Está en la página 1de 8

Liceo Juan Ramón Jiménez

Sofía Erazo González


XVII Olimpiada Intercolegiada de Filosofía
Universidad Javeriana
9 de Mayo de 2019

Educación Pragmática
“Muy seguramente la escuela es la institución social más detenida en el tiempo, la
que más se resiste a cambiar y adaptarse a los tiempos que vivimos” (de Zubiría,
2017)

Esta ponencia busca contestar la pregunta “¿Responde nuestra educación a los problemas
del presente?”. Para esto, se utilizarán planteamientos de Richard Rorty, quien es
reconocido por ser un importante filósofo americano neopragmático. Primero se definirán
algunos conceptos importantes para entender los planteamientos de Rorty sobre el
conocimiento; segundo, se expondrá la evolución del sistema educativo en Colombia
(1528-2010) y la crisis de la educación desde la perspectiva de Rorty; tercero, se planteará
desde una perspectiva teórica, la educación desde la mirada pragmática de Rorty, para
mostrar las diferencias que ésta tiene respecto a la educación tradicional; finalmente, se
responderá a la pregunta planteada, proponiendo como solución a esta crisis el ejercicio de
una educación pragmática, en el contexto colombiano.

1. Definición de conceptos

Para poder comprender la concepción de educación tradicional y pragmática de Rorty,


primero se aclararán las diferencias entre los conceptos explicación y descripción,
conocimiento y creencia, utilidad y realidad, así como entre metodolatría y
representacionalismo.

1.1 Explicación y Descripción

Según Rorty, explicar es hacer conocer una causa con el propósito de llegar a un fin, de
modo que la causa sólo se puede entender después de conocer este fin. Sin embargo, esta
definición nos lleva a preguntas como ¿puede alguien explicar la causa? ¿hay una causa
final, o son infinitas? ¿si las causas para explicar otras causas son infinitas, será
humanamente posible lograr explicar todo?

Si aparentemente no hay una causa final, entonces Rorty propone el uso de la descripción,
la cual no busca comprender ni explicar el mundo, sino simplemente describir lo que vemos
sin tener un fin en mente. Así, la descripción puede ser entendida como una imagen del
mundo (Daros, 2002: 50).

1. Conocimiento y Creencia
Para Rorty el conocimiento es una herramienta que está en función de los fines o beneficios
que se proponen los hombres. En consecuencia, abandona, sin refutarla, la concepción
clásica del conocimiento1 por ser una concepción inútil que genera más problemas que
soluciones, al tener la finalidad de representar de forma fiel y exacta la realidad del objeto
de pensamiento exterior al sujeto. Hablar de conocimiento hace que se llegue
inevitablemente a la cuestión de si éste es verdadero o falso.

Por el contrario, al hablar de creencias se presupone que las personas que formulan los
pensamientos pueden interpretar de cierta forma las cosas o acontecimientos. Para Rorty, la
veracidad de las creencias se mide respecto a su utilidad para lograr un fin, aunque en
sentido estricto estas no representen nada. en el sentido que éstas no buscan representar
nada. El problema de la verdad de las creencias es refutado por el hecho de que su
correspondencia con nuestra interpretación de realidad sirve de criterio para afirmar la
veracidad de éstas, respecto a su utilidad. Las creencias son verdaderas porque son lo que
son, creencias (Ibíd.: 51).

2. Utilidad y Realidad

El realismo puede ser definido “como la creencia en que los enunciados de la clase en
disputa poseen un valor de verdad objetivo, independientemente de nuestros medios de
conocerlo: son verdaderos o falsos en virtud de una realidad que existe independientemente
de nosotros” (Rorty, 1996: 17). Esto da paso a preguntar ¿cómo se puede afirmar que la
realidad es inmutable, independientemente de quien habla de ella?

Para el pragmatismo no podemos, admitir que existe una realidad que es absoluta respecto
de nuestras creencias, o que existe con independencia de las descripciones que nos hacemos
de ella. nos llevaría al relativismo. Por tanto, para el pragmático las cosas son como se las
usa de acuerdo a la descripción que nos hacemos de ellas. Rorty no niega la existencia de la
realidad humana. Sin embargo, ésta es interpretada como aquello que causa el surgimiento
de un lenguaje y produce creencias, como un conjunto de creencias causadas por otras
creencias o cosas físicas (Daros, 2002: 51).

3. Metodolotría y Representacionalismo

Según Rorty, la metodolatría puede ser entendida como la glorificación dea los
procedimientos de justificación de las creencias, que “para ser verdaderamente racionales,
[…] deben conducir a la verdad, a la correspondencia con la realidad, a la naturaleza
intrínseca de las cosas” (Rorty, 1996: 40-41), a través del encasillamiento del conocimiento
en constructos prefabricados.

1 En la concepción clásica, el conocimiento es definido respecto a la relación dualista sujeto-objeto, donde


pueden haber dos tipos de conocimiento: el conocimiento verdadero (objetivo) que está fundado en la
representación del objeto mismo; y el conocimiento erróneo (subjetivo), fundado en los prejuicios del sujeto
(Ibíd.: 50).
El representacionalismo es la búsqueda por creencias que “representan al mundo de una
manera sumamente independiente de nuestra perspectiva y sus peculiaridades” (Ibíd.: 24), a
través de la cualidad del realismo, justificándolas con un método.

2. Modelo Educativo Tradicional: contexto histórico en Colombia.

Ahora que ya están definidos los conceptos básicos, se hará un recorrido histórico de lo que
ha sido la evolución educativa en Colombia.

1. Siglos XVI, XVII Y XVIII

Durante la época de la conquista (1528-1538) nacen las primeras instituciones donde se


orientan las primeras letras y la catequización. En la época de la colonia (1550-1810) nacen
las escuelas propiamente dichas, donde el conocimiento impartido tenía una óptica
teológica; en el siglo XVII el propósito de la educación era alfabetizar y mejorar la
economía al enseñar oficios. A inicios del siglo XVIII ocurrió una reforma educativa
influenciada por la Ilustración inglesa, que criticaba la educación tradicional religiosa, pero
que no logró cambios visibles debido a la estrecha relación Iglesia-Estado (Arévalo y
Rodríguez, 2012: 52-64).

2. Siglo XIX

En el Congreso de Cúcuta (1821) se incluyó la enseñanza de conocimientos matemáticos


sin desligarse de la enseñanza de la religión, pues la Iglesia (bajo el mando de los Jesuitas)
permeaba la formación de los ciudadanos y mantenía el poder sobre el conocimiento. Con
el plan de estudio de Santander (1826) se buscó darle una orientación más científica y
moderna a la educación, mejorando la infraestructura. Hasta 1863 las reformas en la
educación estuvieron orientada hacia intereses de la Iglesia y de la élite, con vistas en a
mantener un estatu quo que los favoreciera. En 1863 la Constitución de Rionegro promovió
una visión liberal de la educación: gratuita, obligatoria y laica; el cambio más drástico en la
metodología fue el desprestigio del aprendizaje mecánico (memorístico), promoviendo un
aprendizaje en pro beneficio de las necesidades de cada individuo. En 1878 el movimiento
de Regeneración consolidó la relación Iglesia-Estado y dio autonomía a la Iglesia para
intervenir libremente la educación, reafirmando los dogmas y moral católicos. Este modelo
educativo es una mezcla del antiguo modelo pedagógico alemán con bases del neotomismo,
en vista dedebido a la incapacidad para hacer un modelo propio que superara el modelo
planteado en la Constitución de Rionegro. El neotomismo es una corriente filosófica que
busca responder metódicamente a los problemas nuevos de la ciencia y la vida con base en
el realismo (Rosental e Iudin, 1984: 312). Con el Plan Zerda (1892), lo único que se
buscaba era afianzar el neotomismo imponiendo un sistema de educación nacionalmente
unificado hasta donde fuera posible (Ibíd.)

3. Siglo XX
En 1904 se estipuló que la educación pública debía estar regida por los cánones católicos
(neotomistas) y que la educación primaria debía seguir siendo gratuita pero no obligatoria.;
Een este periodo el poder de las escuelas se empieza a descentralizar, dándole deberes
distintos a varias ramas del Estado. En 1927 se determinóafirmó la obligatoriedad de la
educación primaria y la mayoría de las reformas se centraron en una mayor cobertura,
calidad y financiamiento de la educación. En 1934 se centralizó otra vez el poder el Estado
sobre la educación, y a pesar del mayor financiamiento en la educación, no se vieron
avances ni en calidad ni en cobertura. Solo hHasta la Constitución de 1991 los avances
respecto a cobertura, calidad y financiamiento fueron abismales, sin embargo, las reformas
referentes a la estructura del modelo educativo fueron mínimas, manteniendo las mismas
bases neotomistas de conocimiento. La Constitución de 1991 establece que la educación es
un derecho fundamental, es obligatoria hasta noveno grado, existe una corresponsabilidad
entre Estado, sociedad y familia, es bilingüe en comunidades indígenas, implica el derecho
a la libre personalidad, libertad de enseñanza, catedra (laicismo) e investigación y fomenta
la ciencia y la cultura (Cifuentes y Camargo, 2016: 26-37).

4. Siglo XXI

Las prioridades del sistema educativo durante los primeros años del siglo XXI se pueden
resumir en: la búsqueda por una mejor calidad de la educación primaria y segundaria;
aumentar el acceso, cobertura y calidad de la educación en las zonas rurales; desarrollar el
acceso y calidad de la educación superior; disminuir la tasa de analfabetismo, enfocándose
en las comunidades indígenas (OCDE, 2016 :39).

5. Problemas

En la perspectiva histórica se observa que el método de la iglesia católica fue la verdad


predominantemente a finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Como se puede ver,
después del periodo de Regeneración, la mayoría de las reformas hechas a la educación son
superficiales respecto al aumento de la cobertura, accesibilidad, calidad y financiamiento.
El problema de esta superficialidad es que la base ideológica neotomista se ha mantenido
durante todo este tiempo. Aunque se busque mayor calidad de la educación, el carácter
metódico del acceso al conocimiento difícilmente permite que se lleguen a conclusiones
acordes a nuestras necesidades, cuando hay un prejuicio que nos lleva a buscar
conocimiento justificable bajo los preceptos de realidad impuestos; el conocimiento
difundido se presupone objetivo y sirve solo para responder a problemas generales mas no
situacionales.

Otro hecho importante es la diferencia epistemológica entre las diferentes áreas del
conocimiento respecto a la actualidad. Puede que en el pasado este modelo hubiera
funcionado debido a los factores sociales, psicológicos e históricos del momento; sin
embargo, la historia cambia, así como las preocupaciones, lo que nos lleva a pensar si la
estaticidad de la enseñanza del modelo educativo tradicional nos sirve para responder a los
problemas actuales.
3. Modelo Educativo Pragmático

El Modelo Educativo Pragmático se puede considerar un modelo historicista y utilitarista,


en el sentido que evoluciona conforme a la evolución de los distintos contextos históricos,
apropiándose de las creencias útiles para responder a las necesidades de cada contexto
histórico y grupo social distintos. Para contextos diferentes se necesitan modelos educativos
diferentes que cambian de a cuerdo a las necesidades de un momento determinado y de una
población específica: las necesidades en 1850 eran diferentes a las de 2010; las necesidades
en Bucaramanga son diferentes a las de Bogotá; las necesidades de la zona urbana son
diferentes a las de la zona rural.

Siguiendo los planteamientos de Rorty:


Las instituciones educativas deberían promover la formación de personas que
lleven una vida razonable, que fuesen racionales en el sentido de que desarrollan
habilidades para enfrentarse con problemas del medio en el que viven, que son
tolerantes, capaces de cambiar, de vivir y dejar vivir, de discutir, de tener más
confianza en la persuasión que en la fuerza (Daros, 2002: 58)

Una sociedad es más educada que otra porque aumenta el numero de comunidades que
sienten sus necesidades respondidas. El mundo en el que vivimos conviven vidas dispares,
con diversas opciones, diferentes valores y preferencias, dificilmente complatibles. La idea
de una vida razonable tolerante se refiere a respetar con simpatía, dialogar y expresar
opiniones, teniendo en cuenta que no hay nada absoluto.

Actualmente hay algunas instituciones que se acercan al Modelo Educativo Pragmático. La


Investigación Acción-Participativa es un método de investigación y a prendizaje en el que
no están involucrados sólo los investigadores, sino la comunidad destinataria del proyecto,
que dejan de ser considerados como simples objetos de investigación, mas como sujetos
activos que pueden conocer y transformar su realidad (Eizaguirre y Zabala, s.f.). La Casa
Montessori es un colégio ubicado en el Quindío, donde los contenidos se trabajan como
proyectos más que como clases lectivas; el colegio esta distribuido por ambientes en vez de
aulas; esta metodología permite que la escuela responda a las necesidades individuales de
cada estudiante, dejandoles la responsabilidad de su aprendizaje y fomentando la
autorregulación (Mendoza, 2018).

A pesar de que existan sistemas más adaptados al contexto social, éstos se ven delimitados
por la poca difusión y el rango de acción limitado, debido a la incapacidad en la práctica de
aplicarlo a grande escala.

4. Conclusión
El análisis de la evolución histórica educativa en Colombia muestra que la educación no
responde a los problemas actuales. Aunque existen algunas instituciones que responden
mejor a estos problemas, éstas tienen un rango de cobertura limitado, por tanto, no dan
soluciones concretas y prácticas. El modelo educativo con estructura neotomista es el más
difundido, siendo la base de los institutos educativos públicos. Este modelo no se ha
ajustado a los problemas actuales, puesto que sus bases fueron planteadas para responder a
problemas de hace casi 100 años. Además, presupone que hay una realidad igual para
todos, afirmación que se refuta por el hecho de que el contexto histórico, social y local es
diferente, aún más en un país tan diverso como Colombia: la lengua, necesidades
alimentarias, ambiente y habilidades a desarrollar de un niño del Chocó en Bajo Baudó son
diferentes a las de un niño de Ciudad Bolívar.

Por otro lado, no se piensa en la utilidad del contenido que se esta aprendiendo para la vida
cotidiana de un sujeto que se encuentra en un contexto histórico, geográfico, social y
ambiental determinado:

Los estudiantes ven sintaxis, gramática y morfología, pero carecen de comprensión


lectora o de lectura contextual y crítica. García Márquez propuso una gran
polémica cuando sugirió: “simplifiquemos la gramática antes de que la gramática
termine por simplificarnos a nosotros” (de Zubiría, 2017).

En conclusión, se puede ver que la educación necesita una reforma profunda en su


estructura. Al ser la educación la base de la sociedad, es importante que pensemos qué
problemas queremos resolver, para reformular la idea que tenemos de escuela. La escuela
debe promover una educación de pensamiento crítico y formas en las que cada individuo
pueda encontrar soluciones útiles a sus necesidades y a las de su sociedad.

Buen esfuerzo Sofía, pero todavía lejos para concursar con alguna opción.

Propongo varias cosas. 1) Ordenar el texto de otra forma: inicia con la historia de la
educación en Colombia. Este debe ser el primer capítulo. No es necesario que pongas 1000
subtítulos como lo estás haciendo. Con un título general del capítulo basta. Lo fundamental
en esta primera parte es que destaques los aspectos más importantes de la historia de la
educación en Colombia que resultarían más problemáticos desde la óptica de Rorty
(relación Estado iglesia, prioridad de la ciencia, neotomismo –explicarlo bien-, etc.. Lo que
no resulte problemático desde la perspectiva de Rorty, no es necesario.

2) En el segundo capítulo vas a explicar por qué consideras pertinente pensar la situación
(crisis) de la educación en Colombia desde la óptica de Rorty. Rorty niega la verdad, el
privilegio de la ciencia, del método, el carácter estático de la educación. Todo esto Sofía,
pero con juicio (a veces parece que escribes de afán)… deja de poner mil subtítulos, eso
solo enreda el texto y lo llena de palabras que no te están sobrando.

3) En el tercer capítulo (con un solo título) vas a desarrollar lo que podríamos denominar
una educación pragmática para Colombia. En ella vas a explicar toda la teoría de la
educación de Rorty. ¿Por qué la educación es importante? ¿Qué es una educación
pragmática? ¿Por qué resulta pertienente para un país como Colombia? Aquí puedes poner
los ejemplos del Montessori etc etc… Si en el Capítulo 2 explicas los conceptos
propiamente epistemológicos (verdad, descripción vs explcicación, metodolatría, etc…),
en el capítulo 3 desarrollas la propuesta pedagógica y su utilidad en el país.

Tienes 2 días para corregir. Ánimoooooo.


Bibliografía

Arévalo, M. y Rodríguez, J. (2012). Educación y Poder en Colombia durante el siglo XIX.


Paideia Surcolombiana, (17), pp.52-64.

Cifuentes, J. y Camargo, A. (2016). La historia de las reformas educativas en Colombia.


Cultura Educación y Sociedad, (7), pp. 26 -37.

Daros, W. (2002). La Concepción de la educación según el pragmatismo posmoderno de R.


Rorty. Invenio, (9), pp.50-64.

de Zubiría, J. (2017). ¿Qué no es necesario enseñar hoy día en la escuela?. [online]


Semana. Obtenido de: https://www.semana.com/educacion/articulo/julian-de-zubiria-que-
es-necesario-ensenar-hoy-en-el-colegio/527540 [4 abr. 2019].

Eizaguirre, M. y Zabala, N. (s.f.). investigación Acción-participativa. Diccionario de acción


humanitaria y cooperación al desarrollo. Obtenido de:
http://www.dicc.hegoa.ehu.es/listar/mostrar/132

Mendoza, A. (2018). Casa Montessori, autodisciplina y libertad para el aprendizaje. El


Tiempo. Obtenido de: https://www.eltiempo.com/colombia/otras-ciudades/colegio-casa-
montessori-aprendizaje-con-una-metodologia-diferente-227532

OCDE. (2016). La educación en Colombia. Organización para la Cooperación y el


Desarrollo Económicos (OCDE), p. 39.

Rorty, R. (1996). Objetividad, relativismo y verdad. Paidós, (1), pp.15-223.

Rosental, M. y Iudin, P. (1984). Diccionario de Filosofía. Progreso, (1), p. 312.