Está en la página 1de 8

ESCELA DE CONTADURIA PÚBLICA

NUCLEO TÁCHIRA

EL MICROCREDITO COMO INSTRUMENTO FINANCIERO DE UNA


EMPRESA

Bitriaga Rosalinda V-15.231.683


Profesor:
Materia: Auditoria II

San Cristóbal Marzo 2019


INTRODUCCION

Las entidades que desarrollan una actividad económica y empresarial


privada mediante la asociación de personas físicas o jurídicas que, siguiendo
unos principios que le son propios, persiguen el interés colectivo de sus
miembros y la consecución de un interés general, estando fuertemente
vinculadas al entorno en que desarrollan su actividad.

Las microfinanzas, y el microcrédito, el cual si es bien entendido y


gerenciado se convierte en un mecanismo para buscar nuevos negocios para
las instituciones y al mismo tiempo se cumple una función social y se colabora
para que más personas y familias derroten la pobreza.

Enfocado en dos posturas la del Banco Grameen de Yunus, cuya


filosofía es que los prestatarios pobres tienen capacidades que les permite
desarrollar ideas y que por lo tanto pagaran sus deudas.

Mientras que la Escuela a Ohio, se enfoco en el aprovechamiento de un


mercado marginado, poniendo por encima la rentabilidad de la institución y no
su labor social.
LOS MICROCREDITOS:

Aunque en la actualidad el concepto de microcréditos es muy común, se


puede observar que estos no son muy antiguos.

Se podría remontar a los años 1974 cuando Muhammad Yunus, un


economista de Bangladesh concedió pequeños créditos a gente sin recursos
que ayudaría a afrontar una de las más terribles hambrunas.

Para 1976, esta idea se convertiría en Graamen Bank, una entidad


a la concesión de microcréditos.

Miles de personas recibieron este tipo de préstamos, dichas personas


tenían un proyecto pero, no tenían avales ni garantías que permitiera garantizar
la devolución de dicho préstamo. En estas condiciones, los pequeños
préstamos no eran rentables para los bancos tradicionales

Yunus avalo, personalmente los prestamos que una entidad bancaria


concediera a los más desfavorecidos, de 27 dólares para ser exactos, y
rápidamente pudo constatar que más del 98% eran reembolsados.

En la actualidad, según el Banco Mundial existen alrededor de 7000


instituciones microfinancieras que otorgan microcréditos.

Entonces podemos decir que los microcréditos se basan en


corresponsabilidad, es decir es un crédito a una persona o grupo de personas
para que puedan desarrollar un proyecto, para que los programas de
microfinanzas impulsados por los microcréditos.

MICROCREDITO BANCARIO:

Se suele pensar que la microfinanzas y los microcréditos son sinónimo,


pero realmente las microfinanzas cubren un abanico de servicios financieros a
escalas micro, mientras que el microcrédito se caracteriza por su tamaño, que
es inferior al de los créditos comerciales tradicionales, además su plazo de
vencimiento son más cortos y se basan mas qm. La reputación misma de quine
los solicite que por las garantías que pueda este presentar.

En Venezuela la Superintendencia de las Instituciones del Sector


Bancario (SUDEBAN) es la que rige los límites para los créditos del sistema
micro financiero y de las pequeñas y medianas empresas.

Además el Ejecutivo basado en lo publicado en Gaceta Oficial Nº 5.555


Extraordinario de fecha 13 de noviembre de 2001, dentro del primer mes de
cada año determinara el porcentaje mínimo de la cartera crediticia que los
bancos universales, bancos comerciales y entidades de ahorro y préstamo
destinaran al otorgamiento de microcréditos, con el objetivo de estimular,
promover y desarrollar el sistema amicrofinanciero del país Dicho porcentaje
será de uno por ciento (1%) del capital del monto de la cartera crediticia al
cierre del ejercicio semestral anterior, hasta alcanzar el tres por ciento (3%) en
un plazo de dos (2) años.

CLASIFICACION DE LOS MICROCREDITOS:

 Microcrédito Informal Tradicional: fuente de financiamiento con facilidad


de acceso y costos del capital de trabajo, que permite la inclusión
económica de la gente, obtenidos de prestamistas, casas de préstamos,
prestamos de amigos y parientes, crédito de consumo, en el mercado
informal.
 Actividad basada en microcrédito a través de bancos convencionales o
especializados (como crédito agrícola, ganadero, pesquero, artesanal,
etc.)
 Crédito rural a través de bancos especializados.
 Microcrédito cooperativo (crédito cooperativo, uniones de crédito,
asociaciones de ahorro y crédito, bancos de ahorro, etc.)
 Microcrédito de consumo Microcrédito basado en asociaciones de
bancos u ONGs.
 Crédito tipo Grameen o Crédito Grameen.
 Otros tipos de crédito de ONGs.
 Otros tipos de microcrédito sin garantía extra ONGs.

EL MICROCREDITO COMO INSTRUMENTO FINACIERO:

El microcrédito es un instrumento financiero, que revoluciona las


dinámicas tradicionales, usado comúnmente en los países en vía de desarrollo,
que busca llegar a toda la población. Ofreciendo acceso a servicios financieros
de sectores vulnerables o desfavorecidos y que poco pueden acceder a los
canales formales de un crédito comercial.

Con los microcréditos se podrán sufragar tantos gastos corrientes del


ejercicio, adustión de bienes de equipo, determinados activos productivos o
materias primas.

MICROCREDITO COMO INSTRUMENTO DE FINANCIAMIENTO DE UNA


EMPRESA

Contar con instrumentos adecuados para las empresas es condición


esencial para el crecimiento económico. Lo mismo puede decirse de las
microempresas del sector de la economía social. Por ello cabe acoger
favorablemente el desarrollo de los microcréditos, dado que pueden ser un
nuevo modo de fomentar el espíritu empresarial y de crear nuevos puestos de
trabajo en microempresas.
Los clientes del sistema micro financiero pueden constituirse en
sociedades de garantías recíprocas, destinadas a asegurar mediante avales o
fianzas el reembolso de los créditos que sean otorgados a otros usuarios.

Las sociedades de garantías recíprocas para el sector micro


empresarial, pasan a formar parte del Sistema Nacional de Garantías
Recíprocas para la pequeña y mediana empresa; y por ende, podrán ser socios
de los Fondos Nacionales de Garantías Recíprocas.

Las instituciones, organismos o empresas que pueden otorgar los


microcréditos, se considera que los mismos están regulados, siendo entonces
los referidos entes pueden ser:

 Asociaciones Civiles.
 Fundaciones.
 Fondos.
 Cooperativas de Ahorro y Crédito.
 Y otras organizaciones públicas o privadas.

ENTIDADES FINANCIERAS:

Estas instituciones utilizan los nuevos métodos y servicios desarrollados


durante los últimos 30 años para ofrecer pequeños préstamos a las y los
prestatarios no asalariados, teniendo poca o ninguna garantía. Estos métodos
incluyen préstamos grupales y solidarios, requisitos de ahorros pre-préstamo,
aumento gradual del préstamo y una garantía implícita de acceso directo a
préstamos futuros si los préstamos son reembolsados íntegramente y con
prontitud, entre otros.

Las instituciones microfinaniceras surgen o es el resultado del vacío con


el que se encuentran los colectivos más pobres de la sociedad

Desde cuando los grandes bancos del país voltearon sus ojos hacia el
microcrédito, como un nicho rentable, este segmento de cartera ha crecido a un
ritmo del 50% anual.

Este repunte está gestando un cambio cultural en el sector financiero,


pues muchas entidades están ideando esquemas de evaluación de riesgo,
acompañamiento y asesoría para estos sectores. Otras entidades van más allá
del simple crédito. Y la mayor oferta de recursos para esta población
marginada hasta ahora de la banca viene acompañada de múltiples productos
y servicio.

En un principio, la mayoría funcionaba como organizaciones no


gubernamentales sin fines de lucro y con vocación social. Inventaron técnicas
de crédito: en vez de garantías prendarias, reducían el riesgo mancomunando
garantías, valorando el ingreso del hogar o limitando los primeros préstamos a
sumas pequeñas. La experiencia ha demostrado que los pobres devuelven
fielmente los préstamos sin garantía y están dispuestos a absorber el costo
total de otorgarlos: para ellos, el acceso es más importante que el costo.

GESTION DEL RIESGO:

La gestión del riesgo implica tomar decisiones fundamentadas acerca


del nivel de riesgo que debe tolerarse y de cómo mitigar y gestionar el riesgo
que se acepte. Una buena gestión limita los riesgos vinculados con productos,
servicios o transacciones específicos. Es posible utilizar métodos cuantitativos
para identificar, supervisar y controlar los distintos factores pertinentes para
evaluar el riesgo. Una gestión de crédito bien ejecutada puede ayudar a
aumentar la credibilidad del mercado y a crear nuevas oportunidades de
crecimiento. Sin embargo, si el riesgo es mal administrado, es posible que los
inversionistas, los prestamistas, los prestatarios y los ahorristas dejen de
confiar en la organización, que los fondos disminuyan y que la institución no
pueda cumplir con sus objetivos y, finalmente, tenga que salir del mercado.

Las organizaciones de microfinanzas enfrentan muchos riesgos que


amenazan su viabilidad y sostenibilidad a largo plazo. No es posible controlar
desastres y conflictos, pero sí prepararse para esas situaciones y minimizar sus
impactos. Los problemas internos, como los riesgos de mercado, crédito,
liquidez, determinación de precios, operación, cumplimiento y jurídicos pueden
gestionarse. El análisis cuidadoso, el seguimiento y la evaluación, los informes
precisos y una cultura de crédito sólida se combinan para ofrecer los
mecanismos de control necesarios para una gestión de riesgo satisfactoria.

Un cálculo de riesgo fundamentado permite que una institución evalúe


nuevas oportunidades de mercado, garantice que las operaciones existentes se
mejoren constantemente y ofrezca bienes y servicios competitivos y eficaces a
sus clientes. Esto es especialmente importante para las IMF que tienen
objetivos tanto financieros como sociales. El desafío radica en promover una
cultura que recompense la gestión adecuada del riesgo, sin desalentar la
adopción de este mismo.

Es tan malo no prestarle a un microempresario como hacerlo en exceso


o a un plazo inadecuado, pues eso sí lo puede sacar del mercado crediticio". La
diferencia no es del tamaño, sino del sujeto del crédito. Por lo general, estos
clientes son informales, no cuentan con información contable y carecen de
vivienda. Además, las microempresas tienen una tasa de mortalidad de
alrededor de 60% (2 de cada 3 microempresas desaparecen antes del primer
año).

Un gran porcentaje de empresarios de bajos ingresos no está


bancarizado, lo cual hace más compleja su actividad pues no tienen referencias
ni historial crediticio. Por esto, la evaluación de riesgo debe ser diferente a los
procedimientos convencionales de las instituciones financieras. Las entidades
consultadas lo saben y están creando áreas específicas y desarrollando o
perfeccionando metodologías de riesgo para este mercado. La mayoría
coincide en que la clave es conocer al cliente, pero como no cuentan con
estados financieros, tienen que hacerlo visitándolos.

SELLO DE CALIDAD:

El Sello de Calidad propuesto sólo será otorgado aquellos fondos que


inviertan al menos la mitad de sus activos en microfinanzas. Para recibir este
Sello, los fondos tendrán que detallar la composición de su cartera y revelar las
contribuciones recibidas por las IMFs. Esto permite a los inversores formarse
una opinión del perfil de riesgo de la cartera.

Se requiere aprobar la creación de un sello de calidad, una especie de


ISO para las microfinanzas, que permita distinguir a las entidades micro
financieras que funcionan bien. Se trata de un sello de calidad para aquellas
entidades que consiguen los fines que buscan los microcréditos, es decir
cambiar la situación de los más pobres, lograr una transformación.

Estas entidades micro financieras deberán poner siempre a los clientes


en el primer lugar y hacer un seguimiento de la ayuda, sin desentenderse de
ellos.

LOS PRINCIPIOS CLAVES PARA UN “SELLO DE CALIDAD”

 El Sello debería asegurar a los inversores que un fondo de


microfinanzas está real y principalmente invirtiendo en microfinanzas
(“Principio deautenticidad”).
 FMFs deberían cumplir unas reglas mínimas de transparencia y
prudencia (“Principio de buen gobierno”).
 Las reglas para el Sello no deberían intentar establecer un marco
regulador estricto, en su lugar deberían evitar flagrantes abusos.
 El Sello debería contribuir a hacer atractivas las FMFs para los
inversores. De esa forma se concentra en información cuantitativa que
concierne los inversores.
CONCLUSIÓN

El éxito de las entidades de economía social, y entre ellas el de las


cooperativas en cuanto entidades que desempeñan y desarrollan una actividad
empresarial con trascendencia social, está fuertemente condicionada a la
captación de recursos financieros que les proporcionen los medios económicos
indispensables para el desarrollo de sus actividades y el logro de sus fines. La
financiación representa para cualquier tipo de empresa, y por tanto también
para las de economía social, un factor fundamental para el logro de un alto
nivel de eficiencia en el ámbito empresarial.