Está en la página 1de 17

UNIVERSIDAD AUTONOMA DE SANTO DOMINGO

UASD

FACULTAD DE INGENIERIA Y ARQUITECTURA

Amín Abel Hasbun

ESCUELA DE ARQUITECTURA

Arq. Sebastián García

Urbanismo I- ARQ 3410-01

Zulay a. Morales Castillo

PRIMERAS CIVILIZAIONES

CIUDADES GRIEGAS

Estefanía Bautista Martínez

100104167
INTRODUCCION

El Imperio Romano y su cultura unificaron por más de 4 siglos el mundo conocido


hasta la fecha, convirtiéndose en la base de nuestra sociedad actual,
Acompáñanos en este recorrido.

La civilización colocada al oeste de Grecia le debe mucho al Imperio Romano. La


lengua usada por los romanos, el latín, se sigue usando en la religión, la ciencia y
el derecho. El cristianismo, una religión adoptada al final del Imperio, es la
creencia de 2 billones de personas. El sistema de numeración romano, aunque es
poco usado hoy, todavía despierta interés en los títulos de libros o capítulos.

En la arquitectura e ingeniería la invención romana creo el acueducto, los romanos


construyeron miles de caminos y puentes, crearon el arco de piedra y el de ladrillo,
inventaron el concreto, el helado, etc.

Veamos cómo esa cultura se convirtió en una sola para así entender nuestras
costumbres y orígenes.
ROMA Y SU IMPERIO

Se llama Imperio Romano a la etapa de la historia


romana, en la que Roma fue gobernada por
emperadores. Estos implantaron el gobierno
absoluto, concentrando en una persona todos los
poderes: político, administrativos, religiosos y
militares.

Esta etapa se inició en el año 29 a.C. con el gobierno de Augusto (Octavio) y


concluyó con Rómulo Augústulo en el año 476 d.C.

El territorio del Imperio Romano abarcaba tres continentes: sur y oeste de Europa,
el oeste de Asia y el norte de África. Dentro de sus límites quedaron: Britania,
Galia, España, Suiza, los países situados al sur del rio Danubio, Italia, Grecia,
Turquía, Asia Menor y el norte de África.

ESTABLECIMIENTO DEL IMPERIO ROMANO

Después de vencer a Antonio en el Egipto, Octavio


fue dueño absoluto del mundo romano. Entro
triunfalmente en Roma y en agosto del año 29 d.C.
cerró el templo de Jano, la paz reinaba tras un siglo
de conquistas y guerras civiles. El pueblo y el
Senado le rindieron grandes honores y le dieron los
siguientes títulos: Imperator, Gran Pontífice,
Príncipe del Senado, Augustus (persona grata) y por último Cesar, nombre de su
padre adoptivo.

En consecuencia Octavio pasó a ser el primer emperador de Roma con el nombre


de Augusto, asumiendo todos los poderes y afianzando el dominio del Imperio
Romano. Su época fue conocida como El Siglo de Augusto.
Augusto reinó con acierto, prudencia y justicia, teniendo en cuenta los intereses
del pueblo y de la burguesía. Asimismo se preocupó del Senado y de las
Asambleas.

OBRAS DEL GOBIERNO DE AUGUSTO

Augusto emprendió la gran tarea de reorganizar el Imperio Romano, introduciendo


grandes reformas:

 Reformas en el Aspecto Político:


El Emperador era la máxima autoridad política, religiosa y militar en el Impero
Romano. El Senado le concedió todas las atribuciones. El Senado acataba las
órdenes del Emperador, Se les gana o se les extermina era lo que solía decir
Augusto. El año 28 d.C. purgó a los indignos y se nombró Príncipe del Senado.
Para garantizar una eficaz administración, algunas provincias fueron cedidas a los
Senadores. A estas se les llamó Provincias Senatoriales.

Las Prefecturas eran las instituciones encargadas de velar por el bienestar de la


población.

 Reformas en el Aspecto Social:


La Nobleza como siempre seguía teniendo el poder, pero no en lo político.

La Clase Media había desaparecido. En cambio aumento la clase plebeya, en su


gran mayoría eran desocupados y se conformaban con las donaciones que les
daba el gobierno, en dinero, cereales, agua, juegos y espectáculos públicos.
Augusto se ganó la simpatía de los burgueses, dándoles cargos en el Senado,
inspectores financieros, gobernadores de provincias menores y prefecturas.

Los esclavos habían aumentado por las constantes conquistas. Se dedicaban a


los servicios domésticos, la agricultura, la minería, las artesanías y las grandes
construcciones.
 Reformas en el Aspecto Económico:
El latifundio arruinó la agricultura, porque los
campesinos sin tierras emigraron a Roma. Por
este motivo se empezó a importar trigo.

La minería prospero gracias a las provincias


conquistadas, ricas en minerales y a la disponibilidad de gran cantidad de
esclavos en los mercados.

El comercio se intensificó con la construcción del puerto de Ostia, donde


desembarcaban los productos de occidente, y en el puerto de Pozzoli para los
productos de oriente.

Se importaban; metales de España; ámbar, perfumes, especias, sedas y piedras


preciosas del Extremo Oriente; etc.

 Florecimiento Cultural:
Se denomina Siglo de Augusto al florecimiento cultural que tuvo Roma durante el
gobierno de Augusto (27 a.C. al 14 d.C.).Los escritores y artistas exaltaron las
virtudes antiguas, la religión tradicional y sus costumbres.

Bajo este periodo de paz, los arquitectos y artistas transformaron Roma,


convirtiéndola en una ciudad imponente. Todo esto fue posible al gobierno de
Augusto y el apoyo de los protectores de la cultura, como Agripa y Mecenas.
Augusto declaro alguna vez encontré una ciudad de ladrillo y dejo una ciudad de
mármol.

El siglo de Augusto en Roma ha sido comparada con el Siglo de Pericles en


Grecia. Las culturas grecolatinas, en su conjunto constituyen la Cultura Clásica de
la Antigüedad.

 Las Letras:
Durante el Siglo de Augusto los romanos sobresalieron en Poesía, Historia,
Filosofía y Oratoria:
a. La poesía:

Publio Virgilio Marón llamado Cisne de Mantua, fue el más grande poeta latino.
Protegiendo de Augusto y Mecenas, quienes lo inspiraron para que cantaran un
himno a la patria latina, fue el autor de tres poemas importantes: La Eneida, en la
que canta los orígenes de Roma. El personaje principal es el héroe troyano Eneas.
Es una epopeya nacional, que ensalza la gloria de Roma y de Augusto,
descendientes de Eneas y su misión imperial. Las Bucolicas o Eglogas en la que
canta la vida del campo y del hogar y las Geórgicas, poema en el que exalta las
faenas agrícolas, olvidadas por el ejercicio de las armas.

Horacio, poeta latino. Al igual que Virgilio, fue amigo y protegido de Mecenas. Es
el poeta del amor y la felicidad; de los placeres de la amistad. Escribió las Odas,
obra importante en la que canta la grandeza de la Roma de Augusto, las virtudes
de los antepasados y la paz de la vida de campo. También escribió otros poemas
las Sátiras y las Epístolas.

Publio Ovidio Nasón, fue un versista. Sus obras fueron El arte de Amar, que
consiste en un código del amor camal; Las Heroídas, carta de versos escritas por
las heroínas mitológicas a sus amantes; La Metamorfosis en cuyos versos canta la
historia de los dioses y de los héroes de los tiempos fabulosos; Los Fastos y Los
Tristes en la que refleja sus propios sentimientos.

b. La Historia:

Tito Livio, es considerado como el mejor historiador romano. Nació en Padua.


Escribió su magistral obra titulada Historia de Roma en la que narra los orígenes
de Roma, los episodios y acciones de los personajes que determinaron los éxitos
y fracasos de Roma.

Publio Cornelio Tácito, historiador romano. Escribió Historias y Los Anales


concibiendo la historia como una intriga política: Germania y Comentarios sobre
las Guerras Civiles.

Plutarco era historiador y moralista griego, nacido en Queronea. Fue autor de


Vidas Paralelas, en las que hace un estudio magistral de la vida y obras de
personajes ilustres de Grecia y Roma. En Obras Morales sintetiza los
conocimientos de su época.
c. La Filosofía:

En la Filosofía los romanos no estuvieron a la altura de los griegos; sin embargo


destacaron en este campo:

Lucio Séneca filosofo romano, nacido en Córdoba (España). Difundió el estoicismo


en la alta clase romana. La escuela estoica inculcaba el dominio y la fortaleza ante
la adversidad, el cumplimiento del deber y la honra a los dioses. He aquí un
pensamiento célebre en sus Epístolas Morales: Propio es de ánimo superior,
despreciar las grandes riquezas y preferir las medianas que a las excesivas.

Fue además un escritor de tragedias entre las cuales destacan: Media, Edipo,
Hécuba y Agamenón.

Marco Aurelio emperador y filósofo romano, descendiente de una distinguida


familia española. Su obra más famosa Pensamientos, donde revela su exigencia
para sí mismo, su generosidad para con los demás y la serenidad ante la
adversidad.

Epicteto, filósofo, fue esclavo de Nerón. No escribió libro alguno. Su doctrina de


carácter estoico, fue recogido por su discípulo Arriano, en dos libros titulados:
Manual de Epicteto y Conversaciones de Epicteto.

d. La Oratoria:

Sobresalió en este campo Marco Tulio Cicerón, el orador más grande de Roma.
Son famosas sus dos siguientes obras: Las Catilinarias, en la que acuso ante el
Senado la conspiración de Catilina, que aspiraba al poder de Roma; y Las
Filípicas, la compuso siendo partidario de Octavio, para atacar y desacreditar a
Antonio. Cuando Antonio se concilio con su rival, pidió la cabeza de Cicerón, que
finalmente fue asesinado cuando intentaba huir.

 Las Artes:
El arte romano recibió influencias decisivas primero de los etruscos y
posteriormente de Grecia. Sin embargo hay aportes del ingenio romano y el
sentido práctico que le imprimieron a sus obras.
a. La Arquitectura:

Los romanos fueron grandes constructores. Imitaron a los griegos en el empleo de


columnas y capiteles. De los etruscos introdujeron el arco, la bóveda y la cúpula.
Utilizaron materiales como la piedra, ladrillo y hormigón (mezcla de cascotes y
cal).

Con estos elementos los romanos construyeron edificios más elevados y


armoniosos que los griegos. Distinguiéndose por su tamaño y utilidad pública.

Construyeron templos, anfiteatros y teatros, palacios, columnas conmemorativas,


circos, foros o lugares de mercadeo, basílicas o locales donde se administraba
justicia, las termas o locales de baño, calzadas, puentes, acueductos, cloacas,
tumbas, etc.

Entre los principales monumentos arquitectónicos de Roma, sobresalieron:

Los Templos utilizaron las columnas de estilo corintio, con dos hileras de hojas de
achanto. Entre los principales templos tenemos: el Panteón de Roma, destinado a
todos los dioses; el Templo de Vesta de forma circular.

Los Anfiteatros y Circos eran grandes recuentos,


circula res construidos para brindar espectáculos al
pueblo. Los más importantes: el Coliseo Romano
con capacidad de albergar hasta 110000
espectadores; el Circo de Máximo. Estos tenían el
escenario de arena para la lucha de gladiadores y
posteriormente el enfrentamiento de las fieras con
los cristianos. Las graderías que alojaban al público estaban sostenidas por
galerías abovedadas. El Coliseo de Roma tenía muros externos cubiertas por
placas de mármol.

Los Termas eran un conjunto de edificios que tenían baños de agua caliente o fría,
biblioteca, sala de reunión y conciertos. Las principales termas fueron: la de
Caracalla y la de Diocleciano en Roma.

b. La Escultura

Los romanos iniciaron la escultura imitando a los griegos, pero fueron más
realistas y con marcada preferencia por el retrato. Esculpieron muchos bustos y
estatuas como las estatuas del emperador Augusto y la estatua de Marco Aurelio.
LA RELIGIÓN ROMANA

Los romanos tuvieron una religión semejante a la de


los griegos, caracterizada por ser politeístas y
antropomórficos. Sus dioses eran muchos y
representaban fenómenos naturales como también
actividades humanas. Se les representaban con
figuras humanas.

CLASES DE CULTOS

a. El Culto Público

Los sacerdotes celebraban el culto a los dioses en nombre de la ciudad. A cada


dios se le destino un templo, con sacerdotes particulares.

Sus principales dioses fueron:

 Júpiter, dios del cielo y de los fenómenos celestes. Era considerado el más
poderoso de todos.
 Marte, dios del ejército.
 Juno, dios de las puertas de la ciudad y de las viviendas.
 Juno, diosa protectora de las madres.
 Ceres, diosa de la cosecha.
 Diana, diosa de la naturaleza salvaje y de la caza.
 Minerva, diosa de la inteligencia y la técnica.
 Mercurio, dios del comercio.
 Venus, diosa de la belleza, fecundidad y del amor.
 Vulcano, dios del fuego, los metales y de los herreros.
 Neptuno, dios del mar.

b. El Culto Privado

Estaba destinado a los dioses familiares, administrados por os padres de familia


en sus hogares.

Los Manes o almas de los antepasados, que velaban por la continuidad y


prosperidad de sus descendientes.

Los Lares o dioses protectores del hogar.


LA FAMILIA ROMANA
La sociedad romana se basaba en la familia
paternalista.

El padre de familia romano es señor absoluto


de su casa, tiene derecho a repudiar a su
mujer, rechazar a sus hijos, venderlos y
casarlos sin consultarlos, puede tomar cuanto
pertenece a sus descendientes, lo que su
mujer le trae en dote, lo que sus hijos ganan, pues estos ni la esposa pueden ser
propietarios.

La mujer romana no es nunca libre; cuando joven pertenece al padre que le elige
esposo, una vez casada pasa a poder de su marido.

El hijo romano pertenece al padre como una propiedad. El niño empieza a ser
educado en la casa y trabaja en el campo con su padre y se ejercita en el manejo
de las armas. El romano no es un pueblo artista, con que sus hijos sepan leer,
escribir y contar se dan por satisfechos.

La ciudad de Roma llegó a crecer hasta un millón de habitantes. Contaba con


varios teatros, institutos, tabernas, baños y burdeles. En todo el territorio que
ocupaba la antigua Roma, se podían ver desde casas muy humildes hasta
extensos palacios, y en la capital había residencias imperiales.

ESTRUCTURA SOCIAL

 Patricios y plebeyos: La sociedad estaba estructurada en clases. Los


patricios constituían la clase dominante: la aristocracia. Los plebeyos eran la
clase baja: pequeños propietarios pobres, artesanos urbanos y comerciantes.

 Nobles: En primera fila figuraba la nobleza senatorial, era la clase más


elevada, y la menos numerosa. La formaban las familias cuyos miembros
pertenecían al Senado. Sus ingresos eran muy altos, gracias a su riqueza
inmobiliaria, pero no podían ejercer el comercio.
 Ecuestres: Después de los nobles vienen los caballeros o ecuestres, que
son los ciudadanos ricos pero que no pueden convertirse en senadores. Son
comerciantes y banqueros. Generalmente vivían fuera de la ciudad.

 Pueblo: Los que no son nobles ni caballeros, forman el pueblo. Hombres


libres, comerciantes, artesanos, propietarios de tierras, labradores, colonos,
asalariados y hasta la aristocracia de provincias. Podían ser antiguos ex-
esclavos e hijos de esclavos.

 Esclavos: Roma se hacía rica con sus guerras de expansión, pues al vencer
a un enemigo, lo saqueaba y convertía en esclava a su población. Los
prisioneros eran vendidos a mercaderes de esclavos o eran llevados a Roma
para ser subastados.

También se repartían las propiedades, lo que permitió crear grandes latifundios


con propietarios ausentes o lejanos. Los esclavos trabajaban estas propiedades
de nobles senatoriales.

El esclavo pertenece a un dueño y no se le consideraba una persona. “Carece de


derechos”, y no puede ser ciudadano ni propietario, marido ni padre.

Los esclavos eran mucho más numerosos que los hombres libres, los ciudadanos
ricos tenían entre 10 y 20 mil esclavos, en Roma quien no tenía más de 3 esclavos
era una considerado pobre. La economía romana era agraria, allí era donde
realizaban su labor la gran mayoría de los esclavos.

El ejército fue el primer instrumento de Roma para


conquistar y mantener un imperio que abarcaba
todas las costas del mar Mediterráneo. Aunque fue
derrotado en múltiples ocasiones, su grandeza
estuvo en recuperarse y corregir errores después de
una batalla.

Los romanos supieron aprovechar la experiencia y disciplina para mejorar sus


técnicas y construir el ejército más poderoso del mundo antiguo que mantendría
sus dominios unidos durante varios siglos. El ejército de Roma nació desde los
primeros tiempos de la ciudad-estado y fue su principal soporte.
El ejército romano fue el primer asalariado y profesional en la historia, pues las
tropas eran reclutadas sólo para ejercer la milicia. En su mejor momento, las
unidades militares fueron muy homogéneas y estaban muy reguladas.

Las técnicas, la recuperación de las derrotas y la disciplina del ejército fueron la


clave de su poderío. Los legionarios y su armamento eran intimidantes y efectivos.
El soldado romano iniciaba pasando por un disciplinado y riguroso entrenamiento.

Las Legiones eran unidades de infantería formadas por legionarios, hombres


generalmente equipados con armaduras, cascos, lanzas, escudos y espadas. La
protección podía ser metálica o de cuero.

Las tropas auxiliares eran tropas aliadas formadas por ciudadanos no romanos.
Existían cuerpos especiales: tropas de asalto, ingeniería, caballería, ejércitos
urbanos, guardia pretoriana (para escoltar y proteger al emperador), etc...

El armamento lo aportaba el soldado, no la ciudad, de ahí que los infantes se


diferenciaran según su riqueza: los ricos tenían mejores equipos.

En la fase final, el ejército romano continuó siendo asalariado y profesional para


las tropas regulares. Sin embargo, la tendencia a emplear a aliados o a tropas
mercenarias creció hasta el punto de que éstas formaron una parte muy
importante del ejército.

El ejército romano era fuerte en tierra y poco práctico en batallas navales. Calígula
fue uno de los emperadores romanos que se hizo famoso por sanguinario y cruel.
La expansión territorial hizo necesaria la creación de un Estado centralizado y
fuerte para mantener las conquistas.

La república fue una etapa de Roma donde el gobierno tenía carácter


democrático, porque había sustituido a la antigua etapa de la Monarquía.

Roma sometió todos los países bañados por el Mediterráneo convirtiéndolos en


provincias. Estos territorios no fueron asimilados por el imperio como ciudadanos
romanos, sino que simplemente permanecían siendo extranjeros y vasallos. Sólo
los ciudadanos romanos tenían plenos derechos. Ser ciudadano romano era una
condición legal, no tenía que ver con el territorio donde vivía esa persona.

Todos los habitantes del imperio debían pagar tributos o impuestos, el diezmo de
sus cosechas, una contribución en dinero y una tasa de tanto por cabeza. Estaban
obligados a obedecerle; había un magistrado que los gobernaba.
Todos los prisioneros de guerra, los habitantes de una ciudad conquistada
pertenecen al vencedor, que, les da muerte o los convierte en esclavos.

El imperio se enriquecía saqueando al vencido, cuando la expansión terminó el


imperio empezó a decaer.

Las primeras expansiones del imperio fueron contra Cártago y Grecia. Se


conocieron como Guerras Púnicas las realizadas contra Cártago y Guerras del
Peloponeso contra Grecia.

INSCRIPCIÓN EN LATÍN ENCONTRADA EN LA CIUDAD DE POMPEYA.

Los romanos fueron sobre todo imitadores de


los griegos, sus estatuas, imágenes y
arquitectura son copias de éstos, su literatura
también. El concreto fue un invento romano
que mejoró las construcciones y las técnicas.

El acueducto, los caminos empedrados, los


baños públicos, grandes edificios y
monumentos demuestran la grandeza de la
ciudad de Roma y otras ciudades romanas.

El Foro Romano era el centro de la ciudad y aquí se desarrollaban el comercio, los


negocios, la religión y la administración de justicia. Las transacciones se pagaban
con monedas de oro que llevaban la imagen del emperador.

El latín era la lengua que fue hablada en la antigua República Romana y el Imperio
romano desde el siglo IX a. C. El latín, ganó gran importancia con la expansión del
estado romano, siendo lengua oficial del imperio en gran parte de Europa y África
septentrional. También se hablaba griego.

Hoy día el latín es una lengua muerta, pero dio origen a otras lenguas,
denominadas lenguas romances, como el castellano, el francés, el italiano,
portugués...
El Derecho Romano nació como respuesta a un mundo sin reglas, un mundo
salvaje. El Derecho Romano nació como conjunto de leyes que luego sirvieron de
modelo a otras culturas posteriores.

Por ejemplo; el ciudadano romano con plenos derechos, gozaba en el orden


privado, de estos derechos:

 Ius connubii: derecho a contraer matrimonio legal.


 Ius commercii: derecho a poseer bienes, comprar, vender, etc.
 Testamentifactio: capacidad de hacer testamento y ser testigo o beneficiario.

El líder y fundador de la doctrina cristiana, Jesús de Nazareth, apareció en Judea


en tiempos del emperador Tiberio. E l magistrado, procurador o representante del
emperador en Judea era Pilatos.

La vida de Jesús ha sido recogida y


conservada por los Evangelios.
Jesucristo fue preso en Jerusalén y
crucificado, un castigo romano.

Poco a poco, la doctrina cristiana llegó a ser la de todos los pueblos cercanos y
aumentó progresivamente hasta que cubrió todos los territorios del imperio.

La religión cristiana fue perseguida desde sus orígenes hasta fines del siglo III.
Eran perseguidos porque negaban que el Emperador era fuera una figura divina.
Si eran atrapados entonces podían ser encarcelados y entregados a muerte en el
circo romano.

El cristianismo triunfó definitivamente cuando el emperador Constantino se


convirtió y aceptó esa creencia.
CONCLUSION

Entre el río Rhin y el Danubio, en el país que hoy forma Alemania, habitaban
pueblos todavía barbaros (que tenían barba) que los romanos llamaron germanos.

Los germanos, pueblos nómadas de la hoy Alemania, atacaban las fronteras del
Imperio romano desde el siglo I. El contacto con los romanos hizo que algunos de
estos pueblos empezaran a comerciar y a civilizarse.

Roma dependía y se enriquecía de las guerras expansionistas que saqueaban


todos los territorios que ocupaban. Al no poder crecer más, empezó su caída.

En el siglo IV las poblaciones pagaban con mucha dificultad los impuestos que
mantenían el estado romano. Al no existir fuente de esclavos, estos empiezan a
escasear y se hacen más caros.

Al no poder pagar los impuestos muchas poblaciones se fueron mudando a otros


lugares donde los impuestos fuesen menores. Esto hizo que algunas provincias
fuesen despobladas.

Para el siglo IV (año 376) había muchos territorios vacíos y pocos soldados lo que
facilitó las invasiones bárbaras.

Las invasiones de los bárbaros a Roma redujeron la actividad cultural. Muchas


ciudades quedaron destruidas para siempre. Otras se despoblaron. Todos los
teatros, baños, escuelas y monumentos fueron convirtiéndose en ruinas poco a
poco. Ya no se formaban artistas y sólo hubo artesanos. También se acabaron los
espectáculos, las escuelas y la literatura. Los habitantes del Imperio se
asemejaron a los invasores.
EL imperio fue dividido en 2, en un proceso que inició con el emperador
Diocleciano (284-305), afirmado por el emperador Constantino (306-337) quien
mudó la capital desde Roma a Constantinopla (Bizancio o Estambul) y finalmente
el Emperador Teodosio I (379-395), quien repartió el imperio oriental y occidental
entre sus dos hijos.

En el año 476 d. C. desapareció el Imperio Romano de Occidente, cuando un jefe


militar de origen germano, depuso al último emperador Rómulo Augústulo.

El Imperio Romano de Oriente permaneció hasta 1453, fecha en que su capital,


Constantinopla, fue tomada por los turcos luego de una gran batalla.

Después del imperio romano llegó una época en la cual casi no existían ciudades,
donde la educación, las ciencias y la cultura cayeron en su más bajo nivel, donde
reinaba el oscurantismo. Se conoce como el Feudalismo, la época de los castillos,
de los señores feudales y de las guerras sin fin.
FUENTES:

Tomado de: Los romanos para Dummies, página 169, Guy de la Bedoyere.
Editorial Norma, Bogotá, 2008

SBN 978-958-45-0631-3

https://mihistoriauniversal.com/edad-antigua/imperio-romano/

http://www.educando.edu.do/articulos/estudiante/roma-un-imperio-poderoso-e-
influyente/