Está en la página 1de 4

La naturaleza del mencionado beneficio determina su

encuadre en las prescripciones de los artículos 12, 13, 14, de la Ley Nº 6.982 y
12, 13 y 14 de su reglamentación (Decreto Nº 7881/84).
En el expediente Nº 21557-177214/10 se destacó que las
aludidas bonificaciones revisten el carácter de habituales y permanentes y
remuneran tareas propias de la relación de empleo público existente entre los
agentes públicos y la jurisdicción provincial, necesarias para el cumplimiento de
las misiones y funciones de la Dirección Provincial de Personas Jurídicas
previstas en las Leyes Nº 13.757 y Nº 14.028, sobre las cuales se efectúan
aportes previsionales, en orden a lo dispuesto por Resolución Nº 13/11 del señor
Presidente del Instituto de Previsión Social.

MEDIO AMBIENTE

CLAUSURA PREVENTIVA

2145-1449/05 Alcance 10
Dictamen Nº 141.110 – 4
SECRETARÍA LETRADA V

I.- Tratan estas actuaciones de la situación planteada


respecto de una firma cuyo rubro corresponde a fabricación y conversión de
papel, con establecimiento sito en el partido de Pilar.
Surge de lo actuado que por Acta de Inspección del 17 de
enero de 2012, se imputó a la firma infracción al inciso b) del artículo 3º de la Ley
Nº 11.723, por realizar acciones que degradan el ambiente, y se procedió a
clausurar los conductos de la cámara pluvial, en los términos del artículo 69 bis
de la Ley Nº 11.723.

52
Ello, por haberse constatado -entre otros aspectos- en la
fiscalización llevada a cabo, que “… en un lateral de la nave, utilizada para
almacenar producto terminado, un canal de cemento utilizado para encause de
agua pluvial, el cual se encuentra todo a lo largo con resto de un barro seco
asimilable a pasta celulósica. Asimismo se observó, en una cámara pluvial (…) la
existencia de líquido con un sobrenadante asimilable a pasta celulósica de color
ámbar oscuro…”.
En el marco del procedimiento instruido, mediante
presentación ingresada el 27 de enero de 2012, en representación de la empresa
se formula descargo contra el Acta de Inspección referenciada, a cuyo respecto
corresponde destacar -desde el punto de vista formal- que el mismo resulta
extemporáneo, toda vez que ha sido interpuesto con posterioridad al plazo de
cinco días con que contaba la firma para plantear su defensa.
Por otra parte, cabe señalar que el día 20 de enero de 2012 se
dictó la Disposición Nº 124/12, por la cual se resuelve “… Convalidar la clausura
preventiva y parcial…” impuesta a la Firma conforme las disposiciones
contenidas en el artículo 69 bis de la citada Ley Nº 11.723.
Dicho decisorio fue notificado el 6 de febrero de 2012 según
carta documento acompañada, interponiendo la firma en su contra, el día 10 del
mismo mes, un recurso que, no obstante su denominación, corresponde ser
considerado como de revocatoria, en virtud del principio de formalismo
moderado imperante en el Decreto Ley Nº 7647/70 de Procedimiento
Administrativo. El mismo resulta temporáneo y se halla debidamente fundado.
En lo sustancial, la recurrente se agravia de la Disposición
exponiendo circunstancias técnicas respecto a las observaciones formuladas en
el Acta de Inspección y que motivaron el dictado de la Disposición
convalidatoria. Manifiesta en ese sentido que resulta “… incorrecta la imputación
de la supuesta infracción al inciso b) artículo 3º de la Ley Nº 11.723 por realizar
acciones que degraden el ambiente, ya que no tomó muestras como indica el
procedimiento, no se tomó fotografías, y el producto detectado no corresponde
al color de nuestros efluentes (…) ni a nuestros barros…”. Agrega a su vez que
“…a partir de nuestra intervención con Escribano y laboratorio inscripto en
O.P.D.S., quienes se constituyeron en la fábrica de ‘Papelera Samseng’ (…) a fin
de extraer las muestras para analizar (…) se determina que dicha sustancia de

53
origen desconocido de color ámbar oscuro ‘no ha salido de nuestro predio, y es
descargado en desagües del sistema de cañerías industriales del Parque del
Pilar…” , solicitando en consecuencia se deje sin efecto la Disposición Nº 124/12
que convalidó la clausura preventiva y parcial referenciada.
El Departamento Laboratorio analiza las defensas articuladas,
tanto en el escrito recursivo, como en el descargo (más allá -como se señalara
supra- de haberse interpuesto este último en forma extemporánea) concluyendo
que “ la empresa no revierte la infracción que se le imputara al inciso b) del
artículo 3º de la Ley Nº 11.723…”.
Destaca como fundamento de sus afirmaciones que la
presencia de partículas observadas a lo largo de un canal para encause de agua
de lluvia “… asimilables a fibras celulósicas y que son utilizadas en el proceso
industrial como materia prima, fueron conducidas por el canal pluvial referido
(ver fotografía), lo que evidencia claramente un impacto negativo al ambiente, ya
que el líquido alcanzó suelo natural y red de colección de pluviales…”.
Por su parte, en cuanto a la presencia de un sobrenadante
asimilable a pasta celulósica de color ámbar oscuro dentro de la cámara pluvial
de la empresa, destaca que los planos requeridos a la misma con el fin de
analizar los líquidos procedentes de las diferentes áreas de proceso a ser
tratados en la planta de tratamiento de efluentes líquidos industriales (ver carta
documento y planos) no se ajustan a lo solicitado, concluyendo que “…no se
puede profundizar el análisis que requiere este punto…”.
Llamada a expedirse esta Asesoría General de Gobierno,
estima pertinente destacar en forma liminar, en cuanto a la eximición de
aplicación de sanciones solicitada por la Firma en el recurso de revocatoria
interpuesto- que la clausura ha sido impuesta como medida preventiva por el
personal de fiscalización competente, y no como sanción, en función de
indicadores que alertaban sobre actividades desarrolladas por aquélla,
susceptibles de generar grave riesgo de daño sobre el medio ambiente.
Al respecto, el artículo 41 de la Constitución Nacional
establece que el daño ambiental genera prioritariamente la obligación de
recomponer, mientras que el artículo 28 de la Constitución Provincial otorga a la
Provincia el dominio eminente sobre el ambiente y los recursos naturales de su
territorio, debiendo asegurar las políticas de conservación y recuperación de la

54
calidad del agua, aire y suelo compatible con la exigencia de mantener su
integridad física y su capacidad productiva, y el resguardo de áreas de
importancia ecológica, de la flora y la fauna.
A su vez, la Ley de Ministerios Nº 13.757 establece que ese
Organismo Provincial para el Desarrollo Sostenible es la Autoridad de
Aplicación en materia ambiental en el ámbito de la provincia de Buenos Aires, y
en tal carácter, se halla facultado para ejecutar las acciones conducentes a la
fiscalización de todos los elementos que puedan ser causa de contaminación del
aire, agua, suelo y, en general, todo lo que pudiere afectar el ambiente (ver
artículo 31 de la citada normativa).
Siguiendo esa línea argumental, cabe señalar que el artículo
69 bis de la Ley Nº 11.723 (incorporado por Ley Nº 13.516) faculta a esa
Autoridad Ambiental provincial a disponer “ inaudita parte” la clausura como
medida preventiva cuando “… la situación sea de tal gravedad que así lo
aconseje”, contemplando además el resguardo de los principios de prevención y
precaución contenidos en el artículo 4º de la Ley Nº 25.675.
Resulta dable destacar que en los “ Considerando” de la
Disposición Nº 124/12 recurrida, se desprende que la medida cautelar
convalidada fue dictada en el marco del artículo 69 bis de la Ley
precedentemente citada, y en función de las irregularidades e incumplimientos
constatados respecto de la normativa ambiental vigente (que se desprenden del
Acta de Inspección labrada en oportunidad de la fiscalización y del informe
técnico confeccionado al efecto) susceptibles de generar grave riesgo de daño
inminente sobre la salud de la población y el medio ambiente.
Visto lo actuado, sobre la base de los informes suministrados
por las Dependencias intervinientes, y en la medida que técnicamente se haya
comprobado de forma fehaciente la existencia de grave peligro de daño
inminente sobre la salud de la población, los trabajadores y el medio ambiente,
tanto la adopción como el mantenimiento de la clausura preventiva impuesta
resultarían inobjetables, en el marco de competencia que sobre la materia
ambiental posee ese Organismo.
Consecuentemente, esta Asesoría General de Gobierno es de
opinión que nada obstaría a proceder al dictado del pertinente acto
administrativo que rechace el recurso de revocatoria interpuesto por la firma.

55