Está en la página 1de 2

Están el camello (con una joroba), el camello bactriano (con dos jorobas), dos primos salvajes (guanaco y vicuña) y

otros dos sirvientes (alpaca y lama). El camello y el camello viajaron a Asia a través del ajustado de Behring y se
adaptaron a las zonas calientes y secas de la primera y frías de la segunda. El camello fue domesticado alrededor
del año 3000 a.C. en Arabia y el camello alrededor del año 2600 a.C. en Irán y Turkmenistán. Según M. R. Cornevin
en su libro Historia de áfrica: "El emperador romano de origen bereber Septimio-Severus (nacido en Leptis
Magna) alentó la cría sistemática de camellos en Tripolitania (una provincia romana que corresponde más o
menos a la Libia actual) y su extensión en Túnez". El animal puede tragar hasta 120 litros de agua en pocos
minutos. Almacena líquidos en sus tejidos. Los ojos y las fosas nasales de los camellos y los dromedarios pueden
cerrarse con fuerza durante las tormentas de arena, y la forma de sus patas posibilita el movimiento en el suelo en
movimiento. Estas características de adaptación los convierten en los camaradas especiales para los nómadas que
se combaten al Gobi o al Sáhara.

Los reptiles resisten bien el calor por medio de su piel escamosa que los protege de la deshidratación. Las más
comunes: lagartijas, varanos, agámides (familia de las lagartijas) y salamanquesas, serpientes y serpientes. Aves: la
mayor parte son insectívoras, pero además hay granívoros y carnívoros.

Lo principal a tener en cuenta es que entre el desierto y el oasis frecuenta manifestarse un tipo intermedio, la
estepa. Estepa casi permanente, cuando debe su vida a la presencia de una cubierta freática; estepa muy
intermitente, cuando es dependiente de las precipitaciones pluviales; en todos las situaciones, región de floración
inmediata, poblada por plantas xerófitas: hierbas cortas, mechones duros de drinn, arbustos espinosos de retem y
acacia de árbol de goma, que el regreso de la sequía parece hundirse en la nada, pero que están dotados de una
vitalidad asombroso y que logran salvar, por medio de las largas pruebas de la sequía, sus raíces o semillas.

La vida animal, como la vida vegetal, consigue mantenerse en un ambiente que no se presta a ello; pero, como las
plantas, los animales están ausentes de las zonas absolutamente desérticas a lo sumo se refugian ahí cuando son
perseguidos. Remedian la escasez de agua y la consiguiente escasez de alimentos ya sea por la alta movilidad
(liebre, gacela, etc.), o por reservas semejantes a las de las plantas (joroba de camello, intestino de antílope adax),
o por el extenso entumecimiento del suelo (lagartijas, serpientes), en todos los casos, por la excepcional
resistencia.

No menos fértil es la región de las grandes dunas: los más altos ughrud son atravesados desde la base hasta la
cima por las plantas cerca de las cuales se detuvieron los primeros granos de arena que servían de base; el
crecimiento de estas plantas se encontraba relacionado con el de las dunas mismas; tomaron novedosas raíces a
medida que las arenas se juntaban alrededor de sus tallos. ahora podemos consultar sus frondosas cabezas, de un
hermoso verde oscuro, que se forman desde lejanas arboledas sombreadas en las dunas más altas.

Los oasis. Pero es en los chicos valles, donde el agua subterránea que fluye a poca profundidad bajo el suelo
esponjoso puede ser recolectada de forma sencilla, que estos oasis poéticos además tienen la posibilidad de ser
encontrados, luego de lo cual el alterado y cansado viajero por el momento suspira, es cierto. la mayoría de las
ocasiones se agrupan en archipiélagos. Se suceden durante los valles como amplios bordes de un verde oscuro,
interrumpidos aquí y allá por espacios sin cultivar; cerca de los chotths (antiguos lagos) forman cinturones
esmeralda en cuyo centro brillan las capas de sal formadas por la evaporación del agua de lluvia de las mesetas
circundantes.

La fauna sahariana es muy variada. antes que nada, digamos que el león del desierto, como la palmera de la
montaña, jamás ha existido salvo en la creatividad de los poetas; la hiena, el chacal y el jabalí sólo tienen la
posibilidad de encontrarse en zonas montañosas atravesadas por ríos permanentes, como, entre otras cosas, la
tierra de Aïr y, en consecuencia, habitada.

El escorpión, común en todas partes, elige los sitios pedregosos y húmedos; la especie más dañina (Scorpio
tunetatus) está más comúnmente en los oasis. Su aguijón es en ocasiones mortal. Los insectos abundan en el
Sahara; las moscas y los mosquitos son, en verano, el azote de los oasis.

Como muchas plantas efímeras https://www.desiertos.net del desierto, no florece cada primavera, sino que espera
la combinación precisa de temperatura y lluvia.

El "Spectacle Pod" es una planta correspondiente a la comunidad de flores de las dunas de arena. Se reconoce
muy de forma sencilla por su par de frutos en forma de alas de mariposa. Y si observamos de cerca a la flor,
veremos 4 pétalos blancos y seis estambres.

Puede lograr casi treinta centímetros de altura, y está primordialmente en el sur de Nevada, el oeste de Arizona y
California. Una especie subjetivamente cercana a esta flor crece desde Utah hasta el desierto de Chihuahua en el
norte de México.

Hay varios vejigones en las colinas o dunas a lo largo de la costa o en el desierto. también hay más y más de ellos
en las lomas que se han quemado en el sur de California cerca de áreas residenciales. De hecho, indagaciones
recientes detallan que este arbusto es subjetivamente no inflamable.

Como custodia adicional, las raíces de algunas especies llegan a secretar una sustancia tóxica (o veneno) para
sostener a raya a otras especies.

en ocasiones, otras plantas hunden sus raíces, o "rizomas", a más de 30 metros bajo la superficie, accediendo de
esta forma a aguas que están disponibles localmente sólo en hondura. Las especies que se asientan en los campos
de dunas de arena utilizan este esquema. de esta forma, las dunas tienen la posibilidad de volverse más
hospitalarias de lo que imaginamos.

Intereses relacionados