Está en la página 1de 5

Johana Andrea Montenegro Gómez

Hogar infantil las amapolas

EL RENACIMIENTO

Renacimiento es el nombre dado en el siglo xix a un amplio movimiento cultural que se produjo en Europa
Occidental durante los siglos xv y xvi. Fue un período de transición entre la Edad Media y los inicios de la
Edad Moderna. Sus principales exponentes se hallan en el campo de las artes, aunque también se produjo
una renovación en las ciencias, tanto naturales como humanas. La ciudad de Florencia, en Italia, fue el
lugar de nacimiento y desarrollo de este movimiento, que se extendió después por toda Europa.

El Renacimiento fue fruto de la difusión de las ideas del humanismo, que determinaron una nueva
concepción del hombre y del mundo. El término «renacimiento» se utilizó reivindicando ciertos elementos de
la cultura clásica griega y romana, y se aplicó originariamente como una vuelta a los valores de la cultura
grecolatina y a la contemplación libre de la naturaleza tras siglos de predominio de un tipo de mentalidad
más rígida y dogmática establecida en la Europa medieval. En esta nueva etapa se planteó una nueva
forma de ver el mundo y al ser humano, con nuevos enfoques en los campos de las artes, la política, la
filosofía y las ciencias, sustituyendo el teocentrismo medieval por el antropocentrismo.

El historiador y artista Giorgio Vasari fue el primero que utilizó la palabra "renacimiento" (rinascita) para
describir la ruptura con la tradición artística medieval, a la que calificaba como un estilo de bárbaros, que
más tarde recibirá el calificativo de Gótico. Vasari opinaba que las artes habían entrado en decadencia al
hundirse el Imperio Romano y solo habían sido rescatadas por los artistas de la Toscana a partir del siglo
xiii.

ARTE DEL RENACIMIENTO

El concepto de renacimiento se aplica a la época artística que da comienzo a la Edad Moderna. El término
procede de la obra de Giorgio Vasari Vidas de pintores, escultores y arquitectos famosos, publicada en
1570, pero hasta el siglo XIX este concepto no recibió una amplia interpretación histórica artística.

Sin embargo, Vasari había formulado una idea determinante, el nuevo nacimiento del arte antiguo, que
presuponía una marcada conciencia histórica individual, fenómeno completamente nuevo en la actitud
espiritual del artista.

De hecho el Renacimiento rompe, conscientemente, con la tradición artística de la Edad Media, a la que
califica, con pleno desprecio, como un estilo de bárbaros o de godos. Y con la misma conciencia se opone
al arte contemporáneo del norte de Europa.

Desde una perspectiva de la evolución artística general de Europa, el Renacimiento significa una ruptura
con la unidad estilística que hasta ese momento había sido supranacional.
Johana Andrea Montenegro Gómez
Hogar infantil las amapolas

Todo esto exige una formación científica de los artistas y una gran capacidad de creación. Se inventa la
perspectiva aérea, con el sfumato. Se pone mucha atención en las proporciones, para que se utilice el
canon clásico, que progresivamente se irá alargando, y se guardará la proporción entre las partes. Se
redescubre la arquitectura de Marco Vitruvio, el muro de carga y como cierre del espacio, la columna guarda
una proporción entre la altura y la anchura, y el arco con la luz, se tiende a la horizontalidad y a la escala
humana, para crear un espacio unitario. Reaparece el retrato, el desnudo, principalmente mitológico, y el
paisaje, todo ello idealizado.

No es una copia de la antigüedad, sino su interpretación. Se busca el realismo, pero se idealiza la


naturaleza, se trata de un arte burgués. En el Renacimiento el hombre recupera su protagonismo como
primer objeto artístico, según la tradición grecorromana. El hombre es la obra más perfecta de Dios. Se
recupera el retrato y la naturalidad sin hieratismo, de la mano de la nueva burguesía.

Se pinta la figura humana independientemente de lo que represente, Virgen o cortesana, Apolo o Cristo, lo
que importa es la figura humana. El tema interesa poco, pero sí lo bello frente a lo representativo.

El objeto del arte es el mundo natural, la imagen del mundo que se identifica con la civilización. Hay un
nuevo humanismo y una mentalidad burguesa que busca al hombre ideal en equilibrio con la naturaleza.

En su última etapa, cuando están conseguidas todas las soluciones técnicas, es cuando se pinta a la
manera de un maestro o de otro, corriente a la que se llama manierismo, que utilizará todos los tipos
clásicos de forma alambicada y "virtuosista".

Hombre de Vitruvio de Leonardo da Vinci, Galería de la Academia de Venecia.


Johana Andrea Montenegro Gómez
Hogar infantil las amapolas

FIGURAS PROMINENTES Y HERENCIAS DEL RENACIMIENTO

Leonardo da Vinci

Nació en Vinci, Italia, el 15 de abril de 1452 y murió el 2 de mayo de 1519. Leonardo di Ser Piero da Vinci es
conocido en el mundo como un gran pensador, arquitecto, matemático, músico, escultor, ingeniero, inventor,
anatomista y escritor. Da Vinci es considerado como un verdadero hombre del Renacimiento y es venerado
hoy debido a sus contribuciones artísticas que definen y moldean el mundo del arte, como también debido a
sus innumerables y notables logros en otros campos. Solamente cerca de quince de sus pinturas
sobrevivieron y la “Mona Lisa”’ es, sin duda, la más conocida y valiosa.

Miguel Ángel

Nació el 6 de marzo de 1475 en Florencia, Italia y su muerte fue anunciada el 18 de de febrero de 1564.
Michelangelo Buonarroti, popularmente conocido como Miguel Ángel, fue un escultor italiano, pintor,
arquitecto y poeta, considerado como uno de los más grandes artistas de la época alta del Renacimiento.
Dos de sus obras iniciales más importantes fueron las estatuas de “Piedad” y “David”. Posteriormente, fue
comisionado por el Papa Julio II para diseñar su tumba, un proyecto en el que trabajó durante cuatro
décadas.

Después de haber recibido gran reconocimiento por sus obras esculpidas, fue el encargado de diseñar el
techo de la Capilla Sixtina de Roma, un proyecto que alimentó su imaginación para producir una de las
obras más influyentes de la historia del arte occidental.
Johana Andrea Montenegro Gómez
Hogar infantil las amapolas

La ‘Piedad’ es un grupo escultórico en mármol realizado entre 1498 y 1499. Actualmente, se sitúa en la
basílica de San Pedro de la Ciudad del Vaticano.

Rafael

Rafael, también conocido como Raffaello Sanzio de Urbino, fue un pintor y arquitecto nacido en Urbino,
Italia, el 6 de abril de 1483 y murió en Roma el 6 de abril de 1520.

Fue uno de los principales figuras del Alto Renacimiento. Un artista muy prolífico que dejó atrás una enorme
colección de pinturas en el momento de su prematura muerte a la edad de 37 años. Es más conocido por
sus pinturas de la Madonna (la Virgen María) y por sus grandes composiciones de figuras en el palacio del
Vaticano en Roma.

Alentado por su padre, comenzó a pintar a una edad temprana y se colocó bajo la formación del maestro
Pedro Perugino Umbría. Sin embargo, la vida le dio un golpe importante cuando sus padres murieron
dejándolo huérfano a la edad de 11 años.

Ganó mucha aclamación como artista durante su vida, y junto con Miguel Ángel y Leonardo da Vinci, forman
la Trinidad tradicional de grandes maestros del renacimiento.
Johana Andrea Montenegro Gómez
Hogar infantil las amapolas

Jean Fouquet

Nació en Francia en Tours, Francia, en el año 1420 y murió en 1481. Considerado como un experto en
pintura sobre tabla, se cree que es el inventor de la miniatura del retrato.

Viajó a Italia donde observó las obras de otros artistas y experimentó la influencia del Renacimiento italiano
que aplicó a su regreso con un estilo único.

Se abrió un taller que se convirtió en un gran éxito y recibió encargos de los nobles y la realeza. El Rey
Carlos VII fue uno de sus clientes y su sucesor el rey Luis XI designó a Fouquet el pintor oficial de la corte.

La Virgen de Melun o Virgen con el Niño y ángeles forma parte de un díptico elaborado por el pintor francés
Jean Fouquet. Es una pintura al óleo sobre tabla, y fue pintado hacia 1450. Mide 91 cm de alto y 81 cm de
ancho. Se exhibe actualmente en el Real Museo de Bellas Artes de Amberes (Bélgica).

Aparece como una mujer muy hermosa y elegante, de piel blanca y perfecta, frente muy ancha y con corona
de perlas y pedrería sujetando un velo transparente. Lleva una capa de armiño y un traje de seda gris,
mostrando el pecho izquierdo perfectamente esférico, imagen que tiene que ver con el papel de María como
nodriza de la humanidad.