Está en la página 1de 6

Masonería y literatura a principios

del siglo xx en españa


Rafael Corbalán Torres
BOROUGH OF MANHATTAN COMMUNITY COLLEGE, CUNY

EL PROPÓSITO DE ESTE trabajo es estudiar la relación de un grupo de escritores españoles


con la masonería a principios del siglo XX. Un aspecto poco estudiado por la crítica
literaria, pero que es clave para entender la evolución literaria y política de algunos
novelistas españoles de ese período que, o mostraron interés por las logias y lo reflejaron
en su obra, o participaron muy activamente en la masonería obteniendo cargos en la
Orden y siguiendo las consignas de los Grandes Orientes.
Antes de empezar nuestro análisis hay que puntualizar las dificultades de este
estudio. En primer lugar, es importante señalar que debido al carácter secreto de la
masonería y las muchas persecuciones a que fue sometida la Orden en su historia,
muchos masones nunca declararon públicamente su pertenencia a las logias. Por otra
parte, la feroz persecución de los grupos conservadores y eclesiásticos durante el siglo
XIX y principios del XX, y del franquismo a partir de 1936, obligó a los masones
españoles a ocultar y quemar muchos de los archivos de la Orden, especialmente durante
la Guerra Civil española, lo que dificulta un conocimiento profundo de la masonería en
algunas regiones de España. Con todo, los archivos de la masonería requisados por el
ejercito franquista, conservados en el Archivo Histórico Nacional (sección Guerra Civil)
de Salamanca, 1 así como la correspondencia de algunos masones, las publicaciones de
las logias y la prensa favorable y contraria a esta organización son, en su conjunto, una
buena fuente de información para entender, aunque de una forma incompleta, el
funcionamiento de la masonería en el periodo histórico que nos ocupa.
La lista de los intelectuales y literatos vinculados a la masonería en el Archivo
Histórico Nacional o en los listados de la masonería española (los cuales tiene una
validez parcial) incluye un nutrido grupo de intelectuales, entre los que cabe destacar a
Antonio Alcalá Galiana, Manuel Azaña Díaz, Odón del Buen y Del Cos, Francesc

1
Además de estas fuentes documentales, son igualmente interesantes para el estudio de la
historia y principios de la masonería española los fondos documentales de la masonería española
de la Biblioteca Nacional de París, importantes para entender el origen de la masonería española,
el Archivo General de Palacio que contiene documentos policiales sobre la masonería en el siglo
XIX y el Fondo Masónico «Comin Colomer», muy útil para entender la evolución y las
actividades antimasónicas.

141

-
Actas XIV Congreso AIH (Vol. III). Rafael CORBALÁN TORRES. Masonería y literatura a princi...
-t .. Centro Virtual Cervantes
142 RAFAEL CORBALÁN TORRES

Ferrer i Guardia, Francisco Giner de los Ríos, Ramón Gómez de la Serna, Alejandro
Lerroux, Antonio Machado o Santiago Ramón y Cajal entre otros. La característica
común de este heterogéneo grupo es su vinculación al librepensamiento y todas las ideas
que ese movimiento defendía: defensa de la educación laica, fe en las ciencias, apoyo
a los sefarditas, anticlericalismo o liberalismo religioso, matrimonio civil y en general
republicanismo.
En el campo literario, Benito Pérez Galdós mostró un gran conocimiento de las
logias en El Grande Oriente, obra de la segunda serie de los Episodios Nacionales
escrita en 1876, en la que Pérez Galdós cuenta con mucho lujo de detalles la historia,
el ritual, la simbología y la influencia política de esta organización secreta en el trienio
constitucional de 1820 a 1823 desde una perspectiva no siempre favorable a la Orden.
En esta obra, Galdós critica las redes de intereses y el oportunismo que muchas veces
se gestaba en la Orden y pone de manifiesto dos de los problemas más patentes de la
masonería a finales del siglo XIX: la división interna dentro de la Orden entre los que
querían una participación más activa en la vida política del país y los que pretendían un
seguimiento fiel de los principios humanitarios y filosóficos de las logias.
Los archivos de la masonería, aunque no vinculan al autor canario directamente a
la masonería, sí confirman las críticas de Galdós en El Grande Oriente. El Boletín
Oficial de la Gran Logia Catalana de 1906 refleja ese sentimiento de decadencia entre
los masones españoles del que hablaba Galdós al decir «Durante la vida accidentada de
las Grandes Orientes de Madrid, entre ellos el Gran Oriente Español, se encuentran
numerosas irradiaciones (expulsiones) por causa de distracción de metales (malversa-
ción de fondos), abusos de confianza, expoliación de las logias, etcétera, y otras cosas
que han hecho que el prestigio de las logias haya caído en la nulidad»
La obra teatral Electra, por otra parte, ocasionó fuertes manifestaciones anticlerica-
les en España en 1901, que marcaron el inicio de las revueltas populares que dieron paso
a la Semana trágica de Barcelona en 1909. Después de Electra, las quejas anticlericales
que antes de 1901 se habían limitado a críticas más o menos pacíficas, llegaron a la calle
en forma de protestas populares y el anticlericalismo se convirtió en tema central de los
programas políticos de socialistas, republicanos y grupos liberales, planteándose en el
país la legalidad de las órdenes religiosas, la influencia del Clero en la educación de
país, etc.2 El padre Villena publicó poco después de estrenarse Electra un artículo en
Páginas dominicales titulado «La francomasonería y el teatro» en que vincula a Galdós
con la masonería. Villena menciona en su artículo las negociaciones en Viena para el
estreno de la obra, en la que el director del teatro Volkos-escribe el articulis-
ta-antepone la H (abreviación de hermano) al referirse a Galdós. 3
Benito Pérez Galdós no sería el único escritor español vinculado a las logias en los
albores del siglo XX. En 1920, Luis Simarro, Gran Maestre del Grande Oriente Español,
dirigía una carta a los hermanos masones pidiéndoles que difundieran en la prensa una
carta en la que se criticaba la sentencia a Miguel de Unamuno por delitos de prensa. El

2
Manuel Revuelta. El anticlericalismo español en sus documentos. Barcelona: Ariel, 1999.
3
P. Villena. «La francmasonería y el teatro». Páginas dominicales. 28 de abril de 1901.

-
Actas XIV Congreso AIH (Vol. III). Rafael CORBALÁN TORRES. Masonería y literatura a princi...
-t .. Centro Virtual Cervantes
MASONERÍA Y LITERATURA ... 143

texto ilustra el funcionamiento de la masonería a principios del siglo XX y su apoyo a


los intelectuales liberales al decir:

Venerable Maestre y queridos hermanos:


El Gran consejo de la Orden, aun cuando en ella, por razones que comprenderéis,
no se dice, ha patrocinado la carta que va a continuación, que hoy publican todos
los periódicos liberales de Madrid, y os la enviamos, para que os sirváis dar cuenta
de ella a esa Respetable Logia, e interesar a los hermanos que la integran que
procuren que la prensa afín a nosotros en esa ciudad, la reproduzca para la debida
propaganda ... 4

La carta en cuestión era una petición de apoyo popular para Unamuno patrocinada
por la Junta Directiva de la Liga Española para la Defensa de los Derechos del Hombre
y del Ciudadano, la cual estaba confederada a otras Ligas en Francia, Bélgica, Italia y
Portugal. Tras el golpe de estado del general Primo de Rivera en 1923, intelectuales y
masones se aliaron nuevamente para combatir la dictadura primoriverista. Dirigentes de
la masonería española como Marco Miranda o Carlos Esplá se reunieron con el grupo
de intelectuales más destacados opuestos a Primo de Rivera en el exilio: Miguel de
Unamuno, José Ortega y Gas set y Vicente Blasco lbáñez en el café La Rotonde de París
para coordinar sus esfuerzos propagandísticos y de oposición a la dictadura. Por otra
parte, la vinculación de los tres escritores a la masonería también era de carácter
personal ya que Eduardo Ortega y Gasset pertenecía a las logias, como también eran
masones los hijos de Unamuno y Blasco, Femando Unamuno Lizárraga y Sigfrido
Blasco Blasco.
La actividad más significativa de esa relación fue el esfuerzo de la masonería por
introducir en España el panfleto propagandístico de Blasco lbáñez Una nación
secuestrada. Durante la dictadura de Primo de Rivera, cabe decir, la masonería mantuvo
una política doble y estuvo dividida entre los que pedían una participación más activa
en los asuntos políticos del país y los que preferían mantenerse fieles a los principios
filosóficos de la Orden. De hecho, mientras muchos masones participaron muy
activamente contra la Dictadura, la política oficial de la masonería española era de no
«estar adscrita a ningún partido político ni someterse a las vicisitudes de las luchas
profanas» 5
El caso más interesante de este grupo de literatos opuesto a la dictadura de Primo
de Rivera fue, por las implicaciones políticas que tuvo, Vicente Blasco lbáñez, novelista
de gran influencia en la vida política española y valenciana de principios del siglo XX.
La documentación que lo vincula a la masonería es abundante y reveladora de su
actividad en las logias. El Archivo Histórico Nacional de Salamanca (Sección Guerra
Civil) conserva una carpeta sobre Blasco lbáñez que incluye cartas a otros masones,

4
José A. Ferrer Benimeli. La masonería española. Madrid: Istmos, 1996. 122-123
5
Boletín Oficial y Revista Masónica del Supremo Consejo del Grado 33 para España y sus
dependencias. Año XXXV, número 383. Madrid, 1928.

-
Actas XIV Congreso AIH (Vol. III). Rafael CORBALÁN TORRES. Masonería y literatura a princi...
-t .. Centro Virtual Cervantes
144 RAFAEL CORBALÁN TORRES

homenajes de la masonería al escritor, y, entre otros documentos, el discurso de su


ingreso en la masonería en 1888 titulado «La mujer y el niño». En la Casa Museo de
Vicente Blasco lbañez de Valencia, por otra parte, está el título de su ingreso en la logia
Unión número 149 del Gran Oriente Nacional de España con el nombre simbólico de
Dantón, así como una interesante documentación que incluye el fallo de un tribunal
masónico, por el que se prohibía al escritor tener un duelo con el también masón
Gerónimo de Palma, y correspondencia en símbolos y regular con otros masones, como
el conocido Gran Maestro de la masonería portuguesa, Magalhanes Lima.
Además de los contactos personales de Blasco con la masonería hay que señalar la
vinculación de El Pueblo, periódico fundado y dirigido por Blasco en Valencia, con las
logias y con nombres destacados de la masonería local, nacional e internacional. Por otra
parte, un nutrido grupo de los principales dirigentes del llamado Blasquismo, grupo
político republicano de Valencia inspirado en las ideas del novelista, estuvo relacionado
con la masonería local y algunos de sus miembros fueron importantes dirigentes de la
masonería valenciana y española.
En las páginas de El Pueblo se defendió el ideario republicano y masón con una
crítica constante y abierta contra el jesuitismo y el conservadurismo, así como se
defendió la educación laica en España, la protección de los pobres, etc. En El Pueblo,
por otra parte, se publicaron artículos sobre la masonería, y colaboraron destacados
masones como Magalhanes Lima y Vicente Marco Miranda, miembro de la directiva de
El Pueblo, y una de las figuras más destacadas de la masonería española a principios del
siglo XX.
La relación del Blasquismo y de los grupos republicanos a las logias también fue
muy destacado. Además de Vicente Marco Miranda, otros dirigentes de PURA (Partido
de Unión Republicana Autonomista) (partido blasquista) como Alvaro Pascual Leone,
diputado de PURA en 1931 y 1933; Ricardo Samper Ibáñez, diputado de PURA y
Ministro de Trabajo en el gobierno de Alejandro Lerroux en 1933, Juli Just Gimeno o
Juan Calot Sanz, dirigente de PURA y presidente de la Diputación de Valencia, entre
otros, fueron activos miembros de la masonería valenciana en los años 20 y 30.
Por la documentación existente, sabemos hoy que la actividad de Blasco lbáñez en
la masonería se extendió con mayor o menor frecuencia desde 1887 hasta la fecha de su
muerte en 1928. En nuestra opinión, los periodos de más actividad de escritor levantino
en la masonería fueron: el de su iniciación en 1887 hasta 1898 en que la Orden sufrió
una gran crisis interna en España, y de 1923 hasta la fecha de su muerte en 1928, en que
el escritor estuvo en contacto, como ya vimos anteriormente, con las logias españolas
para derrocar la dictadura de Primo de Rivera.
El discurso de Vicente Blasco lbáñez al entrar en la masonería La mujer y el niño
es muy revelador de la actividad política y literaria del novelista en su época de
juventud. En La mujer y el niño, Blasco critica la influencia del Clero en la educación
del país y alienta a las madres a que aparten a sus hijos de la influencia del jesuitismo.
La crítica al clericalismo y su influencia en la vida nacional también sería el tema
principal de sus primeras novelas como La araña negra (1893) y su continuación Los
fanáticos (1895) en las que Blasco plantea la influencia negativa de la Iglesia en general

-
Actas XIV Congreso AIH (Vol. III). Rafael CORBALÁN TORRES. Masonería y literatura a princi...
-t .. Centro Virtual Cervantes
MASONERÍA Y LITERATURA ... 145

y del jesuitismo en particular, un tema que volvería a tratar posteriormente en La


catedral ( 1903) y El intruso (1904 ), novelas del llamado período español. Blasco lbáñez,
por otra parte, participó muy activamente contra de la política del gobierno en Cuba y
criticó con dureza el sistema de quintas y, en general, la falta de visión del gobierno de
Madrid en el tema colonial. Tras el conflicto de 1898, cabe decir, los grupos conserva-
dores culparon a la masonería por el fracaso colonial, lo que causó una grave crisis en
la Orden que duró hasta el fin de la primera década del siglo XX.
Después de 1898, muchas de las actividades políticas y literarias de Vicente Blasco
lbáñez fueron muy paralelas a las actividades de la masonería española. En Madrid, por
ejemplo, formó con Carme de Burgos (La Colombine) la «Alianza Hispano Israelí» que
pretendía mejorar los lazos con la comunidad sefardí en el extranjero, así como apoyó
a la Colombine en sus esfuerzos por conseguir el derecho del voto femenino en España
y el derecho al divorcio 6 , temas que formaban parte del programa ideológico de la
masonería española de esos años. 7
Fue tras el golpe militar de Primo de Rivera cuando Vicente Blasco lbáñez
intensificó sus contactos con la masonería, un apoyo mutuo que como vimos anterior-
mente se resumió en los folletos propagandísticos Una nación secuestrada (1924) y Lo
que será la república española ( 1925) que la masonería ayudó a introducir y difundir en
España. Por otra parte, Blasco lbáñez condujo en esos años una eficaz campaña
propagandista contra Primo de Rivera en forma de reuniones populares, artículos de
prensa y hasta un intento de denuncia en la misma sede de la Sociedad de Naciones. 8
Las cartas a Alejandro Lerroux desde su exilio francés son reveladoras del apoyo de la
masonería a Blasco lbáñez. En una de esas cartas, Blasco propone a Lerroux reunirse
en una logia de Bayona. En otras ocasiones, Blasco propone a Alejandro Lerroux utilizar
la Liga de los Derechos del Hombre, que como vimos era una organización internacional
formada por masones, para organizar reuniones y manifestaciones contra Primo de
Rivera.
Además de Vicente Blasco lbáñez, es necesario señalar en este estudio, aunque
brevemente, la vinculación de Antonio Machado y Ramón Gómez de la Serna a las
logias. Según la masonería española, Ramón Gómez de la Serna llegó al grado 18 de la
Orden y su nombre simbólico fue Argonauta. De Antonio Machado, J. A. García-Diego
publicó en 1990 un estudio titulado Antonio Machado y Juan Gris, dos artistas masones 9

6
Federico Utrera «Blasco lbáñez y Colombine. Política y literatura en Madrid» en Blasco
lbáñezpolítico. Valencia: Centre Cultura La Beneficiencia. Diputación de Valencia, 1998.
7
Desde el siglo XIX, la masonería española había defendido el patrimonio civil, así como
había tratado de mejorar las relaciones con la comunidad sefardí establecida en Grecia, Turquía,
Palestina y Siria. Ver José Ferrer Benimeli La masonería española. Madrid: Istmos, 1996.
8
El archivo masónico de las actividades políticas de Vicente Blasco lbáñez incluye una carta
a Alejandro Lerroux en la que le informa de su intención de criticar a Primo de Rivera en la
Sociedad de Naciones por medio de un libro. La carta afirma: Yo, por mi parte, me reservo el
último golpe que daré solo. Si esto continúa, a principios del otoño enviaré una denuncia en
forma de libro a la Sociedad de Naciones ... Carta a Alejandro Lerroux fechada el 11 de mayo de
1925.
9
J. A. García Diego. Antonio Machado y Juan Gris, dos artistas masones. Madrid: Castalia,
1990.

-
Actas XIV Congreso AIH (Vol. III). Rafael CORBALÁN TORRES. Masonería y literatura a princi...

-t .. Centro Virtual Cervantes


146 RAFAEL CORBALÁN TORRES

en el que se vincula al poeta a la masoneóa.


A pesar de los trabajos de J. A. García Diego y José A Ferrer Benimelli sobre la
influencia de masoneóa en la obra de Antonio Machado y Benito Pérez Galdós, todavía
no existen estudios profundos sobre la relación de los intelectuales y especialmente de
los escritores españoles con las logias, una relación que, como hemos tratado de señalar
en estas páginas, tomó varias formas e influyó en la trayectoria personal y, en algunos
casos literaria, de algunos de los más destacados autores españoles de principios del
siglo XX.

-
Actas XIV Congreso AIH (Vol. III). Rafael CORBALÁN TORRES. Masonería y literatura a princi...

-t .. Centro Virtual Cervantes

Intereses relacionados