Está en la página 1de 2

DISCURSO BODA: MIGUEL Y RAÚL

Quién nos iba a decir que Palmira y Antonio, que empezaron su relación cuando
todavía teníamos Tuenti, iban a casarse en la época del Instagram. Porque rondaba
el año 2007 cuando en unas aulas del Instituto de Segorbe se conocieron. Desde entonces,
han compartido sus vidas y todos nosotros hemos sido testigos de esos doce años de
relación.

Aquel chaval tímido, ex-portero del Castellnovo Club de Fútbol, que apuró el vino
de la comunión, que iba a todos los sitios con su Beta Trueba azul marino y que un
día apareció con un cenicero en el pelo se nos casa hoy con la persona con la que ha
compartido ya casi media vida. Palmira, con quién mejor que con ella: la primera novia
de la pandilla y, también hoy, la primera mujer. Han sido muchos años de vivencias juntos
que han hecho que hoy ella forme parte de esta familia de amigos que estamos aquí para
celebrar este feliz día.

Bueno, Antonio, en realidad tienes suerte de que hayamos venido a tu boda después
de que a cada uno de nosotros nos hayas sacado treinta motes diferentes, pero cómo
no íbamos a estar en un día tan especial para ti después de toda una vida juntos, desde
aquellos lejanos años en los que nos pasábamos los días correteando por las calles de
Castellnovo hasta hoy, vuestro día: un día especial para los dos, pero también para
vuestras familias y, por supuesto, para todos nosotros, que estábamos deseando que
llegara este 20 de julio de 2019 para compartir un momento más de vuestra
andadura juntos. Llegarán otros muchos en el futuro, estamos muy seguros de ello,
y esperamos y deseamos seguir compartiéndolos. Hay gente que os habrán dicho que
hoy es el día más feliz de vuestras vidas, pero sinceramente nosotros esperamos que no
sea así, sino que este sea el comienzo de otras felices experiencias de las que seguir siendo
testigos. Os queremos y por ello junto a vosotros sonreímos, como lo hemos hecho tantas
veces y como vamos a seguir haciéndolo durante años.

RAÚL: Nacimos en 1991. Hemos compartido la vida casi desde que tengo uso de
razón, hemos reído y llorado, nos hemos ayudado y hasta, incluso, hemos vivido
juntos. Todavía recuerdo aquel inicio de verano de 2007 en el que, todavía jóvenes
como éramos, Antonio me contó que algo especial había comenzado con aquella
alegre chica de Soneja que venía a nuestra clase. Palmira, todavía recuerdo la
felicidad en sus ojos: una felicidad que hoy también veo en el rostro de vosotros dos.
¿Cómo no percibirlo cuando es ahora el día en que después de doce años se cierra
aquel círculo para comenzar a abrirse otro? Nuevas sendas y nuevos caminos que
seguiremos compartiendo, tal y como hemos hecho y tal y como estamos haciendo
en este momento. Sed felices, amigos, y seguir compartiéndolo con nosotros.

MIGUEL: Palmira, antes de empezar a hablar de Antonio, me gustaría dedicarte a ti


también unas palabras. Primero de todo, gracias por hacer tan feliz a mi amigo. Estoy
muy orgulloso de que alguien como Antonio haya encontrado a una persona como tú. Por
suerte, hemos tenido la ocasión de vivir numerosos momentos juntos y en ellos me has
demostrado ser una de las mejores personas que conozco. Bueno, Antonio, ahora voy
contigo. Qué decir de ti si nuestro recorrido lo dice ya todo. Sabes perfectamente que eres
una de las personas que más quiero, pues contigo he compartido infinidad de momentos
en los que siempre nos hemos tenido el uno al otro. Sé que seguirá siendo así, ya que no
concibo otra forma de encarar los años que vengan. Hoy, como otros tantos días que
hemos vivido, es un momento especial para ti del que estoy muy feliz por haber sido
partícipe desde el momento en que he podido firmar como testigo hasta ahora, en el que
puedo dedicarte estas palabras. Es difícil encontrar momentos para decirnos este tipo de
cosas, pero hoy aquí quisiera decirte todo lo que te quiero y todo lo orgulloso que estoy
de ti.

Antonio y Palmira, solo nos queda deciros que os queremos mucho y que nos hace
una enorme ilusión el poder compartir este día con vosotros y contribuir a hacerlo
lo más especial posible. ¡Viva los novios!

Intereses relacionados