Está en la página 1de 4

LAS GANRANTIAS DE LOS TITULOS VALORES

Definición.
Las garantías, en términos generales, constituyen un medio o instrumento de seguridad
a las personas; con ellas se pone a buen recaudo sus derechos o sus bienes;
proporcionan la tranquilidad necesaria a los titulares de tales derechos o bienes, frente
a la amenaza o eventual afectación originada por la conducta indebida o inapropiada,
adoptada –consciente o inconscientemente– por otra persona.
Formas de garantía.
1.Garantías Personales
1.1. El aval.
a) Definición.
ESCUTTI menciona que el aval es un acto cambiario de garantía, que como tal tiene
los caracteres de todo acto documental y goza de las características de unilateralidad.
Literalidad, autonomía, abstracción e independencia. MESSIO dice que el aval constituye
una declaración de voluntad cartular, unilateral y abstracta, en cuanto se desvincula de
la relación fundamental que media entre avalante y avalado, la misma que da origen a
una obligación de garantía, es decir, la promesa de pago en el lugar y en el grado del
avalado.
b) Características.
Objetiva, porque con ella se asegura el pago de la obligación cambiaria, vinculado a
una persona de reconocida solvencia para brindar confianza a los adquirientes de
la circulación del título. Se asegura el pago ante cualquier tenedor.
AUTONOMA, la obligación del avalista es principal, sea que se encuentra en el
mismo grado respecto de su pago como los del obligado principal o de regreso.
Típica, porque solo se puede concebir el aval en relación con títulos valores, sea que
se trate de títulos de contenido crediticio, de tradición o representativos de
mercaderías.
Abstracta, porqué se independiza de la causa que le dio origen
Es documental, porque debe constatar en la letra o en la hoja que se adhiere a esta.
Es unilateral, porque basta la declaración de avalista.
No es recepticia, porque el pago se hace a un sujeto indeterminado, es decir, a favor
de quien resulta acreedor cambiario.
Es de garantía, por su finalidad de asegurar el pago de la obligación contenida en el
titulo valor.
c) Formalidad.
La garantía debe constatar en el anverso o reverso del mismo título valor o en hoja
adherida. Hay que tener en cuenta que esta prescripción es ad solemmitareb y que no
puede considerarse aval quien no figure en el propio documento, esta disposición que
sustenta en el principio de literalidad.
El aval constituye un afianzamiento útil a todos los tenedores del documento y su
constancia es necesaria para ejercer la acción pertinente.
El aval se expresaba en la legislación anterior de lo los términos “por avala” u otros
equivalentes, pero actualmente se consignan los términos equivalentes “por aval” o
“aval” más la indicación de la persona avalada, además del nombre, el numero o
documento de identidad, domicilio y firma del avalista.
La sola firma en anverso del documento se considera aval en este caso se preside la
cláusula “por aval”.
Si no se señala a la persona, se entiende que es otorgado a favor del obligado
principal, o de ser el caso, a favor del girador.
Si no se señala el monto avalado resulta que se está avalando el importe total del
título valor.
1.2. La Fianza
a) Definición.
Messineo define a la fianza como la obligación de alguien (fiador o garante) asume
como deudor directo frente a un acreedor, a fin de garantizar el cumplimiento de otra
obligación que no es propia, si no de otro sujeto llamado deudor principal. Pérez
Vivez sostiene que la fianza es una garantía personal accesoria, por la que una o más
`personas responde por una obligación ajena, comprometiendo con el acreedor a
cumplir en todo o en parte si el deudor principal no cumple.
b) Características.
Accesoriedad: Pereza Lavares expresa que la fianza representa la cualidad relativa
que, respecto de la principal, tiene la obligación de garantía. La obligación del fiador no
puede exceder al deudor principal y la extinción de la obligación principal conlleva de
la fianza: la fianza sigue la suerte del principal y no se puede concebir la existencia de un
contrato de fianza sin que esta se dirija a garantizar otra obligación.
Subsidiaridad: la confianza da origen a una obligación subsidiaria, el fiador
únicamente responde en defecto del deudor principal. PUIGPEÑA señala que la
contribución del fiador al vínculo establecido simplemente es de pagar si el deudor no
paga. En este sentido SANTOBRIZ manifiesta que el fiador queda obligado para el caso
de que el deudor principal no cumpla la obligación contraída.
Literalidad: La fianza constituye un contrato literal y formal, dado que se
perfecciona mediante la forma escrita. Es esta una exigencia impuesta ad solemnitatem,
de manera que su inobservancia determinada nulidad de contrato.
Unilateralidad: la fianza es un acto jurídico bilateral, pues se forma mediante el
acuerdo de dos voluntades entre el fiador y acreedor no obstante la relación jurídica de
la fianza origina una sola presentación la del fiador. No se trata de un contrato con
presentación reciprocas, dado que el acreedor no está obligado a nada frente al fiador.
Conmutativo: cuando las presentaciones de cada una de las partes son consideradas
el equivalente de la que recibe de la otra.
Beneficio de Excusión.
También denominado derecho de excusión, es la facultad que corresponde al fiador en
la fianza simple y que le permite oponerse a la reclamación del acreedor hasta que se
acredite la insolvencia, total o parcial, del deudor fiado. Este derecho del fiador se
denomina también beneficio de orden, y singulariza la forma menos severa de la fianza
que, en tal caso, se conoce también con la expresión de fianza subsidiaria. Salvo pacto
expreso en contra o disposición legal que indique lo contrario, todo contrato de fianza
se considerará de fianza simple o subsidiaria. Dentro de las obligaciones civiles, la regla
general es que la fianza sea simple (fianza civil).
2.GARANTIAS REALES.
La garantía real es cuando el prestatario o deudor ofrece como aval bienes personales
presentes y futuros o bienes procedentes de otra persona autorizada, para que el
crédito le pueda ser otorgado. En este tipo de garantía el acreedor tiene el derecho o
poder sobre el bien utilizado como aval y en el caso de que se incumpliese el pago por
parte del deudor, el acreedor podría realizar la venta forzosa del bien gravado para el
pago de la deuda contraída.
2.1. Garantía Mobiliaria.
Procede la ejecución judicial o extrajudicial de la garantía mobiliaria cuando resulta
exigible la obligación garantizada. En caso de ejecución extrajudicial, el acreedor
garantizado o el representante puede proceder a la toma de posesión del bien dado en
garantía mobiliaria, al cobro directo o adquisición de créditos y a la posterior venta
directa de los bienes en garantía, a fin de hacerse pago con el producto de dicha venta.
Notificado de la ejecución, el deudor garante o quien se encuentra en posesión del
bien en garantía, debe entregar la posesión y/o facilitar el acceso al bien en garantía. En
caso de incumplimiento, el deudor garante se considera poseedor ilegítimo del bien y
es responsable de este, incluso si se pierde o deteriora sin culpa, debiendo responder
por los daños y perjuicios que correspondan.
2.2. Hipoteca.
Se trata de aquel tipo de garantía real donde el bien sujeto a aval suele ser un bien
inmueble. El valor del aval será tasado para conocer el importe. Si se trata de una
vivienda se podrá considerar garantía real generalmente el 80%, si es un local el 60% y
si es suelo el 50%.