Está en la página 1de 11

Desigualdad social

Desigualdad social se refiere a una situación socioeconómica, no necesaria a la apropiación o usurpación privada
de bienes, recursos y recompensas, implicando competencia y lucha. La acción de dar un trato diferente a personas
entre las que existen desigualdades sociales, se llama discriminación. Esta discriminación puede ser positiva o
negativa, según vaya en beneficio o perjuicio de un determinado grupo.

Consecuencias de la desigualdad
Un trabajo reciente o meta estudio basado la comparación de más de 150 artículos científicos revela que los países
con mayores desigualdades económicas tienen mayores problemas de salud mental y drogas, menores niveles salud
física y menor esperanza de vida, peores rendimientos académicos y mayores índices de embarazos juveniles no
deseados.
En esos casos también se comprobó que no es el nivel de renta sino la desigualdad económica el factor explicativo
principal. Por lo que los autores de dicho estudio concluyen que entre los países más desarrollados, los más
igualitarios obtienen un mejor comportamiento en una serie amplia de índices de bienestar social.
Iván Illich critica el fortalecimiento de las desigualdades sociales de los sistemas sanitarios mundiales, y Freidson
analiza el poder de los especialistas. Uno de los factores que impiden que sea no sólo una necesidad de todos, sino
una meta alcanzable, es la desigualdad social. España, al igual que otros países, tiene la dura tarea de enfrentar esa
realidad.

Causas de la desigualdad
Rousseau, en su obra sobre el origen de las desigualdades, utilizando lo que él llama el estado natural del hombre,
deriva la desigualdad del hombre del estado social.7 El hombre no nace con la desigualdad sino después de que se
compara con sus semejantes y ve sus diferencias es cuando entonces se pierde la igualdad del ser humano.
Rousseau dice que la desigualdad debe su fuerza y su aumento al desarrollo de las facultades y a los progresos del
espíritu humano y se hace al cabo legítima por la institución de la propiedad y de leyes.
El estudio antropológico y arqueológico de las sociedades ha revelado que las sociedades paleolíticas eran bastante
igualitarias, y salvo las diferencias de sexo y edad en las tareas, existe poco o ninguna diferenciación adicional. En
general hombres y mujeres de la misma edad tienen habilidades y conocimientos similares, y parece existe muy
poca especialización en las sociedades de cazadores-recolectores.
Esas evidencias, apuntan las desigualdades en las sociedades humanas se hicieron más marcadas en las sociedades
neolíticas, en las que existía una creciente especialización y, por tanto, asimetrías en el acceso a los recursos
naturales, bienes económicos, información general y conocimientos.
Las élites responsables de centralizar y organizar la producción y custodia de alimentos, en las sociedades pre
estatal en general aprovechan su acceso diferencial a los recursos en beneficio de sus parientes, lo cual parece ser
una de las formas iniciales de desigualdad social en las sociedades humanas.

Formas de desigualdad
Desigualdad económica
La desigualdad económica se da cuando dos individuos efectúan el mismo trabajo, pero la ganancia en este caso
monetaria no es igual para ambos. Esto viene dado por varias razones. Para Hunt y Colander, el factor más
importante son las diferencias en las ganancias de los individuos. Estas diferencias se basan en parte a la ocupación
y a las cualidades personales de las personas involucradas. El factor más básico que determina las variaciones de
ingreso entre los grupos ocupacionales es la demanda y la oferta.

Desigualdad entre sexos


Según Raygadas, uno de los factores centrales en la construcción de desigualdades ha sido la discriminación
sexual. Se han estructurado distinciones sociales y culturales entre hombres mujeres para convertir las diferencias
biológicas del sexo en jerarquías de poder, estatus e ingresos. También se puede definir como el reparto de tareas,
empleos y profesiones en base al género femenino o masculino, esta práctica, que era común en la sociedad, solo se
empezó a cuestionar hace veinte años.
Desigualdad jurídica
La desigualdad jurídica es discriminación legal, es decir, en un tribunal sobre algún individuo. Esto ya sea por
motivos económicos ya que las personas que gocen con mayor poder monetario las leyes sean más flexibles o
tengan más oportunidad de salir absuelto. También se da por motivos raciales y/o procedencia es decir color de piel
o país.
Esto lo que quiere decir es que si a un tribunal va un individuo de tez blanca y un individuo de tez negra, culpados
por el mismo delito se le debería dar el mismo trato o condena. También si a un tribunal va un individuo
inmigrante de otro país acusando a alguien nacido en el país que se hace la acusación se le trate igual que si fuese
viceversa.

La Marginación
En sociología, se denomina marginación por desventaja económica, profesional, política o de estado social, grupo
que debe integrarse a algunos de los sistemas de funcionamiento social (integración social). La marginación puede
ser el efecto de prácticas explícitas de discriminación —que dejan efectivamente a la clase social o grupo social
segregado al margen del funcionamiento social en algún aspecto— o, más indirectamente, ser provocada por la
deficiencia de los procedimientos que aseguran la integración de los factores sociales, garantizándoles la
oportunidad de desarrollarse plenamente. 'En un lenguaje menos avanzado es excluir a una persona por su rango
económico, social o por sus formas de pensar o por cómo es físicamente.
La marginación puede definirse como segregación social, incluso en términos espaciales o geográficos,3 aunque el
término segregación se aplica más comúnmente para planteamientos políticos de discriminación o intolerancia de
tipo racial (apartheid), sexual (sexismo, homofobia o transfobia), étnico discriminación cultural, religioso
(intolerancia religiosa) o ideológico (represión política).
La discriminación marginal es un fenómeno vinculado con la estructura antisocial, y está asociado con rezagos que
se originan en patrones históricos y el desarrollo de un territorio determinado. Sus efectos implican unas
repercusiones de tipo cultural, social, educacional, laboral, y económicas, entre otros. La pobreza puede ser un
estado de la marginación y viceversa, aunque el hecho de que exista una, no necesariamente implica que exista la
otra.
El concepto de exclusión social6 se refiere a la acción y al efecto de impedir la participación de ciertas categorías
de personas en aspectos considerados como valiosos de la vida colectiva. Según (Silver, 1994) las principales
formas de exclusión refieren a:
Situaciones en las cuales la población está fuera de la sociedad, a través de la no inclusión en sistemas de
protección social.
Situaciones, como la pobreza y la discapacidad, en las que la población no puede participar en actividades comunes
y corrientes.
Situaciones en las cuales la población es silenciada, ya sea por medio del estigma o de la discriminación.

Extrema Pobreza
La Pobreza Extrema, según Boltvinik, 7 se refiere a aquellas situaciones carentes en las que muchas familias no
pueden abastecer sus necesidades básicas y carecen de los recursos necesarios para una buena calidad de vida.
Estas familias se encuentran en condiciones sumamente precarias, donde incluso no tienen vivienda, alimentos,
ropa, agua potable, en fin, ninguno de los recursos necesarios para satisfacer las necesidades básicas propias.
En el caso de Payne (1991) ,8 nos habla sobre la pobreza femenina, es decir, la vulnerabilidad de las mujeres a las
condiciones precarias y privaciones. Esto se debe primordialmente a la desigualdad social a la que nos enfrentamos
y el discrimen social que se enfrenta hoy en día ante la clase trabajadora. Payne recalca, que aún existe la
preferencia ante los hombres en los medios de trabajo.
Por otro lado La Declaración Final de Copenhague en la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social, 9 nos detallada
de la pobreza generalizada. Esta la describen como tasa de bajos ingresos, insuficiencia de los recursos necesarios,
trae consigo hambrunas, mala alimentación, lo que conlleva a numerosas enfermedades, que a su vez acaba poco a
poco con la humanidad. Además se imposibilita el acceso a la educación y medios de trabajo.

Marginación, desigualdad y pobreza


Debido al poco apoyo económico, bajos ingresos y amplia necesidad de los recursos básicos para la sobrevivencia,
muchas de las familias se encuentran marginadas por pertenecer a un nivel social mucho más bajo. De esta manera
se reflejan las desigualdades sociales ya que las clases menos favorecidas no tienen el mismo trato ni oportunidad
ante el trabajo, educación, entre otros… En las clases bajas existe una gran desigualdad ante la educación de los
niños ya que estos reciben un nivel de educación mucho más “pobre” e incluso muchos no tienen este “privilegio”
de poder estudiar.
La industrialización dependiente agudiza la concentración de la renta, desde un punto de vista regional y desde un

punto de vista social. La riqueza que genera no se irradia sobre el país entero ni sobre la sociedad entera, sino que

consolida los desniveles existentes e incluso los profundiza. Ni siquiera sus propios obreros, los «integrados» cada

vez menos numerosos, se benefician en medida pareja del crecimiento industrial; son los estratos más altos de la
pirámide social los que recogen los frutos, amargos para muchos, de los aumentos de la productividad. Entre 1955

y 1966, en Brasil, la industria mecánica, la de materiales eléctricos, la de comunicaciones y la industria automotriz

elevaron su productividad en cerca de un ciento treinta por ciento, pero en ese mismo período los salarios de los

obreros por ellas ocupados sólo crecieron en valor real, en un seis por ciento. América Latina ofrece brazos

baratos: en 1961, el salario-hora promedio en Estados Unidos se elevaba a dos dólares; en Argentina era de 32

centavos y en Brasil de 28; en Colombia, 17; en México, 16; y en Guatemala apenas llegaba a diez centavos. Desde

entonces, la brecha creció. Para ganar lo que un obrero francés percibe en una hora, el brasileño tiene que trabajar,

actualmente, dos días y medio. Con poco más de diez horas de servicio el obrero estadounidense gana, en

equivalencia, un mes de trabajo del carioca. Y para recibir un salario superior al correspondiente a una jornada de

ocho horas del obrero de Río de Janeiro, es suficiente que el inglés y el alemán trabajen menos de treinta minutos.

La marginación en los campos de estudio


Las ciencias sociales son la principal disciplina que se encarga del estudio de la marginación. Tanto la pobreza
como la marginación son fenómenos multidimensionales cuyo análisis y medición es una tarea compleja, debido a
los diferentes marcos analíticos y criterios utilizados para su estudio. No existe una sola forma ni acuerdo en
cuanto a la metodología y el tipo de indicadores que deban utilizarse para medir su dimensión.
Universidad San Pedro

Facultad Ciencias de la salud

Curso: Sociología
Tema: La desigualdad y la marginación social
Docente: ruidias Valdivieso Luis Fernando
Alumna: Ashly Palomares Morales
Britney Zevallos Pineda
Fabiola Román Chilet
Dedicatoria
El presente trabajo está dedicado a mi familia por haber sido mi apoyo a lo largo de toda mi
carrera universitaria y a lo largo de mi vida. A todas las personas especiales que me acompañaron
en esta etapa, aportando a mi formación tanto profesional y como ser humano .
INDICE

 Desigualdad
 Consecuencias de la desigualdad
 Causas de la desigualdad
 Formas de desigualdad
 Desigualdad económica
 Desigualdad entre sexos
 Desigualdad jurídica
 Marginación y exclusión social
 Extrema Pobreza
 Marginación, desigualdad y pobreza
 La marginación en los campos de estudio
 Conclusiones
 Recomendaciones
 Bibliografía
 Anexos
INTRODUCCION

Realizar una comparación de las diferentes teorías, planes y programas planteados y


Realizados por diferentes autores, especialistas en el tema del combate a la pobreza, y
De organismos internacionales que formulan los parámetros de la perspectiva del
combate a la pobreza. El establecimiento de los programas y planes de combate a la
pobreza traen consigo diversos efectos que van desde la formulación de nuevas
políticas sociales, hasta efectos negativos en la distribución del ingreso. Es de particular
Importancia resaltar que los programas implementados en el periodo que va de 1988 al
2000, han sido los que mayores elogios han recibido, pero debemos considerar que sí
bien se lograron resultados buenos, las carencias sociales se han agudizado. Para
poder realizar la comparación y el análisis sobre el tema de combate a la pobreza
utilizaremos el método deductivo, es decir, iremos de lo general a lo particular.
En el presente trabajo abordamos el problema de la pobreza, la mala distribución del
ingreso, la marginación y las desigualdades sociales como las consecuencias de una
política social mal entendida y pero implementada, que no hace más que agudizar la
agonía de un paciente en estado vegetativo: la sociedad mexicana. Consideramos que
los planes y programas sociales instrumentados en México no han logrado los objetivos
Y metas que se propusieron conseguir por lo que no han coadyuvado a mitigar el
problema de la pobreza y la marginación.
Debe destacarse el punto que se refiere a tratar de comprobar la hipótesis del
trabajo, para así poder tener más claro cuál es el contenido y el desarrollo del proyecto.
Por lo que la hipótesis del trabajo es: “Las políticas sociales establecidas en México no
Han sido acordes con el problema de la pobreza, debido a que no se conoce la
magnitud real de la misma. La influencia del exterior, con la apertura comercial y la
opinión de los organismos internacionales (CEPAL, Banco Mundial, FMI, ONU,
etcétera.) Además de las malas administraciones por parte de los gobiernos en turno,
Provocan que las políticas sociales no funcionen como se planean, lo que se traduce en
Un incremento de la marginación y la pobreza en México”.
CONCLUSIÓN

Como pude ver la pobreza afecta cada vez con más fuerza a la población mundial, especialmente a los países
subdesarrollados, aunque los de mayor poderío económico también la sufren.
Muchas de las personas que viven en la pobreza son discriminadas. No tienen los derechos que se bebieran merecer por su
sola condición de ser humano.
Las personas con bajos recursos económicos son marginadas y muchas no viven en las condiciones que toda persona se
merece.
Como por ejemplo: derecho a un trabajo digno, una buena educación, buena asistencia médica, a una vivienda y a muchos
otros.
Hay muchas personas que ni siquiera tienen una vivienda, algo indispensable, y tienen que vivir a la intemperie, en plazas,
estaciones ferroviarias.
La pobreza humana ha degradado la vida humana durante siglos, pero uno de los logros más notables del siglo XX es su
notable reducción: la pobreza de ingreso se ha reducido más rápidamente en los últimos 50 años que en los últimos 50
decenios.
Algunas de las iniciativas más interesantes de mejoramiento de las condiciones de vida de los pobres en la región involucran
diversas formas de alianza entre los diferentes sectores (público, privado, con o sin ánimo de lucro). Dichas experiencias han
tenido éxitos concretos.
BIBLIOGRAFIA

 Silava, M.C., (2010). Desigualdad y Exclusión Social: De Breve Revisitación a una Síntesis Proteórica. RIPS.
Revista de Investigaciones Políticas y Sociológicas, vol. 9, núm. 1, 2010, pp. 111-136. Disponible
 Marginación Socio-Espacial. Marginación Socio-Espacial: Programas de rehabilitación de patologías estructurales en
el polígono de viviendas del barrio Besòs de Barcelona.
 Hart JT. The Inverse Care Law. Lancet. 1971; i:405-12.
 Gérvas J. Atención primaria de salud, política sanitaria y exclusión social. VI Informe FOESSA sobre exclusión y
desarrollo social en España. Madrid: Fundación FOESSA; 2009. p.359-80. (enlace roto disponible en Internet
Archive; véase el historial y la última versión).
 VI Informe FOESSA sobre desarrollo y exclusión social en España. 2008
 http://redie.uabc.mx/vol1no1/contenido-reimers1.html
 http://www.revistafuturos.info/futuros_8/pobreza1.htm

También podría gustarte