Está en la página 1de 17

Si la XII es la Casa del Karma, de los enemigos ocultos,

de las deudas contraídas con el destino, lo que traemos -


bueno o malo- como resultado de nuestra conducta y
acciones en vidas pasadas, bien podemos afirmar con total
certidumbre, que tambien nuestros verdaderos enemigos
ocultos son nuestras malas acciones, cuyas consecuencias
están siempre listas a manifestarse en el exterior
como situaciones, circunstancias, personas y eventos
nefastos, trágicos y doloroso -de la misma naturaleza que
las causas puestas en movimiento-, y que siempre
conspirarán contra nuestro bienestar, prosperidad, salud,
felicidad y armonía. Así, es lógico deducir que nada es
"casual" o producto del azar arbitrario, y que lo que nos
ocurre es igual a lo que hemos hecho porque el efecto es
idéntico a la causa, es de su misma índole, aunque nuestra
falta de memoria intente rebelarse contra la dura e
inflexible realidad de las leyes superiores. En ese orden de
ideas, es factible poder determinar, hasta cierto punto, por
los ocupantes de esta morada astrológica, el origen, la
causa, de los males, sucesos fatídicos y desgracias de toda
suerte que le ocurren a un individuo.

Sabemos que el sector XII se relaciona con los enemigos


ocultos y la brujería; en el mapa natal de la Tate aquellos
están simbolizados por la conjunción Júpiter/Luna Negra,
ya varias veces referida. ¿De qué naturaleza son éstos?:
Lilith se asocia a la brujería y Júpiter a la ley, la moral, la
religión, las creencias de todo tipo (místicas, esotéricas,
etc), las filosofías, cultos, rituales, ceremonias, guías
religiosos, gurúes (Manson se creía un nuevo “Mesías”),
etc, y rige la IX (Piscis), bajo cuya jurisdicción caen
justamente todos estos asuntos. Como quedó establecido
en los expedientes del caso, el ‘clan Manson’ profesaba y
practicaba unas creencias, ritos y ceremonias pseudo
místicas o esotéricas (Júpiter) desviadas, retorcidas,
aberrantes y corruptas (Luna negra), excesivamente
inmorales y transgresoras de la ley (Júpiter dañado por la
Luna Negra), relacionadas con el mundo de lo oculto, de
lo paranormal y de la magia negra (Casa XII). Para
quienes conozcan esta historia, y además me hayan
seguido hasta aquí, esto es contundente; sin embargo estas
son las propias palabras de Melody Patterson, una ex
miembro del ‘clan’: “En esa secta de hippies, medio
mística, medio religiosa (Júpiter), yo procuraba
reencontrar la paz (a través de las drogas y el sexo,
supongo) que había perdido cuando mi novio murió en un
accidente de aviación”.

Volviendo sobre lo ya escrito, "si nuestros verdaderos


enemigos ocultos son nuestras malas acciones, cuyas
consecuencias están siempre listas a manifestarse en el
exterior como situaciones, circunstancias, personas y
eventos dolorosos, nefastos, de todo orden -de la misma
naturaleza que las causas puestas en movimiento"-; que lo
que nos acontece es igual a lo que hemos hecho porque el
efecto es idéntico a la causa, es de su misma índole, es el
karma que traemos del pasado (de otras vidas), la gran
pregunta es, ¿Qué mal karma traía Sharon del pasado?.

La XII, reitero, es una mansión relacionada con el mundo


de lo oculto y paranormal, con los entes de otros planos
invisibles al ojo físico, que se pretenden contactar; con
esas otras dimensiones de la realidad a las que se busca
acceder mediante las drogas, o siguiendo senderos y
prácticas prohibidos como la magia, el satanismo y la
brujería (William Lilly da reglas precisas para saberlo).
Júpiter está retrógrado, lo que indica experiencias
repetidas en una misma línea de conducta o actividad que,
por estar en esta zona misteriosa de la carta, se vincula con
trabajos secretos, ocultos, ligados al satanismo y la
brujería; creencias, cultos y ceremonias (Júpiter) en los
que la estrella estaba iniciada y practicaba, como veremos
luego. La maléfica conjunción está en Cáncer, un signo
asociado a lo femenino, lunar (en su aspecto oscuro), lo
telúrico, lo ancestral y matriarcal; en la Casa XII, que es el
nexo directo con nuestro pasado de otras vidas. Así, esa
inquietante configuración es indicadora de la clase de
creencias, cultos, ritos, ceremonias (Júpiter) tenebrosos,
perversos y retorcidos (Lilith) que hacían parte de su
herencia ancestral, kármica (Casa XII), en este caso, el
satanismo y la magia negra. Júpiter es la mente superior
dirigida a los asuntos trascendentales del espíritu, como la
religión, la filosofía, la mística, la espiritualidad, y en
conjunción a Lilith nos muestra el tipo de ideas, creencias,
cultos y ceremonias (Júpiter) corruptas y morbosas (Luna
negra) en las que estaba involucrada; en ese orden de
ideas, aquí la influencia positiva de júpiter se encuentra
maleficiada y desvirtuada por su contacto negativo con
Lilith. Dicen que el demonio gusta torcerle el cuello a los
brujos, y todo aquel que demencialmente se pone en
contacto con fuerzas negativas mediante prácticas que
apelan al erotismo y la concupiscencia más degradantes
dando rienda suelta a los instintos malsanos que ocultan en
su interior, en combinación con ritos y ceremonias
infames, siempre caen víctimas de su loca insensatez. Acá
el diablo es el mismísimo karma fatal engendrado por la
propia Sharon en otras vidas -continuado en ésta quizá-
mediante el ejercicio de la goecia. Estos detestables cultos
son patrimonio exclusivo del elemento femenino desde la
aurora de los tiempos. Es un aforismo astrológico que “las
vibraciones de Júpiter son las más fácilmente pervertidas y
mal utilizadas por los poderes obscuros”. No sobra
remarcar que según algunas de sus facetas mitológicas,
Lilith es enemiga de los niños y señora de la brujería, de la
magia, de la noche…rapta y mata de noche a los niños: El
crimen de Sharon y su bebé fue en la noche, 1:30 AM, la
hora del aquelarre…

En este lugar (EDIFICIO DAKOTA) cargado con larga


historia de sucesos sobrenaturales se filmó Rosemary's
Baby.

¿Exceso de imaginación y fantasía de quien escribe?. Es


abrumadora la abundancia de pruebas que el caso y la
historia personal de la actriz y modelo presentan en
relación con el satanismo y la hechicería. La misma
víctima y su marido, el cineasta polaco, fueron acusados
durante el proceso seguido a Manson y sus secuaces de
ocuparse en estas espeluznantes actividades, que incluían
orgías y rituales satánicos. No es casual entonces que
incluso la actriz haya participado en películas como El
Ojo del Diablo en el papel de bruja, o de vampira (Lilith
es la vampira clásica) en El Baile de Los Vampiros.
Antes de casarse con el director polaco, ella fue novia de
Jay Sebring, su peluquero personal. Sebring era uno de los
amigos que la acompañaban en su residencia esa fatídica
madrugada del 9 de agosto de 1969. Según las
declaraciones posteriores de uno de los miembros de la
malvada ‘familia Manson’, confirmados también por la
actriz Melody Paterson, amiga de Tate y del peluquero, y
además componente del grupo de asesinos, “aquel crimen
iba dirigido contra Sebring, un conocido sádico sexual que
en el sótano de su mansión tenía la más horrible cámara
de depravaciones sexuales que se pudiera imaginar. De
conformidad con estos testimonios, la semana anterior a su
muerte, Sebring se encontró por la calle a dos chicas que
iban totalmente drogadas, las invitó a su casa y se las llevó
al sótano donde durante varias horas las sometió a las más
execrables vejaciones. Aquellas chicas resultarían ser dos
de las integrantes del 'Clan Mansón' que participaron en el
crimen, y una de ellas, incluso, fue la inculpada de clavar
el cuchillo a Sharon Tate. Según relató Patterson, ese
horripilante sótano contaba con todos los refinamientos a
los que puede aspirar un sádico perfecto: cadenas con
esposas que colgaban de las paredes, ruedas sobre las que
ataba a sus víctimas- por lo general, más o menos
voluntarias, convencidas gracias al pago de unos cuantos
dólares-, látigos, máscaras y toda una larga serie de
increíbles utensilios”. Sharon fue acusada de secundar a
Sebring en todas estas depravadas orgías, realizadas por
medio de ritos satánicos, lo que fue posteriormente
“desmentido” durante el juicio seguido a los criminales.
Más adelante veremos que tan cierto es esto, porque como
siempre digo, si no le creemos a la gente, creámosle a la
astrología. También se llegó a decir que la matanza feroz
fue una venganza contra Polansky por haber revelado en la
famosa cinta ‘Rose Mery’s Baby’ algunos secretos
relacionados con el culto y ritual satánico. El director no
sólo era amigo de Anton Zsandor La Vey, el célebre
satanista fundador de ‘The Satan Church’, La Iglesia de
Satan, quien lo asesoró en el rodaje de la misma, sino que
participaba en rituales de este tipo con jóvenes mujeres,
pues era un pedófilo consumado. La Vey fue amante de la
despampanante Jane Mansfiel, muerta en accidente
automovilístico, el cual se jactaba haber ocasionado
mediante conjuro diabólico. Si estos indicios, llamando así
a las evidencias - para quienes no las acepten- no los
convencen, leamos una vez más:

“A finales de 1965, Ransohoff finalmente le dio a Tate su


primer papel importante en la película, Eye of the Devil,
coprotagonizada por David Niven, Deborah Kerr, Donald
Pleasence y David Hemmings. Tate y Sebring, su ex
novio- asesinado también por el clan-, viajaron a Londres
para preparar el rodaje (1), donde conoció al Sumo
Sacerdote y a la Suma Sacerdotisa de la denominación
Alexandriana de la Wicca! (tarde o temprano uno se
reencuentra con su pasado!!), Alex y Maxine Sanders, que
fueron sus iniciadores en la Wicca”. Wikipedia
La Wicca…!! (2), una práctica neopagana relacionada con
la brujería, con esos cultos telúricos, lunares, femeninos,
matriarcales, oscuros: Júpiter (cultos) telúricos, lunares,
femeninos, matriarcales (Cáncer) oscuros (Lilith)
relacionados con la hechicería (Lilith, Casa XII).

Gerald Brosseau Gardner (13 de junio de 1884 - 12 de


febrero de 1964) fue un ocultista, funcionario civil,
antropólogo aficionado, escritor y brujo practicante,
quien publicó algunos textos claves para el desarrollo de la
religión neopagana denominada Wicca.
Gerald Gardner afirmaba haber sido iniciado en 1939, en
una tradición religiosa de la brujería que pudo haber
sido una continuación del paganismo europeo. Doreen
Valiente, una de las sacerdotisas de Gardner, más tarde
identificó a la mujer que inició a Gardner como Dorothy
Clutterbuck en "A Witches' Bible" (La Biblia de las
brujas) por Janet y Stewart Farrar. En sus dos libros sobre
el tema, Gerald Gardner, se refería a los practicantes de
la brujería como "Wica. Queda, pues, confirmada la
pertenencia de la actriz a esta clase de cultos (Júpiter)
prohibidos (Lilith es la gran transgresora, rompe con los
tabúes)…

Ahora bien, ¿no es verdad que en los aquelarres brujeriles-


esas bárbaras y blasfemas ceremonias satánicas-, se
practicaba el sacrificio humano y de niños?; ¿No fue
sacrificada Sharon y el bebé que llevaba en su vientre de
forma ritual, como consta en los expedientes?, y si los
efectos son iguales a las causas y siguen a estas como la
sombra al cuerpo, según enseña la doctrina del Karma…

¿porqué Júpiter no fue protector en este caso?. ¿un Júpiter


dañado y corrupto por la Luna Negra podría serlo?;
¿podría serlo con una maestra, una sacerdotiza (Júpiter)
de la brujería (Lilith) como Sharon Tate?.

Sería poco lógico e inteligente pensar que lo que le ocurrió


a la artista de cine fue una injusticia de la vida, una
fortuita fatalidad del azar, un “casual” encuentro con lo
inesperado, porque no hay suceso alguno en la vida que
sea “accidental”, arbitrario o sin causa alguna que lo
genere, y sólo la convicción y la certeza en las realidades
espirituales pueden arrojar luz sobre el origen de las
innumerables contingencias que nos acechan a cada
instante…

Ahora bien, para muchos astrólogos anclados en la parte


más grosera, material y deformada de la astrología, esto de
las vidas pasadas, el karma y la Casa XII; la relación de la
misma (la astrología) con todas aquellas ciencias arcanas
y saberes secretos y ocultos que nos legó el mundo
antiguo, les parecerá una ingenua especulación fantasiosa;
sin embargo, veamos que nos pueden decir al respecto
voces más sabias y autorizadas. Adolph Weiss, el mejor y
más profundo conocedor y exégeta de Morin, en su
monumental Astrología Racional, dice: Casa XII, la
herencia psíquica de la vida pasada. En la página 117 de
la mencionada obra, tratando sobre las cualidades
primitivas, se adentra en conceptos de orden esotérico en
la explicación del tema, citando incluso el
Tratado Elemental de Ciencia Oculta de Papus, y agrega
Weiss: “la costumbre de reconocer la vía experimental
como la única válida para aclarar científicamente los
misterios del universo nos ha llevado a un conocimiento
profundizado del mundo material y de las leyes que lo
rigen, pero, por otra parte, ha tenido por efecto provocar
dudas demasiado ásperas con respecto a lo espiritual, cosa
que escapa al experimento y que se considera de antemano
como “ensueño metafísico”, y continúa hablando en
términos francamente esotéricos en las siguientes (118,
119, 120, 121); pero es en otra obra suya, La Esfinge
Develada, donde penetra con mayor profundidad teórica
en los aspectos esotéricos de la astrología.

Ahora bien, en lo personal, por encima de esa clase de


astrólogos a los que hago alusión -Por vía de autoridad-
me merece más crédito Helena Petrovna Blavastky, autora
de las formidables obras Isis Sin Velo y La Doctrina
Secreta, escritas con dialéctica contundente e
impresionante acervo documental, en las que hace gala de
un asombroso y vasto conocimiento de religión, mitología
y filosofía comparadas y el trasfondo esotérico de las
mismas, bajo la lupa de la razón y la ciencia. Algunas
cuantas perlas de H.P.B en lo que atañe a la astrología
podemos leer en el artículo H.P.B. y la Astrología,
de Jutta K. Lehmann, transcrito en el siguiente link:
http://vajarayana.wordpress.com/2007/01/23/hpb-y-la-
astrologia/
Veamos esta corta muestra:
“Según H.P.B., la carta astral de una persona, con las
posiciones planetarias de su nacimiento, es así “el
resultado agregado de las causas ya producidas”

(CW, VI, 229). En otras palabras, muestra la suma total de


karma acumulado durante las encarnaciones pasadas. Para
el astrólogo oculto iniciado, esta información es la clave
para predecir el futuro. Blavatsky también nos dice que
ella piensa que la influencia planetaria funciona,
específicamente, a través de las afinidades y atracciones
magnéticas de los cuerpos planetarios. La persona se sitúa
en una relación magnética particular como resultado del
karma acumulado (acciones morales positivas y negativas)
en el pasado.

Esto también proporciona la base de la distinción que hace


entre la astrología esotérica y la exotérica. Esta última es
la influencia de los planetas físicos sobre el lado físico y
material de la vida, mientras que la astrología esotérica
trata de las influencias sobre las facultades mentales,
psíquicas y espirituales. Estas facultades no están
gobernadas por los planetas físicos sino por sus dirigentes
espirituales, por las fuerzas que hay detrás del
funcionamiento de los planetas”.

Como conclusión es interesante revisar los tránsitos del


9/8/1969, 1:30 AM de Los Ángeles, hora de los hechos
según reporte de una vecina a la policía:
La Luna (regente del Ascendente) transitando en 4°42’ de
Cáncer, Casa XII, forma sesquicuadratura con Venus Rx
en 20°4’ de Acuario, Casa VIII (la muerte). Tenemos
entonces que, Casa XII: los complots, los enemigos
ocultos, el asesinato; Luna: familia, mujeres (en el crimen
participaron un hombre y tres féminas: Charles
Watson, Patricia Krenwinkel, Susan Atkins y Linda
Kasabian); Venus, regente de XI (grupos, la pandilla).
Recordemos -como ya se dijo en la primera parte- que
Susan Atkins, la asesina de Sharon Tate, era de signo
Tauro. “coincidencialmente”, el crimen tuvo lugar en
la Casa (luna!) de Sharon, localizada en un lugar solitario
y aislado (Casa XII). Venus en Acuario en la VIII nos
indicaría lo afecta al amor (Venus) libre (Acuario) que era
la víctima y su atracción (Venus) por el sexo (Casa VIII)
diferente y bizarro (Acuario), y su muerte, por aquellas
“ironías” de la astrología, fue a manos de una mujer
(Venus) perteneciente a un extravagante grupo (Venus en
Acuario regente de XI) de hippies que compartían sus
gustos por el amor libre y el sexo anormal y bizarro.
Recordemos las declaraciones de Susan Atkins de que
“había sido (el asesinato) la experiencia sexual más
excitante de su vida”…

Es bien notable que cotejando los tránsitos en la carta de


Manson con los de la actriz, en la de éste el tránsito de
Marte (regente de su signo solar, Escorpio) en 8º07’ de
Sagitario, Casa VII (enemigos declarados) hace quincucio
exacto (0º 6’ de orbe) con el Ascendente de Sharon,
en 21º28’ de Cáncer, como se aprecia en las dos gráficas
siguientes:

Tránsitos del 8/9/1969 sobre la carta natal de Charles


Manson
Tránsitos 9/8/1969 sobre la carta natal de Sharon Tate
Para terminar, contésteme una pregunta, ¿ya vió su Casa
XII… sabe que trae usted?...

(1) Cómo se dice en el artículo, A finales de 1965 Sharon


Tate viajó a Londrés en compañía de Jay Sebring (qué
"curiosidad") para ultimar los preparativos de la filmación
de la película Eye of the Devil, donde conoció al sumo
sacerdote de la Wicca. Mirando los tránsitos de su carta,
entre Septiembre y Noviembre de ese año, La Luna negra
(que en el radix tambien está conjunta a su ascendente),
pasaba por su Casa VII (ese sector en que vamos al
encuentro del otro) en conjunción a Mercurio (planeta que
establece puentes de relación y comunicación), Regente de
XII (la brujería!)...

(2) Algunos amigos y conocidos me hacen la observación


que la wicca (vestigio deformado y degenerado, entre
otros, del druidismo celta) es una religión o sendero de
tipo “ espiritual” con un corpus de creencias (la
rencarnación, por ejemplo) y ética “elevadas”. El tema es
que existen numerosísimos y diferentes movimientos y
sectas que se auto-denominan “wicca”, y si bien es cierto
que algunas de ellas pueden tener, cuando menos,
creencias y prácticas inocuas y anodinas, estamos
hablando de la wicca versión Gardner, un sado masoquista
-de ahí su relación con Jay Sebring, el ex amante de
Sharon, quien se lo presentó a la actriz- que tenía una
morbosa fijación con los latigazos. Gardner, además, se
proclamaba descendiente de Grissell Gairdner, que fue
quemada como bruja en Newburgh en el año 1610, según
él mismo relata.

Gardner estuvo vinculado a organizaciones ocultistas


como la Golden Dawn, y ramas desviadas de la O.T.O, en
las que se practicaba la magia ceremonial a través de ritos
sexuales dudosos. El mismo Crowley, un inefable
personaje, se retiró de la Golden Dawn, acusando de
impostura a los fundadores de la misma, McGregor
Mathers, Westcot y Woodman. En su libro “ De Arte
Màgica”, cap. XVIII, leemos lo siguiente, refiriéndose a
una detestable práctica de vampirismo (la cual omito) de
la Golden Dawn: “fue una práctica comúnmente empleada
por Oscar Wilde y por el Sr. y la Sra. “horos”; y de una
forma mermada y modificada por S.L. Mathers y su
esposa, y también por E.W Berridge. La ineptitud de los
últimos tres les salvó de la FATALIDAD de los primeros
mencionados”.

La FATALIDAD….En efecto, todo aquel que se dedica a


este tipo de prácticas nefandas, obtiene escrupulósamente
su “recompensa” Kármica.

Podemos ver, entonces, de que tipo son las enseñanzas del


tal Gardner.