τίς πόθεν εἰς ἀνδρῶν; τίς τοι τάδε εἵματ᾽ ἔδωκεν;
οὐ δὴ φῆς ἐπὶ πόντον ἀλώμενος ἐνθάδ᾽ ἱκέσθαι; 240
τὴν δ᾽ ἀπαμειβόμενος προσέφη πολύμητις Ὀδυσσεύς:
‗ἀργαλέον, βασίλεια, διηνεκέως ἀγορεῦσαι
κήδε᾽, ἐπεί μοι πολλὰ δόσαν θεοὶ Οὐρανίωνες: 244
Ὠγυγίη …
[VIII 1 ss.: ἦμος δ᾽ ἠριγένεια φάνη ῥοδοδάκτυλος Ἠώς… Y cuando se mostró Eos, la que nace de la
mañana, la de dedos de rosa, se levantó del lecho la sagrada fuerza de Alcínoo y se levantó Odiseo del
linaje de Zeus, el destructor de ciudades. …
αὐτὰρ ἐπεὶ πόσιος καὶ ἐδητύος ἐξ ἔρον ἕντο,
μοῦσ᾽ ἄρ᾽ ἀοιδὸν ἀνῆκεν ἀειδέμεναι κλέα ἀνδρῶν, 73 Y cuando hubieron arrojado el deseo de
comida y bebida, Musa empujó al aedo a que cantara la gloria de los guerreros (con un Canto cuya
fama llegaba entonces al ancho cielo: la disputa de Odiseo y del Pelida Aquiles,……]
final del IX
«Y ahora os voy a narrar mi atormentado regreso, el que Zeus me ha dado al venir de Troya.
De la costa troyana… …

Postquam prima quies epulis, mensaeque remotae Virgilio Eneida I 723


... regina 728 ... rogitans 750 a prima dic, hospes, origine 753
Conticuere omnes intentique ora tenebant; Eneida II 1
inde toro pater Aeneas sic orsus ab alto:
'Infandum, regina, iubes, renouare dolorem:
Troianas ut opes et lamentabile regnum
... quis talia fando/… /
temperet a lacrimis? et iam nox umida caelo
praecipitat suadentque cadentia sidera somnos.
sed si tantus amor casus cognoscere nostros 10
et breuiter Troiae supremum audire laborem,
quamquam animus meminisse horret luctuque refugit,incipiam. ...’/ (Tenedos insula)
- Orosio II 18: (reflexión de autor sobre lo conciso de su obra):
quis enim cladem illius temporis, quis fando funera explicet aut aequare lacrimis possit dolores?
- Odoario Testam. I: Igitur notum omnibus manet quit ego Odoarius episcopus fui ordinatus. ―Así pues,
queda sabido para todos qué dispuse yo, Odoario, obispo‖.Y a continuación comienza el salto atrás,
iniciado con una localización, secundaria: In territorio Africae: ―En el territorio de África se alzaron
gentes de los ismaelitas‖ …
- Eloísa a Abelardo, Carta: Que cum siccis oculis neminem uel legere uel audire posse estimem, tanto dolores
meos amplius renouarunt quanto diligentius singula expresserunt: ‗(Noticias) que creo que nadie podría
leer u oir con los ojos secos renovaron tanto más mis dolores cuanto más exactamente me explicaron
cada detalle‘
- Berceo: Duelo de la Virgen 13: (La Virgen a San Bernardo, que le ha pedido muchas veces cuente)
«Fraire -disso la dueña- esme cosa pesada/ refrescar las mis penas, ca só glorificada;/pero
la mi fetila no la he oblidada,/ca en el corazón la tengo bien fincada.
- Libro de Alexandre 205:
El rey sedie en medio a cada parte catando/ quanto mas cataua mas se iua pagando/
todos oreia'scucha estauan esperando/ que faularia el rey que estaua callando (arrectis
auribus I 152)
- Dante Div. Com., Inf. V 121 ss.: 'Nessun maggior dolore/ che ricordarsi del tempo felice/nella
miseria, e ciò sa il tuo dottore;/ ma se a conoscer la prima radice/ del nostro amor tu hai
cotanto affetto,/ farò come colui que pianse e dise'
- Luis de Camoêns Os Lusíadas III 3-4 – V 89: Prontos estavan todos escuitando/ o que o
sublime Gama contaría/... ‗Mandas-me, ó Rei, que conte... ...serei breve
(as estrelas nítidas que saen/ a repouso convidan cuando caen ib. IV 67)

Miguel de Cervantes Saavedra: Quijote


I 38 f. Acabaron de cenar, levantaron los manteles, y... ...don Fernando rogó al
cautivo les contase el discurso de su vida... ...A lo cual respondió el cautivo que de
muy buena gana haría lo que se le mandaba, y que sólo temía que el cuento no había
de ser tal, que les diese el gusto que él deseaba; pero que, con todo eso, por no faltar
en obedecelle, le contaría... ...y él, viéndose rogar de tantos, dijo que no eran menester
ruegos adonde el mandar tenía tanta fuerza. -Y así, estén vuestras mercedes atentos,
y oirán... ...Con esto que dijo, hizo que todos se acomodasen y le prestasen un grande
silencio; y él, viendo que ya callaban y esperaban lo que decir quisiese, con voz
agradable y reposada, comenzó a decir desta manera:
(39. Donde el cautivo cuenta su vida y sucesos)
-«En un lugar de las Montañas de León...

fin 41 … No tengo más, señores, que deciros de mi historia; la cual si es agradable y


peregrina júzguenlo vuestros buenos entendimientos, que de mí sé decir que quisiera
habérosla contado más brevemente, puesto que el temor de enfadaros más de cuatro
circustancias me ha quitado de la lengua"
42 …En esto llegaba ya la noche, y al cerrar della llegó a la venta un coche, con
algunos hombres de a caballo. … … El cautivo, que desde el punto que vio al oidor,
le dio saltos el corazón y barruntos de que aquel era su hermano, preguntó a uno de
los criados que con él venían que cómo se llamaba y si sabía de qué tierra era. El
criado le respondió que se llamaba el licenciado Juan Pérez de Viedma y que había
oído decir que era de un lugar de las montañas de León. … Pidióles consejo qué
modo tendría para descubrirse o para conocer primero si, después de descubierto, su
hermano, por verle pobre, se afrentaba … … En la mitad de la cena, dijo el cura:
—Del mesmo nombre de vuestra merced, señor oidor, tuve yo una camarada en
Costantinopla, donde estuve cautivo algunos años; Llamábase … Ruy Pérez de
Viedma y era natural de un lugar de las montañas de León … En resolución, todos
quedaron contentos y alegres del buen suceso del cautivo; y como ya la noche iba
casi en las dos partes de su jornada…

44: ('Técnica' de autor, en el episodio de Don Luis, el enamorado de Clarita de Viedma): Pero
dejémosle aquí [al ventero], que no faltará quien le socorra, o si no, sufra y calle el
que se atreve a más de a lo que sus fuerzas le prometen 26, y volvámonos atrás
cincuenta pasos, a ver qué fue lo que don Luis respondió al oidor, que le dejamos
aparte, preguntándole la causa de su venida a pie y de tan vil traje vestido